fbpx

Days Gone

7.5

Bueno

Days Gone: Te explicamos el final del juego

Days Gone: Te explicamos el final del juego

Advertencia: encontrarás SPOILERS para Days Gone en esta nota

Days Gone es menos un juego de zombies (en parte porque Days Gone no incluye ninguno) y más una experiencia con diversos temas que van desde pérdida, esperanza y crueldad en el post-apocalipsis, y todo esto se hace evidente hacia el final de Days Gone. Un poco de esa idea se respalda en que para reconstruir el futuro, tienes que dejar ir el pasado.

Y aunque Days Gone no siempre puede captar estos temas de manera tan persistentemente, la historia sigue siendo un retrato conmovedor del amor y la amistad.

Para los no iniciados, Days Gone es un juego de motociclistas de mundo abierto exclusivo para PS4 ubicado en Oregón. Los jugadores asumen el papel de Deacon St. John, un rudo individuo que ha abrazado completamente el nuevo mundo lleno de monstruos. EL protagonista deberá lidiar con los Freakers e incluso con algunos otros sobrevivientes que se interponen en su camino.

RELACIONADO: ¿QUÉ TAN GRANDE ES EL MAPA DEL JUEGO?

Después de todo, es matar o morir. No obstante, una y otra vez, Days Gone nos recuerda que el pasado nunca muere de verdad.

A través de toda la violencia y la traición, Deacon mantiene la esperanza de una cosa: buscar un cierre de la pérdida de su esposa, Sarah. En la primera escena del juego, vemos a Deacon colocar a una herida Sarah (tras ser apuñalada) en un helicóptero NERO. La Organización Nacional de Respuesta a Emergencias (NERO, por sus siglas en inglés) es la agencia gubernamental que responde al desastre.

Deacon le da a Sarah su anillo de motociclista (una pieza llamativa con la cara de un mongrel) y le pide que se la devuelva cuando vuelva a verlo. Sin embargo, transcurren dos años sin mayores noticias.

 

La muerte de Sarah en Days Gone

A través de conversaciones con Boozer (el mejor amigo y compañero motociclista de Deacon), aprendemos que el protagonista ha aceptado la muerte de Sarah. Después de colocarla en el helicóptero sola (solo había espacio para una persona más), Deacon se quedó para ayudar a un herido Boozer a escapar de ñas hordas de infectados.

Deacon logró escapar de la ciudad, solo para descubrir que la zona segura a la que se dirigía el helicóptero de Sarah había sido invadida, y se presumía que Sarah estaba muerta. De vez en cuando, vemos a Deacon visitando una lápida improvisada de Sarah con el fin de intentar seguir manteniendo algún vínculo terrenal con su esposa. No obstante, de la nada, la esperanza aparece en la forma de un encuentro casual con un helicóptero NERO.

Deacon escucha por casualidad a un científico de NERO discutiendo algo con un tal “O’Brian” a través de la radio. Al conectar los puntos, Deacon recuerda que este fue el nombre del hombre que llevó a Sarah a la zona segura. Si él está vivo , entonces existe la posibilidad de que Sarah también lo esté. El protagonista rastrea a O’Brian y completa una serie de tareas para él a cambio de información sobre el destino de Sarah.

Entonces, ¿sobrevivió Sarah a su puñalada, a las hordas monstruosas, y llegó a un lugar seguro? Sí. Deacon aprendió de O’Brian que los funcionarios gubernamentales de alto rango fueron trasladados a otro lugar y Sarah, habiendo trabajado para un programa de bio-botánica, también fue conducida a la seguridad.

Finalmente, el juego nos cuenta que el paradero de la esposa de Deacon se ubica en un puesto de avanzada militar hacia el sur. Una vez ahí finalmente la encuentra con vida, en uno de los mayores giros en Days Gone.

 

El escape de Deacon y Sarah

Las cosas no son precisamente fáciles después de que Deacon se reúne con su esposa. Al principio la situación es fría, no están seguros de cómo actuar después de haber pensado que ambos habían estado muertos por más de dos años.

A todo esto, Sarah tiene una misión que también desea cumplir, y se respalda en Deacon con el fin de que la apoye con algunas tareas con el fin de encontrar éxito en su investigación. Con la ayuda de Boozer y otros amigos, Deacon organiza un asalto en el complejo para eliminar al genocida y demente Coronel Garret.

RELACIONADO: MIRA LAS PRIMERAS HORAS DEL JUEGO

Con el coronel muerto, y todos sus soldados derrotados o rendidos, Deacon finalmente puede reconstruir su vida con Sarah. No queda nada que se interponga en su camino. A pesar de todo, la lucha, las amistades y los enemigos, Deacon solo ha tenido en su mente la idea de re encontrarse con Sarah. Y eso es algo que nunca cambió en el transcurso del juego. Así que en la escena final vemos como Deacon y Sarah cabalgan juntos en su motocicleta.

Es un final agridulce, pero tal vez no intencionalmente. Deacon obtuvo lo que quería, pero hay algunos hilos sueltos que nunca llegaron a una conclusión satisfactoria.

 

La misión de Sarah

Cuando Deacon finalmente se reúne con su esposa, ella no es la misma persona con la que se casó antes de que el mundo cayera ante los freakers. Ahora Sarah es una mujer en una misión, trabajando en un arma biológica para el Coronel que destruirá a todos los freakers para siempre.

Al menos eso es lo que ella quiere que piense su superior. Hay una razón por la que Sarah está tan obsesionada con su trabajo. Luego nos enteramos que ella no está trabajando en un arma biológica; sino que está invetigando una cura.

Sarah cree que hay una manera de revertir los efectos del virus freak y devolver a la humanidad a su estado anterior. Pero, ¿por qué está tan convencida? Sarah le revela a Deacon, en un viaje a su antiguo laboratorio, que su compañía es responsable de la plaga, y que su investigación en sí misma puede ser específicamente la responsable.

RELACIONADO: ¿ES COMPATIBLE CON PS4 PRO?

Los estudios de Sarah sobre plantas llevaron a la creación de un arma biológica que, sin saberlo, se desató sobre el mundo. La esposa de Deacon no puede perdonarse a sí misma por su participación y tiene la intención de encontrar una manera de revertir lo que ha hecho.

Sin embargo, una vez que Deacon la “rescata” del alcance del coronel, su misión queda casi olvidada. La pareja cabalga hacia el atardecer juntos, sin haber terminado su trabajo. Entonces me queda la duda si este tema será algo que podríamos ver desarrollarse en un potencial Days Gone 2.

 

El pasado de Deacon regresa para traicionarlo

En la final de los tres giros principales de la historia de Days Gone, se revela que el pasado de Deacon ha regresado para atormentarlo. Antes de los eventos del juego, Deacon se describe como un drifter, que trabajó en varios lugares en numerosas bandas de viajeros. Uno de estos grupos es Iron Mike, un hombre que cree que la democracia debe seguir siendo un faro de esperanza en este nuevo mundo. Bajo su tutela está Skizzo.

Aún más atrás, antes del apocalipsis, Deacon era miembro de la pandilla de bicicletas Mongrel, y no cumplía exactamente con la ley. Las únicas leyes que siguió fueron las de la pandilla, y tenían formas dolorosas de castigar a los traidores. Uno de esos traidores es Jessie Williamson, una motociclista que traicionó su código. En un flashback, somos testigos de que Boozer y Deacon sostienen al hombre mientras su líder quema el tatuaje de Mongrel, marcando de por vida a Jessie.

En la actualidad hay un grupo de sobrevivientes conocido como “Rippers”. Ellos han marcado sus cuerpos con cicatrices y quemaduras, y también se han afeitado la cabeza, y matan a casi cualquier humano a la vista. Los Rippers adoran a los freakers, y en lugar de hacerles daño, aspiran a ser más como ellos.

Desde el comienzo de Days Gone, son un antagonista constante. Estos son los mismos que queman el brazo de Boozers, infectándolo hasta el punto de que necesita ser amputado. Su líder es un hombre llamado Carlos.

A lo largo del juego, Deacon persigue a Carlos, en contra de los deseos de Iron Mike, quien tiene una tregua poco conveniente con el líder de los Rippers. Deacon busca venganza por Boozer y quiere poner fin a la demente violencia que los hombres de Carlos han iniciado. Pero después  de una traición de Skizzo, Deacon es capturado y se le revelan las verdaderas motivaciones de Carlos.

Carlos en realidad es Jessie Williamson, vivo después de todos estos años. El brazo de Boozer no fue un ataque aleatorio de los Ripper, sino un movimiento calculado, una venganza por lo que Boozer y Deacon le hicieron en el pasado. Carlos procede a torturar a Deacon, pero no logra terminar el trabajo antes de que el protagonista escape y mate eventualmente a Carlos.

Director Editorial | Analista de la industria de los videojuegos y el entretenimiento | Psicólogo Clínico | Músico amateur, geek, cinéfilo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Lost Password