fbpx

La PlayStation 5 y la Xbox Series X podrían potencialmente sufrir un retraso

Artículos Microsoft Xbox Noticias PlayStation
La PlayStation 5 y la Xbox Series X podrían potencialmente sufrir un retraso

La PlayStation 5 y la Xbox Series X están a más de medio año de su lanzamiento, y Sony y Microsoft han elegido diferentes estrategias para comercializar sus respectivas consolas. Microsoft se ha mostrado más activo a la hora de dar a conocer su próxima Xbox, mientras que la última gran novedad de Sony, para la PlayStation 5, fue el logotipo de la consola.

Aunque ninguna de las dos compañías ha hecho su esperada revelación a todo lo grande, la próxima generación de juegos podría sufrir un retraso fuera de su ventana de lanzamiento que estaba previsto para finales del 2020. Y eso es debido a varias razones, que han surgido gracias al brote del coronavirus que ha sido una especie de catalizador.

RELACIONADO: ANALISTA SUGIERE CUÁL SERÁ EL GRAN NUEVO ENFOQUE DE LA PS5 Y LA NUEVA XBOX

El brote de coronavirus sigue aumentando en gravedad en todo el mundo, y la industria de los juegos es testigo constante de sus efectos. A medida que más países se esfuerzan por contener el brote, el desarrollo y la producción (como consolas, piezas de computadora, accesorios de juegos e incluso los propios juegos) se están limitando para que las personas estén menos expuestas al virus.

Si a esto se suma el hecho de que las empresas (concretamente Sony) están experimentando dificultades que no están directamente relacionadas con el brote, la PlayStation 5 y la Xbox Series X podrían verse retrasadas hasta el año 2021.

 

El brote

Con sólo unos meses de haber aparecido, el mortal coronavirus (COVID-19) ha estado afectando a la economía mundial de varias maneras y la industria del juego es sólo una más de las víctimas. Antes de la PAX East en febrero, Sony y Oculus decidieron renunciar al evento, citando la preocupación por el brote. Poco después, Sony también anunció que no asistiría a la GDC, la convención anual centrada en desarrolladores que se celebra en marzo, y a medida que avanzaba la semana, Microsoft, Activision, EA y otras grandes empresas se fueron retirando también del evento, lo que finalmente llevó a la cancelación de la GDC.

Después de la cancelación de la GDC, todas las miradas se dirigieron al E3 2020, que ya estaba experimentando sus propios problemas antes del virus, como por ejemplo el alejamiento de algunas de las marcas más importantes. Uno de los aspectos más relevantes de la GDC es la capacidad de los desarrolladores para discutir y aprender de la creación de juegos en un evento organizado. Sin estos eventos, los futuros juegos podrían verse afectados de manera invisible a los ojos.

RELACIONADO: ESTOS SON TODOS LOS JUEGOS CONFIRMADOS HASTA EL MOMENTO PARA LA PS5

Estos eventos son increíblemente importantes y los juegos podrían sufrir como resultado de su cancelación. Si el E3 2020 no se produce, podrían producirse retrasos en los proyectos con el fin de conseguir un mejor ciclo de comercialización. En ese sentido, el virus en sí mismo podría afectar potencialmente a la PlayStation 5 y la Xbox Series X de una manera más directa. Si los fabricantes no están fabricando productos, entonces creo que la idea es bastante clara.

 

La posición de Sony y Microsoft

Tal y como parece ahora mismo, Microsoft no parece tener grandes problemas con el desarrollo de la Xbox Series X. No ha dejado de revelar más información desde el sorpresivo anuncio de la consola en los Game Awards 2019, y además ya ha confirmado la existencia de al menos dos grandes exclusivas (Halo Infinite y Hellblade 2).

Por el contrario, Sony no ha informado a los fans nada sobre el estado de la PlayStation 5 en bastante tiempo. La compañía reveló una página web oficial de la consola en febrero, pero el texto que se encuentra en el sitio es bastante vago.

RELACIONADO: ¿EN QUÉ CONSISTE EL ‘QUICK RESUME’ DE LA NUEVA XBOX?

La página web destaca una ventana de lanzamiento para finales del 2020 pero también afirma que la compañía “no está del todo preparada para desvelar completamente la próxima generación de PlayStation”. En el 2013, Sony ya había confirmado la PS4, revelado su control y sus especificaciones, y mostrado algunos de los principales juegos exclusivos.

Los fabricantes de consolas generalmente comienzan a producir en masa los dispositivos alrededor de la primera parte del año para prepararse así para la temporada navideña. Si Sony aún no está lista para revelar completamente la PlayStation 5, entonces no tiene mucho tiempo para prepararse. Por lo tanto, este retraso podría hacer que Sony retrase la consola al menos hasta mediados del 2021.

Sony también ha tenido algunos problemas de producción recientemente, ya que los teléfonos inteligentes han causado una escasez de piezas para la PlayStation 5. La escasez de piezas (chips de memoria) también podría afectar a la Xbox Series X. Ya que a pesar de lo mencionado por Microsoft anteriormente, lo que afecta a Sony generalmente afecta también a Microsoft de manera similar. Si estos problemas acaban provocando que Sony retrase la PlayStation 5, a menos que Microsoft tenga un proveedor secreto que nadie más utilice, también tendrá que retrasar la Xbox Series X.

RELACIONADO: LA NUEVA XBOX SERÍA TAN PODEROSA COMO UNOS 1200 GAMECUBES

Por otro lado, también es posible que los fabricantes de consolas terminen lanzando sus dispositivos este 2020, como lo sugería el plan original. Pero esto podría llevar a que vendan significativamente menos sistemas, lo que significa escasez. AMD declaró que la PS5 y la Serie X seguían en marcha, pero sin ninguna en producción a toda marcha, entonces el futuro es complicado

El lanzamiento de la PlayStation 5 y la Xbox Series X está previsto para finales del 2020.

RELACIONADO: VIDEO MUESTRA POTENCIAL DISEÑO DE LA PS5

Director Editorial | Analista de la industria de los videojuegos y el entretenimiento | Psicólogo Clínico | Músico amateur, geek, cinéfilo.

Lost Password