fbpx

The Quarry Review

Videojuegos
8

Muy Bueno

Siguiendo su propio camino de experiencias de terror, Supermassive Games ha regresado una vez más con un nuevo título slasher. The Quarry obligará a los jugadores a tomar decisiones si es que quieren mantener con vida a un grupo de jóvenes que intentarán sobrevivir a una noche de purito terror. Con 186 finales diferentes, The Quarry es, en muchos sentidos, un gran avance de lo que Supermassive ha hecho en el pasado, demostrando así ser un digno sucesor de Until Dawn, pero con su propia cuota de errores.

El juego tiene lugar en Hacket’s Quarry, un campamento de verano para menores en el que nuestros protagonistas desarrollarán el papel de consejeros. En ese sentido, un momento de diversión se convierte en un derramamiento de sangre y miedo cuando un vehículo averiado obliga a nuestro elenco a permanecer en Hacket’s Quarry durante una noche más de lo debido. Es así que una serie de malas decisiones verá la intervención de cazadores locales, historias de fantasmas y una entidad desconocida que pondrá en peligro la vida de todos.

Si eres un asiduo consumidor del género, ya sabrás que The Quarry es, en gran medida, una película interactiva. Si bien las escenas y los diálogos ininterrumpidos conforman la mayor parte de la experiencia, el jugador podrá intervenir para controlar las secuencias de acontecimientos, pero de forma bastante limitada. El título le brindará al jugador la posibilidad de recorrer el espacio en una perspectiva en tercera persona, buscando detalles ambientales que los ayuden a reconstruir el misterio o proporcionar información. En otros momentos deberás intervenir para responder a eventos de tiempo rápido lo que, definitivamente, influirá en el resultado de una escena en particular. Otros momentos te dan opciones, a menudo con un temporizador, que obligan al jugador a elegir una de dos, lo que probablemente cause una bifurcación importante en la narrativa. Fuera de estos momentos, una gran parte del juego consistirá simplemente en ver cómo se desarrollan las escenas, interviniendo con algunas cuantas decisiones.

A nivel estrictamente de jugabilidad, no hay mucho que comentar en The Quarry. Los eventos de tiempo rápido, y el hecho de pulsar un botón, pueden crear ansiedad en momentos de acción tensa. Aunque, a diferencia de lo que ocurría en Until Dawn, estas secuencias parecen más sencillas. Cabe señalar que se pueden desactivar por completo en el menú de opciones, lo que me parece una buena característica de accesibilidad para aquellos que la necesiten.

Debo decir que los momentos que se ciñen estrictamente a la exploración puede ser algo incómodos, quizá deliberadamente, ya que tratas de controlar -al mismo tiempo- el rígido movimiento del personaje y el incómodo brillo de la linterna. Cabe señalar que no es del todo descabellado pensar que un juego de terror deba ser incómodo de jugar, ya que eso añade una capa adicional a esa sensación de impotencia e inquietud. No obstante, a pesar de que pueda tratarse de una elección deliberada, creo que han ido demasiado lejos en The Quarry. Los ángulos de cámara, y las especialmente forzadas secuencias, hacen que todo el control se sienta más que feo, además que los entornos súper oscuros no ayudaban a que la exploración fuera gratificante.

El ´´ultimo elemento de interactividad jugable es una nueva mecánica en la que el personaje del jugador aguanta la respiración para no hacer ruido. Esto me recuerda a una mecánica de Until Dawn en la que no puedes dejar que el mando se mueva, pero aquí solo deberás mantener pulsado un botón y soltarlo cuando es seguro hacerlo. Si bien no crea la misma tensión que la mecánica de Until Dawn, entiendo el porqué del cambio.

El principal atractivo de The Quarry es su narrativa. El juego se basa en las bases del género de películas de terror como Scream, Viernes 13 o Halloween, y te lleva a una montaña rusa de experiencias cercanas a la muerte mientras los personajes sufren secuencias de terror inimaginables. Con decisiones terribles, una escritura cursi y el típico drama adolescente, The Quarry se siente como en casa. Con esto no digo que el juego está perfectamente pulido o que carece de errores, ya que, aunque sean intencionados o no, las imperfecciones del juego resultan entrañables y apropiadas en el contexto de un slasher.

No quiero revelar mucho sobre la trama general, pero conducen a algunas direcciones interesantes, con un detalle bastante particular que hace que el juego pase de ser misterioso a ser una locura. No hay tantos giros como en Until Dawn, y eso también puede hacer que The Quarry sea algo más predecible, pero no por ello no es imposible disfrutar de su narrativa. Es sobrenatural y tonta, pero a la vez amenazante. Por una parte es algo campi y al mismo tiempo te brinda grandes riesgos que crean bastante tensión en esos momentos de vida o muerte.

¿Cuánto importan las decisiones en The Quarry? Antes del lanzamiento, Supermassive presumía de la cantidad de 186 finales diferentes. Bueno, mientras juegas, puedes ver cómo se desarrolla todo esto, ya que algunas de las decisiones que tomas se resaltan en la pantalla. Un diario registra todos estos caminos que se bifurcan y pueden afectar cosas menores, como los sentimientos de un personaje hacia otro, o cosas más importantes, como si un personaje vive o muere. Al final del juego, se hace una recapitulación de quién ha sobrevivido, y el abanico de personajes implicados es sorprendentemente grande. También es sorprendente el hecho de que los distintos caminos tengan diálogos diferentes. Me sorprendió ver escenas completamente nuevas cuando volví a visitar el juego con algunas decisiones distintas. Considerando todo esto, debo decir que es una empresa monumental tener tanto contenido que es probable que el jugador jamás vea. Y la recompensa es igual de grande, ya que realmente existe esa sensación de verdadera importancia en las decisiones y acciones que realices.

No obstante, hay ciertos sacrificios que claramente se hicieron para dar cabida a todos estos caminos divergentes. Una escena en la que dos personajes deberían salir corriendo juntos de una habitación se dividió en dos tomas independientes de cada uno de ellos, lo que evita que haya que crear una tercera escena. Funciona y mantiene la cohesión de la narración, pero resulta incómodo. Algunos personajes no reaccionan en situaciones disparatadas, presumiblemente porque podrían o no estar allí dependiendo de las elecciones. El juego, desde el punto de vista cinematográfico y narrativo, a menudo parece solo “suficientemente bueno” en lugar de genial. Un problema que sin duda podría haberse resuelto si el equipo hubiera sido menos ambicioso.

A pesar de algunas torpezas, la narrativa ramificada de The Quarry parece, al menos en apariencia, muy impresionante. Todo ello sin contar con un elemento bastante peculiar en el diseño de decisiones. Como imaginarás, tu principal objetivo en The Quarry es tratar de mantener vivos a los consejeros del campamento durante toda la partida. Así que cuando me presentaron una mecánica que me permitía volver a tomar una mala decisión, para salvar a un consejero que acababa de morir, me alegré. El juego tiene un sistema de rebobinado de muerte en el que, básicamente, tienes tres oportunidades para mantener a todo el mundo con vida. El problema es que esas oportunidades te llevan de vuelta al punto en el que comenzó el camino que los llevó a la muerte. Si ese punto es justo antes de su muerte, entonces ¡genial! Si ese punto es varios capítulos antes, entonces tienes que volver a jugar todo de nuevo.

A mí me tocó un rebobinado de muerte en particular que me obligó a volver a jugar unos 30 minutos del mismo contenido, sólo para poder cambiar una decisión. Fue tedioso, ya que no puedes adelantar el diálogo que ya has visto.

The Quarry es un caso interesante de estudio, ya que es una experiencia única que no puedo evitar disfrutar a pesar de sus evidentes defectos. La tecnología de captura de movimiento utilizada es genial, pero imperfecta, creando una sensación extraña cuando los movimientos de los ojos de los personajes no se sienten naturales. Los elementos de terror son variados y bienvenidos, con algunos sustos fantasmales que recuerdan a los de las series de televisión de terror de Mike Flanagan, como The Haunting of Hill House o The Haunting of Bly Manor. Si se mezclan esos momentos con la típica tensión de Supermassive, creada por amenazas desconocidas y el acercamiento a una bestia horrenda, se obtiene un elemento de terror matizado que mantiene las cosas siempre ene evolución.

Los personajes en sí están bien interpretados con un gran reparto que incluye a personajes como David Arquette, Siobhan Williams, Lin Shaye, Lance Henriksen, Grace Zabriskie, Ted Raimi, Ariel Winter, Ethan Suplee, Miles Robbins, Halston Sage, Zach Tinker, Brenda Song, Skyler Gisondo, Evan Evagora y Justice Smith. Es una gran alineación y las personalidades se sienten polifacéticas en lugar de monótonas. También me impresionó la oferta cooperativa del juego, que permite asignar personajes a los jugadores y pasar el mando cuando un nuevo personaje se convierte en el centro de la acción. Un modo película es también una gran adición, que te permite experimentar todo como si fuera una película. Lo que lo hace aún más especial es que puedes asignar la película para que termine con todos los personajes sobreviviendo, con todos muriendo o con un resultado más específico a tu medida. Es genial ver esas opciones, pero, de nuevo, tener una función de avance rápido de diálogos sería muy útil.

The Quarry demuestra ser un digno sucesor y un notable lanzamiento dentro de la línea de juegos slasher de Supermassive. Una narrativa espeluznante llena de momentos de tensión crea una experiencia satisfactoria para los aficionados al terror, que mejora aún más cuando se juega en compañía. La ambiciosa cantidad de opciones resulta ser un arma de doble filo, ya que por momentos el juego se tambalea en el límite de la calidad y la cantidad. Sin embargo, a pesar de sus evidentes deficiencias, hay un nivel de diversión que es innegable a medida que el juego pasa de una secuencia espeluznante a la siguiente.

Esta reseña fue escrita luego de jugar una copia digital de The Quarry para PlayStation 5 brindada por 2K Games.

Good

  • Una experiencia de terror dinámica y emocionante. Una gran variedad de opciones, características de accesibilidad y modos. Una narrativa sustancialmente ramificada. Buenos personajes y actuaciones.

Bad

  • La función de rebobinado de la muerte no está bien implementada. Algunas escenas están mal editadas y con reacciones poco naturales. El control puede ser muy molesto.

Summary

Con un reparto estelar, una historia convincente y un montón de posibilidades de rejugabilidad, The Quarry es una carta de amor al cine de terror adolescente de los 80 y 90.
8

Muy Bueno

Lost Password