fbpx

The Legend of Zelda: Skyward Sword HD Review

Videojuegos
8.5

Muy Bueno

En una franquicia de videojuegos, con el tipo de historia y prevalencia en la cultura pop de la que goza The Legend of Zelda, siempre habrán desacuerdos entre los fans sobre la calidad de cada título. Basta con mirar a títulos como Breath of the Wild para ver las guerras que se libran en torno a qué nuevo giro o mecánica habría que descartar. Pero mientras que cualquier grado de desprecio por BOTW (por más disparatado que suene) puede atribuirse a una serie de decisiones de diseño diferentes, el caso de Skyward Sword es un poco más claro. O te encantaba porque era un gran juego de Zelda, con unos novedosos y obligatorios controles de movimiento, o lo odiabas porque era un gran juego de Zelda con unos terribles y obligatorios controles de movimiento.

La división en torno al truco giroscópico de Skyward Sword es casi trágica, ya que también cubre uno de los puntos más importantes de la serie. Como punto inicial de lo que la mayoría considera la línea temporal de The Legend of Zelda, el juego narra los inicios de elementos básicos de la serie como el Reino de Hyrule y la Espada Maestra. Con estas primeras encarnaciones de Link y Zelda, viviendo una vida protegida en las nubes en su ciudad de Skyloft, una serie de acontecimientos que conducen al despertar de terribles males les hace emprender un viaje al peligroso mundo de abajo y descubrir secretos del pasado mientras aseguran un futuro algo austero.

En Skyward Sword, Link explora el mundo de abajo de Skyloft en busca de Zelda, Girahim y el poder de evitar catástrofes inminentes. En lugar de unir sus tres regiones principales con un gran mapa del mundo, Link se desplaza en su Loftwing, elevándose hacia el cielo para volver a Skyloft y descansar un poco y luego para bajar nuevamente a una zona no explorada. Sin embargo, una vez en tierra firme, se trata de un juego “tradicional” de Zelda, con campos y mazmorras que explorar, llenos de enemigos y puzles que superar. En lo que difiere, por supuesto, es en un esquema de control que originalmente pretendía aprovechar los omnipresentes controles de movimiento de la Wii, poniendo el control completo de la espada de Link en manos de los jugadores.

A mí me queda claro que Skywar Sowrd fue un movimiento ambicioso por parte de Nintendo y, en su haber, uno que se construyó en torno al propio juego y viceversa, en lugar de meterlo con calzador solo porque sí. Sin embargo, esta era una espada con doble filo, ya que el juego sólo podía jugarse con los controles de movimiento; cada una de sus mecánicas, objetos y entornos estuvieron diseñados con el Wiimote en mente. Es lógico que Nintendo haya querido sacar partido de las características únicas de su popularísima consola, y el tipo de creatividad e ingenio que se espera de ellos sigue estando ahí, sólo que los controles de movimiento, incluso los buenos, no son los más ideales para aventuras de más 40 horas para un solo jugador.

Ahí es donde entra The Legend of Zelda: Skyward Sword HD. Al reeditar el juego para Switch, una consola con capacidad para los trucos de movimiento pero centrada mayoritariamente en los controles tradicionales, es lógico que ahora incluya una opción para estos últimos. Sí, por fin es posible jugar Skyward Sword completamente sin meneos. Con los “controles de botón” activados, los movimientos de la espada y los objetos de Link se asignan al joystick derecho, y sus movimientos multieje sustituyen a los movimientos reales de las muñecas y los brazos de los jugadores. Funciona sorprendentemente bien, en algunos casos incluso mejor que la opción original (los frenéticos movimientos de la espada son mucho menos exigentes físicamente con sólo el pulgar), y sólo flaquea un poco cuando se trata de navegar por menús radiales y similares, previamente diseñados para un puntero.

Sin embargo, tanto si usas el movimiento como los botones, una de las novedades más beneficiosas es el control total de la cámara. Puede parecer algo extraño de celebrar, pero dadas las limitaciones del antiguo combo de Wiimote y Nunchuck, es algo que se echaba mucho de menos en la primera versión. Si el Joy-Con está en constante movimiento para los ataques de Link, la cámara está asignada al stick derecho, mientras que en el modo botones hay que mantener pulsado el bumper izquierdo y usar el stick para mover la cámara, algo necesario ya que sin el bumper, estarías controlando la espada. Me costó un poco acostumbrarme, y de hecho, después de hacerlo durante más de treinta horas, todavía me encuentro pulsando instintivamente el stick derecho para la cámara, sólo para que Link mueva torpemente su arma hacia la nada.

A pesar de la torpeza ocasional de los controles de botones, son una característica destacada y el argumento más convincente para ingresar a Skyward Sword HD. Puede parecer una blasfemia, ya que el juego no se diseñó para ser jugado de esta manera, pero la verdad es que permite a cualquiera que haya abandonado la versión original debido a sus controles, experimentar por fin el juego en su totalidad. Es cierto que me he peleado con el nuevo diseño más de lo que me gustaría durante mi partida, pero parece que el juego y yo hemos llegado a un acuerdo.

Sin insistir demasiado en lo que hace grande a Skyward Sword (tienes una década literal de reseñas, editoriales y vídeos sobre el asunto para consultar en internet), aquí encontrarás algunos de los diseños más sólidos de toda la franquicia, en lo que respecta a niveles, mazmorras, puzles y progresión. Cada vez que entras en una zona nueva, o en una antigua con nuevo equipo, es una delicia explorar y experimentar con el entorno. Casi puedes sentir los inicios de algunos de los identificadores más fuertes de Breath of the Wild en las soluciones más libres de sus puzles, e incluso en los conceptos más familiares como la barra de resistencia y las mejoras de objetos. Mi única queja con el juego en sí es la tendencia a enviar a Link de vuelta a las mismas zonas varias veces en el transcurso de la aventura para recoger diversas cosas, aunque hacen un trabajo lo suficientemente bueno para sacudir un poco más la experiencia en cada visita, lo que hace que esto sea una queja muy menor.

Por supuesto, la actualización de los controles no es la única ventaja, ya que Skyward Sword HD también ofrece una presentación gloriosamente nítida y fluida a 1080p60, así como una serie de actualizaciones en la calidad de vida. La forma es, obviamente, algo muy bueno, ya que Skyward Sword siempre tuvo una de las identidades artísticas más bonitas de la franquicia, con sus exagerados diseños de personajes y sus texturas de acuarela. Mientras que el juego sufría los límites de la salida de 480p a 30fps de la Wii, los magníficos efectos visuales pueden brillar de verdad aquí. No hay duda de que se trata de un juego de hace una década, sobre todo si se compara con Breath of the Wild, pero es absolutamente el mejor aspecto que ha tenido en un título oficial.

En cuanto a las actualizaciones generales, la posibilidad de saltarse los cuadros de texto o las escenas completas, no son cambios radicales, pero contribuyen a que el juego se sienta un poco menos añejado. Me resultó más fácil y cómodo perderme en el viaje de Link durante horas sin las constantes interrupciones de su compañera y guía, Fi, y las repetidas explicaciones de los objetos de antaño.

La adición de un sistema de viaje mejorado que permite a los jugadores volver a la ciudad central de Skyloft desde cualquier parte del mundo -y luego volver justo a donde estaban- suena exactamente como el tipo de cambio que los fans estarían buscando en esta remasterización. Desgraciadamente, esa función está oculta tras un Amiibo especial de “Zelda y Loftwing” que está a la venta junto con el juego. Así es, una importante característica de calidad de vida que no solo está ligada a una compra extra, sino a la compra de un producto que va a tener un suministro extremadamente limitado. Sinceramente, eso es bastante desagradable.

The Legend of Zelda: Skyward Sword HD no es un port perfecto, pero sí uno bastante importante. Dejando a un lado las quejas sobre el incómodo esquema de control de los botones, y la insidiosa naturaleza de su compatibilidad con los Amiibo, el hecho es que esta podría (y debería) ser una oportunidad para que cualquiera que no haya podido jugarlo anteriormente, pueda finalmente sumergirse en esta fantástica aventura. Lo que descubrirán es que Skyward Sword ofrece algunos de los mejores diseños de mundos y puzles de toda la franquicia, a la vez que marca un lugar increíblemente importante en su línea narrativa.

Esta reseña fue escrita luego de jugar una copia digital de The Legend of Zelda Skyward Sword HD para Nintendo Switch, brindada por Nintendo.

Good

  • Algunas de las mejores mazmorras y puzles de la serie; el estilo visual de acuarela se mantiene muy bien en HD; los controles opcionales son un gran cambio; actualizaciones de calidad de vida son muy bienvenidas

Bad

  • Los controles por movimiento siguen siendo poco fiables; cierta incomodidad inevitable en la configuración de los botones; los viajes rápidos están bloqueados detrás de un Amiibo

Summary

Una simple concesión en el esquema de control hace que esta nueva versión de Skyward Sword pase de ser una simple remasterización en alta definición a ser un juego esencial para todos aquellos que se perdieron del original. Estamos ante un Zelda 3D de primer nivel, listo para ser apreciado de nuevo por su atemporal historia y sus increíble aventura.
8.5

Muy Bueno

Lost Password