fbpx

The Last of Us Part II: La filtración del juego arruinó siete años de trabajo

Artículos Noticias PlayStation
The Last of Us Part II: La filtración del juego arruinó siete años de trabajo

A pesar del caos, la incertidumbre y el aluvión de negatividad que el mundo ha enfrentado en los últimos meses, los videojuegos han ofrecido un pequeño respiro a la locura que está consumiendo activamente al mundo. Con ciudades enteras encerradas en sus casas, los videojuegos han sido algo a lo que aspirar, pero ni siquiera ellos son inmunes a lo que ha sido, en el mejor de los casos, un momento tumultuoso para el mundo. Es en ese contexto que el retraso de The Last of Us Part II no se hizo esperar.

Con tan poco por lo que emocionarse durante la pandemia, y un calendario que probablemente verá muchos otros juegos postergados antes de que termine el año, el retraso de The Last of Us Part II, provocado por el coronavirus, pareció ser el último golpe para los millones de personas en todo el mundo que no pueden hacer otra cosa que permanecer en casa y esperar lo mejor en este momento. Lamentablemente eso fue solo el principio.

RELACIONADO: NAUGHTY DOG LANZA UN MENSAJE TRAS LA FILTRACIÓN DEL JUEGO

A estas alturas, la mayoría ha oído hablar de la masiva filtración de Last of Us Part II que circula por Internet. Al parecer, las cutscenes, los puntos importantes de la trama y otros detalles están ahora sueltos en plaza. Todos estamos ahora expuestos a los spoilers, excepto aquellos dispuestos a renunciar a la Internet. Mientras que no me caben dudas de que el gameplay de The Last of Us es algo que podrá sostenerse por sí solo, la narrativa es el principal atractivo para la mayoría, y gracias a la filtración, ese atractivo está ahora arruinado.

Entonces, ¿cómo hemos llegado hasta este punto? El triste hecho es que, al parecer, todo ha sido una suma de eventos que desencadenaron la filtración del juego. Ponernos a pensar de quién es la culpa es una suposición bastante amplia. Tal vez en parte se deba a la cultura del Crunch en Naughty Dog que presumiblemente empujó a un descontento empleado a filtrar el juego, tal vez es parte de la pandemia del coronavirus causando otro retraso, o tal vez es parte de una tóxica cultura de Internet incapaz, o no dispuesta a dejar, que la gente disfrute de un pequeño placer.

Si eliminamos cualquiera de esos factores, tal vez las cosas no estarían donde están ahora. Si The Last of Us Part II hubiera sido lanzado el 21 de febrero, la Internet habría continuado con su vida, esperando el lanzamiento de Ghost of Tsushima, y marcando así un exitoso año final para la PlayStation 4.

Hay que tener en claro que ningún desarrollador de videojuegos puede tener la culpa de la pandemia ocasionada por el coronavirus o de las consecuencias que esto trajo consigo. Todo eso es el resultado de muchos otros factores que la industria del entretenimiento, jamás, se vio preparada para afrontar.

RELACIONADO: DIRECTOR ESTÁ CON EL “CORAZÓN ROTO” LUEGO DE LA FILTRACIÓN

La pregunta ahora se centra en si Naughty Dog se dio el tiempo suficiente con el primer retraso sufrido por el juego. De la salida original de febrero, al desafortunado lanzamiento de mayo, fue para ayudar a pulir el juego. Pero si esa situación prolongó y exacerbó las semanas de trabajo de 100 horas, que son sorprendentemente comunes en la industria, y supuestamente algo de todos los días en Naughty Dog, entonces no es una pequeña sorpresa que un empleado descontento filtrara el juego.

Eso no quiere decir que quien haya filtrado el juego esté libre de culpa, y que el filtrador sea un empleado es una presunción en primer lugar. La filtración fue algo bastante intencional, simplemente a juzgar por la cantidad de contenido compartida. Esta filtración no pretendía ser un pequeño anticipo o un tease de lo que estaba por venir, sino que la intención fue dejar que Internet hiciera lo que mejor sabe hacer: arruinar algo. Ya sea que se tratara de vengarse de Naughty Dog, o intentar arruinar la anticipación de todo el mundo, la movida funcionó.

Para aquellos que ahora están compartiendo la filtración, soltando los enlaces o las imágenes en los lugares menos esperados, quiero que tengan en cuenta que la gente los verá, sabiendo que este accionar no es más que una gota en el mar que contribuye a una cultura que no hace más que perjudicar a la industria.

Considerándolo todo, los videojuegos son relativamente intrascendentes en el gran esquema de las cosas y tener a alguien spoileando no es un gran problema. Pero es difícil decir que la camaradería implícita que debería haber en Internet, sobretodo en tiempos como este, no está dañada. Difundir estos spoilers no hace más que añadir combustible al fuego que ha quemado el trabajo duro del desarrollador, la anticipación del aficionado, y potencialmente arruinado una experiencia por lo demás sólida para los jugadores.

RELACIONADO: EL TÍTULO YA CUENTA CON NUEVA FECHA DE LANZAMIENTO TRAS LA FILTRACIÓN

Para los que lamentablemente se spoilearon con las filtraciones, es importante recordar que el final de un juego es una pieza clave, pero una historia también es mayor que sus últimos 15 minutos. Aquellos que encontraron su camino en una colmena de información filtrada, involuntaria o intencionadamente, pueden al menos alegrarse del hecho de que todavía hay un juego por jugar, y que el viaje será mayor que la suma de sus partes. Los momentos de una historia que se viven sin una musicalización adecuada para acentuar el componente emocional, sin la jugabilidad para complementarla, y sin el desarrollo debido, no conforman una historia. Ciertamente los spoilers no son The Last of Us Part II.

Para los desarrolladores, los fans y cualquiera que no quisiera que el juego se filtrara, este es un momento difícil. Es una situación desafortunada sin ningún remedio real. Es algo que Internet puede olvidar en las próximas semanas, pero por ahora, con la situación, tal y como está, es algo que podría disminuir un producto que tenía todo para haberse convertido en una de las obras maestras modernas en los juegos.

The Last of Us Part II se estrenará el 19 de junio para PS4.

Director Editorial | Analista de la industria de los videojuegos y el entretenimiento | Psicólogo Clínico | Músico amateur, geek, cinéfilo.

Lost Password