fbpx

The Blackout Club Review

Videojuegos
7

Bueno

Ah, lo que sería ser niño otra vez. Escabullirme tarde en la noche, viviendo de barras de energía, viendo a mis amigos ser atrapados por adultos controlados por una fuerza superior… Así es, The Blackout Club nos cuenta la historia de un grupo de niños que deciden unir fuerzas para detener a un grupo malvado conocido como Chorus, que ha desatado una entidad malvada llamada The Shape. En ese sentido, Chorus se ha apoderado de las mentes de todos los adultos y está tratando sistemáticamente de llegar también a los niños.

The Blackout Club es el nombre del grupo formado por los niños de la ciudad que se dieron con la usual sorpresa de verse levantados de la cama manchados con barro y algunas heridas. Evidentemente todo este misterio guarda una estrecha relación con el grupo Chorus. El objetivo de toda la trama del título es documentar toda la evidencia que puedas recoger, mostrando lo que pasó y esperando encontrar a tu amigo perdido quien es raptado al inicio del juego.

Entrando de lleno al análisis, lo primero que podemos notar es que el juego tiene un gran énfasis en el sigilo. Esta mecánica debes de ponerla a prueba en una ciudad suburbana diseñada de manera bastante creíble, la cual claramente está retocada con un estilo siniestro que embadurna todo de sensaciones de desesperación y temor. Si bien es espeluznantemente incómodo caminar por una ciudad vacía o arrastrarse por los tejados hasta áreas abandonadas, todo se vuelve aún más desconcertante cuando, sin saberlo, das la vuelta a la esquina y te encuentras con un enemigo que no habías oído acercarse.

Es imperativo tratar de planear cada uno de tus movimientos, y lo positivo en esto es que es gratificante averiguar nuestras propias maneras de movilizarnos por la ciudad sin ser notados. A medida que avanza el juego, las fuerzas enemigas se intensifican alrededor de la ciudad. Tanto así que drones serán desplegados alrededor del área y explorarán rutinariamente todo el sector con el fin de encontrar a los escabullidos niños.

Si los jugadores son vistos, tienen una breve ventana de tiempo para salir de la línea de visión o aparecerá The Shape (pero de él hablaremos más adelante). Las trampas también están dispersas por todo el mapa, y si bien no se activan tan pronto como el jugador las toca, sí alertarán a The Shape sobre la posición del jugador. Evidentemente estas trampas son puertas bastante obvias, pero si estás corriendo a lo largo de una valla o azotea y caes sin prestar mucha atención, podrías hacer que toda la situación se complique bastante rápido al activar una de estas emboscadas.

The Blackout Club maneja el horror bastante bien. Típicamente, cuantos más jugadores añadas a un juego, menos miedo da, pero esta vez el título podría marcar la diferencia. Cuando hay más jugadores en el vestíbulo, se introducen nuevos mecanismos de juego, como por ejemplo, rescatarlos, ya que si un jugador es capturado, se convierte en parte de Chorus.

Si eres atrapado cuando estás jugando de manera solitaria, entonces definitivamente el juego terminará una vez caigas en las manos de la perversa organización. En ese sentido, hay una muy grande diferencia en la forma en la que decidas experimentar este título, puesto que jugar con un grupo de usuarios hará que la experiencia sea más llevadera.

Por otro lado, los gadgets son algunos de los elementos que hacen que The Blackout Club sea tan agradable. Son increíblemente divertidos y son bastante fuera de lo común. Sí, hay cosas simples como los flashbangs, que no estoy seguro de cómo llegaron a las manos de los niños, pero también hay granadas de espuma, ganchos de agarre, ballestas y muchos más elementos para ser usados en nuestro beneficio.

La granada de espuma se convirtió en mi favorita, aunque me costó mucho encontrarla después de cierto nivel. Es increíblemente versátil, se puede usar para ensordecer a los enemigos, haciendo que nuestro recorrido sea más silencioso para los demás. También puedes desactivar las trampas enemigas. Ellas tienen una especie de campo de sonido que alertará a los enemigos cercanos si es que los jugadores corren o caminan a través de la trampa, pero si un jugador la cubre con espuma, o simplemente se escabulle y la desactiva, ¡listo! No más trampas de las que preocuparse.

A medida que el jugador sube de nivel y rellene su árbol de habilidades, puede elegir empezar con objetos útiles como ganzúas, barras de energía, vendas y mucho más. También pueden aprender habilidades como el derribo, que permite a los jugadores atacar a enemigos distraídos o aturdidos y dejarlos inmóviles momentáneamente.

Todas las misiones tienen lugar dentro de la misma ciudad, pero sus objetivos son diferentes cada vez. Es posible que te encuentres con la tarea de colocar carteles de reclutamiento, robar artefactos de culto o recuperar documentos perdidos. A medida que subes de nivel, desbloquearás más y más de la ciudad y sus extrañas y cavernosas entrañas. Conocerás a fondo tus rutas y escondites favoritos, y sus complejos sistemas, con el fin de que te permitirá atravesar las zonas con facilidad.

La exploración de nuevas áreas, especialmente bajo tierra, es uno de los aspectos más destacados del juego, que resulta aún más impresionante por sus efectos visuales, su iluminación y su exuberante paisaje.

Aparte de rescatar y revivir a amigos capturados, no hay muchos objetivos que realmente requieran cooperación. Todavía estoy en conflicto en cuanto a cómo me siento al respecto. Por un lado, no hay ningún contenido bloqueado para aquellos que prefieren jugar en solitario, aunque, como ya dije anteriormente, jugarlo en solitario hará que la experiencia sea mucho más difícil. Por otro lado, a menudo hay poco sentido de coordinación entre los jugadores y es totalmente posible que un jugador haga la mayor parte del trabajo en un juego en particular.

Como siempre, la calidad del juego en línea se reduce a la gente con la que te encuentras jugando. Un equipo organizado de amigos es, sin duda, la mejor manera de experimentar The Blackout Club, si es que tienes la chance de reunir a un grupo.

Siguiendo por ese lado, el título ofrece una experiencia multijugador asimétrica. No todos los niños son miembros del club. Algunos son Acosadores, enviados para capturar evidencia de las fechorías del club e informar a sus amos. Normalmente, la primera vez que sabrás que un acosador ha invadido tu juego es con un mensaje con imágenes de ti haciendo algo malo. Si no los atrapas, atraerán a The Shape hacia tu ubicación.

En realidad, jugar como un acosador es, para mí, la parte más divertida del juego. Tendrás que usar la astucia para esconderte del resto de los jugadores. Es una pena que la oportunidad no se presente más a menudo, ya que sólo puedes convertirte en un acosador mientras eres invadido durante una de tus propias misiones.

Como se mencionó anteriormente, el mayor peligro en The Blackout Club es aquel conocido como The Shape. Esta es una entidad masiva la que causa el fracaso de la misión si atrapa al último miembro de tu equipo. The Shape sólo puede verse en un modo de visión especial que cada jugador tiene. Así que si aparecen en el mapa, es mejor buscar cierta distancia.

En cuanto a otros enemigos, los desarrolladores de The Blackout Club hicieron un trabajo interesante construyendo no sólo un enemigo creíble para el primer encuentro, sino también añadiendo más a medida que el juego progresa. Los primeros mapas muestran a varios vecinos adultos. Todos ellos no pueden ver directamente a los niños pero pueden oírlos cuando se acercan demasiado o hacen ruidos demasiado fuertes.

El siguiente enemigo presentado es similar a los adultos en el sentido de que también son ciegos, pero son mucho más fuertes y difíciles de burlarlos. Estos son operativos del Chorus vestidos con un atuendo intimidante que recuerda de alguna manera a los cultistas en Silent Hill. La variedad de contrincantes continúa con otros que son capaces de invocar a The Shape tan pronto como localizan a los niños, haciendo que sea completamente necesario evitarlos a toda costa.

The Blackout Club es un juego de ocultación no letal con elementos de terror. Los componente multijugador cooperativos y antagónicos evitan que todo se vuelva muy monótono rápidamente, aunque la verdadera medida de su longevidad reside en las actualizaciones de contenido posteriores al lanzamiento. Eventualmente, el juego necesitará más lugares, tipos de enemigos y objetivos. Además que un mayor enfoque en las misiones cooperativas también sería una gran ventaja.

Personalmente, como alguien a quien le encantó el prólogo, también me gustaría ver más de la experiencia para un solo jugador. Más historias, interacciones de personajes y segmentos de terror más densos.

Entonces,  para concluir me queda claro que el equipo detrás del juego se preocupa por el nivel de cuidado y pulido presentes en el título. The Blackout Club es una divertida experiencia cooperativa que aporta un soplo de aire fresco al género del terror, y que se aprovecha mucho más de la calidad de amigos con quiénes juegues, pero si lo que deseas es algo más orientado a jugar en solitario, entonces deberás buscar por otro lado.

Esta reseña fue escrita luego de jugar una copia digital de The Blackout Club para PlayStation 4 brindada por Question.

Good

  • Elementos de sigilo están muy bien implementados
  • La atmósfera del diseño hace que las misiones sean realmente tensas
  • El componente multijugador se nutre bastante de los amigos con quiénes juegues, con el fin de mantener una comunicación bastante clara durante la partida

Bad

  • A pesar del contenido, las cosas se vuelven repetitivas
  • El jugarlo en solitario podría ser una opción bastante frustrante

Summary

The Blackout Club está repleto de mecánicos interesantes y una configuración única que te atrae, pero que pierde mucho por la poca variedad de contenido, algo que estoy seguro la desarrolladora deberá abordar para mantener vigente las muy buenas ideas de esta experiencia cooperativa.
7

Bueno

Lost Password