fbpx

Super Mario 3D All-Stars Review

Videojuegos
7.5

Bueno

El reciente y sorpresivo Nintendo Direct, que celebró el 35º aniversario de Super Mario, sí que fue todo un espectáculo. Los anuncios de Mario, desde la bienvenida de Super Mario All-Stars para SNES, en el servicio para Nintendo Switch Online, hasta los de Mario Kart Live, consolidaron el hecho de que el fontanero favorito de todo el mundo seguía bastante activo. En ese sentido, Super Mario 3D All-Stars es una experiencia sorprendentemente hueca en comparación con toda la fanfarria realizada.

El título inicia con una pantalla de menú bastante modesta y sencilla, con los tres ports clásicos de Mario en 3D para elegir y tres soundtracks para acompañarlos. Como dije hace un momento, es mucho menos fanfarria de lo que normalmente esperaría de Nintendo, especialmente cuando juegos como Super Smash Bros. Ultimate son bibliotecas completas de Nintendo, pero dejando a un lado la decepción inicial, estamos aquí por los juegos.

Cuando era niño nunca tuve una Nintendo 64, así que la mayor parte de mi experiencia con la consola, y con Super Mario 64, la tuve con mis primos. Recuerdo ir a sus casas los fines de semana y sentarme en la sala todo el día para poder terminar el juego (ser niño era una locura, la verdad). Aunque no hubiera tenido la oportunidad de poseer el juego en mi niñez, el juego no se desvaneció exactamente en el olvido después de que la N64 dejara el mercado, ya que más tarde se portaría a la Wii como un juego para la consola virtual, además que se lanzaría también como una especie de remake en la Nintendo 3DS.

Aparte de los lanzamientos oficiales, sin duda este ha sido un título que ha sido emulado hasta el cansancio en todos los dispositivos imaginables. La cuestión es que si no has jugado Super Mario 64, al menos una vez, y tienes una Switch, esta colección debería ser una forma práctica de poder conocer por primera vez la magia del título. Por otro lado, si ya lo ha sjugado anteriormente (y probablemente lo hayas hecho), entonces ya has visto todo lo que hay que ver.

Super Mario 64 es más nítido aquí, definitivamente, con líneas agradables y limpias, texturas mucho menos fangosas y una interfaz de usuario de mayor resolución. Sin embargo, el título continúa con la relación de aspecto original de 4:3, y carece de cualquier otro cambio significativo. En pocas palabras, es exactamente el nivel de cuidado que esperarías ver si (y cuando) Nintendo decida finalmente añadir los juegos de Nintendo 64 al servicio Switch Online, solo eso.

De los tres juegos de Super Mario 3D All-Stars, es Super Mario Sunshine el que más se beneficia de formar parte de la colección, y esto debido a varias razones. En primer lugar, es una de las dos inclusiones que tiene un soporte completo de pantalla ancha para adaptarse a las pantallas modernas. También es mucho más atractivo en HD que la versión original, aunque decepcionantemente se ha quedado en la misma actualización a 30 fps que Mario 64. A diferencia de Galaxy, Sunshine proviene de una plataforma más “tradicional”, lo que significa que los controles se traducen sin problemas a la Switch. Cabe señalar que Sunshine también vendió menos de la mitad que cualquiera de los otros dos juegos en sus respectivas vidas, lo que significa que es el que los jugadores tienen menos probabilidades de haber jugado antes.

Dicho esto, Super Mario Sunshine es posiblemente uno de los más débiles de todo el catálogo de Super Mario 3D All-Stars. Puede que me crucifiquen los hardcore por hacer esa afirmación, pero incluso aquellos a los que les encantó la primera vez probablemente han olvidado lo horrenda que era -y sigue siendo- la cámara del juego (posiblemente uno de los elementos más vitales de un juego de plataformas en 3D). No obstante, y a pesar de todo, cuando la escala se compone enteramente de juegos de Mario, es imposible tener un juego “malo”. En ese sentido, Sunshine tiene sus grandezas, pero queda muy por detrás de Galaxy y de Mario 64.

Hablando de eso, Super Mario Galaxy es sin duda uno de mis juegos de plataformas favoritos de todos los tiempos, así que esta es la pieza del paquete 3D All-Stars que más me entusiasmó volver a visitar. La buena noticia es que el juego es exactamente tan inventivo, encantador y precioso como lo recuerdo, y más aún ahora con el requisito de la alta definición. La acción en Galaxy, que desafía la gravedad y los saltos a los planetas, sigue siendo fantástica, y me encantó estar de vuelta a bordo del Observatorio con Rosalina. No obstante, al igual que con los otros dos ports, hay algunas advertencias aquí, sobre todo en relación con los controles del juego.

Como la mayoría de los primeros títulos de Nintendo para Wii, Super Mario Galaxy hizo un uso creativo de las propiedades únicas de los sensores giroscópicos del Wiimote. Los jugadores podíamos controlar a Mario de la forma tradicional con el Nunchuk, y eso nos brindaba la libertad de apuntar un cursor en pantalla para controlar los elementos del entorno y captar los trozos de estrella a distancia. Gracias a los controles Joy-Con de la Switch, todo esto se transmite perfectamente cuando se juega en el modo TV.

Sin embargo, en el modo portátil, Nintendo ha implementado controles de pantalla táctil en sustitución de los anteriores, que son incómodos y molestos de usar en el mejor de los casos. A veces puede ser divertido pasar por la pantalla para recoger algunas de las estrellas, pero tener que quitar constantemente la mano de los controles, e intentar realizar acciones precisas, especialmente en algunas de las secuencias antigravitatorias, no es nada agradable. También está el hecho de que el juego no se ve tan nítido en el modo TV como lo hubiera esperado, lo cual no es una gran queja pero cuando lo comparas con lo increíble que se ve Galaxy corriendo en 4K, a través de un emulador, es un recordatorio de las limitadas capacidades del hardware actual de Switch.

Probablemente lo más desconcertante de esta colección es que Nintendo ha limitado intencionadamente la venta del juego a su actual año fiscal y ni un día más. Tanto física como digitalmente, Super Mario 3D All-Stars dejará de venderse después del 31 de marzo de 2021 (aunque los actuales propietarios obviamente seguirán pudiendo jugar y/o reinstalarlo después de esa fecha) por alguna razón desconocida. Otro detalle bastante curioso también, es la omisión de Super Mario Galaxy 2, y es difícil no estar al menos un poco decepcionado de no verlo incluido en este lanzamiento. Si bien Mario Galaxy es uno de mis títulos favoritos ever, creo que su secuela mejora todos los aspectos posibles del primer título. En ese sentido, realmente es extraño no verlo aquí.

Al fin y al cabo, a pesar de ser poco más que ports básicos, esta colección de tres clásicos es una propuesta de valor decente para los propietarios de Switch que quieran revivir algunas de las entregas en 3D más prolíficas de Mario. Sin embargo, cada juego del conjunto tiene sus defectos, ya sea por su diseño o al dar el salto a Switch, y todo se entrega con una falta de fanfarria que parece poco característica de Nintendo, especialmente cuando se celebra el 35º aniversario de Mario.

Para los propietarios de Switch que esperan conseguir un gran paquete de plataformas, ya sea por primera vez o por nostalgia, Super Mario 3D All-Stars sigue siendo una colección sólida.

Esta reseña fue escrita luego de jugar una copia digital de Super Mario 3D All-Stars para Nintendo Switch brindada por Nintendo.

Good

  • Tres fantásticos juegos de Mario 3D en un solo paquete
  • Sunshine y Galaxy se ven muy bien en HD
  • Los controles del Wiimote se traducen a los Joy-Cons sin problemas
  • Las bandas sonoras son una buena inclusión

Bad

  • Poca fanfarria fuera de los propios juegos
  • Los controles táctiles de Galaxy son incómodos
  • Sunshine no ha envejecido tan bien

Summary

A pesar de no contar con una mejora realmente sustancial, Super Mario 3D All-Stars es una compilación con juegos emblemáticos de la franquicia Mario. Si no llegaste a jugarlos, entonces ahora tienes una gran chance de hacerlo.
7.5

Bueno

Lost Password