Snufkin: La Melodía del Valle Moomin (Melody of Moominvalley) trae de vuelta a los Moomins o Mumins, como prefieras llamarlos. Ellos no han sido tan populares en nuestra región, y menos en los tiempos actuales, pero probablemente los recuerdas de la TV hace muchos años, o algún meme gracioso; sin embargo, las creaciones de Tove Jansson son bastante conocidas por el mundo entero, habiendo tenido su boom en los noventas, contando además con varias adaptaciones a TV y al menos un par de videojuegos antes de este; por lo que ha sido interesante ver si una adaptación a tiempos modernos de los Moomins todavía puede funcionar.

El juego nos relata la aventura de Snufkin, el mejor amigo de Moomintroll, quien es el protagonista de la serie, y que, por razones que irás descubriendo a lo largo del juego, ha desaparecido; por lo cual Snufkin se compromete en la tarea de encontrarlo e indagar qué es lo que ha sucedido, pues otro acontecimiento está impactando a todos y es que el bosque está siendo depredado para la construcción de parques, haciendo que los animales y otros habitantes sufran las consecuencias.

El juego es una aventura narrativa en donde, a medida que nos vayamos adentrando por el mundo buscando a Moomintroll, conoceremos a varios personajes de esta historia, quienes tendrán cosas que contarnos además de requerir nuestra ayuda para poder resolver algún que otro problema que estén tratando de superar.

snufkin

Es así que, además de la aventura principal, tendremos misiones secundarias que nos llevarán a recorrer el mapa para poder asistirlos. De igual manera, nuestro progreso en la búsqueda de Moomintroll estará llena de condiciones que tendremos que cumplir para poder acercarnos más a nuestro objetivo.
Por ejemplo, para poder llegar a una isla habrá que reunir diferentes elementos para construir un bote, los cuales estarán repartidos por el mapa y a los que llegaremos conversando con otros personajes y superando las misiones que nos ponen.

RELACIONADO: SNUFKIN: MELODY OF MOOMINVALLEY YA ESTÁ DISPONIBLE

Hasta aquí sentirás el juego como una aventura narrativa, la cual te obligará a conversar con sus personajes para encontrar los objetos o ítems necesarios para continuar, a la vez que vas superando diversos puzzles, pero también contarás con otros segmentos de sigilo, en los cuales deberás esconderte y quitar carteles de los nuevos parques, y así regresarlos a su origen natural, evitando ser descubierto por los guardaparques.

El juego se apoya en un menú que lleva el registro de tus misiones y las condiciones que tienes que completar para cumplirlas, tanto de las principales como las secundarias, además de un mapa que situará la ubicación de cada una, y la tuya propia, para que puedas identificar porque lugares debes avanzar.
Lo malo es que el mapa, si bien habla con el estilo artístico del juego, tiene muchas deficiencias para sentirse como una verdadera ayuda, y funciona más como una referencia a grandes rasgos de por donde debes moverte, sin mucho mayor detalle.

snufkin

Un punto que casi olvido, y que le da el nombre al juego, es que para superar varias situaciones tendrás que hacer uso de algún instrumento musical, los que además deberás subir de nivel para seguir desbloqueando zonas. Es así como comenzarás con el nivel uno, y tendrás que ganar experiencia para aumentar ese nivel, el cual solo se aplica a los instrumentos, ya que tendrás que tener el nivel mínimo requerido en algunos lugares para poder continuar.

Lo interesante de esto es que te empujará en cierta medida a explorar el mapa, ya que entre los arbustos del bosque encontrarás unas pequeñas luces que subirán tu barra de experiencia, y así llegar al siguiente nivel.

Ahora, en cuanto al apartado visual y sonoro, me gustaría hablar de ellos en conjunto pues funcionan de manera perfecta para el estilo que tiene el juego y el mundo de los Moomins, con melodías calmadas que nos generarán momentos de relajo, a la vez que visualmente el título es un verdadero placer de ver, pues nos hace sentir como si estuviéramos frente a un libro para niños, haciendo funcionar todo en su conjunto en gran manera.

snufkin

Lamentablemente el juego no es muy retador, y en realidad son pocas las ocasiones en que tendrás mucho que pensar o razonar para hallar la solución a algún reto que te ponga en frente, y entiendo que puede funcionar con toda la estética y onda relajante del mismo, pero si se hubiera agradecido un poco más de dificultad.

Asimismo, en la versión de Nintendo Switch, que es la que tuve oportunidad de jugar, en varias ocasiones se sienta la caída de frames que, aunque no malogran la experiencia, se siente algo raro dado que tampoco se vea como un juego muy demandante a nivel de recursos.

A parte de ello, la única otra cosa que puedo criticarle es que al menos en tres ocasiones el juego se ha trabado, en el sentido en que alguna acción mal realizada evita que puedas continuar con tu progreso y que, debido a su sistema de guardado, cada vez que cargas la partida, no puedas corregir la situación, evitando continuar con tu avance. Esto parece tratarse de un error de programación en cuanto a las acciones que deben sucederse de manera cronológica para seguir yendo hacia adelante.

snufkin

Debo ser honesto y confesar que esto le ha sucedió solo a mi hijo de 7 años, quien por ejemplo colocó una roca a la salida de un árbol y evito que un personaje que esta dentro pueda salir, y el juego no permitió que saliera, hasta aquí todo ok, pero al recargar la partida, el juego no regresó a un punto anterior para poder corregirlo, sino que mantuvo ese problema.

El único modo de hacerlo funcionar fue saltando alrededor y forzando el juego a hacer alguna acción adicional, recargando múltiples veces la grabación, lo cual eventualmente hizo que se arreglara, pero que termina generando frustración. Lo peor de todo es que sucedió no una, sino tres veces, aunque por suerte nunca tuvimos que reiniciar la partida desde cero, pero si estuvimos cerca de hacerlo.

Haciendo sumas y restas, Snufkin: La melodía del Valle Moomin, es un gran juego. Te puede engañar un poco con su simpleza y su apariencia de juego para niños, pero la verdad es que es un título que te va a brindar momentos de relajo y tranquilidad, como pocos juegos pueden hacerlo, en una historia muy agradable, con muchos personajes por conocer; si a eso le sumas que tienes una aventura que un niño pequeño que sepa leer puede disfrutar, pues tanto mi hijo como yo nos hemos acabado el juego, entonces tienes un gran título para la disfrutar en casa.

snufkin
gamecored score 8

Esta reseña fue escrita luego de jugar una copia digital de Snufkin: La Melodía del Valle Moomin brindada por Raw Fury para Nintendo Switch. También disponible en PC.

PUNTOS BUENOS

Estética y música del título. Una aventura narrativa simple pero carismática. Te relaja y sumerge en este bello mundo de los Momings.

PUNTOS MALOS

Algunos problemas técnicos. El mapa no es de mucha ayuda.

CONCLUSIÓN

Si te gustan las aventuras narrativas Snufkin: La melodía del Valle Moomin es una buena opción. Te va a brindar momentos de relajo y calma, no solo a ti, sino también a los más pequeños de la casa, lo cual logra no solo a través de sus misiones bastante carismáticas, sino también por la manera en como es presentado el juego visualmente y su música. Aunque tiene algunos puntos ásperos por pulir, por suerte nada grave, no deberías dejar de darle una oportunidad y dejarte envolver por su encantador atractivo.