fbpx

Samsung Galaxy S20 Ultra Review

Videojuegos
9

Sobresaliente

Con un nuevo año por delante, era bastante evidente que Samsung regresaría al ruedo para mostrar su oferta de gama alta para el 2020. Y como con todos los anteriores, pretende subir la apuesta y establecer un punto de referencia para sus futuros rivales. En el caso del Galaxy S20 Ultra, el punto de referencia es un teléfono que pretende ofrecerlo todo, y no exagero al decir “todo”, pero eso es algo que también se verá reflejado en el precio.

Es bastante claro para muchos que, a lo largo de los años, Samsung ha apuntando siempre por una filosofía de más grande, más rápido y más bonito, con una lista de características cada vez mayor. En ese sentido, la familia del Galaxy S20 de este año no es una excepción, comenzando con un atrevido formato de 6,2 pulgadas para el dispositivo más pequeño Galaxy S20 5G, 6,7 pulgadas para el Galaxy S20+ 5G, y completando con el corpulento Galaxy S20 Ultra 5G de 6,9 pulgadas.

Desde un inicio puedo decir que el Samsung Galaxy S20 Ultra, que no sólo es muy atractivo por su precio, también lo es por la gran cantidad de funciones con las que viene equipado. Probablemente posee todas aquellas que podrías desear, incluyendo ambos tipos de 5G y una batería de 5.000mAh. En ese sentido, este es un “gran” teléfono, en el sentido literal de la palabra.

Sin embargo, ¿será esto suficiente para ser un real competidor en este nuevo año?¿Grande es siempre mejor? Descubrámoslo en nuestra review del Samsung Galaxy S20 Ultra.

 

Diseño

Dejando de lado a los “Pro y Max”, el Samsung Galaxy S20 Ultra es uno de los smartphones más grandes y con más funciones jamás fabricados. Es el teléfono diseñado para aquellos que lo quieren todo. Y, como dije líneas arriba, no exagero. En lugar de quitarte cosas, el Galaxy S20 Ultra te da todo. Tiene soporte para ambos tipos de 5G, un increíble paquete de procesamiento, cuatro cámaras que incluyen un increíble zoom 100X (mucho más sobre eso más adelante) y esa gran batería de 5.000mAh.

Después de poco más de una semana con el celular, estoy bastante cómodo con muchas cosas acerca de él. El tamaño, si bien dije es inmenso, no me genera problema alguno. Aunque debo señalar que, definitivamente, no es un teléfono de una sola mano. La mayoría de las veces, tengo dos manos envueltas en él, aunque sólo sea para evitar que se me caiga.

Para mucha gente, el Galaxy S20 Ultra podría resultar ser demasiado grande, lo cual no es un problema ya que también Samsung ofrece el Galaxy S20 normal y el Galaxy S20+ que son mucho más amigables para la mano, y tienen muchas de las mismas características que la versión Ultra. Y lo que es más importante, la relación calidad-precio es casi la misma en los tres modelos, así que sea lo que sea lo que busques, obtendrás un gran beneficio por tu dinero.

A pesar de lo mucho que me ha gustado este celular en término de funciones, el diseño es bastante aburrido, y definitivamente falta el factor sorpresa que ofrece la opción de color Aura Glow para las series Galaxy S10 y Note 10. Es un poco plano, y a diferencia del Galaxy Z Flip, que ofrece un acabado brillante, aquí tienes la opción de elegir entre el negro o el gris. Esto es una lástima aún mayor considerando las agradables opciones de color Cloud Blue y Cloud Pink disponibles en los Galaxy S20 y S20+.

La nueva cámara frontal ha sido posicionada ahora en el centro, lo cual no es un elemento distractor (contrariamente a lo pensado) al momento de ver películas en pantalla completa. Con cuatro sensores, un prisma y una lente de zoom extragrande en la cámara, el celular presenta una gran protuberancia en la parte posterior. Esto añade un par de milímetros de ancho a un smartphone que, ya de por sí, es uno de los teléfonos más gruesos que existen. Y debo ser bastante honesto con esto, tanto poder hace que se vea algo tosco.

Y aunque carezca de ese factor más elegante, el Galaxy S20 Ultra está bien construido. A diferencia de la mayoría de los teléfonos más grandes, la artesanía de Samsung resulta en la combinación ideal entre ajuste, acabado y materiales. Es grande y voluminoso, pero el Galaxy S20 Ultra se siente siempre como un smartphone tan premium como los teléfonos que lo precedieron.

 

Pantalla

Si has tenido un smartphone Samsung antes, entonces, al igual que yo, debes hacerte una idea de que Samsung ha sabido como incluso seguir mejorando las cosas en este frente. El Galaxy Note 10+ ya poseía una de las mejores pantallas de un teléfono, y el Galaxy S20 Ultra lo eleva a otro nivel. Establece el punto de referencia para todo lo que se puede querer de una pantalla; tanto que no hay ni una sola cosa negativa que pueda decir al respecto.

Con 6,9 pulgadas, es más grande que el Galaxy Note 10+ pero comparte todos los mismos rasgos con una gran mejora. El mayor cambio este año del Galaxy S20 Ultra es la nueva opción de frecuencia de cuadro de 120 Hz, que duplica la tasa de cuadros para que el movimiento sea impresionantemente fluido.

Este detalle se nota con mayor facilidad por sobre todo al desplazarse por el feed de mis aplicaciones como Facebook o en mis juegos. Pero también se pueden gozar en otras funciones más pequeñas y obvias, como abrir aplicaciones, bajar por los menús y deslizarse por la pantalla Edge.

Eso sí, hay que tener en cuenta que la opción de 120 Hz sólo está disponible con la pantalla configurada como FHD+. Bajar a 60Hz permite establecer la resolución a QHD+, que ha sido mi forma óptima de usar el Galaxy S20 Ultra. Algo curioso es que el efecto en la duración de la batería al usar QHD+ y 60Hz es significativamente menor que el impacto de la frecuencia de 120Hz, pero hablaremos más sobre eso en la sección de batería.

Independientemente de la opción que elijas, la clave es que tienes opciones. Puede configurarla a 60Hz y una resolución FHD+ o QHD+, o pasarla a 120Hz con una resolución FHD+. Cualquiera de las dos resoluciones se ve perfectamente bien en esta gran pantalla absorbente, y aunque prefiero configurar las pantallas de mi teléfono con QHD+, la resolución predeterminada de FHD+ es más que aceptable.

Sin embargo, lo que realmente destaca de la pantalla del Galaxy S20 Ultra sería la galardonada tecnología de pantalla Dynamic OLED de Samsung. Es simplemente la mejor del mercado con una gran saturación y pop OLED, junto con la certificación HDR10+ y un brillo hermoso para una excelente visualización en condiciones de luz diurna soleada. Por supuesto, tendrás que ser muy cuidadoso con el control deslizante de brillo para que la batería dure lo máximo posible, pero cuando lo necesites, estará ahí y la fidelidad de color de esta pantalla será excepcional.

 

Performance

Alimentado por un Exynos 990 con 11 GB de RAM, el Galaxy S20 Ultra ofrece exactamente lo que esperas: un excelente rendimiento. Samsung ahora te permite mantener tres aplicaciones abiertas en la RAM, pero nunca encontré la necesidad de hacerlo. En pocas palabras, el S20 Ultra puede manejar cualquier cosa que le lances.

Para aquellos que quieran estar aún más preparados para el futuro, también hay una variante de 16 GB con 512 GB de almacenamiento, frente a los 128 GB de almacenamiento base. Teniendo en cuenta el tamaño de los archivos de las fotos de 108MP y los vídeos de 8K, es decepcionante que Samsung sólo haya puesto 128GB de almacenamiento en el modelo base, aunque se puede ampliar hasta 1TB usando la ranura para tarjetas microSD.

Me gusta especialmente el software One UI 2.1, que está construido en Android 10 y que se desarrolló como una actualización de las dos últimas generaciones de buques insignia de Samsung. Es una táctica inteligente y una que debería ayudar a familiarizar a los usuarios. Al igual que el Galaxy Z Flip, Samsung también ha integrado la función Duo directamente en el marcador, lo que significa que verás un botón de videollamada justo al lado del botón de llamada normal cuando llames a alguien.

Al igual que el Galaxy Note 10+, no hay conector para auriculares en el Ultra (como si eso ya no importara), pero aún así hay una sólida calidad en el altavoz. Los altavoces suenan fantásticos en el Ultra, con el altavoz que se proyecta bien desde abajo y el auricular afinado que proporciona un gran volumen. Sin embargo, es demasiado fácil tapar el altavoz, especialmente cuando se sostiene el teléfono en posición horizontal con las dos manos, pero está lo suficientemente alto como para que se escuchen los sonidos de notificación. Y lo que es más importante, el motor háptico es genial y la vibración es tan fuerte y fiable como los smartphones Galaxy del año pasado.

Una desventaja del Ultra es que tiene el mismo débil sensor de huellas dactilares que el Galaxy S10+. Creo que es importante señalar que es muy inferior al sensor óptico utilizado por prácticamente todos los demás fabricantes de teléfonos inteligentes. Cabe señalar que Qualcomm reveló una segunda generación muy superior en diciembre, y es una lástima que Samsung no pudiera incluirlo o cambiar a un sensor óptico. En su lugar, nos queda un sensor ligeramente reposicionado que está muy por debajo de la media, y una de las mayores decepciones en un teléfono tan bueno.

Recuerdo cuando el software de Samsung no era muy bueno, e increíblemente, ahora el One UI se ha convertido en mi interfaz favorita. Es limpia y gran parte de la interfaz se ha simplificado, pero sigue siendo muy potente.

 

Cámara

Ha pasado mucho tiempo desde que Samsung dio un gran salto adelante en sus cámaras, pero el S20 Ultra, otra vez, ha llegado a un nuevo pico incluso contra los otros teléfonos Galaxy S20. Samsung ha ido por todo aquí con cuatro cámaras, una lente y un prisma de zoom extra largo, grabación de vídeo de 8K, un nuevo modo de Toma Única, y mucho más.

Sobre el papel, el Galaxy S20 Ultra tiene todo el hardware que necesita para tener éxito. En el uso real, eso podría ser algo distinto, pero entremos de lleno a lo que quiero decir.

Si miras las especificaciones del S20 Ultra, definitivamente una cosa probablemente te salte a la vista: la cámara principal de 108 MP. Es la más grande en un teléfono Samsung, y la compañía ha sido bastante inteligente en su uso. En lugar de producir imágenes a 108MP por defecto (es una opción, aunque probablemente no quieras usarla), el S20 Ultra utiliza la no-selección para combinar nueve píxeles en un gran súper píxel. El resultado es un tamaño de píxel de 2,4um, uno de los más grandes que jamás haya habido en un smartphone.

Aunque el sensor es mucho mejor, y las fotos son definitivamente mejoradas en comparación con el año pasado, todavía llevan el sello de una cámara Samsung. El algoritmo aumenta la saturación, lo que resulta en fotos visualmente impresionantes que no reflejan realmente la escena. Dicho esto, personalmente me gusta que Samsung aumenta la saturación en su procesamiento. Como la mayoría de la gente, comparto mis fotos con Instagram o las muestro en mi teléfono. En ambos casos, las fotos de Samsung son las más atractivas visualmente, lo que significa que sirven a su propósito. No será para todo el mundo, pero si has disfrutado de la forma en que Samsung procesa las fotos en sus teléfonos anteriores, te encantarán la mayoría de las fotos del Galaxy S20 Ultra.

Gracias a la cámara de teleobjetivo de 48 MP y al prisma dentro de la cámara, el S20 Ultra ofrece un zoom de hasta 100X. El dispositivo utiliza una combinación de estabilización de imagen híbrida y óptica para ofrecer un zoom sin pérdidas de 10X. El zoom 100X no es tan utilizable, pero la capacidad de hacer zoom a distancias bastante largas discretamente podría plantear problemas.

Al igual que en el Mate 30 Pro, tocar el botón de zoom te lleva instantáneamente a un zoom 5X, que a menudo te acerca a tu objetivo mucho más de lo esperado. Samsung enumera todos los diferentes niveles de zoom en una pequeña superposición que aparece cuando se toca cualquiera de las tres opciones de zoom (0,5X para ultra ancho, 1X para regular y 5X para teleobjetivo).

Poner una cámara del tipo teleobjetivo en un teléfono inteligente no es nuevo; Samsung está jugando firmemente a ponerse al día aquí, pero ha llevado el zoom a un nuevo nivel. He estado usando smartphones Huawei durante los últimos dos años, y la calidad de la S20 Ultra con el zoom 10X sube la valla y hace que tomar fotos sea muy agradable.

Incluso con poca luz, el zoom es capaz de tomar fotos muy buenas, y el modo nocturno funciona hasta un nivel de zoom de 5X. Sí, el visor es demasiado inestable en los niveles de zoom más altos y se pierde mucha calidad una vez que se pasa del zoom de 20X, pero tener un zoom potente te permite ser realmente creativo con tu fotografía.

En cuanto a la cámara ultra ancha, siempre ha sido una de las especialidades de Samsung, pero este año ha pasado a un segundo plano a favor de la cámara principal. Aún así sigue siendo una cámara bastante fiable.

A la luz del día, la calidad de las fotos no está tan lejos de la calidad de la cámara principal, mientras que con poca luz, el sensor más pequeño y la apertura de f/2.2, dificultan las capacidades de la cámara. Aún así, lo más importante es que el lente ultra ancho es una parte clave de lo que hace a la cámara tan versátil y agradable.

La cámara frontal tiene un nuevo sensor de 40 MP que te permite hacer tomas a plena resolución o utilizar la función de pixelado para obtener fotos de 10 MP. Las selecciones son bastante decentes en buenas condiciones de iluminación, pero decepcionan en condiciones de poca luz. El modo nocturno funciona bien, aunque he visto mejores resultados en otros teléfonos de la competencia.

A pesar de que la cámara frontal secundaria del Galaxy S10+ del año pasado ya no está, el modo retrato de la S20 Ultra puede tomar fotos con un enfoque bastante preciso. No todos los auto-retratos serán igual de geniales, las inconsistencias de la cámara continúan, pero sí que puede tomar fotos fabulosas.

Una característica destacada del nuevo sistema de cámara es la grabación de vídeo en 8K, que puede ser editada y cargada en YouTube directamente desde el teléfono. Suena genial, pero no querrás usarlo. Hay muy pocos lugares donde reproducir este glorioso contenido de 8K, además de otros detalles. La mayor dificultad es que Samsung tiene algunos problemas con el autoenfoque al grabar un vídeo, especialmente en condiciones de poca luz.

Dicho esto, es una buena manera de preservar momentos valiosos, como una boda, en tan alta definición como sea posible en caso de que quieras verla en dispositivos futuros, especialmente porque es probable que el 8K sea el común en la mayoría de los televisores para el final de la década.

A pesar de sus defectos y puntos fuertos, el S20 Ultra ofrece la versatilidad que busco. Grandes píxeles, enormes sensores, y casi todas las características que podrías desear. La cámara del Galaxy S20 Ultra me entusiasma por las posibilidades fotográficas de los futuros dispositivos Samsung.

 

Batería

El Galaxy S20 Ultra tiene una impresionante batería de 5.000 mAh, que, sobre el papel, debería proporcionar una increíble duración. Pero eso no es tan sencillo, puesto que la duración de la batería que experimentas varía enormemente, y depende de si utilizas la pantalla en modo de 60 o 120 Hz.

Al sacarlo de la caja, la pantalla está configurada para una resolución de 60 Hz y FHD+, y en este estado, el Galaxy S20 Ultra es un campeón del rendimiento. Durante mis primeros días con la pantalla ajustada a 120 Hz, pude usarla unas 14 horas diarias. Sin embargo, la mayoría de esos días fueron bastante largos, requiriendo una rápida recarga antes de salir a la noche otra vez.

El cambio a 60 Hz reveló exactamente por qué la frecuencia de actualización de 120 Hz no está habilitada fuera de la caja: destruye la vida de la batería. En mi uso, hubo una caída de aproximadamente 20-30% en la duración de la batería en comparación con el modo de 60Hz. Dicho esto, si estás cerca de un cargador todo el día o si tu uso no es particularmente alto, el modo de 120Hz podría funcionar para ti.

Cambiar a la resolución QHD+ no tiene un gran efecto en la batería. En el uso real, nunca he tenido un solo problema para conseguir un día completo de uso del S20 Ultra con la pantalla en modo de 60Hz y ajustada a QHD+. Sin embargo, en última instancia, la serie S20 tiene una configuración de pantalla que te mantendrá contento y, con suerte, Samsung puede añadir algún tipo de tasa de actualización “dinámica” para maximizar el equilibrio entre las nuevas características y la larga duración de la batería.

Independientemente de la duración de la batería, la recarga es rápida. Lleva 30 minutos saltar del 1% al 60%, y la carga completa tarda unos 38 minutos más o menos. Con velocidades de carga de 73,52 mAh por minuto usando el cargador de 25W de la caja, es increíblemente rápido y probablemente uno de los teléfonos del momento con más rápida carga.

 

Conclusiones

El Galaxy S20 Ultra es un smartphone peculiar. Por un lado, es el dispositivo con el mayor número de funciones que puedas pensar, y por otro, algunas de ellas no se ajustan del todo bien. Se puede decir que el S20 Ultra es menos perfecto que las anteriores naves insignia de Galaxy, pero sí que  obtienes un gran rendimiento por tu dinero.

A final de cuentas, el precio es uno de los temas más complicados aquí. Con un costo de S/. 4999, el S20 Ultra no es nada barato, pero es importante considerar que llegar con unos Galaxy Buds+ de regalo. Entonces, si lo que seas es una gran batería, una cámara impresionante y un teléfono robusto que grite calidad por todos lados, y el dinero no es un problema, entonces el Galaxy S20 Ultra es un gran opción que también está preparada para el futuro.

De lado contrario, el S20 y el S20 Plus, siendo este último el equilibrio ideal de precio y prestaciones. Amos son opciones bastante sensatas también a un precio de S/ 3499 (más un Clear View Cover) y de S/ 3999 (más Galaxy Buds+ de regalo), respectivamente. Sea cual sea el Galaxy S20 que elijas, no te arrepentirás. Ya que se perfilan como los mejores smartphones del año.

9

Sobresaliente

Lost Password