fbpx

Resident Evil Village Review

Videojuegos
9

Sobresaliente

Desde el momento en que abrimos la puerta de una misteriosa mansión, hace un cuarto de siglo atrás, la serie Resident Evil ha sido una antorcha para el género del survival horror. Sí, se ha desviado del camino muchas veces, con algunas incursiones bastante orientadas a la acción que provocaron la ira de muchos fans, pero su legado es innegable. La séptima entrega hizo renacer a la franquicia como una magnífica experiencia de terror en primera persona que demostró que Capcom aún sabía cómo infundir miedo, y un fenomenal remake de RE2 no hizo más que consolidar la idea de que Capcom no había olvidado de dónde venía. Así que, como octava entrega principa,l y continuación narrativa directa de RE7, ¿Resident Evil Village logra dar en el blanco?

Tras el incidente de los Baker (hay un pequeño resumen en el juego para ponerse al día), Ethan y Mia Winters han sido trasladados a una nueva vida en un remoto lugar de Europa del Este. Y como una nueva vida engendra una nueva vida, han sido bendecidos con una bebé recién nacida llamada Rose. No obstante, la felicidad es efímera en el universo de RE, y una tranquila cena se interrumpe en unos instantes cuando la casa de los Winters es asaltada, Mia recibe un disparo, y Rose y Ethan son capturados y llevados por nada menos que por Chris Redfield.

Tras quedar inconsciente, Ethan se despierta un tiempo después y descubre que el coche en el que estaba siendo transportado se ha estrellado en las afueras nevadas de un misterioso pueblo, y que no hay rastro de Rose ni de Chris Redfield. Desde este punto, el objetivo de Ethan es bastante sencillo: sobrevivir al terror y encontrar a la bebé. Lo único que se interpone en su camino es un pueblo lleno de bestias dementes y un castillo dirigido por una vampiresa de seis metros que provocó muchos tipos de angustia en la Internet.

Una de las mejores cosas que me gustó de RE7, fue el modo en que la configuración permitía al juego eludir parte de la enrevesada historia del universo de RE (que, a fin de cuentas, es más tonta que terrorífica), y presentar simplemente un escenario espeluznante en el que Capcom podía sacar partido a su capacidad de infundir terror. Village hace algo muy parecido, apoyándose en los clásicos elementos de terror de los pueblos espeluznantes y los castillos medievales. Y, evidentemente, llenándolos hasta el tope de hombres lobo, vampiros y monstruosidades. La historia es lo que es, y yo diría que se relaciona con el universo de RE de una manera un poco más orgánica de como lo hizo RE7 (aunque las cosas se vuelvan bastante extrañas al final).

Del mismo modo, es igual de divertido dejar que la ambientación te envuelva y te absorba, y Village hace un estupendo trabajo en eso. Se habló mucho de las secciones de la aldea y el castillo en el material de marketing, pero el mundo de Village es en realidad bastante más grande que eso, presentado todo en un mapa sin fisuras con una increíble sensación de interconexión y coherencia. El asombroso nivel de detalle de cada centímetro del extenso escenario hace que parezca un lugar real, en el que vivieron personas reales y en el que ahora reina el terror.

Todos los entornos gozan de una atmósfera única, al igual que algunos personajes realmente fantásticos a los que Ethan deberá enfrentarse. No obstante, si hay un personaje débil, es desgraciadamente el propio Ethan. Con una actuación de voz poco convincente, da la sensación de que no se da cuenta de las locuras que están ocurriendo y es incapaz de reaccionar con convicción a los acontecimientos que se desarrollan. Me recordó mucho a Sebastián Castellanos de The Evil Within, famoso por tener la personalidad de un ladrillo. Sin embargo, Ethan se redime en las últimas secciones del juego, y aunque no te dé muchas razones para apostar emocionalmente por él al principio, probablemente te alegrarás de haberlo hecho.

Así que, con un escenario magistralmente intrincado y un protagonista ligeramente tibio, es hora de explorar, resolver puzles y luchar contra todo lo que se cruce a tu paso. La exploración es uno de los aspectos más destacados, y yo recorrí obedientemente todos los rincones y grietas del mapa, a la caza de preciadas municiones, nuevas armas y tesoros secretos que vender al corpulento comerciante conocido como El Duque. El mapa es claro a la hora de señalar cuándo has vaciado todas las secciones de una zona, y siempre te interesará volver a secciones ya visitadas cuando consigas nuevos objetos clave. Claro, eso si lo que quieres es descubrir todos los secretos del juego y reforzar tu arsenal. Junto con la exploración, la resolución de puzles es bastante sencilla pero agradable, así que espera encontrar una gran variedad de llaves de aspecto extraño.

Los juegos de Resident Evil siempre han sido de acción, pero a veces han encontrado un equilibrio incómodo entre la acción total y el verdadero survival horror. Afortunadamente, Village se acerca bastante al universalmente alabado RE4 en cuanto al equilibrio y la sensación de combate, y la variedad de enemigos es también significativamente más variada que en RE7. Hay un gran flujo de suministros con el que te sentirás relativamente cómodo, hasta el momento en que te tocará enfrentarte a los descomunales jefes, y es ahí dónde verás cómo tus preciadas reservas empiezan a disminuir de manera preocupante. Recomiendo a los aficionados a los juegos de acción que jueguen en el modo Hardcore, que hace que los enemigos sean más difíciles y los recursos más escasos, lo que aumentará la tensión mientras intentas que cada bala cuente.

Como ya se ha mencionado, puedes vender ciertos objetos de valor a El Duque y cambiar los Lei por objetos y mejoras de las armas, y este es otro aspecto que se maneja con maestría. Al empezar con una pistola, que bien podría disparar pétalos de flores, poco a poco aumentarás la potencia de tus armas de fuego y encontrarás nuevas y mejoradas variantes para tu armamento que inclinan la balanza a tu favor. Sin embargo, echo de menos la mira láser para la pistola. El desafío aumenta de forma constante y, en general, el ritmo de la dificultad me pareció atractivo durante las 7 horas y media que tardé en ver el final. Si hay un aspecto del diseño del combate que no me ha gustado tanto es el de los jefes. Son increíblemente llamativos desde el punto de vista visual, pero en términos de diseño de juego, la mayoría de las veces se convierten en esponjas de balas en las que te mueves por un pequeño escenario para llenarlos de plomo en sus telegrafiados puntos débiles. No son terribles ni mucho menos, pero ninguno de ellos es memorable desde el punto de vista mecánico.

Desde el punto de vista técnico, Village es absolutamente increíble, lo que no debería ser muy sorprendente para un desarrollador con el pedigrí de Capcom, que ha conseguido exprimir hasta la última gota de su RE Engine. Dicen que unos buenos gráficos no equivalen a una buena jugabilidad, pero cuando puedes tener absolutamente ambas cosas, ¿por qué no hacerlo? Los sutiles detalles ambientales que llenan de densidad cada centímetro cuadrado, y los impecables efectos de iluminación, hacen que el mundo cobre vida de forma magnífica.

Una segunda pasada del juego la hice en “Hardcore” y tomándome mi tiempo con la exploración, tardé 10 horas en ver los créditos, pero si eso no es suficiente para ti, entonces hay algunos elementos de rejugabilidad incorporada que podría mantenerte jugando el triple de tiempo. Si completas los desafíos de la campaña, obtendrás puntos de finalización (CP) que podrás utilizar para desbloquear una gran variedad de arte conceptual, figuras, nuevas armas y mods, así como para acceder al modo Mercenarios.

En Mercenarios, tendrás que enfrentarte a varios niveles y despachar a un montón de enemigos en el menor tiempo posible para conseguir mayores puntuaciones, que a su vez te permitirán acceder a nuevos niveles y habilidades. El Duque te permite mejorar tu armamento o comprar nuevas armas entre rondas, y a medida que los escenarios se hacen más grandes, tendrás más y más dinero para derrochar con el fin de conseguir mejores puntajes. El juego de armas base es definitivamente más que útil, y los niveles posteriores presentan algunas mezclas de enemigos desafiantes, pero sin la sensación de survival horror del juego principal, encontré que mi atención se desviaba un poco. No está de más que esté ahí, y estoy seguro de que muchos disfrutarán de la sensación del tipo arcade, pero para mí y para los míos la campaña fue más que suficiente para saciar mi sed.

Village es otra entrega estelar en una franquicia que probablemente nunca morirá. Capcom ha vuelto a demostrar su habilidad para crear un entorno increíblemente envolvente que se sale de la norma de la franquicia para aportar nuevas perspectivas y posibilidades a la serie. Mientras que RE7 supuso un retorno a la forma de la serie, Resident Evil Village representa una continuación y evolución de esa forma, mejorando a su predecesor directo en casi todos los aspectos. Aunque Ethan Winters no es el protagonista más fuerte, y algunos combates contra jefes son un poco deslucidos desde el punto de vista del game design, todos los elementos clásicos de la experiencia RE moderna están presentes y son llevados a la vida por una magia técnica extremadamente impresionante. Si RE7 fue el juego que hizo renacer a la franquicia, entonces Resident Evil Village es quien solidifica la experiencia y augura grandes cosas para el futuro.

Esta reseña fue escrita luego de jugar una copia digital de Resident Evil Village para PlayStation 5, brindada por Capcom.

Good

  • La ambientación es sorprendente, la exploración es un placer; visualmente atractivo, tanto por la dirección de arte como por los densos detalles ambientales que realzan la atmósfera; el flujo y reflujo de recursos se equilibra de gran manera con el aumento del desafío; los puzles son sencillos, pero contribuyen a la fantástica exploración

Bad

  • Ethan Winters sigue sin ser el mejor protagonista; los jefes son esponjas de balas en lugar de tener una mecánica interesante

Summary

Resident Evil Village es una obra maestra desde el punto de vista técnico, con una ambientación fantástica y premonitoria y un gran sentido del equilibrio entre los elementos de acción y de terror. El rey del survival horror se niega a renunciar a su corona.
9

Sobresaliente

Lost Password