fbpx

Proyecto Géminis Review

Análisis Cine y tv Noticias Uncategorized
Proyecto Géminis Review

A estas alturas, la ciencia ficción es un género que ha intentado casi de todo. En ese sentido, la creatividad de muchos artistas han visto expandir el género de diversas formas en pantalla, todo con el fin de comunicarnos mensajes, ideas, contextos y demás figuras narrativas que busquen entrar en conflicto con la cotidianidad de nuestras vidas. Con ese marco de referencia, el tema de la clonación, así como sus distintos significados para la humanidad, es un tema que también se ha tocado anteriormente en Hollywood y en otras películas más pequeñas.

El fin de muchas de estas películas es intentar brindar elementos densos a algunas posturas filosóficas que buscan debatir si está bien que el hombre juegue a ser Dios (ojo que soy ateo, pero para estos fines se entiende la idea). Es aquí donde entra Proyecto Géminis, una película que prefiere dejar de lado todo lo descrito anteriormente para respaldarse más en la acción y en los grandes avances tecnológicos que nos han brindado una de las películas más elaboradas en términos visuales. Lamentablemente eso tiene un costo, y es que a nivel argumentativa y narrativo, Proyecto Géminis queda en un plano muy inferior.

La producción de esta película inició hace muchísimos años atrás, pero no fue sino hasta hace poco que, Proyecto Géminis, encontró una mejor chance de realización cuando el proyecto fue abordado por el galardonado director Ang Lee. Lee, en compañía de avanzada tecnología de rodaje, y la siempre bienvenida carisma de Will Smith, se sumergieron en traer de vida la esperada película.

En pocas líneas, Proyecto Géminis se enfoca en Henry Brogan (Will Smith) y como su decisión de abandonar su puesto de “asesino para el gobierno” traerá severas repercusiones en su vida y de quienes se han visto relacionados con él. Es en ese momento en que Clayton Varris (Clive Owen), director de GEMINI, decide enviar a Junior,  el clon más joven de Henry, con el fin de eliminarlo y ocupar su lugar como el nuevo asesino en funciones.

Hasta ese punto la trama suena realmente bien, puesto que la idea de la historia es confrontar dos perspectivas de la misma persona, y entender cómo cada una de ellas tiene sus propios criterios, razones y motivos. Y debo decir que Will Smith hace un muy buen trabajo al intentar plasmar aquello en pantalla, haciendo un doble trabajo en escena. Smith tiene ya mucha experiencia en películas de acción y, él solo, es capaz de llevar sobre sus hombros algunas producciones que puedan verse menos estables a nivel estructural.

Lamentablemente, el carisma y gran habilidad de Smith no terminan siendo suficientes para que la película, en conjunto, se sienta como una experiencia gratificante (y eso que contamos con dos Will Smith). Lo que sucede es que donde hay muchos elementos que brillan en términos visuales (ya entraremos a eso más adelante), la película deja de lado cualquier otro aspecto narrativo, como si de alguna manera todo estuviera en función a las escenas de acción. Esto nos da un producto con muy poco contenido y peso, haciendo que quede ligado a lo meramente superficial.

Si bien eso es algo que podría pasar desapercibido en cualquier otra película de acción estándar del género, creo que estamos ante un momento en que los mismos espectadores exigen más. Solo el tema de la clonación, y sus distintos alcances, es lo suficientemente atractivo para cuestionarnos muchas cosas. Lamentablemente, hacia el final de Proyecto Géminis, queda muy poco para el debate y las conversaciones finales se reducen a lo bien que luce todo.

Creo que, en su mayoría, esos son los puntos destacados a corregir. Y, por otro lado, la película también está llena de mucho elementos que funcionan increíblemente bien, y valen la pena mencionar. Hace algunas lineas arriba mencionamos lo destacable del doble papel de Will Smith, cuya carisma también logra desembocar en su co-protagonista, Mary Elizabeth Winstead. Es bastante claro que existe una química muy entretenida entre ambos actores y que ayudan a que invirtamos en lo rápido que pasen de ser desconocidos a colegas luchando por mantenerse con vida.

Ya hace algún tiempo atrás que hemos visto a Winstead desempeñarse en otras películas de ciencia ficción (10 Cloverfield Lane), pero esta es una de las primeras veces que veo a la actriz zambullirse de manera tan cómoda en una película de acción. Definitivamente me gustaría verla mucho más en este género, puesto que se siente muy natural y tiene los suficientes recursos para entregarnos interpretaciones realmente destacables.

Junto con ella, los otros actores de reparto como Benedict Wong, Clive Owen, Linda Emond, también tienen interpretaciones adecuadas en roles que podrían pasar relativamente desapercibidos. Como dije anteriormente, esta es, ante todo, una película de acción que se respalda de manera increíble en sus efectos visuales. Y, como tal, debo señalar que Ang Lee tiene un gran pulso al momento de plasmar escenas coreografiadas que intentan siempre mantener el máximo nivel de tensión en casi todo el largometraje. Con lo anterior, Proyecto Géminis posee un ritmo bastante incesante que deja poco tiempo para poder interiorizar los temas de la películas, y nos conducen rápidamente hacia la siguientes secuencias cargadas de adrenalina.

Finalmente, llegamos a lo que probablemente es el plato fuerte de la película, el tema técnico de los visuales. Usualmente, yo no soy una persona que disfruta mucho de ver películas en 3D, lo encuentro incómodo y siento que pierde mucho más de lo que gano cuando tengo puestas las gafas. No obstante, Proyecto Géminis ha hecho que descarte por completo esa idea. Desde el primer momento me encontré totalmente abordo y sorprendido con los gráficos de alta calidad, los cuales distan en mucho a lo experimentado anteriormente. Las imágenes se notan totalmente limpias y claras, además que la tasa alta de frames ayuda a que la experiencia se sienta lo más fluida posible.

Considerando que mi línea de carrera también involucra los reviews de videojuegos y de otros sistemas de entretenimiento, siento que no voy a querer volver a mi PlayStation VR o a mi Oculus Rift hasta que alcancen el mismo nivel gráfico que he experimentado con Proyecto Géminis. En ese sentido, creo que el público debe acercarse a cines que estén realmente habilitados para poder brindar la experiencias más completa posible, puesto que vale la pena.

Del mismo modo, la creación de un segundo Will Smith (Junior), es algo que nos deja perplejos por lo real que se siente. Para quienes no lo sepan, el personaje de Junior fue creado en base a CGI con la lectura de los gestos de Will Smith, y los movimientos corporales de un experto en destreza corporal. Esto también demuestra lo avanzada que están las técnicas de rejuvenecimiento y creación, las cuales hemos podido ver a menudo hace algunos años atrás, pero que es recién ahora que empiezan a florecer con personajes creados llenos de emociones, diálogos y demás elementos que constituyen a una persona real.

Para cerrar la review, me queda claro que Poyecto Géminis es una apuesta que va de lleno hacia los aspectos más adrenalínicos, haciendo uso de técnicas realmente avanzadas que pone en relieve el gran momento que está teniendo los trabajos por computadoras. El CGI y la tasa de frames que hemos visto, creo que debería adaptarse como un estándar para otras producciones que quieran que sus trabajos se beneficien de contar con contenido 3D, y que no sean simplemente un añadido más.

Pero, como dije anteriormente, esta vuelva por la tecnología nos deja con un producto realmente superficial, que no hace muchos esfuerzos por brindarnos una narrativa coherente y con mayores matices para apostar en ella. Sien bien las destrezas y carisma de Smith, como la de sus compañeros, son innegables, no son suficientes para sentir que Proyecto Géminis carece de esencia.

7 gamecored

Director Editorial | Analista de la industria de los videojuegos y el entretenimiento | Psicólogo Clínico | Músico amateur, geek, cinéfilo.

Lost Password