fbpx

Pawarumi Review

Videojuegos
7.5

Bueno

Cuando sus creadores describen a un juego como un “universo retro futurista precolombino de ciencia ficción”, sabes que te espera algo único. Y eso es lo que sucede con Pawarumi, que está ambientado en un mundo azteca, lleno de colores neón y estética única. Ciertamente, no hay escasez de cosas para ver en esta experiencia. Donde el título llevará a los jugadores a través de tundras nevadas, selvas exuberantes, pozos de lava y más.

El título ha sido desarrollado por el estudio francés Manufacture 43, y cabe señalar que en el 2018, Pawarumi impresionó al público y a los críticos por igual con su lanzamiento para PC y Linux. Entonces, ahora que Pawarumi ha dado el salto espacial a consolas, ¿tendrá el mismo efecto? Lo averiguaremos.

En Pawarumi, juegas como Axo, el mejor piloto del imperio, que busca venganza por los crímenes perpetrados contra su pueblo. Axo, con su legendaria nave, Chukaru, lucha contra los ejércitos del Consejo. El juego tiene tres historias ligeramente diferentes (debido al orden de los jefes) y diferentes finales dependiendo de si estás jugando en dificultades fáciles, normales o difíciles, siendo el último de ellos una experiencia realmente desafiante.

Por un lado, no creo que la narrativa sea el mejor aspecto de Pawarumi, los pequeños fragmentos de diálogo ofrecidos no te brindan mucho de la historia del mundo, así que no busques algo muy complejo o denso aquí. En ese sentido, no creo que Pawarumi sea un título que se respalde mucho en sus elementos narrativos, sino que prefiere llegar rápidamente a su sólida jugabilidad.

La peculiar y vívida estética del juego tiene un propósito bastante peculiar, cada uno de los tres colores principales tiene un efecto en la mecánica central del juego. Los jugadores pueden cambiar libremente entre tres tipos de disparos diferentes, cada uno correspondiente a un color diferente. Compuesto por “red jaguar missiles,” “green serpent gatling,” y “blue condor laser,” el sistema “Chukaru” agrega una variedad muy necesaria al género de disparos y naves.

Este sistema no es diferente a la mecánica de cambio de color que se encuentra en Ikaruga. Sin embargo, con tres colores diferentes por equilibrar, la curva de aprendizaje y el ajuste lleva mucho más tiempo. Aquellos que eliminen a los enemigos del mismo color pueden recargar su escudo, mientras que cambiar los colores puede aumentar el poder de ataque o cargar un súper disparo. Esta es una bendición mixta ya que la variedad adicional hace que las cosas sean únicas, pero a menudo se siente demasiado complicadas, sobretodo al principio.

A menos que tengan un don y habilidad muy especial que te pongan por encima del estándar intelectual, puedes esperar elegir el color incorrecto bastantes veces. Hay que señalar claramente que equivocarse en el color no significa una muerte segura, los jugadores obstinados pueden derribar a cualquier enemigo con el método de disparo que elijan. Sin embargo, aquellos que buscan ascender en las tablas de clasificación deberán poner todo su esfuerzo por intentar comprender este sistema. Si bien no es el más intuitivo, sí que puedo apreciar la originalidad.

En todo caso, el dominio del sistema es una necesidad absoluta. Uno puede considerar que la mecánica del escudo es un regalo del cielo, pero hay una trampa, y es que solo tienes una vida. A diferencia de muchos otros shooters del género, no hay puntos continuos o de reaparición. Incluso en Easy, el juego puede llegar a ser bastante retador. Claro, tu nave puede recibir algunos golpes, y claro, algunos enemigos telegrafían tus ataques, pero nada se compara al enorme cantidad de oponentes que e juego te arroja. No es raro ver enjambres de más de 10 enemigos en pantalla a veces.

Pawarumi apunta a un estilo retro de los años 80. El juego ofrece este aspecto bastante destacable, además de verse muy nítido. Los colores están claramente definidos en las naves, los niveles tienen mucha variación y el fondo de ellos es interesante de observar, pero que hacia el final cumplen al no ofrecer mayor distracción, especialmente el nivel de nieve y el de la cueva de lava que le da a todo un cálido resplandor.

Si bien el título no es musicalmente interesante, la música encaja bien y se combina con los otros sonidos del juego, y solo se nota cuando es necesario. Los otros sonidos de las naves se mezclan y nada se siente fuera de foco. En ese sentido, todo es bastante estándar para lo que esperarías de un shoot’em up.

Para finalizar, me quedo on la idea de que Pawarumi ha entretenido al público en PC durante más de un año, y ganará una audiencia completamente nueva en Nintendo Switch y Xbox One. Al hacer la review en Nintendo Switch, el título se siente como si estuviera hecho exclusivamente para la switch ya que todos los controles se sienten muy bien perfeccionados. Por lo que respecta a sus otros detalles, la historia es cumplidora sin caer en el cliché y los gráficos sorprenden. Definitivamente, esta es una compra obligada para cualquiera que quiera una experiencia shooter con naves en la consola de Nintendo.

Esta reseña fue escrita luego de jugar una copia digital de Pawarumi para Nintendo Switch brindada por Manufacture 43.

Good

  • La mecánica llega a ser bastante adictiva
  • El sistema es complejo y retador, pero justo
  • Le brinda un nuevo enfoque al estándar sistema shooter con naves
  • La presentación y la música son claramente muy buenos añadidos

Bad

  • Bastante corto de duración
  • Los elementos narrativos podrían haber sido mejor trabajados

Summary

Pawarumi es adrenalina, innovadora y sorprendentemente cautivadora. Se resguarda de lo mejor del género arcade y del shoot 'em up y proporciona lo suficiente para darle una sensación bastante única. ¡Recomendado!
7.5

Bueno

Lost Password