fbpx

Paper Mario: The Origami King Review

Videojuegos
9

Sobresaliente

Paper Mario, siento yo, es una de las franquicias más interesantes de Nintendo, además una de las más únicas en todo el conglomerado de spinoffs de Mario. ¿Por qué lo digo?, bueno, Paper Mario es una propiedad intelectual respaldada por Nintendo que cuenta con una gran cantidad de talento y recursos. Muchos distintos títulos de Paper Mario sale a la luz de manera bastante regular, pero de ninguna manera se siente como algo pre fabricado.

Paper Mario mantiene vivas algunas ideas y temas centrales en cada uno de sus juegos, haciéndolos bastante tangibles, a pesar que no exista una alineación entre las historias que componen esta franquicia. Además, cada Paper Mario se esmera siempre en probar algo nuevo que haga distanciarse lo suficiente del título anterior.

Con eso en mente, mucha gente dice que Sticker Star es el peor de todos, pero yo no estoy de acuerdo: aunque el sistema de pegatinas era defectuoso, y dificultó la coordinación de los combates, fue algo totalmente innovador y divertido, y encajaba bastante bien con la idiosincracia de la 3DS. Personalmente puedo decir que Super Paper Mario no estuvo entre mis favoritos de la franquicia, pero conozco a muchos que les encantaría entrar en debate con el fin de que pueda sustentar mis argumentos. En ese sentido, lo ames o no, Paper Mario es fiel a su propia filosofía en cada versión de juego, y ese sentimiento sigue estando vivo en esta última entrega, Paper Mario: The Origami King.

The Origami King es una nueva ocasión en la que Mario y Luigi deberían haber deshecho la invitación de la princesa Peach con el fin de continuar con sus vidas, pero obviamente (y para nuestra fortuna) eso no será así. Es gracioso porque aún no he visto una sola invitación que los hermanos (ya sea en singular o en plural) reciban que no conduzca a algún gran evento o aventura, y para estas alturas Mario y Luigi ya deberían haber aprendido.

Como dije anteriormente, para nuestra fortuna ambos se dirigen al palacio y encuentran las cosas bastante… diferentes. Gran parte de Toad Town está ahora decorada con pliegues de origami, y ningún Toad a la vista. La propia Princesa, en el reino, está ahora plegada en una de las representaciones más espeluznantes de la Princesa Peach que he visto en mi vida. El misterio no continúa por mucho tiempo, ya que aprendemos que todo está siendo orquestado por el Rey Olly (una creación de origami en sí mismo), quien desea que todos se unan a su ejército conocido como los Folded Warriors.

Mario rescata a Bowser (que ha sido doblado en un pequeño cuadrado) y huye del castillo justo a tiempo, ya que de pronto aparecen enormes serpentinas de la nada y se apoderen de todo el palacio, depositándolo en una montaña lejana. Ahora, con la ayuda de la Olivia (la bondadosa hermana de Olly) y un montón de nuevos amigos y aliados, Mario debe liberar al reino, desvelar el misterio del Rey del Origami y salvar a todos y a todo, incluyendo cientos de Toads, incontables paisajes dañados y, naturalmente, a la propia princesa.

Con Paper Mario: The Origami King, tu misión es liberar finalmente todas las serpentinas que sostienen el castillo, lo cual se hace en conjunto con la liberación de los diferentes Vellumentals, que son dioses de poder elemental dentro del reino. A medida que encuentras los diferentes, Olivia desarrollará la habilidad de convertirse en los mencionados dioses, permitiéndole realizar ciertas tareas en ciertos lugares.

Existen también puntos mágicos donde Mario entrará en contacto con su origami interior. Los 10.000 Brazos Doblados le confieren a Mario unos brazos gigantes que le permiten agarrar, golpear y tirar de diferentes puntos del escenario, lo que desbloqueará más secretos, caminos y ayudará a resolver puzzles. En este punto creo que es preciso comentar que el título se desarrolla como una especie de RPG de aventura, aunque ciertamente acercándose mucho más a su lado aventura que a lo que conocemos propiamente como un juego de rol. Si bien hay mucho que explorar y encontrar, la mayor parte es, en última instancia, lineal. Déjame explicarme bien, en efecto habrán algunas pequeñas misiones secundarias por aquí y por allá, pero la mayoría son intrascendentes y no te desvían mucho de tu camino principal.

Creo que llegado a este punto, y en virtud de lo que mencionaba en las líneas iniciales de mi review, podemos hablar del elefante en la habitación. Todos los que están esperando encontrar ‘el nuevo Thousand Year Door’, déjenme decirles que por aquí no va la cosa. Cada vez que hay un nuevo Paper Mario, una minoría vocal espera que sea una continuación del JRPG, y luego todos se molestan cuando no lo es. Como dije arriba, Paper Mario parece dar pasos diferentes y más inventivos con cada encarnación, aunque no sean del agrado de todos. El nuevo sistema de combate, por ejemplo, se basa en una serie de anillos concéntricos que tienes que ajustar con unos pocos movimientos para prepararte para el combate. Eso convierte cada encuentro en un puzzle cronometrado, en el que tratas de alinear a los enemigos de la mejor manera posible para poder maximizar el daño cuando llegue el momento de golpear.

El sistema se complica aún más cuando te enfrentas a un jefe y tienes diferentes condiciones, como la necesidad de golpear a un enemigo desde un punto determinado alineando las flechas direccionales y pasando por encima de diferentes botones para conseguir acción desde el punto preciso.

El combate en The Origami King fluctúa salvajemente entre lo fácil, la inmensa satisfacción y, obviamente, algo de frustración. Cuando el puzzle se une perfectamente en la primera toma, te sientes increíble. Te acercas, aplastas o pisoteas a los enemigos, y tal vez algún NPC extra, de tu grupo, pueda dar el golpe de gracia. Golpeando a uno de los nefastos jefes por detrás con mi martillo, causando un montón de daño debido a lo orgánico de la administración de mi ataque, sonreí con una alegría bastante autocomplaciente. Sin embargo, cuando no sabes cómo colocar a cierto tipo de enemigos con respecto a otros, y solo consigues golpear a un par antes de que todos ellos te ataquen y bajen tu HP a menos de la mitad, entonces todo se vuelve frustrante.

Claro que antes de lanzar cualquier ataque, podrás ganar más tiempo para intentar descubrir cuál será la mejor alineación para dar rienda suelta a tu ataque o, por otro lado, lanzar monedas a los Toads del público para que hagan algún daño extra a tis rivales. Si bien estas son opciones que intentarán facilitarte un poco la experiencia, al final tendrás que alinear todo por cuenta propia, y es complicado cuando no puedes hacer que todo se ajuste de la mejor manera posible.

Para profundizar un poco más en los elementos secundarios de Paper Mario: The Origami King, encontraremos algunas misiones en paralelo en nuestra aventura. Como ya he mencionado, Toad Town está vacía, así que tienes que encontrar a cientos de Toads dispersos por todo el reino, todos doblados, escondidos o atrapados en algún lugar y necesitados de tu rescate. Cada Toad que encuentras se añade a unas divertidas gradas que aparecen cada vez que ingresas a una pelea, lo cual es un efecto ingenioso (y un buen barómetro de cómo te va en tu objetivo de recolectar a todos los desafortunados habitantes de Toad Town).

Otra de las mecánicas esenciales del juego nos muestra enormes agujeros por todo el escenario, lo que ocurre aquí es que las gigantescas maquinaciones de papel maché se han comido el escenario, y tienes que lanzar confeti para reparar el daño. Conseguirás más de este importante confeti golpeando enemigos y varios otros objetos que rodean el colorido escenario del juego. Cabe señalar que al reparar los agujeros desbloquearás monedas, nuevos lugares a los que ir y, a veces, algunos escondites de los Toads. Estas dos pequeñas misiones secundarias se extienden a lo largo del juego y crean nuevas chances para seguir invirtiendo horas en el juego.

La banda sonora de Paper Mario: The Origami King también es bastante decente. Muchas de las canciones poseen una gran vibración, además de varios momentos espaciados donde a propósito se puede escuchar el ruido ambiental y varios efectos naturales. Todo suena increíble, especialmente las partes en las que la música se mezcla y se transforma en base a ciertos aspectos. Autumn Mountain, por ejemplo, tiene un maravilloso sentimiento tradicional, y la tonalidad de la música lleva al combate, dando pistas individuales para todo. Sin embargo, es curioso que Toad Town nunca pierda esa sensación siniestra en la música, incluso cuando la ciudad empieza nuevamente a repoblarse.

En cuanto a la historia y la escritura debo decir que Paper Mario: The Origami King ha llevado las cosas a un nuevo nivel. Los personajes están bien equilibrados en los diálogos y la historia, incluyendo al adorable y extremadamente educado Bombi (personaje que se ganó mi corazón). La propia Olivia es linda y divertida. Cada Toad tiene alguna ocurrencia estrafalaria cuando los encuentras, además de algunos propósitos utilitarios. Me encantó moverme por las diferentes áreas y conocer nuevos personajes, desde la tortuga que te señala el camino de la pesca hasta un Shy Guy con sombrero quien espera pacientemente hacer una reunión de comida enlatada con sus amigos. Todo es encantador de principio a fin, ya que los efectos de papel, que funcionan tan bien en el juego, se potencian más y más en los asombrosos gráficos de la Nintendo Switch, sobretodo si lo comparamos con los títulos anteriores.

Por último, el sistema de monedas. En lugar de EXP, todo es dinero en The Origami King, lo que tiene sentido dado que tenía más de diez MIL monedas cuando abrí la primera tienda. Puedes comprar accesorios que tienen tanto efectos para el combate, como para la exploración, lamentablemente sólo puedes llevar pocos a la vez. Podrás conseguir armas más fuertes para usar en la batalla, pero se romperán después de un período de tiempo, haciendo que los jugadores elijan entre el combate constante, para mantener sus reservas de oro (y por lo tanto necesitando comprar más armas), o evitar el combate tanto como sea posible y rezar para que seas lo suficientemente fuerte cuando llegues a una batalla contra alguno de los jefes.

Aunque me hubiera gustado que Mario obtuviera algún objeto permanente, que no fuera un accesorio, o que ganara niveles, el sistema de monedas no está nada mal. Las monedas son tan abundantes que no generan problema alguno. Incluso, antes de ir tras la Vellumental de Tierra, me abastecí de suficientes flores de fuego que me fue muy poco necesario entrar en combate directo durante ese calabozo.

Además de eso, hay una tonelada de objetos coleecionables que pueden ser vistos en el museo del juego, incluyendo modelos y música. También están los corazones ocultos, que son la única manera de brindar energía a Mario y mejorar su barra de salud y el daño base.

No obstante, y de hecho ya mencioné un poco de esto, la mayor barrera para que alguien disfrute completamente de The origami King, es su bajísimo nivel de dificultad. Algunas de las batallas contra jefes pueden ser complicadas, pero es poco probable que te sientas presionado. La mayoría de los minijuegos o desafíos opcionales te lanzan elementos de curación adicionales entre fases, así que a menos que falles constantemente, no estarás en peligro de morir. Los juegos de Paper Mario son relativamente fáciles, pero no me caben dudas de que The Origami King es uno de los más sencillos.

Para cerrar, me quedo con la idea de que The Origami King es un juego genuinamente hermoso. El encantador estilo del papel nunca se ha visto mejor, y cada personaje es expresivo y encantador de ver. Paper Mario: The Origami King puede que no sea la secuela de Thousand Year Door que algunos esperaban, pero es definitivamente un gran y muy divertido juego.

Es ingenioso, encantador, divertido de jugar, y tiene una banda sonora que no puede ser superada. A pesar que su baja dificultad y el combate, que a veces se prolonga más allá de lo esperado, pueden hacer que la experiencia sea un poco más lenta, debo decir que he disfrutado de horas y horas en el juego.

Todo es colorido, está bien escrito, tiene grandes chistes visuales y un montón de momentos extravagantes. The Origami King es un título inteligente, cuya madura narrativa lo hace una opción indispensable para todo usuario de Nintendo Switch.

Esta reseña fue escrita luego de jugar una copia digital de Paper Mario: The Origami King para Nintendo Switch brindada por Nintendo.

Good

  • La historia es muy buena con una gran escritura de personajes
  • Todo el tema artístico y colores son muy bonitos
  • El sistema de pelea en base a anillos es inteligente
  • Bastante contenido

Bad

  • No existe mucho reto

Summary

Paper Mario: The Origami King es un título maravilloso que no teme en integrar elementos maduros en su historia para un público más exigente.
9

Sobresaliente

Lost Password