fbpx

Pac-Man 99 Review

Videojuegos
8

Muy Bueno

Nintendo tiene un historial bastante reciente de organizar Battle Royales poco convencionales con títulos como Tetris 99 y el ya retirado Super Mario Bros. 35. Este género ha arrasado en todo el mundo, y Pac-Man 99 es otra implementación de una franquicia clásica en este estilo de juego tan adictivo y popular. Aunque su DLC de pago tiene un precio y una aplicación bastante cuestionables, el juego propiamente dicho es un viaje lleno de adrenalina que nunca pasa de moda por mucho que se juegue.

En Pac-Man 99, los jugadores toman el control de Pac-Man en una partida aparentemente normal mientras combaten simultáneamente contra otros 98 jugadores que realizan las mismas tareas que tú. A medida que los jugadores comen fantasmas después de ingerir bolitas, éstos son lanzados a las partidas de otros jugadores. También hay fantasmas más pequeños, llamados Jammer Ghosts quienes, de froma drástica, impiden el movimiento del jugador. Además, hay diferentes patrones que los jugadores pueden emplear al mover el stick derecho, lo que aporta una continua sensación de estrategia a lo que parecería ser una experiencia de juego irreflexiva y sin sentido.

Este es mi primer Battle Royale de este tipo, ya que nunca llegué a jugar Super Mario Bros. 35, y Tetris 99 es una de los favoritos de mi esposa, así que no puedo opinar sobre cómo se implementa el ciclo de juego, la curva de aprendizaje o las ideas generales en comparación con esos títulos. Sin embargo, hay que reconocer que me costó un poco entender lo que ocurría en mi pantalla durante una buena parte de las partidas.

Al ver a otros numerosos jugadores cubriendo los bordes de mi campo de visión, y sin saber muy bien qué hacían los comandos del stick derecho, me sentí bastante abrumado, lo que creo que es una reacción natural ante un juego tan sorprendente como éste. Dudo que haya muchos leyendo esto que sean como yo y nunca hayan probado un Battle Royale de Nintendo, pero si no lo has hecho, seguro que tendrás que tener paciencia.

El juego no se explica realmente a través de textos, así que todo se reduce a jugar algunas partidas y analizar lentamente cómo funciona todo. A pesar de la posible perplejidad que pueda encontrar un jugador nuevo, el bucle de juego en sí sigue siendo satisfactoriamente adictivo.

En primer lugar, hay que disfrutar, al menos remotamente, del Pac-Man vainilla para poder disfrutar de este título, ya que, al fin y al cabo, es en lo que se basa esta experiencia. Sin embargo, tampoco es necesario ser un experto ni nada por el estilo para divertirse o entender lo que está pasando. Pac-Man 99 no es nada si no es accesible. Siempre que entiendas la esencia y el bucle simplista de la jugabilidad de estos títulos, irás ganando terreno en los constantes combates por ser el último jugador que queda en pie.

Aparte del modo gratuito para 99 jugadores, en el que pasé la mayor parte del tiempo, hay un montón de otros modos de juego encerrados tras el DLC de pago que, sinceramente, no son demasiado emocionantes ni satisfactorios. El primero de estos modos adicionales es el CPU Battle, que es esencialmente la misma idea que el Battle Royale estándar de 99 jugadores, excepto que te enfrentas a 98 jugadores de la CPU.

Se supone que es un modo para principiantes destinado a inculcar a los nuevos jugadores, pero para ser franco, lo encuentro innecesario. Los niveles de dificultad y demás pueden ajustarse, pero creo que la mejor “práctica” es jugar contra otros jugadores reales. No hay una sensación única de plenitud o incluso de diversión cuando se juega contra la CPU, así que su inclusión, y mucho menos su precio, me deja más desconcertado que otra cosa.

El modo Score Attack es exactamente lo que parece y es una agradable novedad que puede servir de respiro si uno se siente agotado por el modo de 99 jugadores. El modo Blind Time Attack también es un modo moderadamente agradable con el que me divertí. Este último ofrece un estilo de juego único y un desafío que no ofrecen los demás modos, y me parece el que más merece la pena, aparte del modo libre de 99 jugadores por defecto.

Sin embargo, a la hora de la verdad, todos estos modos DLC son meros aperitivos que no ofrecen nada parecido al nivel de rejugabilidad constante que ofrece el modo gratuito para 99 jugadores. Las Partidas Privadas también están bloqueadas tras un muro de pago. Resulta bastante decepcionante que todos estos modos estén agrupados en el paquete de desbloqueo y en el paquete de lujo, lo que hace imposible adquirirlos por separado. Esto hace que la perspectiva de profundizar en el contenido de este título sea inesperadamente cara.

Pac-Man 99 es un Battle Royale excepcionalmente entretenido que incorpora de forma genial partidas rápidas y mucha estrategia sobre la marcha. El modo gratuito, por defecto, es donde los jugadores pasarán la mayor parte de su tiempo, si no todo, mientras que los paquetes de pago son difíciles de vender y ofrecen muy poco en el ámbito de la rejugabilidad. Personalmente, recomiendo que te quedes con la versión gratuita, pero si quieres algo más de variedad, por muy pequeña que sea, tienes a tu disposición esos modos adicionales.

Esta reseña fue escrita luego de jugar una copia digital de Pac-Man 99 para Nintendo Switch, brindada por Bandai Namco.

Summary

Pac-Man 99 es un divertido elemento que se añade a los battle royale de Nintendo, y a pesar de sus innecesarios elementos de pago, el juego base es tan adictivo que merece la pena prorbarlo.
8

Muy Bueno

Lost Password