fbpx

Outriders Review

Videojuegos
8

Muy Bueno

People Can Fly tiene un sangriento historial de shooters, con títulos bastante exagerados visualmente. Es una historia que comenzó con Painkiller, lo que llevó a Gears of War: Judgment y luego a Bulletstorm. Ahora, el equipo está aprovechando su experiencia para crear un looter-shooter cooperativo con Outriders. El resultado final es interesante. En muchos aspectos, People Can Fly hace gala de sus puntos fuertes y ofrece un juego de disparos en tercera persona bastante agradable y superpotente. Dicho esto, hay varias maneras en las que Outriders trabaja en contra de sí mismo, disminuyendo el valor de la diversión en algunos casos.

Outriders imagina un futuro en el que la Tierra ya no es viable para los seres humanos. La única opción es atravesar la inmensidad del espacio con la esperanza de asentarse en Enoch, un planeta que representa la salvación de la humanidad. El destino quiso que el planeta alienígena estuviera lejos de ser pacífico. El anhelo por la Tierra 2.0 se desvanece rápidamente cuando una violenta tormenta, denominada “La Anomalía”, arrasa con los colonos interplanetarios.

Uno de estos individuos, un Outrider experto en combate, sobrevive al evento de energía ambiental, aunque termina bastante herido. No obstante, las heridas no son lo único que ha dejado el incidente; el superviviente se ha convertido en un “Alterado”, humanos imbuidos de poder por la Anomalía. Antes de que los nuevos poderes puedan ser explorados y disfrutados adecuadamente, el Outrider es colocado en criostasis. Pasan 30 años antes de que vuelva a despertar y el mundo, ya de por sí extraño, resulta aún más desconocido a su regreso. Es bajo esta premisa que comienza este viaje para entender la Anomalía, descubrir la señal que hay detrás, y combatir todas las fuerzas hostiles, tanto humanas como alienígenas.

El concepto en sí mismo es atractivo, pero los momentos iniciales de Outriders dan una mala primera impresión. El elenco inicial de personajes pueden llegar a ser bastante planos. Claro, yo también estaría malhumorado si hubiera puesto todas mis esperanzas en un planeta como Enoch. A pesar de ello, la escritura de los personajes no logra dar en el clavo, ya que el juego impone eventos bastante importantes al jugador antes de que se haya establecido una razón por la qué preocuparse. Todo lo que se ve es un grupo de personas que trabajan a regañadientes con otras personas, mientras intentan matar o evitar ser asesinados por otros. Eso resume la variedad de personalidades que habitan en Enoch. La mejor parte de nuestro sucio y aguerrido reparto no se vislumbran hasta varias horas después. Y es más o menos en el mismo punto en el que la historia mejora, aunque los diálogos no siempre la apoyen adecuadamente.

Los entornos son mejores, Enoch cuenta con hermosos y variados paisajes, aunque no se aprecie de inmediato en las primeras horas. A lo largo de la campaña, que ronda las 25 horas considerando las misiones secundarias, el jugador atravesará volcanes nevados, antiguas ruinas forestales y mucho más. Es una pena que el diseño del mapa sea muy restrictivo, con zonas compuestas por pasillos conectados. A menudo me he encontrado mirando más allá de los límites del mapa los hermosos escenarios que dan cuerpo al mundo. Y eran vistas fascinantes. Y si bien la linealidad del diseño de los niveles puede resultar molesta al principio, al final creo que encuentra un ritmo que le beneficia bastante.

Considerando que ya hablamos de la calidad de la escritura y del diseño de niveles semi-restrictivo, es bastante claro que ninguna de las dos cosas son la razón por la que los jugadores volverán por más. En Outriders todo gira en torno al looting, los disparos y el uso liberal de poderosas habilidades. People Can Fly ha tomado aspectos de Destiny y Diablo para desarrollar este título, que NO es del tipo servicio en vivo. Lo que tenemos aquí es un producto bastante completo, al menos en términos de contenido. No hay pases de batalla, temporadas y demás que te obliguen a conectarte a diario o a arriesgarte a perderte recompensas o fragmentos de historia.

Outriders apuesta por sus cuatro clases distintas: Devastator, Trickster, Pyromancer y Technomancer, combinadas con armas modificables y profundos árboles de habilidades. Las clases van ganando acceso a nuevos poderes, de los cuales se pueden equipar tres a la vez. El Trickster es un maestro del espacio y el tiempo, y puede alterar ambos mientras se teletransporta por el campo de batalla y crea campos temporales. El Devastator, por su parte, arranca la roca del suelo para enfundarse en una armadura protectora o empalar a sus enemigos.

El Technomancer llena el campo de batalla con torretas y otros artilugios para crear buenas barreras de ataque para que tus camaradas puedan ganar terreno. Finalmente, el Pyromancer, mi personaje principal, tiene distintas habilidades que envuelve todo en intensas llamas de fuego que generan ataques de corto y mediano alcance. Puede que los poderes no lleguen a los mismos niveles de locura de la anterior obra del desarrollador, Bulletstorm, pero no dejan de ser salvajes.

Junto con la gran cantidad de escopetas, revólveres, ametralladoras, rifles de asalto, rifles de francotirador, etc. que caen con cada encuentro y salen de cada cofre, es fácil dejarse llevar por la fantasía de poder que People Can Fly ha presentado. La constante lluvia de botín significa que siempre hay materiales y mods que quitar de los objetos que no se adaptan al estilo de juego deseado y eso creo algo bastante profundo y rico en la forma que quieras construir a tu personaje.

Además existe un generoso sistema de artesanía que permite que, las armas de aspecto más básico, se conviertan de repente en Mjolnir, lanzando rayos a los enemigos cuando consiguen golpes críticos. Outriders funciona a pleno rendimiento en esos momentos en los que las habilidades, cuidadosamente seleccionadas, hacen sinergia con los mods de las armas recogidas para producir efectos demenciales y destrozar las barras de salud del enemigo en un instante.

Outriders puede parecer un título desarrollado para la época de PS3 y Xbox 360 en algunos momentos, pero en realidad es un juego con visión de futuro en su enfoque del combate y la salud. En lugar de separarse de la acción para buscar paquetes de salud o sentarse ociosamente detrás de una cobertura mientras la salud se regenera, Outriders otorga salud por ser agresivo. Evidentemente, el resguardo necesario proviene de un poco práctico sistema de cobertura, pero afortunadamente apenas y se utiliza, claro que eso dependerá también de cómo hayas configurado tu tipo de ataque. En lo personal yo voy directamente al frente quemando a todos y repartiendo balas a montones. Cabe señalar que cada clase recibe salud por matar a los enemigos dentro de ciertos rangos o por causar daño en general y debo decir que es un cambio audaz respecto a las normas de los shooters contemporáneos.

Gracias a los niveles del mundo, un concepto similar al de los niveles Torment de Diablo 3, la acción puede adaptarse al estado ideal del jugador. ¿Quieres simplemente correr a través de la historia y cerrar los misterios de Enoch? Entonces el nivel de mundo 1 es la ideal para olvidarte de cualquier reto que el juego te proponga. Pero, si crees que tu equipo esté diezmando a los enemigos con demasiada facilidad y necesites algo más estimulante, entonces creo que deberías elegir otras opciones de dificultad. A partir del nivel de mundo 4, los enemigos se sitúan por encima del nivel actual del jugador. Hay 15 niveles de mundo en total, cada uno de los cuales amplía la brecha de nivel de los combatientes hostiles, a la vez que aumenta el botín y la rareza del nivel y las tasas de caídas legendaria.

Ir a los más retadores niveles de mundo, para probar la eficacia de los nuevos mods, crea un bucle emocionante. Crear a tu personaje y brindarle los mejores stats, es un viaje que resonará con aquellos que disfrutan profundizando en las hojas de estadísticas de los MMO y los RPG. Y este juego ofrece un montón de formas de transformar las clases, y convertirlas en máquinas asesinas.

No hay mejor lugar para evaluar las construcciones que las Expediciones del endgame. Después de que la historia haya concluido sus principales puntos, las Expediciones estarán disponibles. Estas misiones posteriores al juego son las que realmente pondrán a prueba a los jugadores. Los niveles de desafío, distintos de los niveles de mundo, se presentan para aumentar aún más la dificultad. Y aquí es donde se encuentra el perfeccionamiento de la construcción y el cultivo de equipo, a menos que el RNG haya sido amable contigo a lo largo de la campaña.

Ahora, toma todas estas áreas y multiplícalas porque Outriders es un juego multijugador. Hasta 3 personas pueden unirse a la historia y a las Expediciones. Una cosa es dominar la sinergia autónoma entre armas y habilidades, pero alcanza un nivel totalmente nuevo cuando tres clases distintas trabajan juntas para cubrir el campo de batalla de balas y efectos de estado. Aprender cuándo usar las habilidades de interrupción, o el combo con la construcción de un compañero en cooperativo, abre vías más profundas.

No obstante, el juego cooperativo sería mucho mejor si no fuera por un montón de problemas de conexión. El emparejamiento es un desastre y, a pesar de que se anuncia como un título crossplay, esta característica no funciona como se pretende. De hecho, el problema no está relacionado únicamente con el multijugador; el jugador individual también está sujeto al requisito de estar siempre conectado. El razonamiento detrás de esto es disuadir a los tramposos, pero en un juego sin PvP o cualquier contenido de servicio en vivo que podría ser disminuido a través de exploits, no tiene mucho sentido. No poder disfrutar de la campaña mientras se juega en solitario, por culpa de una desconexión del servidor, algo que ocurrió con cierta regularidad durante la semana de lanzamiento, resultaba cada vez más frustrante.

Este es un problema que ha provocado que los inventarios de algunos jugadores se hayan borrado por completo. El hecho de que el aspecto del botín de un looter shooter se vea amenazado por la inestabilidad de un requisito de conexión innecesario es, sin duda, un factor disuasorio. Durante mi tiempo de juego, no me encontré con este problema, pero la amenaza inminente acompañaba cada desconexión del servidor con un pequeño ataque al corazón.

Cuando las palpitaciones se calmaron, quedó bastante claro que los problemas siguen entrelazados en la experiencia, sobre todo en los controles. Los deadzones de los mandos y la aceleración de la puntería obligan al jugador a ajustarse a estas configuraciones no editables, lo que convierte las primeras horas en un periodo de adaptación. Todo esto hace que Outriders sea una experiencia de ida y vuelta. Todo lo que es brillante se ve a menudo socavado por un sistema o función que frena el título. Y realmente es un intenso juego de tira y afloja entre estas áreas. Es por ello que no es de extrañar que la nueva oferta de People Can Fly esté resultando tan divisiva.

Como palabras finales, a pesar de los problemas de Outriders, sigo volviendo una y otra vez. People Can Fly ha dado en el clavo. El juego de disparos agresivo es un cambio de ritmo bienvenido respecto a los shooters habituales de cobertura. Toda la experiencia genera una sensación bastante honesta de satisfacción cuando una construcción finalmente hace clic y endulza todo el campo de batalla. No todos los problemas señalados pueden arreglarse mediante un parche, pero varios de los más importantes pueden suavizarse en futuras actualizaciones para que la experiencia se acerque más a la visión prevista. Definitivamente, creo que Outriders aún le queda un camino por recorrer para estar a la altura de shooters como Borderlands, pero al igual que éste, tiene el marco necesario para que su secuela pueda limar sus asperezas y brillar como una de las principales IP de Square Enix.

Esta reseña fue escrita luego de jugar una copia digital de Outriders para PlayStation 5, brindada por Square Enix.

Good

  • El sistema de botín está muy bien diseñado; el nivel de construcción de personaje es bastante profundo; los disparos y las armas se sienten muy bien, el endgame y el tipo de misiones están bien planteadas; las habilidades de las clases se roban todo el show

Bad

  • Problemas técnicos de lanzamiento; diseño de nivel bastante lineal; la historia es olvidable

Summary

Outriders es un muy buen looter-shooter que posee muchos momentos de grandeza, a pesar de contener algunos elementos algo genéricos, pero que no deslucen su divertida mecánica de juego.
8

Muy Bueno

Lost Password