fbpx

Mortal Shell Review

Videojuegos
9

Sobresaliente

No es fácil vivir a la sombra de lo que es conocidos por todos como una de las mejores experiencias en videojuegos, Dark Souls. Dicen que la imitación es la forma más sincera de adulación, si ese es el caso entonces los juegos del tipo Soulsbourne deben estar ahogándose con tantos juegos similares. Varios títulos han tomado prestado generosamente del legado del Soulsborne, pero franquicias como The Surge y Nioh han demostrado que se puede rendir homenaje a los grandes pero aún así tener un estilo propio.

Mientras que las interminables comparaciones de los títulos hardcore y slash, con las obras maestras de FromSoftware, se están volviendo más que un poco cansadas, el hecho de que Mortal Shell se parezca tanto a la serie que dio origen al género invita a más de esas comparaciones, pero de buena gana. Afortunadamente, mientras Mortal Shell se presenta como una carta de amor a los juegos originales de la franquicia Souls, tiene suficiente corazón y sustancia propia para distinguirse por sí mismo. Una hazaña que resulta aún más impresionante por el hecho de que es el trabajo de un estudio comparativamente pequeño.

El mundo de Mortal Shell es un asunto sombrío y deprimente, en el que se te empuja sin ceremonias y sin mucho contexto o guía. Eres esencialmente un alma débil sin nada, pero con una espada y un sueño de supervivencia en este duro mundo, y dependerá de ti averiguar qué demonios está pasando. La historia está contada en oscuras y monótonas dosificaciones, a través de inscripciones que encontrarás en el escenario, así como a través de las crípticas reflexiones de los NPC.

Mentiría si dijera que comprendí la historia por completo, y al final del día parece más una sensación o una idea que algo concreto, pero el juego clava la sensación de atmósfera y temor que es tan central en estas experiencias. Incluso si no tenía ni idea de lo que estaba sucediendo, siempre me vi obligado a profundizar en los misterios de Fallgrim, sumergiéndome en su exquisita decadencia.

En cuanto a la jugabilidad, es del tipo hack & slash hardcore, tal y como siempre lo has conocido y amado; tienes una reserva limitada de salud y resistencia, tus ataques son lentos y deliberados, el ‘masheo’ de botones se castiga y los enemigos golpean como tanques. Pero Mortal Shell cuenta con unos mecanismos básicos muy únicos e inspirados que son clave para establecer su identidad.

En primer lugar, están los caparazones (Shells) titulares, que son esencialmente armaduras carnosas que debes rastrear y habitar. Como alma errante, eres muy débil cuando no estás habitando en uno de los caparazones, y fácilmente caerás con un solo golpe si eres atrapado fuera de su cálido abrazo. Los Shells (de las cuales hay cuatro) ofrecen estadísticas y habilidades únicas, así como una historia que va de la mano de cómo terminaron siendo la nave a través de la cual podrás navegar por Fallgrim.

A diferencia de los típicos juegos de rol, en realidad no puedes subir de nivel en ningún sentido real; la salud y la resistencia de una Shell son más o menos las mismas en la primera hora que en la vigésima. En ese sentido, se te anima a que encuentres uno que se adapte a tu estilo de juego, y usando las monedas del juego, los Tar y los Glimpses, podrás comprar habilidades únicas para ellos que igualen un poco la lucha. Las Shells tienen diseños visuales impresionantes y distintivos, y se sienten muy diferentes unas de otras. Ojalá hubiera más de cuatro, pero eso es más un tema de mi codicia que cualquier fallo del juego en sí.

Jugando con esta mecánica de las Shells, si tu salud se reduce a cero mientras pilotas una de estas marionetas de carne, serás extraído a la fuerza de ella y volverás a tu forma mucho más débil. Tienes una única oportunidad de recuperar tu Shell, y si caes por segunda vez es para volver al último Sester que visitaste (criaturas parecidas a muñecos que pueden despertar y que actúan como las hogueras del juego). Como es típico en este tipo de juegos, podrás rastrear el lugar donde moriste y reclamar tu Tar, lo cual es bueno, ya que al principio del juego te vas a morir mucho.

La otra mecánica única es la ausencia total de un botón de bloqueo. En su lugar, tienes la capacidad de endurecerte (permiso para reírse concedido), lo que convierte tu piel (o lo que sea que hayas estirado a través de los cansados huesos de tu forma corpórea) en piedra y te hace impermeable incluso al golpe más duro. Ser golpeado mientras está endurecido romperá la postura y normalmente aturdirá al enemigo, y aunque parezca una mecánica muy ventajosa, tendrá un cooldown bien proporcionado, así que no esperes spamear constantemente. Es una mecánica genial y dominar su uso es esencial para sobrevivir a Fallgrim.

Sin embargo, cabe señalar que también termina siendo una espada de doble filo, ya que la incapacidad de bloquear significa que permanecer en el calor de la batalla, lanzando ataques de tu espada ‘a lo loco’, es todo un suicidio. Entonces, será mucho más fácil esperar a que tu arma se recargue, recibir un par de golpes y luego retirarse y repetir. Lleva un poco de tiempo encontrar tu ritmo, pero una vez que lo haces se hace fácil explotar la ordinaria IA del enemigo.

Digo esto por supuesto con el beneficio de haber jugado el título durante aproximadamente quince horas, ya que mis primeros pasos en Mortal Shell fueron increíblemente vergonzosos. Incluso siendo alguien que está muy familiarizado con el hardcore hack& slash, me sentí inmediatamente humillado por la empinada curva de aprendizaje del juego. Mis primeras horas las pasé frustrado, ya que el juego aplastaba mi espíritu a cada paso; no sabía lo que hacía, y cuando lo sabía, no sabía cómo hacerlo sin que me aplastaran. Pero Mortal Shell recompensa la perseverancia y la paciencia como cualquier buen juego de su clase, y a pesar de las frustraciones iniciales, el juego es equilibrado y justo si eres capaz de estar a la altura de su desafío.

Una de las mecánicas que no me terminó de convencer fue el parry, que se alimenta de un recurso independiente llamado Resolve (que se obtiene haciendo daño a los enemigos o usando objetos específicos). Con suficiente Resolve puedes detener la mayoría de los ataques enemigos y dejarlos abiertos para una poderosa respuesta que puede hacer cosas como prenderles fuego o regenerar tu salud. Cuando lo consigues, es impresionante, pero el momento del parry es extremadamente raro, lo que hace que sea bastante arriesgado. Con el tiempo mejora, pero el momento nunca es bueno, y generalmente evité usarlo contra los enemigos más poderosos, donde las recompensas eran muy superiores al riesgo.

Mortal Shell recompensa la perseverancia y la paciencia como cualquier buen juego de su clase, y a pesar de las frustraciones iniciales el juego es equilibrado y justo si eres capaz de estar a la altura de su desafío.
Cabe mencionar que Mortal Shell es un juego muy bonito, y los desarrolladores han demostrado ser muy hábiles a la hora de sacar provecho del Unreal Engine 4.

El trabajo de textura y la iluminación son fantásticos y ayudan a vender la sombría estética y atmósfera de Fallgrim, y los diseños de los personajes son también bastante creativos. El diseño del nivel está igualmente bien ejecutado, y aunque pasé las primeras horas bastante perdido en el laberíntico mundo de Fallgrim, la paciente exploración reveló que es mucho más pequeño de lo que parecía al principio. Pero mientras que el mundo interconectado de Fallgrim puede ser mucho más pequeño que el promedio de Lordran o Ashina, se presta a una experiencia estrecha y enfocada, y cada rincón está lleno de cosas interesantes para ver y matar.

En cuanto a la performance, el juego puede ser un poco irregular. Esto se siente de manera más profunda en la forma en que el combate puede sentirse un poco torpe y lento a la respuesta, pero incluso eso tiene su propio encanto hasta el punto de que me pregunto si fue una elección de diseño deliberada.

Las animaciones también pueden ser un poco irregulares, pero todo esto fue bastante fácil de pasar por alto en el gran esquema de las cosas. Me encontré con un extraño error que deshabilitó completamente mi capacidad de endurecimiento, lo que me obligó a reiniciar el juego para arreglarlo. Esto me ocurrió un puñado de veces más, y no parecía ser una mecánica en el juego. Perder tu núcleo defensivo no es exactamente lo más divertido que puedes hacer cuando estás rodeado de criaturas que te quieren muerto, además de estar lejos de un punto de control.

Finalizo con la idea de que Mortal Shell es un triunfo en cuanto al diseño inteligente y novedoso en un género que siempre compara a un nuevo título comparado con el mejor de los mejores. Su gran dificultad, sus mecánicas únicas y su traicionero mundo, que pide ser explorado y dominado, lo convierten en un paquete convincente, y sus aspectos positivos se combinan con un estilo más que suficiente para hacerte perdonar algunos problemas técnicos y de diseño.

Como debut, Mortal Shell pone al desarrollador Cold Symmetry en el mapa, y estaré ciertamente interesado en ver a qué se dedica este talentoso estudio a continuación.

Esta reseña fue escrita luego de jugar una copia digital de Mortal Shell para PlayStation 4 brindada por Playstack.

Good

  • Todos los Shells (caparazones) son impresionantes
  • La mecánica de endurecimiento es realmente única
  • Fallgrim es hermoso, implacable, y un placer para explorar
  • Visualmente muy bien logrado

Bad

  • El combate, una vez dominado, expone una IA enemiga ligeramente débil
  • Algunos bugs que ameritan apagar y volver a prender
  • El parry

Summary

Mortal Shell no es simplemente "un Dark Souls más"; es una carta de amor a la serie de monstruos de From Software que captura con éxito lo que hace que esos juegos sean especiales.
9

Sobresaliente

Lost Password