fbpx

Marvel’s Spider-Man: Miles Morales Review

Videojuegos
8

Muy Bueno

Cuando jugué Marvel’s Spíder-Man de 2018, pensé que si bien algunos aspectos de su mundo abierto no eran los mejores, todo se compensaba con creces al tomar las mejores partes de los juegos y películas de superhéroes de los últimos años y mezclándolas en un producto cohesivo, emocionante y sobre todo divertido. Esa afirmación puede aplicarse también a Marvel’s Spider-Man: Miles Morales, una pseudo-secuela que probablemente se describe mejor como ‘Un especial de Fiestas’. Esta es una historia más corta y autónoma que se expande en el viaje personal de Miles Morales, el flamante Spider-Man en entrenamiento de Nueva York.

Miles Morales tiene lugar aproximadamente un año después de los acontecimientos del último juego, donde Miles fue mordido por una araña radiactiva obteniendo grandes super poderes en el proceso. Después de mudarse de Brooklyn a Manhattan con su madre, Miles ha continuado entrenándose en heroicidades bajo la tutela de Peter Parker. Sin embargo, en el preciso momento en que Peter decide irse de vacaciones de Navidad, las cosas se van cuesta abajo y Miles deberá enfrentarse a un grupo criminal llamado Underground, así como con Roxxon, un turbio fabricante de energía en posesión de nuevo producto secretamente peligroso a punto de salir al mercado. Sin Peter para guiarlo, y con su familia atrapada en la línea de fuego, Miles se ve obligado a crecer rápidamente como héroe y como hombre.

Y esa es la belleza de presentar un nuevo Spider-Man para esta secuela/expansión del original de 2018. Con una cara nueva viene un nuevo comienzo, y el contexto justificado para ver el camino del héroe por segunda vez. Pero lo más importante es que un nuevo héroe, en una nueva ciudad, significa que Miles Morales tiene una vibra claramente diferente, y una que yo diría que es más relevante y agradable que lo que vino antes.

La personalidad de Harlem, su gente y la herencia de Miles, brilla en cada faceta de la personalidad del juego, lo que lo convierte en un juego con mucho más sabor que el equivalente a Peter Parker. No se trata sólo de los festivales callejeros y de los temas hip-hop de gente como Jaden, sino de un esfuerzo consciente de Insomniac por crear algo que se sienta auténtico para los personajes y su comunidad. Además de usar esta plataforma para abrazar la inclusión y la solidaridad con gente de todos los orígenes. Incluso hay una muy bienvenida muestra de apoyo al movimiento Black Lives Matter.

Tener un amigo como Ganke a mano también tiene otras ventajas, ya que el mejor amigo de Miles es un prodigio del desarrollo de software y crea la aplicación Friendly Neighbourhood Spider-Man para ayudar a Miles a conectarse con la comunidad y proporcionar asistencia a petición. En el juego, la aplicación alimenta esencialmente a los jugadores con los mismos objetivos secundarios y actualizaciones de delitos que el juego anterior, sólo que de una manera más contextual y conveniente. Es un pequeño cambio que hace que el contenido no esencial del juego se sienta menos como algo tedioso y más como una parte del viaje narrativo de Miles.

Cuando se trata de ser el nuevo Spider-Man, las cosas son muy familiares en Miles Morales. Los encuentros con enemigos resultan en una gran combinación de combates basados en reacción y opciones de sigilo. Las diferencias clave están en los poderes Veneno de Miles, nuevas habilidades otorgadas por una reacción bio-eléctrica a las sustancias experimentales de Roxxon. Estos poderes le dan a Miles nuevos movimientos electrificados en el combate, y una práctica capacidad de camuflaje que aumenta aún más el sistema de sigilo.

Todo esto también suma como recursos en ligeros momentos de resolución de puzles tanto dentro como fuera de las misiones de la historia principal, que si bien nunca son demasiado complejas, no dejan de ser divertidas. En general, los cambios en el juego son aditivos, y si bien no significan un giro completo, definitivamente sirven para diferenciar a Miles de su mentor e inyectar un poco más de variedad.

Lo más importante es que Miles Morales es una experiencia mucho más sucinta que la de Spider-Man. Más parecido a un standalone como Uncharted: The Lost Legacy o The Last of Us: Left Behind, toma la esencia de lo que vino antes y lo reduce a unas limpias 8-10 horas (me tomó unas cuantas más además de eso para completar el 100%).

Miles Morales sirve como un gran paso para corregir el tedio del primer juego en cuanto a sus aspectos de mundo abierto, más aún porque Insomniac ha dado algunos toques extra a la mayoría de las ideas que regresan ahora. Siguiendo un precedente establecido por títulos similares de mundo abierto, el juego elude el hecho de que gran parte de sus objetivos secundarios se repiten varias veces, ajustandolos lo suficiente para que se sienten frescos. Recorrer el mapa y marcar los objetivos es mucho menos agotador cuando las tareas están salpicadas de divertidas sorpresas o de los ya mencionados elementos de resolución de puzles que hacen uso de los nuevos y exclusivos poderes de Miles. La brevedad realmente favorece al juego, incluso para el ritmo de su narración.

Algo no tan bueno es que el juego en sí tiene un precio casi igual al de una secuela completa, especialmente en un mundo en el que la próxima generación ya ha empezado a añadir un plus a los precios de los juegos. Cuando Uncharted: The Lost Legacy se lanzó, tuvo un precio de $40, un precio que reflejaba su condición de título independiente. Miles Morales, por otro lado, tiene un precio de $50 tanto en su versión actual como en el de próxima generación, y eso es para la edición estándar que excluye el remaster del primer juego.

Aunque no tendré la suerte de tener acceso a una PlayStation 5 hasta el día del lanzamiento, Miles Morales se ve magnífico incluso en la vieja PlayStation 4 Pro. Es un recordatorio de que aún queda vida en la vieja consola. Manhattan se ve tan bien como en el mapa de Nueva York del juego original, con el beneficio añadido de que las fiestas traen espíritu festivo, además de lo bien que se ve la nieve. Sigo impresionado por el juego a nivel de la representación de la calle, la sensación de moverse por la ciudad no sería tan emocionante si no fuera por la impresionante densidad de la multitud, especialmente por la forma en que giran la cabeza para mirar boquiabiertos. La atención al detalle es tan impresionante como siempre, con un número absolutamente ridículo de animaciones únicas.

Las actuaciones son geniales en todos los sentidos, con un sorprendente Troy Baker encabezando al villano líder de Roxxon, pero Nadji Jeter, y Griffin Puatu, brillan como Miles y su mejor amigo, Ganke Lee. Además que un gato llamado Spider-Man básicamente se roba el show, si me preguntas a mí. La afición de Insomniac por la animación continúa bastante bien con el motion cap, y los propios modelos se ven fenomenales. Mucho se ha hablado de la decisión de cambiar el modelo de la cara de Peter Parker, sobre todo por la comunidad, pero eso es algo que siento debemos dejarlo como tema aparte.

Donde Miles Morales trastabilla un poco es en el pulido, que es algo que me sorprende señalar. Durante el tiempo que estuve en el juego, experimenté un número significativo de bugs y crasheos, y entiendo que se han extendido problemas similares en ambas plataformas. Me han dicho que se está preparando un parche, así que espero que eso alivie algunos de estos problemas, pero al momento de escribir esta review aún no está disponible.

Para cerrar, quiero señalar que Miles Morales es un ejemplo perfecto de “menos es más”. Ahora que la fantástica mecánica transversal y el hábil combate de los juegos de Insomniac ya están establecidos, la brevedad y un plus de variedad ayudan mucho a mejorar la experiencia de ser un título de mundo abierto.

Miles es también un bastante convincente e importante protagónico que merece ese amor extra, lo que facilita que Insomniac nos entregue una sólida narrativa junto a una producción impecable y gran atención a los detalles. Ya sea que estés con una PlayStation 4 o tengas la suerte de contar con una PlayStation 5, esta es una exclusiva totalmente sólida para ambas plataformas.

Esta reseña fue escrita luego de jugar una copia digital de Marvel’s Spider-Man: Miles Morales para PlayStation 4, brindada por Sony.

Good

  • Las animaciones y los detalles siguen siendo absolutamente impresionantes

Bad

  • El precio es algo caro para una experiencia mucho más corta

Summary

Miles Morales es una digna adición independiente al excelente juego de Spider-Man de Insomniac y parte de una convincente alineación de lanzamiento de la PlayStation 5.
8

Muy Bueno

Lost Password