Después de la reinvención de la franquicia Yakuza al cambiarle el nombre a Like a Dragon y también al hacer que las entregas principales sean juegos de rol por turnos, Ryu Ga Gotoko ha llevado todo esto un paso más allá. Con Like a Dragon: Infinite Wealth, la serie ha abandonado Japón y ha viajado al extranjero por primera vez, situándose en las soleadas calles y playas de arena de Honolulu, Hawái. Con todas estas modificaciones, es comprensible si al principio te desorientaste un poco con todos estos cambios. No obstante, no te preocupes, Infinite Wealth es un título de RPG asombroso, expansivo y siempre impresionante, demostrando que la franquicia -más que nunca- está en su mejor momento.

Siguiendo una vez más a Ichiban, debo decir que es realmente reconfortante verlo de nuevo por primera vez desde su debut en 2020. En esta ocasión, su llamado a la aventura es encontrar a su madre, a quien no conoce debido a que lo abandonaron siendo un bebé. Y, a pesar de que su misión es establecer un vínculo adecuado con sus parientes, la meta rápidamente se convertirá en algo peligroso. Diversas facciones e individuos están tras la pista de su madre, incluyendo pandillas locales de Hawái, la mafia tradicional japonesa y china, e incluso un peligroso culto. Y, a medida que avanzas más en la historia, la red de misterio se irá entretejiendo de manera más compleja. También se involucra el gobierno japonés y el protagonista original, Kazuma Kiryu, quien también está en busca de Akane, la madre de Ichiban. Descubrir cómo se entrelazan todos estos elementos e individuos resulta cautivador, proporcionando una vez más una trama enigmática llena de emoción.

Infinite Wealth toca de manera excelente y elocuente algunos temas delicados y difíciles. ¿Cuánto debes a quienes vinieron antes que tú? ¿Qué tan importantes es el valor de la amistad?, entre otros. De hecho, el tema central explorado de manera más crucial es la época de la desinformación y el frecuente juicio lanzado por el público en general. Estas son ideas excepcionales para abordar en el juego, especialmente considerando que la entrega anterior sigue a Ichiban saliendo de prisión después de 18 años por un crimen que no cometió, lo que resulta en la pérdida de su juventud y la necesidad de ponerse al día con el mundo actual. Este enfoque representa un paso natural, destacando cómo la amabilidad y las buenas intenciones, que son evidentes en Ichiban y su grupo, pueden ser explotadas, convirtiendo la indignación y la protesta pública en armas. Aunque esta dinámica se ha insinuado previamente en la franquicia al observar cómo los Yakuza de menor rango son tratados como subordinados o soldados de nivel inferior mientras los líderes malignos prosperan, aquí se presenta de manera nítida y detallada, subrayando la dificultad de escapar de una vida criminal marcada por las diferencias de clase.

Todos los miembros del grupo que se formó en el predecesor Yakuza: Like a Dragon, acompañan a Ichiban en su nuevo viaje, manteniendo la naturaleza sincera y bien intencionada del personaje principal. Los vínculos entre los miembros del grupo pueden fortalecerse de manera natural a través de las cutscenes de la historia y eventos de vinculación dedicados, proporcionando más información sobre algunos de los mejores personajes secundarios de videojuegos de los últimos años. El juego presentará nuevas amenazas y miembros adicionales del grupo, incluyendo (si prefieres la versión en inglés) interpretaciones de gente como Daniel Dae Kim y el mismísimo Danny Trejo. Este añadido es bien recibido y sirve como recordatorio del crecimiento de la serie a lo largo del tiempo.

La historia de Ichiban es conmovedora y, en algunos momentos, más intensa que su primer viaje. Sin embargo, los capítulos centrados en Kiryu, el principal personaje jugable, son particularmente impactantes. Sin revelar demasiado, ahora sabemos que Kiryu está enfrentando una batalla contra el cáncer, lo que añade una dimensión emotiva a la narrativa. Este giro en la trama plantea nuevas y reales apuestas, y la narrativa se desarrolla con la incertidumbre de si el querido héroe logrará llegar hasta el final. En ese sentido, la historia no se trata simplemente de transferir el protagonismo de la vieja guardia al recién llegado, como podría esperarse, sino que presenta inesperados y emocionales giros en la trama.

Donde opta por ir la historia, me cautivó, explorando cómo Kiryu e Ichiban son dos caras de la misma moneda. Kiryu es un hombre que ha vivido una vida intensa, llena de experiencias buenas y malas, pero que continúa respondiendo y haciendo lo mejor posible para resolver problemas con sus antiguos compañeros Yakuza, al mismo tiempo que es como una vela que arde por ambos extremos. Ichiban, por otro lado, ha observado lo que está mal en lo que queda de los Yakuza y, como un personaje más joven y con más vida por delante, también desea cargar con el peso de sus predecesores, principalmente debido a sus nobles sentimientos y la deuda que siente que debe a su difunto maestro Masumi Arakawa.

La trama de Kiryu inicialmente lo muestra ayudando a Ichiban en la búsqueda de su madre en Honolulu, pero sus preocupaciones de salud eventualmente lo llevarán de regreso a Japón, deambulando una vez más por las maravillosas y magníficas calles de Kamurocho e Ijincho. Mientras Ichiban continúa la búsqueda con Adachi y los recién llegados Chitose y Tomizawa, el Dragón de Dojima se une a Seonhee, Nanba y Saeko en un viaje de autodescubrimiento. Kiryu es posiblemente uno de los personajes más altruistas en la historia de los medios y, con sus viajes, tienes la oportunidad de dar un paseo por el camino de los recuerdos y detenerte finalmente a oler las rosas. Kiryu elabora una lista de tareas pendientes que desea completar y, aunque los eventos en Hawái a veces lo alejarán, esto es en gran medida cómo pasa su tiempo, marcando los elementos de tu lista como completados gracias a visitas a restaurantes y arcades, y así llenando medidores y mejorando estadísticas. En los mapas, hay lugares a los que Kiryu puede darse el tiempo para hacer pequeñas introspecciones, teniendo diálogos consigo mismo sobre cómo un puente le recuerda a otro en Sotenbori, o cómo pararse frente a la Torre del Milenio de Kamurocho le recuerda todas las peleas climáticas que ha tenido allí en años anteriores.

Lo que tendrá más peso serán los eventos opcionales conocidos como “Life Links”. Estos son presentados por el oficial de policía, aliado y amigo de toda la vida, Date, uno de los pocos individuos de la vida pasada de Kiryu que sabe que todavía está por ahí. Estas escenas son expertamente crueles, trasladándote a un escenario donde aparecerá un personaje del pasado de Kiryu. Sentado a lo lejos o en segundo plano, Kiryu escuchará mientras Date se pone al día con estos personajes, permitiendo que el jugador y Kiryu vean cómo les ha ido después de todo este tiempo y cuánto han extrañado al Dragón de Dojima o cómo ha impactado en sus vidas. Estas escenas pueden desconcertar a los recién llegados, pero servirán como tirones emocionales en los corazones de los fanáticos de antaño, al ver cuánta huella e impacto ha dejado Kiryu, a menudo estando tan cerca que casi puede tocar al personaje dado.

Transformar a Like a Dragon: Infinite Wealth en un juego tanto de Kiryu como de Ichiban es un toque inteligente que se adapta a todos los tipos de jugadores. Afortunadamente, la historia principal hace un trabajo bastante aceptable al poner al día a los recién llegados sobre quiénes podrían ser algunos de los rostros familiares. En caso de que todo falle, eventos como los Life Links se pueden pasar por alto, pero si decides participar en ellos, la recompensa y el desenlace son invaluables.

Explorar las ciudades japonesas en la serie Yakuza o Like a Dragon, apreciando todos los pequeños detalles como letreros y qué tienda vende qué, siempre fue una de las experiencias más cautivadoras en los juegos. Esto sigue siendo cierto cuando visitas Yokohama o Kamurocho, pero la inmensa sensación de lugar no disminuye al explorar Honolulu. Este es su mapa más grande hasta ahora, siendo tres veces el tamaño de Yokohama y nueve veces el tamaño de Kamurocho. Sin embargo, todo está dispuesto de manera auténtica y hermosa, de modo que ese tamaño nunca resulta abrumador. Las playas dan paso a calles principales con mucho tráfico antes de pasar naturalmente a callejones, calles más descuidadas hasta muelles y de nuevo a playas.

Difícilmente encontrarás un juego tan veraniego. Paseos soleados por la playa pueden, en un instante, dar un giro cuando aparecen las lluvias repentinas. Los tipos de enemigos con los que Ichiban se encuentra incluirán formas que ha asumido anteriormente, pero también enemigos nuevos con temas más veraniegos. Los tipos de trabajos que puedes asignar a los miembros de tu grupo también serán más acordes con el tema, incluyendo bailarines de hula llamados ‘Geo Dancers’ y surfistas conocidos como ‘Aquanuts’. Jugar Infinite Wealth en el medio del verano peruano, refrescándome bajo un aire acondicionado mientras paso el rato y me embarco en aventuras con Ichiban y la pandilla no podría sentirse más como una combinación perfecta.

Like a Dragon: Infinite Wealth es quizás el juego más grande de la franquicia hasta ahora. En gran medida, esto se debe a que está tan comprometido en incluir más o menos todo lo que ha estado en entregas anteriores y algo más. Está la escuela vocacional, el karaoke, la recolección de latas. Por supuesto, regresan los arcades, hogar de máquinas clásicas de SEGA, incluido el encantador juego de lucha en 3D SpikeOut. También han incorporado su propio giro a juegos preexistentes. Sujimon League te hace recolectar enemigos previamente combatidos conocidos como ‘Sujimon’ y luego enfrentarte a otros entrenadores en el mapa, incluso participando en el equivalente a gimnasios Pokémon como parte de la trama. Un minijuego de entrega de alimentos al estilo de Crazy Taxi llamado Crazy Eats, un juego de fotografía estilo Pokémon Snap llamado Sicko Snap, y la lista sigue y el pozo es realmente profundo. Por último, pero ciertamente no menos importante, está un minijuego llamado Miss Match que ve a Ichiban participando en eventos de pulsación de botones y elecciones de diálogo para conseguir una cita en un sitio de citas con resultados hilarantes. Como alguien que a menudo se siente abrumado por el tamaño de los juegos, encontré que todas las pequeñas actividades son oro puro.

Lo que se convirtió en un pasatiempo bienvenido para mí y probablemente lo será para otros es el juego secundario Dondoko Island. Históricamente, los juegos de la franquicia Yakuza/Like a Dragon a menudo han tenido experiencias de este tipo, como cuando nos ofrecieron tener la simulación de dirigir una empresa emergente para convertirla en una empresa multimillonaria, incluso nos han puesto como el gerente de un negocio de cabaret. Ahora, estamos haciendo una fusión tentadora de toda esa gestión, restaurando una isla resort abandonada anteriormente a su antigua gloria al estilo de Animal Crossing.

El objetivo principal de Dondoko Island es gradualmente convertirse en un resort de cinco estrellas una vez más, dar la bienvenida a los huéspedes más ilustres y acumular dinero. Pero además de eso, hay espacio para agradables tareas triviales como pesca, captura de insectos, charlar con los lugareños, desbloquear alas y áreas adicionales de tu isla, interactuar con tenderos y destruir rocas, basura, árboles, etc., en busca de más recursos. Las oportunidades de expresión personal son abundantes con una gran cantidad de muebles y edificios artesanales para colocar en tu isla. Esto fortalecerá la habitabilidad de la isla y la satisfacción de los huéspedes. Haz que tu isla sea bonita. Sin duda lo necesitarás si no quieres sentir vergüenza cuando publiques tu isla en línea, haciéndola elegible para ser explorada por otros jugadores.

En poco tiempo desbloquearás una granja adicional para tu isla, donde puedes establecer y automatizar tuberías de recursos para alimentar realmente tu progreso incluso cuando no estás trabajando activamente en la isla. Aquí puedes dejar tus Sujimon para entrenar y subir de nivel significativamente, o asignar a otros para recoger cultivos y similares. Esto solo rasca la superficie de las formas en que Infinite Wealth se integra con otros mecánicos del juego. Tal vez participarás en un buen evento de vinculación con uno de los miembros de tu grupo, desbloqueando así su habilidad especial de combate. Tal vez subas de nivel tus estadísticas sociales yendo a la escuela vocacional y haciendo preguntas, luego aumentando tu estadística para que puedas superar la ocasional prueba de estadísticas necesaria para reclutar a ese transeúnte aleatorio en Honolulu para que visite tu isla. A lo que quiero llegar es que Infinite Wealth es un RPG profundo, siempre ayudándote a ser autosuficiente.

Siempre he admirado la capacidad de la franquicia para ofrecer momentos desgarradores en su historia y luego poder sumergirte en subhistorias de misiones secundarias para refrescar el paladar. En ese sentido, un momento en particular en Infinite Wealth me tuvo bastante consternado y hasta triste, para luego me distraerme gratamente mientras ayudaba a una langosta y un cangrejo a enamorarse. Ese es el rango de historia que tiene este último lanzamiento.

Ya disfruto mucho de las misiones secundarias en los juegos de Yakuza y Like a Dragon, pero fue en Infinite Wealth donde me sentí verdaderamente motivado y recompensado al hacer cada una de ellas. Sí, participarás en aventuras tontas como ayudar a un niño a dirigir un puesto de limonada o ser personal en un restaurante concurrido, pero también hay continuaciones literales y cierres de subtramas presentadas en juegos anteriores. Me pareció grato volver a ver al científico loco, regresando una vez más para mostrarnos sus nuevas empresas con su gigantesco robot aspiradora. Me conmovió de manera extraña ver el regreso del clan de hombres adultos con pañales, ayudando, créelo o no, en una historia emocional donde ayudan a un esposo deprimido a cumplir el último deseo de su esposa moribunda.

Admito de buena gana que cuando se anunció que la franquicia iba a adoptar combates por turnos, tuve mis reservas. Sin embargo, Yakuza: Like a Dragon disipó por completo esas preocupaciones. Infinite Wealth, por su parte, refuerza aún más esa confianza y nueva dirección, convirtiendo las batallas por turnos en las mejores que haya experimentado. Ahora, cada personaje que tiene el turno cuenta con un círculo radial a su alrededor, lo que implica que hay movimiento posible en un turno, en lugar de depender totalmente de la ubicación aleatoria de los miembros del grupo, como ocurría antes. Esta adición resulta fantástica y proporciona una forma de alinear estratégicamente todos tus movimientos, maximizando el daño e impacto en un turno determinado. Al igual que en el juego anterior, los ataques cuerpo a cuerpo, en su mayoría, causan un efecto de retroceso. Ahora, una flecha indica exactamente hacia dónde ocurrirá ese retroceso, permitiéndote planificar dónde deseas que vayan. ¿Quizás hacia una pared para aumentar el daño a un enemigo específico? ¿Hacia un compañero de equipo para un siguiente golpe alley-oop? ¿O los golpeas contra otro enemigo para ver cómo caen como fichas de dominó? Esta elección queda completamente a tu disposición, pero el resultado siempre es impactante y divertido.

La lucha por turnos nunca resulta lenta, especialmente cuando hay tantos detalles que atienden cada una de tus necesidades. Los Pound Mates, equivalentes a invocaciones que puedes llamar para causar daño devastador o proporcionar curación necesaria, regresan y siempre son un deleite, especialmente por la forma en que sus escenas están animadas. Al llenar una barra, un personaje puede realizar su ataque definitivo con Ichiban o Kiryu, dependiendo de quién sea el líder actual del grupo. Si extrañas el clásico combate por turnos, Kiryu puede activar su ataque definitivo ‘Dragon’s Resurgence’, donde literalmente rompe con el formato por turnos y puede golpear a los enemigos en tiempo real durante un breve período.

Los trabajos son más abundantes que nunca. Cada personaje tiene su propio trabajo único nuevamente, incluido mi favorito personal, el trabajo de Taxista de Tomizawa, que lo tendrá arrojando neumáticos a los enemigos o incluso electrocutándolos con una bujía. Cada habilidad que utilizas agrega mucho estilo, observando cómo los miembros del grupo prácticamente bailan en el campo de batalla mientras derrotan a los villanos. El trabajo exclusivo de Kiryu es el Dragón de Dojima, con varios cambios de postura que pueden hacer que el ataque estándar de cada turno sea diferente.

Las mejoras en la calidad de vida de esta larga franquicia se reflejan claramente en Infinite Wealth, siendo el más pulcro hasta la fecha. Por ejemplo, la frustración de encontrarse con batallas cada dos minutos al intentar llegar a lugares importantes ha desaparecido. Ahora, si tu nivel es significativamente más alto que el de los enemigos, un rápido indicador de botón terminará la pelea de inmediato, permitiéndote obtener experiencia y dinero sin tener que tomar un turno.

El Segway facilita de verdad el desplazamiento rápido por el mapa. Ya no es necesario acercarse a un taxi y usarlo para viajar rápidamente a otro punto de parada de taxi; en cambio, puedes abrir tu mapa, hacer clic en el punto de parada de taxi al que te gustaría ir y ser llevado allí al instante. Además, las canciones de otros juegos de SEGA se pueden reproducir desde el teléfono de Ichiban y Kiryu, eliminando la necesidad de ir a un bar o lugar de encuentro con una rockola para escucharlas exclusivamente allí. El futuro ya está presente.

Llevando la franquicia a nuevas alturas y ubicaciones, Like a Dragon: Infinite Wealth representa la cima de esta longeva franquicia. El juego logra hábilmente la desafiante tarea de ofrecer tanto a los nuevos jugadores como a los fieles lo mejor de ambos mundos mediante una nueva historia liderada por Ichiban, al mismo tiempo que brinda un desenlace emocional al camino de Kiryu. Con un contenido secundario de calidad, adictivo y aparentemente interminable, no hay ninguna parte del juego que sea monótona, insulsa o que no merezca tu tiempo. Nunca antes he experimentado un título tan gratificante y satisfactorio, lleno de su particular humor en sus sub-historias y su extravagante combate por turnos. Aunque gran parte se desarrolle principalmente en un país diferente, la esencia de Like a Dragon es totalmente palpable. Infinite Wealth es un juego increíble y una muestra del gran cariño a esta maravillosa historia.

gamecored score 9.5

Esta reseña fue escrita luego de jugar una copia digital de Like a Dragon: Infinite Wealth brindada por SEGA para PlayStation 5.

PUNTOS BUENOS

Historia sumamente entretenida. Mundo rico y vibrante. Una cantidad casi infinita de contenido. Tan emocional como absurda. Recompensas maravillosas para los fans de antaño.

PUNTOS MALOS

Problemas técnicos menores, especialmente en Dondoko Island. Los nuevos jugadores podrían sentirse abrumados o perdidos

CONCLUSIÓN

Like A Dragon: Infinite Wealth refleja la franquicia en su máxima expresión. El título posee una cantidad aparentemente interminable de contenido para explorar envuelto en una historia emocional y entretenida.