fbpx

Life is Strange: True Colors Review

Videojuegos
9.5

Sobresaliente

Desde el primer momento, Life is Strange: True Colors es un juego que pretende cautivarte por completo. Con una fuerte protagonista asiático-americana llamada Alex Chen, un nuevo poder, un nuevo reparto, y abandonando por fin el lento calendario de lanzamientos episódicos, está claro que la última entrega está aquí para romper esquemas. Y no se anda de a pocos, sino que engancha desde el primer momento hasta los créditos. Sin duda, True Colors es increíble.

Life is Strange: True Colors, al igual que los anteriores, está lleno de giros y sorpresas. Gran parte del atractivo de estos juegos es ser testigo de estas revelaciones y de cómo los personajes del mundo lidian con esas situaciones. Por supuesto, no voy a brindar más detalles de la historia que puedan arruinar tu experiencia. Lo que hay que saber de esta aventura es que ahora nos ponemos en la piel de Alex Chen. Recién salida de una casa de acogida, se ha trasladado a la ciudad de Haven Springs, para reunirse con su hermano y empezar una nueva vida.

El primer capítulo se centra en la lenta construcción de la relación de Alex con el pueblo y con su hermano Gabe. Lamentablemente, y ojo que esto no es spoiler sino que es parte del material de marketing del juego, Gabe muere trágicamente en una explosión minera. Luego de ello, la historia intenta graficar la exploración de lo que supone vivir con el dolor… mientras se desvela un misterio. En todo momento, True Colors es apasionante e impactante. Sobre todo cuando la experiencia se decanta por los elementos conspiranoicos dentro de Haven Springs, o cuando se intenta compartir el dolor de alguien y su ira contra el mundo. El misterio que se ofrece aquí es de lo mejor, aunque más adelante hablaremos un poco más de ello. Por lo pronto es importante señalar una de la característica más fuerte del juego, sus temas.

Contextualmente, estos temas calzan perfecto con el elemento jugable que se ofrece en True Colors. Life is Strange es una franquicia generalmente conocida por como los super poderes se ejercen dentro de la vida cotidiana. En el caso de Alex Chen, tiene empatía psíquica. Lo que esto significa en el universo es que puede interactuar con aquellos que proyectan auras a su alrededor, leyendo sus emociones y, por lo tanto, obteniendo información sobre sus pensamientos.

A primera vista, esto parece un poco ridículo en comparación con los poderes anteriores: la capacidad de rebobinar el tiempo y la telequinesis. Sin embargo, si se profundiza en la encantadora historia que se ofrece, es el poder que tiene más sentido. Al conocer más sobre el pasado de Alex a través de las anotaciones en su diario, y los mensajes de texto de los números ahora bloqueados, se aclara la imagen de por qué nuestra heroína es como es. Procedente de un hogar roto tras otro, su consuelo proviene de ayudar a los que la rodean.

Prosiguiendo con el juego, existirán muchas oportunidades en el juego para ver cómo sobresale esta unión entre lo meramente narrativo y lo jugable. Por ejemplo, en el segundo capítulo te enteras de que uno de los lugareños alberga un secreto que quizá sea clave para desentrañar el misterio que rodea la muerte de Gabe. Totalmente ansioso, huye de ti después de que hayas sintonizado con su aura. En su acalorada persecución, eres testigo de lo que es estar en su lugar y ver la ansiedad y la presión a la que se enfrenta: todos los lugareños del pueblo se detienen a su paso en la calle y se giran para mirarte. De repente, parece que todos los ojos están puestos en ti. Si bien esa es una excelente descripción de lo que se siente en la cabeza de dicho personaje, también hace un gran trabajo al ofrecernos un claro vistazo de lo que es vivir con ansiedad.

Y eso no acaba ahí. Se han quedado conmigo momentos como los de ayudar a una anciana que sufre demencia a volver sobre sus pasos mientras su mundo se desmorona, hablar con Charlotte, la pareja de Gabe, y ser testigo de cómo es consumida por la ira al tratar de encontrar a alguien a quien culpar por la injusta muerte. Todos y cada uno de esos momentos son palpables y ayudan mucho a entender a cada uno de los personajes.

En los momentos más lentos, fuera de las escenas narrativas, puedes interactuar con cualquier individuo u objeto que muestre un aura. Esto puede proporcionar más información sobre tu entorno, pero también nuevos medios para abrir opciones en la conversación. De hecho, me queda una sensación de que explorar el poder de la empatía podría haberse hecho de forma tan desordenada, pero Deck Nine hace un trabajo estelar a la hora de unir estos dos elementos a través de una sola mecánica, invirtiendo aún más en los personajes.

True Colors es un juego bastante robusto emocionalmente. Como he dicho antes, no voy a hablar de las grandes revelaciones. No obstante, es inevitable hablar de al menos alguna parte de su narrativa para tener una visión más amplia. Si quieres entrar en Life is Strange: True Colors lo más ciego posible, entonces deja de leer ahorita mismo. Si alguno de ustedes sigue conmigo, entonces vamos con todo.

Así pues, tu hermano Gabe ha muerto brutalmente como consecuencia de la explosión de una mina. En el fondo, todas las preguntas que Alex y tú tienen al respecto se relacionan con Typhon, la compañía minera que financia fuertemente Haven Springs. En medio de todo el duelo, pronto reclutarás a dos de los habitantes del pueblo, Steph y Ryan, que resultan ser dos de los mejores amigos de Gabe y también tus dos posibles intereses amorosos en el juego.

Estos dos ayudarán a Alex a investigar a Typhon y las circunstancias que rodean la muerte de Gabe. En ese tiempo, llegarás a conocer a los dos bastante bien. Ryan es un hombre vestido de leñador con un corazón de oro. Steph, a quien quizá recuerdes de Before the Storm, la precuela del juego original, es una chica con bastante carácter. Al mismo tiempo, es medio geek, súper aficionada a D&D. Piensa en una combinación de los protagonistas de la serie original, Max y Chloe, y podrás hacerte una idea. Ambos son personajes maravillosos.

Si bien mucha de la trama se enfocará en lo sucedido con Gabe, hay mucho tiempo para salir y conocer a los lugareños y verte envuelto en más situaciones. Ejemplos sencillos de esto son cuando Alex tiene un poco de tiempo para sí misma para explorar Haven Springs o para jugar los arcades que encontrará en su departamento y en el bar Black Lantern. Ejemplos más profundos son las ocasiones en las que Alex toca su guitarra, ya sea por su cuenta o más adelante cuando consigue rockear en el escenario con Steph en el Festival de Primavera.

Un momento precioso es cuando experimentas el LARP (es decir, Live Action Role Playing). Ethan, el hijo de Charlotte, ha perdido una figura paterna en su vida desde la partida de Gabe. Para animarlo, Steph organiza esta aventura LARP en la que Alex, como bardo, se une a un Ethan vikingo. Deambulando por el pueblo, ahora plasmado como una feria renacentista, se topará con otros habitantes del pueblo que desempeñan un papel en la aventura. Aquí podrás ver a Ethan como el mismo niño que conociste dos capítulos antes. Al terminar este momento, Alex consigue leer el aura de Ethan, viéndole brillar de forma dorada. Si bien el duelo es un tema fuerte en el pequeño, puedes ver que su felicidad sigue ahí, aunque sea breve.

Lo que este y otros momentos consiguen es una mayor sensación de comunidad de la que Life is Strange ha alcanzado hasta ahora. El Life is Strange original intentó mostrar esto con Arcadia Bay y sus personajes y, en retrospectiva, nunca lo consiguió. En ese caso, Chloe y Max seguían siendo los héroes al final del día, con todos los demás como telón de fondo. Sin embargo, con True Colors, puedo hacerme una idea detallada del carácter de casi todos.

Estoy muy contento con la descripción del reparto, quienes incluso en tiempos de tragedia, encuentran la forma de seguir juntos. En ese sentido, a pesar de estar de luto por uno de los suyos, saben que hay vida por delante y que tienen que cuidar de sí mismos y de las personas que les importan. Eso me encanta. Este es un juego lleno de tantos momentos brillantes de humanidad y emociones.

Bueno, por un lado tienes personajes creíbles, pero ¿qué más ayuda a establecer este reparto? Un mundo igualmente creíble. Ya sea visualmente, auditivamente o a través de varias funciones del juego, True Colors es sustancial también en este aspecto. En toda la ciudad, se ha tenido cuidado de pintarla realmente como una zona vivida, con sólo algunas ligeras concesiones. Aquellos que son fanáticos de la exploración de mundos abiertos, podrían sentirse limitados por el hecho de que en gran medida sólo puedes explorar abiertamente cuando el juego quiere que lo hagas.

Aun así, hay un montón de vistas preciosas que contemplar. Haven Springs se encuentra en un valle, rodeado de altas y pintorescas montañas y profundos lagos. Los ciervos aparecen de vez en cuando junto al arroyo que atraviesa el pueblo. La luz del sol hace brillar los caminos empedrados. Sentarse en el embarcadero de la ciudad y disfrutar del mundo es totalmente beneficioso y relajante. Es encantador. Los entornos que puedes explorar en la ciudad incluyen tiendas como la de discos donde encontrarás a Steph en una cabina presentando su programa de radio, la floristería local o una tienda de dispensación de hierba propiedad de Charlotte. ¿Qué puedo decir? Hoy en día, Colorado vive una época diferente.

Estas tiendas ayudan a impulsar la idea de un pueblo humilde, que se mantiene en pie gracias al comercio apoyado por su gente. Mientras que The Black Lantern es el bar que sirve de lugar principal para sus habitantes, estos otros locales también son buenos para pasar el rato. La tienda de discos, por ejemplo, te permite relajarte y sentarte junto a un tocadiscos, dándole vueltas a una canción de Phoebe Bridgers. Uno de los muchos ejemplos de la excelente banda sonora que ofrece el título. Angus y Julia Stone se unieron para ofrecerte una generosa cantidad de canciones originales para True Colors, y todas son hogareñas, como Haven Springs. Explorar la ciudad con este respaldo musical, pasear por los callejones o las paredes traseras del Black Lantern y ver las obras de arte creadas por Charlotte, hace que la sensación de “hogar” se sienta muy bien trabajada.

Haven Springs es un pueblo que realmente cuida de los suyos. Esto también se demuestra con el pequeño toque que supone una aplicación en el teléfono de Alex llamada MyBlock. Se puede acceder a ella en los menús en cualquier momento y equivale a un foro de la red social dedicado al pueblo. En el aplicativo, puedes averiguar mucho sobre los personajes más insignificantes leyendo sus mensajes y respuestas. Tanto si se trata de recordatorios de próximos eventos como de mensajes de cortesía, esto no hace más que potenciar el sentimiento de comunidad que ofrece Haven Spring, a pesar del profundo y oscuro trasfondo.

A lo largo del primer capítulo, me preocupaba que las decisiones que tomaras en el juego fueran un poco intrascendentes. Me complace decir que esto no es cierto. En concreto, querrás mantener una relación lo más positiva posible con todos los habitantes del pueblo que puedas. Esto jugará un papel importante a la hora de enfrentarte al gran villano más adelante. Claro que me hubiera gustado que las elecciones más pequeñas se entrelazaran con los momentos más pequeños, pero no puedo culpar tanto a Deck Nine por ello. A estas alturas, he jugado una buena cantidad de juegos en la categoría de “las elecciones importan”, y lo que me queda claro es que no se puede complacer a todo el mundo.

A pesar de lo mucho que ha gustado Life is Strange: True Colors, hay un elemento técnico que no parece poder superar. Cuando el juego consigue abrirse un poco más, dejando que los jugadores exploren y descubran los entretelones de la ambientación, estos problemas se vuelven un poco más frecuentes. Nunca es suficiente para arruinar el juego, pero en los segmentos de juego más libre, los modelos de los NPC, las animaciones y los caminos guiados que toman pueden ser difíciles de ignorar. Aunque, en mi opinión, todas las entregas de la serie han superado a la anterior, es una lástima que la tecnología no esté aún del todo bien definida.

En cualquier caso, Deck Nine ha dado en el clavo con True Colors y ha hecho de ésta una de las aventuras más memorables y conmovedoras hasta la fecha. Aunque el juego original sigue siendo uno de los más fuertes en la franquicia, Life is Strange: True Colors es la mejor versión hasta la fecha. La aventura narrativa también contribuye a la diversidad por la que la franquicia es reconocida, proporcionando un héroe excepcional en una auténtica mujer asiático-americana de gran calidad. Lleno de giros narrativos y de personajes a cada paso, es un juego que me transmitió muchas emociones. Con momentos que golpean como un tren bala, Life is Strange: True Colors es un juego imprescindible.

Esta reseña fue escrita luego de jugar una copia digital de Life is Strange: True Colors para PlayStation 5 brindada por Square Enix.

Good

  • Los giros garantizan que te mantengas en el borde de tu asiento; excelentes momentos y desarrollo de personajes; el poder de la empatía es el mejor y más adecuado para la franquicia hasta ahora; Alex Chen es una gran protagonista; la construcción del mundo y la banda sonora

Bad

  • Algunos elementos técnicos

Summary

El mejor juego de Life is Strange hasta la fecha. A través del concepto de empatía, True Colors consigue llevar la narrativa de los videojuegos a nuevas cotas. Un alcance ampliado, unos valores de producción enormemente impresionantes y un nuevo formato lo convierten en un juego imprescindible para los fans de las aventuras narrativas.
9.5

Sobresaliente

Lost Password