fbpx

Killzone: Mercenary

Análisis
killzone mercenary review analisis

killzone mercenary review analisis

La franquicia Killzone rápidamente se ha apoderado de las preferencias de los jugadores, y es así, que sus entregas no se limitan a una consola. Hace su aparición en la PlayStation 2, con el primer videojuego de la saga, y luego continuaría en la PlayStation 3. Pero Guerrilla Games no se detuvo ahí y presentó para todos los fanáticos el Killzone: Shadow Fall, el cual, junto con Infamous Second Son, representaron los títulos de lanzamiento más importantes de la PlayStation 4.

Es más, esta franquicia, que suele graficar la lucha entre los ISA y los Helghast, también hizo su arribo a las consolas portátiles de Sony. De esta manera, Killzone: Mercenary, representó también uno de los grandes lanzamientos para la problemática PlayStation Vita. Sistema que carecía, y carece, de juegos importantes.

Mercenary no solo significó un respiro para la pequeña consola de Sony, sino que también, comprobó las grandes capacidades que posee. Con un juego rápido, divertido y con gráficos muy buenos, Killzone: Mercenary se ha convertido en uno de los mejores títulos para la pequeña portátil.

[section label=”Increíble potencia gráfica” anchor=”Increíble potencia gráfica”]

Increíble potencia gráfica

La versión portátil, de uno de los mejores shooters de la industria, es una belleza visual. Aprovecha de gran manera la pantalla OLED del Vita, como muchos de los juegos que han salido para este sistema. Este es un videojuego donde predominan los colores oscuros, pero, cuando de improviso salimos a terrenos abiertos, la cantidad de luz que emerge sobre la pantalla tiene la capacidad de cegarnos momentáneamente. ¡Genial!

La potencia del PS Vita permite el disfrutar bastante cantidad de detalles en la pantalla.


 

Guerrilla se ha encargado de proporcionarnos un buen diseño de personajes, que continúa con el estilo que ya habíamos visto antes en entregas anteriores. Pero haciendo un mayor incremento en los detalles de las armas y de los distintos enemigos. Por ello, Mercenary se coloca como una gran opción para todos aquellos fanáticos del mundo bélico.

El diseño de los mapas no es del todo grande, y se entiende el porqué. Sin embargo, logra administrar de manera bastante táctica las locaciones para que parezca lo suficientemente extenso. Es más, el juego tiene un estilo lineal, como muchos first person shooters de la industria, aunque por momentos rompe esta linealidad y logra darnos mayores opciones. Ello nos permite atacar de diferentes formas a un mismo enemigo.

Esta modalidad más abierta nos recuerda a Killzone: Shadow Fall, juego que por momentos tiene segmentos de mundo abierto. Y que por lo visto se podría haber inspirado del Mercenary para desarrollar, a mayor profundidad, esa sensación de libertad.

Los diseños de animación son muy divertidos, sobretodo los relacionados a combate cuerpo a cuerpo. La crudeza de los asesinatos, en modo sigilo, incrementan el morbo por querer ver qué otros tipos de ataques cuerpo a cuerpo podremos realizar. Entre mis favoritos, se encuentra aquel en el que realizamos una pequeña llave a nuestro rival, para finalmente apuñalarlo en la axila.

Las secuencias de combate cuerpo a cuerpo pueden llegar a ser bastante brutales.


 [section label=”Efectos de sonido ya conocidos” anchor=”Efectos de sonido ya conocidos”]

Efectos de sonido ya conocidos

Los sonidos están acorde a lo que deseamos escuchar, pero no van más allá ni se arriesgan del todo. Las municiones y las armas se escuchan como deberían, asimismo, los efectos de las pisadas y los golpes también responden a un banco de sonidos a los que ya estamos habituados.

De la misma manera, no existe mayor relevancia en las actuaciones de voz, estas cumplen su función con llevar a los usuarios una aproximación más real a los personajes. No obstante, hubiera sido interesante poder contar con un mayor grado de detalle en las voces para otorgar mayor profundidad a las personalidades de los personajes.

Finalmente, la música no es similar a la de entregas anteriores. Ayuda a mantener el suspenso y a enfatizar la intensidad de las escenas, sin embargo, la composición musical termina siendo algo plana y sin mucho esfuerzo para desear recordarla.

[section label=”El mejor first person shooter del mercado portátil” anchor=”El mejor first person shooter del mercado portátil”]

El mejor first person shooter del mercado portátil

Al igual que en el apartado de los gráficos, esta nueva entrega de Killzone brilla en la jugabilidad que otorga al usuario. Este first person shooter es muy divertido y te da muchas opciones para incrementar y diversificar tu juego.

La campaña es bastante corta, ocupa solo 9 misiones, la cual podemos completar en 6 o 7 horas, dependiendo de las habilidades del jugador y del modo de dificultad en el que se juegue. Sin embargo, una vez acabada la campaña, Mercenary goza y excede en rejugabilidad, puesto que se desbloquean 3 modos de juego que te dejaran enganchado muchas horas más. Y, si eres del tipo jugador obsesivo, no te quedarás tranquilo hasta que completes la mayoría de los modos adicionales.

Los modos extras de la campaña son Demolition, en la cual se otorgarán diferentes tareas a cumplir relacionadas al impacto destructivo que puedas causar. Covert, que supone un modo de juego más sigiloso, donde lo primordial será completar tareas sin ser detectado por el enemigo. Y finalmente, Precision, modo en el cual se dará mayor validez a la precisión de los disparos, y a las diferentes formas de neutralizar a tu rival, como con los headshots.

La inteligencia artificial de los enemigos es bastante desarrollada.


 

El sistema económico es otro punto fuerte del juego, al igual que la generosidad de las recompensas. Con el dinero adquirido podremos comprar mejores armas, mayor blindaje y hacer uso del sistema Van-Guard. El cual proporciona distintos servicios de defensa o ataque, es decir, comprando un sistema de protección podremos utilizar un blindaje especial. El Van-Guard de ataque puede facilitarnos pequeños drones voladores que atacarán a nuestros rivales.

Por otro lado, la inteligencia artificial de nuestros enemigos es bastante aceptable. Estos aparecerán continuamente sin dejarte mucho tiempo para descuidarte o descansar. Ello es muy bueno puesto que contribuye con la fluidez del juego y nos mantiene bastante alertas a como se desarrollan los eventos.

Finalmente, los comandos responsivos del PlayStation Vita son geniales. Se ha adaptado, de una muy buena manera, los recursos motion que la consola provee. Los ataques cuerpo a cuerpo se deben realizar tocando la pantalla lo más rápidamente posible. Asimismo, durante secuencias de hackeo, el juego te propone un pequeño puzzle que debe ser resuelto utilizando la pantalla táctil del Vita. También podremos interactuar con el ambiente utilizando el sistema táctil, como en el caso de recoger el armamento enemigo o más municiones para nuestras armas.

Del mismo modo, la función del sensor de movimiento hace su aparición en esta entrega, la cual debería contribuir con una mayor precisión al disparo. Sin embargo, personalmente, ese modo de disparo no es para nada cómodo, llegando a ser algo frustrante.

[section label=”Jugabilidad que se adapta perfectamente a su modo online” anchor=”Jugabilidad que se adapta perfectamente a su modo online”]

Jugabilidad que se adapta perfectamente a su modo online

La historia tampoco es una de las fuertes en esta entrega, no obstante, es bastante ágil. Y es un punto a favor el no tener la necesidad de haber jugado los títulos anteriores para poder entender y aceptar los argumentos que te propone Mercenary.

Los modos multijugador son ya clásicos conocidos.


 

Como era de esperarse, el modo multijugador regresa también en esta entrega. Y, es tan fluido y divertido como el modo campaña.

La opción online es bastante buena, y muy “amigable”, considerando que estamos en medio de una guerra. Amigable porque no es muy complicado entender los modos de juego, y porque no se necesita una estrecha curva de aprendizaje. Por cada escenario podremos participar hasta con 8 jugadores, el cual es un número respetable considerando que estamos jugando en un sistema portátil.

Los modos de juegos son ya bastante conocidos, el Guerrilla Warfare que es un Deathmatch por equipos. El Mercenary Warfare que consiste en un “todos contra todos”. Y, finalmente, el clásico Warzone, en el cual se deberán de cumplir ciertas misiones para que nuestro equipo consiga la victoria. Por si no lo mencioné antes, cada kill y cada victoria nos dará una muy generosa recompensa para gastarla en la compra de mejores armas.

[section label=”Conclusión” anchor=”Conclusión”]

Conclusión

Killzone: Mercenary es uno de los mejores juegos del Vita y, francamente, es una de aquellas entregas que obligan a uno a comprarse el dispositivo portátil de Sony.

Aunque la campaña es bastante corta, esta pequeña entrega tiene mucho más de lo que se deja ver. Con grandes incentivos para seguir jugándola, Killzone: Mercenary es uno de los first person shooters más entretenidos en cualquier sistema portátil.

Director Editorial | Analista de la industria de los videojuegos y el entretenimiento | Psicólogo Clínico | Músico amateur, geek, cinéfilo.

Lost Password