fbpx

IT: Capítulo Dos Review

Cine y tv Noticias Uncategorized
IT: Capítulo Dos Review

Cuando IT se estrenó en el 2017 cosechó una gran cantidad de éxito, algo que definitivamente no muchas películas de terror pueden darse el lujo de hacer. Habiéndose originado de la novela de Stephen King, esta nueva versión (ya que hay otra protagonizada por el grandioso Tim Curry en 1990) funcionó muy bien debido a los aspectos narrativos que se entre mezclaron con el estupendo elenco de niños. En ese sentido, el resultado fue una película que se respaldó y enfatizó en las inseguridades y complejos de sus protagonistas, a medida que buscaba también mostrarnos el desarrollo, crecimiento y resolución de muchos de esos conflictos internos.

Considerando todo ello, si bien Pennywise es de alguna manera el centro de la película, su presencia pasa a un segundo plano, pero sin desaparecer por completo, puesto que es él quien exacerba y lleva al límite los complejos de los niños del pueblo. Es de esta forma en que se consigue un balance bastante óptimo que termina en un desenlace que se siente bastante justo, ganado y hasta satisfactorio. Creo que todo lo descrito anteriormente es lo que no se ha sabido mantener en la secuela.

IT: Capítulo Dos empieza 27 años después de que el Club de los Perdedores derrotara inicialmente a Pennywise (Bill Skarsgård), y ahora vemos versiones adultas de los niños quienes, en su mayoría, viven en distintos lugares. Sin embargo, cuando Mike Hanlon (Isaiah Mustafa), el único que permaneció en Derry, reconoce las señales del regreso de Pennywise, se contacta con los demás miembros del club y pide que regresen para cumplir con el juramento que hicieron en 1989.

Aunque todos han olvidado en gran medida a Derry y a los sucesos con Pennywise, la mayoría de los perdedores regresan, incluyendo a Bill Denbrough (James McAvoy), Beverly Marsh (Jessica Chastain), Ben Hanscom (Jay Ryan), Richie Tozier (Bill Hader) y Eddie Kaspbrak (James Ransome). Una vez todos juntos, los recuerdos empiezan a resurgir lo que conlleva a enfrentar a una nueva amenaza y darle un cierre de una vez por todas.

Es con esto que la película divide su narrativa en dos momentos, por un lado se enfoca en el tiempo actual donde vemos las versiones adultas de los niños y, por otro lado, los flashbacks, que se sitúa entre la primera película. Es aquí en donde se genera el mayor problema con IT: Capítulo Dos.

El escritor de la secuela, Gary Dauberman (quien también fue parte del equipo de escritores de la primera película), intenta que los flashbacks nos cuenten otros altercados de los niños con Pennywise, para mostrarnos otras situaciones en donde sus vidas fueron puestas en peligro por el payaso. La razón de esto es poder brindarles aún mayor profundidad a otros conflictos internos de los niños. Además la de recordar al espectador el porqué de los traumas que sus versiones adultas sufren actualmente.

Todo eso no tendría nada de malo, lamentablemente esos segmentos son nefastamente muy largos, haciendo que la película se sienta como un deja vu. Es como si el director, Andy Muschietti, quisiera que todos aquellos que no vieron la primera película no se sientan del todo perdidos. Pero, por lo contrario, sus esfuerzos por plasmar estos flashbacks con el tiempo actual, terminan creando una experiencia algo más confusa.

Otra consecuencia de esta elección es que el tiempo total de la película termina siendo muy dividido. En ese sentido, son los niños quienes terminan teniendo mucho más pantalla de la necesaria, cuando lo importante hubiera sido tener un grupo de adultos más cohesionados y creíbles. Esto es lamentable puesto creo que se desaprovechó los grandes talentos de actores como McAvoy, Chastain y Hader. El problema de los flashbacks, como dije anteriormente, conducen a una sensación de estar viendo nuevamente la primera película lo que haces que las amenazas de Pennywsise pierdan mucha fuerza, puesto que ya sabemos que al final de la primera película son los niños quienes vencen al payaso.

Entiendo que la intención de contar con los flashbacks era con el fin de brindar un poco más de contexto y querer traslapar automáticamente el carisma de los niños (ganado honestamente en la película anterior) a sus contra-partes adultas. ¿Funcionó? No.

Los mejores aspectos de la película, y los más interesantes, definitivamente se centran en el contexto de los adultos. Si bien no todos tienen el mismo tiempo para mostrar el desarrollo de sus personajes, sí que era interesante ver cómo sus conflictos personales siguen siendo una gran amenaza para ellos. Eso es algo que Pennywise sabe y lo aprovecha a su favor. Me hubiera gustado que se explore mucho más de estos complejos y crear así un grupo de adultos más rico y cohesionado, sin que se sienta todo tan gratuito.

Las cosas se ponen incluso más interesantes cuando se suma a la trama a la versión adulta de Henry Bowers (Teach Grant) para sumar una amenaza más para los recién llegados a Derry, pero su papel también se queda muy corto. Sigo pensando que todas estas tramas podrían haberse desarrollado mejor con un poco menos de tiempo enfocado a los niños. Pero bueno.

Esto tampoco quiera decir que la película no cuente con elementos positivos, creo que hay escenas muy bien filmadas, sobretodo cuando el director pone la lente sobre la idea de estrechar y crear vínculos entre personajes. Me gusta el ángulo que le da al intentar representar con su lente, el cómo una relación de construye y deconstruye, siempre apoyándose de las precisas ilusiones de Pennywise. Así también, el director inyecta un ritmo bastante diverso, habiendo algunos planos largos que intentan expresar la tranquilidad de los personajes en ciertos momentos, así como algunos ritmos más álgidos que representan tensión.

Las escenas de miedo pueden ser bastante efectivas, pero hay que recordar que IT no se trata necesariamente de jump scares o sustos baratos, sino de la confrontación que uno tiene con sus propios temores y conflictos, y creo que eso lo siguen logrando con IT: Capítulo Dos. Del mismo modo. el equipo de casting ha hecho un trabajo casi perfecto al momento de elegir a los actores adultos, puesto que cada uno de ellos sí que guardan muchos elementos que nos recuerdan a sus versiones más infantiles. En ese sentido, todo encaja muy bien.

Para la secuela las secuencias con Pennywise son mucho más transgresoras, lo cual es muy bueno. Como muchos recordarán, el Capítulo Uno contiene una de las muertes más violentas en la historia del cine, en la que vemos el fatídico desenlace de Georgie. En ese contexto, si de por sí observar un asesinato genera ciertos conflictos, ver algo tan gráfico y violento, sobre un niño pequeño, es ya una experiencia que nos descuadra y nos deja completamente con la guardia baja. IT: Capítulo Dos tiene más de esto, con un claro énfasis en desafiar todo tipo de regulaciones. Esto es algo que realmente hay que tener en cuenta, puesto que una película de terror no es solamente una que logre transmitirte temor, sino también confrontarte con muchos aspectos que puedan generarte repulsión, tensión y transgredir cualquier concepto ético que tengas.

¿Y Pennywise? Creo que a estas alturas Bill Skarsgård se ha adueñado totalmente del personaje, ya que donde los escritores han tropezado, Bill ha sido clave para brindar una performance que sigue englobando y mejorando los aspectos del payaso asesino. En su presencia denotas amenaza, burla, conchudez y muchas ganas de eliminar psicológicamente a su víctima.

Para concluir me quedo con la idea de que IT: Capítulo Dos es una película que podría haber aspirado a mucho más, considerando todos los grandes recursos que tenía a su disposición. La temática de esta franquicia de Stephen King, es claramente la idea de enfrentar y dar resolución a los conflictos propios de cada individuo y eso creo que lo tienen presente. Solo que ciertos aspectos soberbios de la dirección y la escrituran han terminado por subestimar a la audiencia y profundizar en aspectos que no eran necesarios, dejando de lado una oportunidad por probar nuevas fórmulas y experiencias con sus nuevos actores.

Life is Strange 2 Episodio 3: Wastelands nota

Director Editorial | Analista de la industria de los videojuegos y el entretenimiento | Psicólogo Clínico | Músico amateur, geek, cinéfilo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Lost Password