final fantasy vii rebirth
650
Views

Final Fantasy VII Rebirth se lanza el día 29 de este mismo mes de Febrero y parece mentira que estamos a tan solo unos días de poder continuar la gran aventura que inicio el pasado 2020 justo cuando nos encerramos por largo tiempo en nuestras casas gracias al Covid-19. Pero así como la pandemia ya terminó, también la espera para saber lo que hay fuera de las paredes de Midgar y los cambios que los eventos del primer juego traerán a la clásica leyenda.

Y como para aumentar aun más la emoción, Square Enix lanzó el día de ayer un demo de este mismo título dedicado a uno de los eventos más importantes en su trama: El incidente en Nibelheim, aquel que marcó la vida de Cloud, Zack, Tifa y también definió el futuro de Sephiroth.

Así que, como buen fan, lo jugué a penas pude y aquí te dejo mis impresiones de lo que se viene.

*IMPORTANTE: Hay que mencionar que al momento de escribir este artículo, solo la primera parte de la demo está disponible (El Incidente de Nibelheim) y Square Enix ha prometido agregar una sección basada en Junon donde podremos jugar con más personajes y probar más mecánicas. Esta segunda parte se activará tras una actualización en una fecha aun por definir.

final fantasy vii rebirth

La demo de Final Fantasy VII Rebirth toma lugar luego de que nuestros héroes escapan de la ciudad de Midgard y derrotan a los “Whispers”, aquellos fantasmales guardianes de la línea de tiempo. El grupo se encuentra descansando en lo que parece ser un hotel y Barret le pide a Cloud que le cuente más acerca de Sephiroth. Eso sí, si no recuerdas nada de lo ocurrido hasta aquí, te recomiendo visitar la sección de “Recapitulación” ubicada en el menú principal.

La mini-campaña, de alrededor de hora y media, se presenta como un flashback narrado por Cloud acerca de la visita de Sephiroth, el mejor SOLDIER de toda la historia, el mismo Cloud y un grupo de SHINRA a la villa de Nibelheim. Esta localidad no solo es el pueblo natal de Cloud y Tifa, también es la ubicación del primer reactor de Mako y ahora parece verse amenazado por peligrosos monstruos. Por esta razón los pobladores han pedido la ayuda de la corporación para manejar el problema.

Todo fanático de Final Fantasy VII sabe lo que va a ocurrir aquí y en gran medida los acontecimientos se desarrollan de igual manera. Vemos a Cloud comportarse sospechosamente alegre (ya varios sabemos porqué) y a Tifa unirse a su equipo como una guía local. No voy a entrar en spoilers por si eres de los pocos que no saben lo que va a pasar aquí, pero eventualmente la tragedia toca la puerta y un oscuro descubrimiento cambia por completo a Sephiroth que deja de ser un héroe para volverse el villano que conocemos.

No obstante, lo que en el original era una corta secuencia de unos minutos, en esta demo se convierte en algo mucho más elaborado. Eres testigo de secuencias nostálgicas como Cloud visitando el tanque de agua de la plaza o momentos de acción como la tensa caida de un puente colgante. Además, el camino al reactor cuenta con varios enemigos y un peligroso boss de estreno para lucir el combate. Adicionalmente, conoces a nuevos personajes como Zangan, el maestro de artes marciales de Tifa, o a Claudia, la madre de Cloud. Ahora, si bien los eventos tienen el mismo desenlace, varios de estos toques desarrollan mucho más la historia, dándote incluso algunas pistas de que algo no anda del todo bien en los recuerdos de Cloud. Ya hemos visto esta escena en varios juegos (FF7, Crisis Core y Ever Crisis) y creo que Rebirth nos da la mejor versión a nivel de calidad audiovisual y jugable para engancharnos nuevamente.

final fantasy vii rebirth

Y ya que hablo de la parte jugable, como seguramente muchos vieron en pasados trailers, esta demo nos da la oportunidad no solo de jugar de nuevo con Cloud, sino también de controlar por primera vez en esta serie a Sephiroth. Al ser el líder de la expedición a Nibelheim, el SOLDIER de primera clase de cabello blanco no podía quedarse sin lucir sus habilidades y para ello aprovecha muy bien el ya conocido sistema de combate de Final Fantasy VII Remake que regresa en su totalidad para Final Fantasy VII Rebirth.

RELACIONADO: LA EXCLUSIVIDAD DE FINAL FANTASY VII REBIRTH CULMINA EN MAYO

Por si necesitas un repaso, aquí no juegas por turnos ni de forma táctica (salvo que actives la opción en el menú) puedes controlar a tus personajes con el stick izquierdo y hacer combos simples con el botón Cuadrado. Por otro lado, también puedes usar Círculo para hacer evasiones rápidas o R1 para protegerte, pudiendo crear un parry si eres preciso para bloquear un embate. A esto se le suma la habilidad de frenar la acción en cámara lenta al levantar el menú presionando Cruz (X) para elegir un Skill (consumiendo la barra ATB) o algún Hechizo de las Materias equipadas (consumiendo MP) También puedes usar una acción única para cada personaje con el botón Triángulo. En el caso de Cloud se mantiene el cambio de postura de “Operator Mode” (un modo más balanceado y ágil) y “Punisher Mode” (un modo más lento pero de ataques muy fuertes) mientras que Sephiroth usa la misma tecla para ejecutar Finishers a sus combos que cambian segun cuantos impactos hayas ejecutado con tus golpes débiles antes de cerrar la cadena. Por último, sus evasiones no son las clásicas acrobacias, sino que le permiten teletransportarse para alejarse o acercarse rápidamente a un rival.

Sí, es cierto que muy probablemente Sephiroth sea tan solo un invitado y no lo controlemos más que por un puñado de ocasiones. Por ello no esperaba que fuera un personaje muy completo; pero lo que aquí pude probar me dio mucho gusto. Él es muy distinto a Cloud, mucho más veloz y aunque no es tan bueno evadiendo, si lo es causando daño. Cuenta también con su legendario Limit Break “Octaslash” y dos habilidades individuales más entre las que resalta “Hell’s Gate”, una versión simplificada de aquella estocada aérea con la que cobró la vida de cierta heroina.

final fantasy vii rebirth

Finalmente, Cloud y Sephiroth son el primer equipo en estrenar técnicas combinadas llamadas “Synergy Skills” y “Synergy Abilities”. Las primeras se ejecutan con L1+Cuadrado o Triángulo y te permiten combinar a ambos integrantes para ejecutar alguna acción que no gasta ATB y suelen ser veloces y simples. Por ejemplo: Cloud puede pedir a Sephiroth que envie energía a su espada para desatar un impacto cargado; mientras que Sephiroth cuenta con la “Danza de Espadas” que invita a Cloud para juntos darle de cuchillazos varias veces a algún monstruo.

Las “Synergy Skills” son divertidas, pero no son muy llamativas y tampoco hacen tanto daño. Son realmente una herramienta más que tienes a la mano para continuar tu ofensiva si no tienes otros recursos como ATB o MP y creo que por ello no me resultaron tan impactantes. Sin embargo, debo decir todo lo contrario de las “Synergy Abilities” que se activan consumiendo una nueva barra (Synergy Charges) ubicada debajo del retrato de cada guerrero. Las Synergy Abilities no pueden usarse tan seguido como sus contrapartes económicas y son el equivalente a un “Limit Break” en equipo, no solo en poder sino también en acabado visual pues vienen acompañados de una dinámica cinemática. En el caso de Cloud y Sephiroth, ambos unen sus espadas para realizar un combo realmente doloroso, ideal para castigar a un boss.

Hablando del boss, antes de cerrar tu visita a Nibelheim tienes que encarar a un gran crustáceo (o insecto, no estoy seguro) llamado “Materia Guardian” que no solo es muy duro de golpear sino que tiene varios patrones que te obligan a cambiar tus técnicas. Por ejemplo: Tiene la costumbre de trepar al techo de la arena donde solo tus hechizos mágicos pueden alcanzarlo y necesitas golpearlo rápidamente para llenar su barra de “Stagger”, marearlo y hacerlo caer. Cuenta también con un brutal ataque que atrapa a uno de tus aliados en su garra y debes controlar al otro para pegarle lo suficiente en aquella extremidad hasta que lo suelte. En general es una batalla muy divertida y aunque no es exactamente retadora, promete bastante para cuando enfrentemos a los jefes más feroces en la versión completa de Final Fantasy VII Rebirth.

final fantasy vii rebirth

Antes de cerrar este pequeño análisis, es importante mencionar algunos factores técnicos. El primero de ellos es el uso de los “Haptic Triggers” o “Gatillas Hapticos” propios del mando Dualsense de PlayStation 5. Como todo usuario sabe, los botones L2 y R2 cuentan con la propiedad de endurecerse para que puedas sentir en tus dedos la presión de ciertas acciones. Los hemos visto en acción en juegos de autos simulando el acelerador y en varios shooters para indicar que te has quedado sin balas. En esta demo de Final Fantasy VII Rebirth solo los vemos funcionar durante acciones fuera de combate como abrir una válvula o arrastrarte por el piso y si bien me hubiera gustado verlos aplicados en batalla, tampoco me parece muy factible pues casi todas las acciones las realizas con las teclas frontales.

En segundo lugar tenemos el regreso de los dos clásicos modos visuales: Énfasis en Gráficos, que utiliza resolución 4k sacrificando el fps; y Performance, que asegura que siempre tengas 60 fps aun si las imágenes no van más allá de los clásicos 1080p. Personalmente, siempre he optado por la segunda opción y creo que ésta no será la excepción. Aunque puede notarse una diferencia sutil en la calidad visual cuando sacrificas esos 4K, honestamente creo que el sacrificio es aun mayor si decides perder los 60fps ya que un juego de acción siempre requiere la mayor fluidez posible, en especial uno con tantas cosas ocurriendo al mismo tiempo en pleno combate. Final Fantasy VII Rebirth es un juego visualmente impactante incluso en la resolución menor, tanto en sus detallados personajes como preciosos escenarios; pero al final la decisión de que modo usar es tuya.

Antes de olvidarlo, hay que mencionar también un pequeño pero complejo minijuego, muy escondido dentro de una cierta casa en Nibelheim: El Piano. Aquí puedes jugar un reto totalmente opcional que puede ser más complicado de lo que uno esperaría y aunque sigue siendo solo un minijuego; creo que su buen acabado y calidad son grandes motivos para esperar con ansias la visita al Gold Saucer, el centro de entretenimiento por excelencia de todo FF7.

En conclusión, la demo de Final Fantasy VII Rebirth nos da, en gran medida, más de lo mismo que vimos en el pasado Final Fantasy VII Remake: Un fluido combate, excelentes gráficos, una magistral banda sonora, gran actuación de voz y una trama que promete estar llena de sorpresas y momentos memorables mientras se reimagina aquella campaña que ya creíamos conocer. Los añadidos jugables no parecen ser muchos, con las movidas de “Synergy” teniendo un peso menor del que esperaba; pero, aun si el gameplay se mantiene en gran medida igual al de su predecesor, creo que lo aquí jugado asegura razones más que de sobra para seguir emocionados hasta su inevitable lanzamiento. Por ahora, solo nos queda esperar la actualización de Junon que seguro lucirá más novedades de aquel gameplay.

final fantasy vii rebirth

Final Fantasy VII Rebirth se lanza este 29 de Febrero del 2024 en exclusiva para PlayStation 5.

Categorías de artículos:
Artículos · Destacados · Noticias · PlayStation · Previews
Jorge García Soto

Editor Senior. Ingeniero de profesión y desarrollador de juegos desde hace más años de los que recuerda. Fan de juegos de acción, rpg y mejor si ambos se combinan. Jugador de indies y AAA por igual. Seguidor de sagas como Mega Man, Final Fantasy, Resident Evil, Dark Souls y muchas más como para listar.