fbpx

Final Fantasy Crystal Chronicles Remastered Edition Review

Videojuegos
5

Mediocre

Final Fantasy Crystal Chronicles tuvo una de las configuraciones multijugador más complicadas que jamás haya visto. El título RPG de acción no se contentó con los mandos normales, no, el juego requería una Game Boy Advance para cada persona que planeaba acompañarte en tu viaje. Si bien podrías viajar con un mando de Gamecube, si querías completar tu caravana de aventuras con amigos, cada uno necesitaba una Game Boy Advance y un cable de conexión. Sólo así podrían enfrentarse juntos a las mazmorras y a las bestias clásicas de Final Fantasy.

Final Fantasy Crystal Chronicles Remastered Edition es en gran parte el mismo juego de 2003, aunque con un cambio de imagen en HD y multijugador en línea. En teoría, ahora es más fácil que nunca limpiar las mazmorras con tus amigos, pero un puñado de decisiones cuestionables hacen que la edición remasterizada sea difícil de recomendar.

Han pasado 17 años desde que Final Fantasy Crystal Chronicles salió a la venta en el Gamecube en Japón, y 16 para nosotros si consideramos el territorio occidental. Y cabe señalar que, casi dos décadas después, el juego no ha cambiado mucho para esta edición remasterizada. Al igual que las anteriores ediciones remasterizadas en HD de Final Fantasy VII, VIII, IX, X y XII, Crystal Chronicles Remastered Edition es predominantemente un lifting visual y de audio. Las antiguas texturas han sido pulidas hasta los estándares de alta definición, y la música y el sonido se han visto modernizados.

Los modelos de personajes y enemigos fueron claramente priorizados sobre las texturas ambientales, que permanecen planas y fangosas. Por si sirve de algo, todo parece mucho más nítido como originalmente se vio en 2003. En ese sentido, el diseño de Final Fantasy Crystal Chronicle hace la mayor parte del trabajo pesado gracias a su encantadora mezcla de diseño de Final Fantasy IX y la estética de los libros de cuentos para niños. Ciertamente no deslumbra en el clima actual de “todo debe estar en ultra HD 4K, o nada”, pero eso no significa que los activos remasterizados no sean fáciles de ver. El diseño y el arte del mundo y su ecléctico elenco de personajes siempre han sido un punto culminante, y eso no es diferente para esta versión en HD.

El juego se ve bastante bien en la PlayStation 4 (“bueno”, en lo que respecta a los remasterizados juegos de hace 17 años atrás), pero el duro bloqueo de 30 FPS en todos los dispositivos a menudo me hizo preguntarme si la edición remasterizada se construyó como un título pensado “primero para móviles”. La PS4 e incluso la Nintendo Switch son más que capaces de ejecutar Final Fantasy Crystal Chronicles Remastered Edition por encima de los 30 FPS (incluso con la iluminación, las sombras y los reflejos actualizados), pero creo que Square optó por los 30 FPS bloqueados para mantener la paridad de juego entre las consolas y los dispositivos móviles, y debo decir que esta decisión es decepcionante.

El audio también ha sido revisado, para incluir la voz en inglés en las principales escenas del juego. La actuación está bien, todo está cortado con la misma tela que todos los otros castings de Square-Enix de la última década; algo divertido, serio, y casi indistinguible de cualquier otro doblaje en inglés. Esto funciona muy bien en el más caprichoso mundo de Crystal Chronicle.

La banda sonora sigue siendo estelar, con su mezcla de antiguos instrumentos medievales y renacentistas que le dan al OST un tono que aún no he escuchado duplicado en otros lugares. El compositor, Kumi Tanioka, incluso volvió a componer algunos temas nuevos para los “Bonus Dungeons” (mazmorras más difíciles que las ya existentes) que coronan el nuevo final añadido a Final Fantasy Crystal Chronicles Remastered Edition, y se mezclan perfectamente con sus antiguos arreglos. “Morning Sky” y “Starry Moonlit Night” fueron regrabadas con Donna Burke regresando como vocalista, y el equipo incluso la hizo rehacer sus narraciones de las mazmorras. De todas las “mejoras”, el audio es el que menos molesta a los fans que regresan una vez más a esta aventura.

Han habido algunos otros ajustes menores, como la inclusión de un minimapa permanente que se sitúa en la esquina superior derecha del HUD mientras se profundiza en las mazmorras, y una nueva característica “Mímica” que permite a los jugadores utilizar un skin de NPC para su personaje mientras están en una mazmorra. Sin embargo, ninguno es tan extenso como el nuevo multijugador online, que llega con resultados decepcionantes.

A primera vista, el multijugador online parece bastante robusto: hay un completo sistema de lobbys en el que los jugadores pueden organizar una partida o buscar una en curso que se ajuste a sus gustos, y un sencillo Quick-Match para aquellos que quieran saltar a un grupo ya existente con un mínimo de complicaciones. No obstante, hay extrañas limitaciones que hacen que toda la experiencia se venga abajo.

Para empezar, sólo puedes establecer lobbys para el área del mapa en el que estás actualmente. Si quieres organizar un grupo para el difícil calabozo de Conall Curach, tendrás que estar físicamente dentro de las Llanuras de Rebena. Entiendo esta limitación desde el punto de vista de la historia, puesto que primero necesitas acceder a una mazmorra antes de abordarla, pero se siente extraño sabiendo que puedo usar Quick-Match para entrar en cualquier mazmorra que quiera desde donde sea, siempre y cuando haya despejado esa mazmorra al menos una vez.

Si planeas jugar con amigos, lo que la mayoría de los jugadores están interesados en hacer al regresar a Final Fantasy Crystal Chronicles, entonces prepárate para un nivel especial de dolor. En primer lugar, los amigos sólo pueden agruparse con un código de una sola vez que dura 30 minutos, o con un “código de amigo” más largo. Una vez que se “siguen” y se añaden a la lista de amigos interna del juego, este requisito desaparece (y finalmente pueden agruparse desde cualquier lugar).

Una vez que finalmente te agrupas, tienes otro obstáculo en tu camino: sólo el anfitrión gana el progreso de la historia. La mirra esencial de la narración, las cartas de familia y las entradas del diario son exclusivas del jugador que dirige la aventura. A menos que planees rotar los deberes del anfitrión entre tus amigos y dirigir las mismas mazmorras una y otra vez (lo cual tendrás que hacer, porque necesitas recrear el lobby cada vez que cambies de mazmorra).

Esta decisión se siente aún más limitante debido a la forma en que la original Final Fantasy Crystal Chronicles manejó la progresión compartida. Todo el mundo pertenecía a la misma caravana en su día, y todo se compartía. ¿Evento en el camino? Todo el mundo lo veía y lo añadía a su diario. ¿Nueva ciudad? Todos lo exploraban en equipo y lo ‘recordaban’. Para los no iniciados, los “recuerdos” se cuentan literalmente en Crystal Chronicles, y sirven para un propósito importante más adelante en el juego. Al bloquear la progresión hacia el anfitrión y sólo permitir que los equipos existan dentro de las mazmorras, Final Fantasy Crystal Chronicles remastered Edition ahora obliga activamente a los jugadores a recorrer porciones del juego en solitario si desean impulsar el elemento narrativo.

Si alguna vez has jugado Crystal Chronicles en solitario, sabes que es la peor manera de hacerlo. El combate es rudimentario para los estándares de hoy en día, pero funciona bastante bien cuando hay un equipo completo de cuatro jugadores todos coordinando fusiones de hechizos y ‘Focus Attacks’. En el modo para un solo jugador, cada combate se convierte en un simple asunto: atacar, mover, atacar, mover, atacar, hacer estallar una cura, repetir. Si bien el combate se repite hasta la saciedad incluso en el modo multijugador, en el modo de juego individual se torna realmente aburrido.

Este tedio se agrava aún más por el funcionamiento de la barra de comando. Los ataques se sienten flotantes y retrasados debido a cómo funciona la barra, lo que hace que el combate se vea afectado. Además, debido a la configuración de la barra de comando, la habilidad de defender sigue siendo una habilidad relativamente inútil, lo cual es aún más frustrante sabiendo que Square ya no se limita al esquema de control de la Game Boy Advance.

Podrían al menos haber separado Defend de la barra de comandos y asignarla a un botón para hacer el combate algo más rápido, pero optaron por mantener el combate exactamente como estaba. Genial para los aficionados que vuelven y se resisten a los cambios; pero no es tan bueno para aquellos de nosotros que preferimos unos cuantos refinamientos extra en juegos de hace 17 años.

El combate en solitario se ve agravado por tu compañero NPC, Mog, que sólo sirve para llevar el cáliz bloqueador de miasmas. Aunque técnicamente puede ayudar con la fusión de hechizos, si le dices que deje el cáliz, su habilidad para hacerlo es tan larga que es un punto discutible. Además, es probable que te interrumpan cuando esperes a que haga algo, así que no tiene mucho sentido usarlo para el combate. Sí, todavía puedes afeitarlo y pintarlo para que sea menos probable que se queje de llevar el cáliz en ambientes calurosos y para dictar qué hechizos hace, pero es un muy pobre sustituto de otros jugadores más activos. Considerando que la mayoría de las mazmorras están equilibradas en torno a tener un equipo completo, especialmente más tarde en el juego, el combate gira peligrosamente entre lo aburrido y lo frustrante mientras se está solo.

Las locuras con el multijugador online serían más fáciles de perdonar si todavía hubiera una cooperativa local, pero no la hay. Puedes hacer hasta ocho caravanas locales, pero serás el único que pueda jugarlas. Eso significa que el progreso de cada personaje y la obtención de artefactos de refuerzo es un verdadero dolor de cabeza.

Si pudiera llevarme una de mis caravanas personalizadas como compañeros de la IA, este tema se habría evaporado, pero tal característica no estaba en la cubierta del desarrollo. Por eso no entiendo por qué Square tuvo que elegir entre el multijugador local y el multijugador en línea cuando parece que añadir la opción de entregar otro control a un compañero de habitación sea algo más sencillo de implementar. El juego original estaba literalmente codificado con una caravana de 8 personajes en mente, así que es desconcertante ver estas características en su lugar.

Afortunadamente Square ha decidido lanzar una generosa “prueba gratuita” del juego, que permite a los jugadores acceder a las tres primeras mazmorras, a menos que el anfitrión tenga acceso al juego completo. Dado que el multijugador es más limitado de lo que debería ser, la Edición Lite (o la aplicación básica en el móvil) es una gran manera de ver si Final Fantasy Crystal Chronicles Remastered Edition es para ti. El combate no ha envejecido bien, y el multijugador en línea infleunciará la elección de muchos jugadores de comprar el juego completo. La Edición Lite es más que suficiente para que los jugadores vean si el combate básico y el multijugador obtuso valen la inversión de 30 dólares.

Termino la review con la idea de que el multijugador online de Final Fantasy Crystal Chronicles Remastered Edition está bien si sólo quieres que unos extraños al azar salten y te ayuden con la progresión de tu historia, o que se enfrenten a una de las cuatro mazmorras diarias después de haber pasado el juego, pero si quieres jugar con amigos, el juego luchará activamente contra ti en cada paso del camino. El hecho de que haya informes de problemas en el servidor durante la dos primeras semanas de lanzamiento, hace que la eliminación del elemento cooperativo local sea aún más difícil de digerir.

Final Fantasy Crystal Chronicles Remastered Edition podría haber sido un éxito si simplemente hubiera perfeccionado el componente multijugador. El multijugador en línea es una adición bienvenida en papel, pero las incómodas limitaciones hacen que sea difícil de disfrutar con los amigos. La eliminación del elemento cooperativo local me dejó rascándome la cabeza al saber que la mayoría de los sistemas, que lo hicieron funcionar hace 17 años, siguen en el juego. El combate es tan simple que el juego en solitario requiere un esfuerzo extra para disfrutarlo, por lo que duele contar con un online tan complicado.

En general, la edición remasterizada es una experiencia más bonita, pero frustrante, luego de tantos años transcurridos. Crystal Chronicles se mantiene equilibrado en torno a tener un equipo completo de amigos para superar sus numerosas mazmorras, así que a menos que te pique ese dulce golpe de nostalgia y no te importe jugar con extraños, quizás sea mejor no hacer este viaje.

Esta reseña fue escrita luego de jugar una copia digital de Final Fantasy Crystal Chronicles Remastered Edition para PlayStation 4 brindada por Square Enix.

Good

  • Visualmente mejorado
  • Versión Lite

Bad

  • El multijugador online es muy limitante
  • 30 fps en todas las plataformas
  • El juego en solitario es posible, pero aburrido
  • Elementos y comandos rudimentarios

Summary

Debe haber sido una tarea enorme tomar un juego originalmente diseñado para el co op y convertirlo en un juego en línea. Pero Final Fantasy Crystal Chronicles Remastered Edition muestra lo incompatible que es la conversión.
5

Mediocre

Lost Password