fbpx

El Planeta de los Simios: Confrontación

Análisis
El Planeta de los Simios: Confrontación

Planeta de los Simios Confrontación Cesar

Cuando una película como El Planeta de los Simios te deja el listón bastante alto, es difícil creer que la secuela pueda alcanzar ese nivel. Felizmente esta es una de esas raras ocasiones en que la segunda entrega es tan buena como la original. El Planeta de los Simios: Confrontación te dejará satisfecho. Si tenías las expectativas altas, mantenlas, no vas a salir defraudado de la sala de cine.

[section label=”Los simios se roban el show” anchor=”Los simios se roban el show”]

Los simios se roban el show

Tenemos el regreso de varios conocidos como Maurice, César y Koba quienes son los que tienen más minutos de pantalla. Se incluye a Ojos Azules, el hijo adolescende de César.

A pesar de que es, César, el líder de los simios quien despierta mucho interés, la presencia de Koba es esencial para el desarrollo de la historia. No solo eso, es un personaje tan bien desarrollado que despierta muchas emociones. Por momentos te identificarás con él, en otros te divertirá, otros lo odiarás.

Por su parte, César sigue siendo tan atractivo como en la primera entrega. Ahora es un ‘hombre de familia’ que se enfrenta a los problemas típicos de todo padre: un hijo adolescente que se rehusa a escucharlo. A esto se suma el trabajo de liderar a un grupo muy extenso de primates.

Esta vez tenemos un segundo vistazo a la civilización de los simios. Mientras que en El Planeta de los Simios de Tim Burton (2001) se observaba un lugar opresivo y caótico, en ‘Confrontación’ tenemos una que está en armonía con la naturaleza.

[section label=”Una historia bien tratada” anchor=”Una historia bien tratada”]

Una historia bien tratada

El argumento principal de la película no es nada del otro mundo. Es sólido, sin pretensiones, pero lo suficientemente bien tratado para mantener al espectador atento durante el desarrollo de esta. Es una mirada imparcial a dos especies y sus respectivas civilizaciones: los humanos tratando de sobrevivir y los simios tratando de vivir en armonia en esta nueva era.

La confianza, la tolerancia y la compasión se vuelven ejes centrales. Estas impulsan la historia, motivan a sus personajes y son fundamentales en las decisiones que toman. Esta historia es muy interesante porque permite ser observada desde diferentes puntos de vista: el de César, el de Koba y el del humano. Es imposible no preguntarse qué hubiera hecho uno si le tocara vivir esa realidad.

El Planeta de los Simios: Cofrontación sigue manteniendo la emotividad de su predecesora e incluso otorga un espacio para hacer referencias a la cinta protagonizada por James Franco. Al drama le agrega una buena dosis de acción. Completamente justificada, ni falta ni sobra.

[section label=”Conclusión” anchor=”Conclusión”]

Conclusión

¿Debo verla en el cine? La respuesta es un completo ‘sí’. Es una película con un argumento sólido y un gran tratamiento por parte del director. La personalidad de los simios están muy bien desarrolladas, tanto que a pesar de parecerse, se pueden identificar con relativa facilidad. A esto se suma la gran capacidad que tuvo el equipo de animadores para lograr que personajes digitales transmitan tantos sentimientos. Y por supuesto, Andy Serkis (César), se hace notar sus grandes habilidades para la expresión a través de la tecnología de captura de movimiento.

Mi única queja fueron los protagonistas humanos. Cumplen bien con su papel a nivel interpretativo, pero no hay alguno que destaque por completo. No llegan a generar la empatía que logró James Franco, pero esto también se debe a que la relación de los nuevos personajes con César no logra ese nivel de intimidad.

Hola, humano. Soy Gamecored y vengo del futuro para salvar a la raza humana y filtrar información de juegos que aún no han sido anunciados.

Lost Password