fbpx

Eiyuden Chronicle: Rising Review

Videojuegos
7.5

Bueno

Eiyuden Chronicle: Rising review

Eiyuden Chronicle: Rising es el nuevo action-rpg 2D del equipo Rabbit & Bear Studios y la publicadora 505 Games, pero es también un título que le debe su existencia a los fans de una cierta legendaria saga de rol de la vieja compañia Konami. Este antiguo proyecto llevó un nombre que seguramente le sonará familiar a muchos fans del género: Suikoden.

Para entender la relación entre ambas obras, es necesario hacer un poco de memoria y regresar a Julio del año 2020. Ese mes, los icónicos creadores de aquella venerable saga, Yoshitaka Murayama y Junko Kawano, lanzaron una campaña en la plataforma Kickstarter para buscar fondos para el proyecto Eiyuden Chronicles: Hundred Heroes, un llamativo rpg retro con gráficos pixel art e impresionantes efectos de corte moderno. Sus seguidores no dudaron en apoyarlos y en tan solo unas horas reunieron 4.5 millones de dólares, muchísimo más que los 500 mil originamente solicitados.

Como es costumbre en Kickstarter, el dinero extra es utilizado para mejorar el producto final. Pero en esta ocasión, dicha mejora llego en la forma de un juego extra, una precuela al lanzamiento ya prometido. Optando por un género de acción y plataformeo, en lugar del típico combate por turnos, los desarrolladores dieron forma a este primer episodio de la serie mientras continuan trabajando en “Hundred Heroes”.

Es así como Eiyuden Chronicle: Rising se adelanta casi un año a la salida del “plato principal” y llega a manos de sus pacientes seguidores como la introducción a este interesante nuevo mundo y una atractiva, aunque por ratos no muy pulida, experiencia.

La trama de Eiyuden Chronicle: Rising toma lugar en el pequeño pueblo de New Nevaeh y sus alrededores. Recientes catástrofes naturales han causado mucho daño en los hogares y otras propiedades del lugar, pero al mismo tiempo han abierto el camino a antiguas minas subterráneas conocidas como “Runebarrows”. Estas cuevas están llenas de artefactos antiguos, ruinas y una variedad de valiosas reliquias que han atraido a un amplio número de aventureros y cazadores de recompensas de todo el continente.

Una de estas aventureras es CJ, la joven heredera de una familia que se enorgullece de su gran éxito encontrando tesoros. Como parte de un “Rito de Adultez”, CJ no puede regresar a su hogar hasta encontrar un tesoro de mayor valor que aquel obtenido por su padre: Un enorme Rune Lens. Estos cristales ancestrales no solo son muy raros, sino que además tienen el poder de canalizar poderosos hechizos mágicos elementales.

Para su mala suerte, ganar el derecho a explorar los Runebarrows no es tan fácil. Ya que estos túneles son propiedad de New Nevaeh, ella debe conseguir la aprobación de las autoridades, específicamente la alcaldesa sustituta Isha. Para ello, tiene que realizar una larga serie de encargos que ayudan a la reconstrucción del lugar; pero que a la vez te permiten descubrir el misterio detrás de las ruinas, un misterio que puede poner en riesgo mucho más que a esta pintoresca ciudad y sus habitantes.

Esto es solo el inicio de una aventura que puede llegar a durar más de 30 horas; dividida entre grandes momentos de acción al explorar alguno del puñado de calabozos disponibles y ratos no tan entretenidos cumpliendo alguno de los cientos de favores que la gente local solicita a CJ y sus compañeros: El mercenario mitad bestia Garoo y la ya mencionada Isha, gran administradora, pero también una poderosa maga.

eiyuden rising rev001

Es justamente esa división lo que más puntos le resta a una agradable e interesante historia. Aunque las cosas se ponen realmente atrapantes una vez que consigues a todos tus compañeros e inicias tu búsqueda por descubrir la verdad detrás de las ruinas y la desaparición del anterior alcalde, llegar a ese punto te tomará más de una docena de horas. Lo peor de esto no es necesariamente la demora para llegar a los momentos más importantes o dramáticos, sino la forma en que el juego rellena esos intermedios con tareas mundanas como “Hablar con X personas” o “Reunir un número X de algún material” dando como resultado un ritmo narrativo súmamente lento.

Estas sub-misiones son usualmente opcionales, pero también están conectadas al progreso que te brinda acceso a tiendas y mejor equipo como armas, armadura y accesorios. No bromeo al decir que lo primero que recibes en la campaña es una tarjeta de “sellos” para llevar la cuenta de cuentas veces has ayudado a la gente y así ganarte tu “Licencia de Explorador”. Esto significa que incluso antes de ir a tu primera misión real, ya estás haciendo sub-misiones. Si bien no es necesario llenarla al máximo, esta tarjeta es solo una de muchas para llevar a New Nevaeh de vuelta a la gloria y completarlas es la mejor manera de hacer más fuerte a tu trio principal.

RELACIONADO: EIYUDEN CHRONICLE: RISING YA ESTÁ DISPONIBLE

Con esto dicho, tampoco todo esto es malo ya que una vez que completas unas cuentas tareas te das cuenta de lo simples que son y descubres formas de completarlas más rápido y en mayor cantidad para llegar a las partes más interesantes de la campaña. Te recomiendo fuertemente que trates de recolectar la mayor cantidad de encargos antes de salir de tu base para evitar viajes innecesarios y ganar la mayor cantidad de sellos y dinero posible en el menor tiempo.

En resumen, no puedo decir que la historia de Eiyuden Chronicle: Rising sea mala, pues en verdad me agradó mucho y me atrapó lo suficiente para llegar hasta el final e incluso obtener el trofeo de Platino. Pero no puedo ignorar lo cansado y hasta monótono de los muchos momentos de “relleno” entre misiones centrales que me obligaban a recorrer lugares ya visitados una y otra vez para cumplir mandados. Siendo fan de los rpg, sé muy bien lo importante que pueden ser los “quest secundarios” pero cuando casi no aportan nada al argumento y se sienten tan forzados terminan por afectar negativamente a la experiencia.

Solo un último detalle a tomar en cuenta. Recuerda que esta es una precuela de un rpg más grande a lanzarse el próximo año (Eiyuden Chronicle: Hundred Heroes) por lo que no te debes extrañar cuando algunos hilos queden inconclusos o la campaña cierre en un cliffhanger.

eiyuden chronicle: rising rev003

Cuando no estás recorriendo el pueblo de pies a cabeza, estas explorando uno de los calabozos (o niveles) que ya hayas desbloqueado. En ese momento es donde entra a tallar el gameplay de acción y plataforma que diferencian a Rising de lo que será “Hundred Heroes” o lo que fueron las entregas de Suikoden en generaciones pasadas. Cada uno de tus 3 héroes disponibles puede caminar, saltar y atacar, además de contar con algunas jugadas únicas que los diferencia entre sí.

CJ es la más ágil del grupo y es con quien más fácilmente puedes navegar las secciones de plataformas. Su arma favorita son un par de ganchos para escalar y su poder especial le permite deslizarse a alta velocidad para esquivar ataques enemigos. En segundo lugar está Garoo, un tipo mitad canguro bastante grande y fuerte, armado con una espada de gran tamaño capaz de destruir trozos de roca gigantes y el único con una acción de defensa. Desafortunadamente, también es el más lento de todos y sus pasos y saltos son muy torpes. Finalmente está Isha, la joven alcaldesa quien también resulta ser una poderosa usuaria de magia. Aunque ella no es tan veloz como CJ, es más ágil que Garoo y puede realizar pequeñas teletransportaciones para evadir algún golpe o flotar por unos segundos.

Aunque debo decir que el gameplay de combate es muy divertido, también sufre del mismo problema de lento progreso ya que todos tus personajes empiezan con una cantidad muy limitada de habilidades en comparación con las divertidas técnicas que ganan cerca al final de la campaña. Por ejemplo: CJ empieza con un salto simple y un combo de 2 golpes, pero luego de unas 20 horas puede hacer dobles saltos, deslizamientos aéreos, un combo de hasta 5 impactos y hasta ataques dirigidos hacia arriba y abajo. Mientras tanto, Isha comienza con un teleport casi inútil y un combo básico de proyectiles mágicos; para terminar convirtiéndose en una batería de explosiones y destrucción cuando logras equiparla con runas elementales y sobrecargar sus ataques.

Obviamente es genial ver a tus protagonistas hacerse más fuertes y desbloquear más movimientos al mejorar sus armas y armaduras, por ese lado no tengo ninguna queja y gracias a ello las batallas finales son sumamente divertidas, ágiles y espectaculares. Pero el repertorio inicial de cada uno es tan pobre que no me soprendería si muchos terminan tildando a la jugabilidad de limitada o simplista si no le dan al menos una docena de horas. No pido que te den héroes completamente desarrollados desde un inicio, pero creo que se pudo hacer un mejor trabajo en el balance inicial para darte al menos unas pocas opciones más y así engancharte con acción más dinámica y llamativa desde el comienzo.

En otras palabras, esta gran aventura tiene un inicio tardado y muy simple para mi gusto, tanto en historia como gameplay, pero si le das la oportunidad (y algunas horas de paciencia) puede sorprenderte cuando desata todo su potencial.

eiyuden chronicle: rising rev005

Continuando con la jugabilidad, aunque aquí tomas el rol de hasta 3 aventureros cada uno con su propia barra de vida, solo controlas a uno a la vez cambiándolos velozmente según creas conveniente. Para ello, existen dos esquemas de control: El Simplificado, donde todos comparten el mismo botón de ataque y solo los intercambias con las otras teclas; y el Regular, donde cada uno responde a un botón distinto. Por ejemplo, en PlayStation, CJ ataca con Cuadrado, pero al presionar Triángulo ella es rápidamente reemplazada por Garoo o por Isha si presionas Círculo.

El título te recomienda el modo Regular y honestamente yo también, ya que es el que te permite crear combos de múltiples personajes con mayor facilidad. Además, si eres preciso con tus botonazos y los presionas en el momento justo en que aciertas un golpe, puedes invocar a tu siguiente protagonista con un ataque inmediato más poderoso de lo normal y con mínimo riesgo de ser contra-atacado gracias a un efecto de ralentización sobre todos los enemigos en pantalla. Esta gran técnica es conocida como “Link Attack” y es sin duda la estrella del combate en Eiyuden Chronicle: Rising.

Gracias a los Link Attacks, los enfrentamientos adquieren una característica mucho más fluida y agresiva que te hace sentir mucho más veloz y poderoso. Aunque al inicio solo puedes encadenar 3 embates, si te dedicas a completar las ya mencionadas Tarjetas de Sellos, haciendo una gran cantidad de sub-misiones opcionales, poco a poco aumentas la cantidad de impactos que puedes juntar; mejorando así una de las mejores opciones de combate disponibles. Es más, si logras conseguir 160 sellos (completando sub-misiones) podrás ejecutarlos de forma ilimitada, volviéndote prácticamente imparable. Aunque es muy probable que esto lo hagas luego de terminar la campaña, seguramente te será muy útil para derrotar a los jefes en el modo Hard.

En general, esta es una mecánica simple pero efectiva, visualmente muy atractiva y que sabe comunicar el poder de cada golpe a través de una serie de efectos. Incluso más que eso, le da una identidad única a las batallas haciéndolas destacar frente a las de otras obras de acción 2D más tradicionales. Aunque no puede por sí sola compensar la ya mencionada falta de variedad inicial, los Link Attacks son una opción muy entretenida que espero ver implementada de alguna manera en Hundred Heroes.

eiyuden rising rev004

Y ya que mencioné a los bosses, vale la pena analizar la variedad de enemigos y escenarios que encuentras en tu aventura. Como dije más arriba, en Eiyuden Chronicle: Rising solo visitas un pueblo, New Nevaeh, y un puñado de calabozos ubicados en los alrededores del mismo. Cada uno de estos lugares tiene su propia temática y colección de criaturas y malhechores que las hacen únicas. Aquí tienes un total de 5 biomas o ambientes a explorar que van desde un gran bosque lleno de arbustos asesinos, pasando por heladas montañas habitadas por feroces lobos y yetis, hasta el interior de las ya mencionadas ruinas, protegidas por ancestrales máquinas de piedra capaces de usar mortales técnicas mágicas como si se tratara de misiles y lasers. La variedad de rivales no está nada mal y ciertamente sirve para mantener interesante la exploración en cada entorno.

Esta amplia lista de oponentes te obliga a aprovechar las cualidades propias de cada uno de tus guerreros como la espada de Garoo para romper escudos o la magia de Isha para aturdir a enemigos voladores. Al combinar esto con los Link Attacks y otros combos que tu mismo descubrirás, obtienes una experiencia de acción que te mantendrá siempre atento al adentrarte en lo desconocido. En particular cuando estás lejos de alguno de los puntos de guardado ya que, muy al estilo clásico, si mueres deberás cargar tu última partida guardada. Aunque existe la opción de guardado automático, no es tan frecuente por lo que en verdad te recomiendo salvar tu avance cada que encuentres un checkpoint. Uno nunca sabe cuando un nuevo enemigo puede tomarte por sorpresa.

Y debo recalcar esto último, ya que en más de una ocasión fui emboscado por rivales que nunca había visto antes. Por ejemplo: Cerca al final de la montaña de nieve (un nivel desbloqueado cerca a la mitad de la campaña) fui atacado por dos enormes lobos blancos que gracias a sus embestidas sincronizadas eliminaron a mi equipo miembro tras miembro sin darles respiro. Ataques sorpresa como éste son comunes en niveles avanzados y muchas veces la mejor estrategia contra un rival desconocido es lanzarte sobre ellos con Link Attacks para hacerles el mayor daño posible antes de que puedan actuar. En contraste, los jefes de cada nivel cuentan con patrones mucho más avanzados y una gran resistencia, por lo que será mejor aprender a evadirlos y guardar tus combos para cuando logres romper sus escudos y se encuentren aturdidos, único punto en el que puedes hacerles daño real.

Desafortunadamente, la cantidad de veces que debes hacer “backtracking” para visitar alguno de los calabozos que ya has completado es tan alta que puedes llegar a sentir que “ya lo has visto todo”, incluso cuando aun no has terminado de abrir todos los caminos disponibles en cada locación. Esta es, una vez más, una consecuencia de los cientos de sub-misiones que te dan los NPC del pueblo. Algunas de ellas te piden ir a un punto particular de un calabozo o cazar al mismo tipo de enemigo hasta conseguir suficientes materiales. Por suerte el útil sistema de viaje rápido que conecta a todo el mapa siempre está disponible para ayudarte, pero incluso con él es imposible evitar esa sensación de monotonía cuando no estás visitando un nuevo lugar o progresando la historia central.

eiyuden rising rev007

Pero entonces, si suelen ser tan simples o pesadas ¿Por qué es necesario hacer tantas sub-misiones? Pues como indique más arriba, la ciudad de New Nevaeh se encuentra en una muy mala situación cuando CJ llega a sus tierras en búsqueda de tesoros. Sin embargo, la siempre calculadora Isha ha creado una estrategia para resolver el problema aprovechándose de los muchos aventureros codiciosos que desean ingresar a las minas en búsqueda de riquezas. CJ y otros como ella deben pagar una gran cantidad de dinero para conseguir una Licencia de Explorador o en su defecto ayudar a los habitantes con múltiples favores recibiendo como pago un simple sello en su tarjeta. Si logras llenar esta tarjeta, tu Licencia está asegurada, pero al mismo tiempo verás los varios distritos de la ciudad florecer con tiendas, armerías, herreros, granjas y otros comercios que te ayudarán en tu campaña.

Esta es la principal excusa argumental detrás de la existencia de estas tarjetas, sellos y el sin número de tareas opcionales; pero también es el origen de una de las mecánicas más elaboradas: La Reconstrucción del Pueblo. Poco a poco, mientras más favores cumplas para los varios NPC verás como sus negocios crecen, literalmente mejorando en aspecto y a su vez brindando más opciones como armas de mayor nivel o armaduras que desbloquean nuevas habilidades.

RELACIONADO: EIYUDEN CHRONICLE: RISING REVELA SU FECHA DE SALIDA

Entre estas facilidades, también encuentras un restaurante, una casa de cambio donde puedes comprar recursos y materiales en lugar de tener que ir a buscarlos a cada uno de los calabozos, baños termales para ganar mejoras temporales en tus atributos, una casa de empeño para vender tus posesiones no deseadas, tiendas para aumentar tu capacidad de carga de items, venta de herramientas como trampas de cacería o la caña de pescar, y mucho más. Honestamente, ver crecer a New Nevaeh y recibir los varios beneficios de tu arduo (y tedioso) trabajo es muy recompensante.

Mejorar al pueblo, para luego mejorar a tus héroes y llevarlos un poco más cerca a la cima de sus habilidades se vuelve un objetivo tan importante como acabar la campaña. Desafortunadamente, la poca creatividad y simpleza de las sub-misiones vuelve a ser un problema ya que no son lo bastante entretenidas para mantenerte enganchado en este largo compromiso. Una vez más, es cuestión de tenerles paciencia para disfrutar del verdadero potencial de este interesante sistema.

eiyuden chronicle: rising rev008

Antes de cerrar esta reseña, es necesario dar un vistazo a los aspectos de gráficos y audio. En el primero de ellos, creo que los desarrolladores de Rabbit and Bear Studios han hecho un excelente trabajo al no solo replicar el estilo de aquellos rpg pixel art de la era de finales del SNES, sino que además han aprovechado muy bien otros recursos modernos como ambientes en tres dimensiones y manejo de luces, sombra y otros efectos visuales para darle una mayor profundidad y volumen que aquellas obras de antaño simplemente no podían alcanzar por limitaciones técnicas.

La combinación de elementos 2D clásicos y los mencionados recursos 3D se mezclan para crear un ambiente muy bonito, ligeramente parecido al de proyectos como Octopath Traveler, donde por momentos parece que estás jugando en una especie de maqueta súmamente elaborada, poblada de estos pequeños pero muy bien detallados seres. Sin embargo, existe un punto flaco en el apartado visual y se encuentra en la animación.

Como muchos otros proyectos indie modernos, Eiyuden Chronicle: Rising hace uso de la ya conocida “animación por huesos”. Esto significa que sus personajes no están animados cuadro por cuadro, sino que están formados por una serie de piezas (cabeza, torso, brazos y piernas) los cuales rotan sobre anclas como los codos y rodillas para simular el movimiento. Lamentablemente pocos estudios realmente dominan esta técnica, pues suele dar como resultado animaciones toscas como si se tratara de muñecos de papel. El detalle no es una molestia a simple vista, pero es inevitable que te llame la atención en los momentos con menos acción en pantalla.

Por otro lado, la música se encuentra en un punto intermedio para mi gusto. No es para nada mala, pero algunas de sus tonadas son demasiado repetitivas y “anticuadas” para mi gusto, como aquella que siempre escuchas al estar navegando las calles de New Nevaeh. Mientras tanto, las melodías que acompañan a calabozos avanzados y a las peleas más complicadas son resaltantes y, aunque no hay tanta variedad, logran efectivamente su objetivo de impulsarte a pelear y despertar tus reflejos. Y aunque no hay actuación de voz, considerando la vibra retro que se quiere comunicar, no es algo que se extrañe mucho.

eiyuden  rising rev006

En conclusión, Eiyuden Chronicle: Rising es una sólida propuesta para que los fanáticos vayan calentando motores en lo que esperan al 2023 y la llegada de Eiyuden Chronicle: Hundred Heroes. Su mundo es llamativo, sus personajes carismáticos y su historia, a pesar de sus altibajos, es muy interesante y con momentos muy agradables. Lamentablemente tanto estos elementos, como su dinámico y veloz gameplay de combate, son parcialmente opacados por un balance irregular que tiende a depender mucho de su monótono sistema de misiones secundarias, sellos y tarjetas.

Si bien no es inusual que los rpgs más largos suelan venir con una buena dosis de contenido extra, el objetivo siempre es hacer que estas tareas opcionales logren ser lo bastante atrapantes para invitarte a completar tantas como sea posible o en su defecto sean totalmente opcionales e ignorables. Claramente ninugno ha sido el enfoque aquí, ya que más del 80% de estas misiones son simples y repetitivas, muchas veces limitadas a “Ir a X lugar y traer Y item” sin mayor contexto; y aunque no todas son obligatorias, son tu único camino para obtener las herramientas necesarias para hacerte realmente más fuerte y capaz de enfrentar nuevos retos. Estoy seguro que pasé más de la mitad de mis 30 horas con este título corriendo de un lugar a otro haciendo encargos para distintos NPCs.

Afortunadamente, si logras superar la mayor parte de estos quehaceres, las recompensas de tu labor suelen ser realmente buenas. Lograr reconstruir la ciudad, abrir acceso a nuevas armas, items y habilidades se siente muy satisfactorio. El sistema de combate es particularmente divertido una vez que logras desbloquear la mayor parte de sus opciones, presentando peleas muy veloces y agresivas que rara vez sueles ver en el género. Esto incluye fluidas dinámicas ofensivas como los Link Attacks o los combos más avanzados de cada uno de tus tres héroes y sus distintos estilos de lucha.

En resumen, Eiyuden Chronicle: Rising es un juego lleno de potencial y personalidad, pero cuyo contenido extra juega irónicamente en contra de su libre disfrute. Una comparación apropiada podría ser la de una serie con grandes capítulos, pero un buen número de episodios de relleno entre cada uno de los mejores. Si eres lo bastante paciente durante su lento y limitado inicio serás premiado con una agradable experiencia que sabe combinar muy bien los elementos retro con elementos de gameplay moderno, en esta antesala al esperado sucesor espiritual de Suikoden.

eiyuden chronicle: rising rev010

Esta reseña fue escrita luego de jugar una copia digital de Eiyuden Chronicle: Rising para PlayStation 4 y PlayStation 5 brindada por 505 Games. El juego también está disponible en PC, Nintendo Switch, Xbox One y Xbox Series X|S

Good

  • La historia central, aunque lenta en su desarrollo, es muy interesante y con memorables momentos. El sistema de combate tiene mucha más acción y dinamismo que la mayoría de plataformeros 2D o Metroidvanias, pero solo alcanza su verdadero potencial luego de muchas horas. El estilo gráfico es una muy buena mezcla de sprites clásicos y efectos modernos.

Bad

  • La campaña, de cerca de 30 horas de duración, está llena de momentos de relleno y una gran fijación en hacerte cumplir un sin número de misiones secundarias, que lamentablemente suelen ser repetitivas, simples y poco entretenidas. El desarrollo de tus personajes y de la ciudad en la que viven también depende de tu dedicación a estas sub-misiones.

Summary

Eiyuden Chronicle: Rising nació como una precuela en agradecimiento a los backers de la exitosa campaña del esperado Eiyuden Chronicle: Hundred Heroes. Sin embargo, sus carismáticos personajes, simpático mundo y dinámico gameplay de acción 2D le dan todo el mérito para resaltar por sí solo. Desafortunadamente, su fijación en un enorme número de misiones secundarias de relleno, frena tanto el flujo de la historia como el desarrollo de las habilidades de tus héroes retrasando mucho más de lo necesario los momentos más divertidos de su campaña.
7.5

Bueno

Lost Password