fbpx

Concrete Genie Review

Videojuegos
8

Muy Bueno

Concrete Genie es un título bastante family friendly, en el que jugarás como Ash, un preadolescente que sufre de un constante acoso por parte de sus pares y cuya salida creativa la encuentra a través del recurso del dibujo. Un día, mientras se encontraba explorando una de las muchas zonas de Denska (su ciudad), se encuentra con un grupo de matones quienes destruyen sus bocetos desperdigando las hojas por toda la ciudad. Es en su escape en que Ash entra en contacto con una criatura que le otorga un pincel mágico y la habilidad de interactuar con criaturas llamadas Genios.

Desde ese momento, se le encarga a Ash devolver la vida a la ciudad de Denska, la cual está infestada por la oscuridad y sumida en la depresión. Evidentemente, esta es una tarea que no la hará solo, puesto ahora cuenta con dicho pincel y la ayuda de los genios. Hasta ahora, con lo que he narrado aquí, me brinda la impresión de lo que estamos tratando es con un libro de cuentos para niños, pero que ha cobrado vida en una especie de juego apto para todas las edades. Si bien puede ser un poco ligero en términos de mecánicas, para alguien que busca algo con desafío, lo compensa con una hermosa presentación y un conjunto de gráficos bastante único que se respalda en las mecánicas de pintura.

Concrete Genie es un título sobre el arte, cómo desarrollarlo y apreciarlo, además de eso, es también un juego sobre la intimidación y cómo lidiar con ella. A medida que avanzas por la ciudad de Denska, tratas constantemente de evitar a este grupo de matones. A medida que los encuentras, llegas a aprender las razones por las que atacan a los demás. En ese sentido, Concrete Genie en una experiencia bastante positiva que trata de contar una historia bastante profunda sobre las cosas que se encuentran detrás de nuestro accionar. Iluminar la ciudad con tu pincel limpia la Oscuridad. Trabajar con los Genios te permite progresar más y más en el mundo. En su núcleo, Concrete Genie es un juego bastante creativo, respaldándose en la mecánica de la pintura como su principal atractivo.

Tengo que señalar también que este juego tiene una presentación realmente excepcional cuando se trata de imágenes y música. Concrete Genie es bastante directo y lineal, aunque hay mucha personalización en lo que respecta al arte, en el cómo creas los genios y los diferentes hitos de las “obras maestras” que alcanzarás. También hay algunas “misiones” secundarias que podrás encontrar en el camino y que pueden desbloquear cosas nuevas como otros genios o cuadros. Aunque, si decides obviarlos no te detendrán mucho tiempo fuera del camino principal, por lo que se sienten un poco innecesarios y hacen poco para expandir el mundo presentado.

Como dice el nombre, los Genios son los protagonistas de la experiencia. Usando tu pincel y el Dualshock 4, pintarás a estas criaturas para que nazcan en diferentes partes del mundo (dondequiera que encuentres un símbolo de genio). Estos genios son creados con piezas pre-fabricadas que tendrás por defecto, así como piezas que puedes encontrar que incluyen cosas como cuernos, tentáculos y cosas por el estilo, con el fin de brindarles un toque más personal.

Creando genios y apaciguándolos es donde la diversión se condensa en Concrete Genie. Pero, si bien encontrarlos y conseguir elementos con qué crearlos es algo que llega a ser bastante divertido, también se reduce mucho a lo superficial. Me explico, crear personajes geniales y únicos, con las piezas pre-fabricadas, es indudablemente una experiencia satisfactoria, sobretodo cuando los ves cobrar vida con sus propias personalidades. No obstante, al final nunca se siente realmente como si eso importara mucho, puesto que una vez que domines los genios del fuego, la electricidad y el viento, y sepas qué y cuándo utilizar a cada uno de ellos, hay muy pocas razones en términos de jugabilidad para tomar o pasar el tiempo creando cuidadosamente a estos personajes.

Hay un montón de cosas que se te explicarán desde el inicio de este corto juego, pero está bastante claro que se trata de una experiencia de “un solo truco” para cuando llegues al segundo acto de Concrete Genie. A pesar de todo, incluso en las primeras horas, la resolución de los rompecabezas es increíblemente ligera e intuitiva y gira principalmente en torno a la búsqueda de planos que te permitan pintar nuevos objetos. A medida que los aprendas, descubrirás las distintas soluciones a los problemas de una manera bastante orgánica y sencilla, sin mayor reto. Esos problemas usualmente se limitan a que uno de los genios quiere que pintes una cosa específica. Una vez que lo hagas, te abrirán nuevas áreas con sus habilidades. Y si no quedó claro antes, debo volver a señalar que nos encontraremos con genios de fuego, genios eléctricos y genios de viento.

Por defecto, Concrete Genie utiliza los controles de movimiento del Dual Shock 4, pero se puede modificar para utilizar el stick derecho. La manipulación de la pintura puede parecer un poco incómoda cuando se utilizan los controles de movimiento, y ambos métodos de control parecen tener problemas con la cámara. La exploración también te pondrá ciertos límites, sobretodo en la primera parte del juego. En ese sentido, pintarás la ciudad en cada lugar que encuentres bombillas. Mientras pintas, las luces se encenderán. En pocas palabras, tu misión será la de iluminar todas las luces en un área, con el fin de remover la oscuridad que te impide progresar. El único obstáculo real es que hay algunas paredes que necesitarán lo que el juego llama “Super Pintura”. Este tipo de pintura se gana completando ciertos deseos de los genios, que te pedirán que pintes ciertos objetos en ciertos lugares. Una vez que  apacigües sus deseos, te permitirán usar este poder especial para progresar en tu camino.

Por momentos, siento que Concrete Genie siempre ha sido pensado para un público objetivo. Aunque es probable que este juego esté dirigido a los niños, creo que su sistema de rompecabezas podría haber sido un poco más profundo para atraer a un público mucho más amplio. Tal y como están las cosas, es increíblemente difícil encontrar un reto en el juego, ya sea en el primer acto donde no hay combate o en el segundo donde sí lo hay.

El juego termina relativamente rápido, pero hay algunos modos adicionales. Hay un modo de pintura gratuito que te permitirá volver a los diferentes barrios de la ciudad y pintarlos nuevamente a tu gusto. Además, el juego cuenta con un componente VR que definitivamente te darán ganas de probarlo para experimentar los colores y el arte en una dimensión mucho más directa.

Con todo, sigo pensando que Concrete Genie parece ser el juego perfecto para sentarse y jugar con un niño. Como mencioné anteriormente, ver a los creativos personajes cobrar vida en pantalla, nos genera una sensación de que este es un perfecto cuento para niños traído a la vida. Cuenta una historia que no profundiza demasiado en los personajes o el mundo, sino que enseña una lección sólida sobre la humanidad. Las estrella de todo este espectáculo son, sin duda alguna, las imágenes y arte que nos muestra. Concrete Genie es un mundo oscuro y deprimente que cobra vida con un pincel. Los cuadros que pintas y los genios que invocas están tan bien animados que es difícil no apreciarlo.

Si bien, por momentos siento que Concrete Genie se queda corto por momentos, es realmente porque creo que podría haberse aprovechado un poco más. Se siente como si hubiera mucho más potencial con los aspectos de la pintura. Por otro lado, aunque normalmente no comentamos sobre el precio de los juegos en nuestras reseñas, vale la pena señalar que se trata de un juego de 29,99 dólares y no de una publicación de precio completo, y eso es algo que también amortigua un poco los elementos que podrían haberse mejorado.

El camino principal de la historia me tomó alrededor de 5 horas y eso fue desarraigando todos los objetos de colección y los artículos a encontrar. Potencialmente se puede sacar mucho más tiempo del juego considerando los componente VR y las opciones de pintura gratis. Sin embargo, nunca sentí muchos deseos de ingresar nuevamente en el juego una vez acabada la experiencia principal. Después de todo, tampoco es un juego con mucha variedad en cuanto a los resultados finales, por lo que hay muy pocas razones para volver a jugarlo, salvo querer experimentar todo nuevamente desde una perspectiva más libre.

Concrete Genie es sin duda un juego impresionante cuando se trata de presentación. Tiene excelentes recursos visuales y una impresionante dirección de arte, que a veces te deja absolutamente boquiabierto. Sin embargo, es un juego bastante corto, y eso se siente aún más cuando el juego se aleja de sus puntos fuertes y desea enfocarse en elementos que no le resultan del todo, como los segmentos de combate. Aún así, es bastante claro todo el corazón que se ha puesto en el desarrollo del juego, desde el estilo de animación, hasta las experiencias de cada personaje. Hay elementos bastante conmovedores y personales que, definitivamente, podrían ayudar a enriquecer la experiencia de quienes decidan jugarlo.

Esta reseña fue escrita luego de jugar una copia digital de Concrete Genie para PS4 brindada por Sony PlayStation.

Good

  • Visualmente impresionante
  • La dirección artística del juego propone elementos realmente encantadores y novedosos
  • La historia es bastante profunda y pone en relieve aspectos humanos muy sinceros
  • El dibujado, y las opciones de personalización, son una manera muy interesante de cómo se plasman las mecánicas de arte del juego

Bad

  • El control motion puede llegar a ser algo torpe
  • El sistema de combate no encaja del todo bien

Summary

Disfruté mucho con el juego, y si bien es bastante corto, creo que es el tiempo suficiente para que Concrete Genie no se sienta rápidamente añejado por su poca variedad de mecánicas.
8

Muy Bueno

Lost Password