fbpx

Call of Duty: Black Ops Cold War Review

Videojuegos
8

Muy Bueno

‘Otro año, otro Call of Duty’, es lo que la mayoría puede pensar, pero déjenme decirles que el 2020 se siente diferente. El reinicio de Modern Warfare del año pasado fue un gran éxito para la franquicia, y la inclusión del ahora gratuito modo battle royale, Warzone, ha significado que Call of Duty en su conjunto ha encontrado un nuevo ritmo en los últimos 12 meses. Ahora, con una nueva generación de consolas en nuestras manos, Treyarch y Raven Software han combinado sus fuerzas para devolvernos al, a veces extraño, mundo de Black Ops, a través de Call of Duty: Black Ops Cold War.

La serie Black Ops 4 de 2018 tomó la controvertida decisión de deshacerse del componente campaña por primera vez en la historia de la franquicia, por lo que es un placer ver que Black Ops Cold War la ha traído de vuelta. Mejor aún, es una de las más interesantes y atractivas campañas de Call of Duty que he jugado en los últimos años. Con el característico modo multijugador y el siempre divertido modo Zombies, el equipo ha generado otra exitosa entrega en el universo COD, pero que no ha estado librada de algunos tropiezos.

Ambientada en los años 80, tu personaje “Bell” se caracteriza por un puñado de rasgos antes de ser presentado rápidamente en la historia. En la campaña, el estilo ochentero ha sido ordenado con luces de neón y una buena banda sonora, y antes de que te des cuenta estarás disparando a tus enemigos y persiguiendo a un sospechoso sobre un tejado, antes de tomar la decisión de matarlo o encarcelarlo. Es una de las muchas decisiones que encontrarás en Black Ops Cold War, y más tarde verás que las piezas empiezan a encajar en conjunto, ya que algunas de estas elecciones tendrán un impacto directo en los acontecimientos del juego. Mientras que la historia se centra en eliminar a Perseus, una figura malvada que elimina gobiernos y demás, también encontraremos bastantes elementos característicos de lo que conocemos como Black Ops, mostrando que la serie no ha dejado de lado sus raíces más representativas.

Mientras que la historia puede sentirse bastante estándar en términos de configuración, ejecución y desenlace, creo que es todo lo contrario. Claro que hay momentos totalmente hollywoodescos con explosiones que harían sonrojar a Michael Bay, pero en contraste directo con eso, hay también muchos momentos en que tu arma estará enfundada y tendrás que encontrar otros medios para cumplir tus objetivos. Con ese fin deberás comenzar a hablar con otros personajes de tu base de operaciones; no es una tarea obligatoria, pero sí que añade un sabor y una dimensión extra a toda la experiencia. Y lo que es más emocionante, hay toda una misión con múltiples caminos no hostiles, aquí serás un personaje que intenta infiltrarse en una base de la KGB. Es totalmente refrescante tener este tipo de elemento sigiloso y táctico, en un juego que de por sí es más conocido por su grandilocuencia. Además, dado que puedes conseguir tu objetivo de muchas maneras, esta misión es bastante rejugable y se ha convertido en una de mis favoritas en los últimos años.

Eso no quiere decir que no existan secuencias más llenas de acción. En ese sentido, momentos en que se te obligan a usar fotos con el fin de recoger pruebas, e infiltrarte sigilosamente en bases enemigas, se equilibran con escenas más rimbombantes, como un memorable momento inicial con un auto a control y remoto y flashes a campos de batalla, donde el calor y el estruendo de las explosiones te garantizan muchos sobresaltos. A todo esto, debo señalar que la IA sigue siendo bastante tonta, sirviendo más como una galería de práctica de tiros que como algo a lo que enfrentarse seriamente. Si bien una versión “pesada” de los enemigos es más complicada de eliminar e intenta que uses los escenarios inteligentemente, todos los demás son bastante estándar.

La campaña sólo dura unas cinco o seis horas, pero lo interesante aquí es que la trama siempre te empuja hacia adelante, con muy poco relleno sobre la cual ‘hacer hora’. Incluso ofrece misiones secundarias que te obligan, de nuevo, a bajar el arma y hacer algo de resolución de problemas, utilizando las pruebas reunidas en misiones anteriores. La idea de esto es hacer un proceso de eliminación y tratar de resolver los enigmas antes de que se te permita entrar y eliminar todo a tu paso. Una vez más, el compromiso con actividades que usualmente están fuera del alcance de lo que una campaña de Call of Duty normalmente proporciona, le da un plus a Black Ops: Cold War. Me gusta volar cosas y disparar a enemigos como cualquier fanático de los shopoters, pero la contención en los momentos más tranquilos es lo que hace que esta historia sea más memorable que otras, y los aplaudo por eso. Esto conlleva a varios finales diferentes, y esa es otra razón para volver más de una vez a la campaña.

Vale la pena señalar que este es, de lejos, el Call of Duty más bellos que he visto hasta ahora. Jugando en la PlayStation 5, el título utiliza una gran actualización gráfica que incluye ray tracing, y no me canso de señalar los muchos momentos durante la campaña en que me quedé enganchado por la vista. Estas mejoras son menos frecuentes en el modo multijugador, sobre todo porque en ese modo pasas la mayor parte del tiempo concentrado en matar a tus oponentes sin tener mucho tiempo de inactividad, pero aún así es definitivamente impresionante ver a Call of Duty en la próxima generación de consolas.

Por supuesto, mucha gente sólo invierte en COD cada año por el multijugador que ha sido el verdadero punto de anclaje de la serie durante mucho tiempo. La serie estándar de modos de juego está disponible en quick match, con clásicos como Team Deathmatch, Kill Confirmed, Domination y Hardpoint, junto con nuevas incorporaciones como VIP Escort, que, aunque aprecio el intento, en general no me gustó mucho. Va en contra del estilo rápido al que estoy acostumbrado, y encaja mejor en juegos como Rainbow Six Siege, al que claramente está emulando.

En general, la jugabilidad se siente elegante, rápida e intensa, como era de esperar, con armas de respuesta que se sienten bien al disparar. También hay algunas mejoras en la calidad de vida que realmente se reducen al gusto personal. El tiempo de eliminación es un poco más largo, lo que a veces significa que un enemigo se alejará de ti con una mínima de salud, pero por otro lado significa que si no los derribas de un tiro en la cabeza, podrías cubrirte justo a tiempo para evitar ser eliminado. Dicho esto, los francotiradores siguen siendo la mayor amenaza en el mapa. He perdido la cuenta de la cantidad de veces que me han disparado a mano sin siquiera saber que me estaban apuntando, y algunos mapas realmente tienden a dar ventaja a estos amantes del sniper. Además, sé que los desarrolladores quieren que todos jueguen juntos, pero como jugador de consola con un mando en mano, me parece injusto que me lancen a una partida con un montón de jugadores de PC. Felizmente, hay la chance de desactivarlo.

Los mayores cambios para el multijugador son los nuevos modos basados en equipo, Fireteam: Dirty Bomb y Combined Arms, cada uno de ellos enfrentando a varios equipos de cuatro contra el otro. Dirty Bomb es más único, con 40 jugadores en el campo de batalla, donde tienes que recoger uranio de las cajas o conseguir muertes, para luego provocar una explosión nuclear. Este modo recoge algunos elementos de Warzone como el Blood Money, sustituyendo el dinero en efectivo por uranio, pero es un buen cambio de ritmo con respecto al frenético estilo de los otros modos. Combined Arms sólo tiene seis equipos de 24, y parece una gran adición también, tomando modos como Domination y haciéndolos sentir más valiosos con más oponentes en el mapa contra los que competir.

Resulta frustrante que los mismos mapas tiendan a aparecer bastante a menudo en rotación, por la naturaleza del hecho de que sólo hay ocho en lanzamiento en las listas del multijugador. Hay otros adicionales para Fireteam y Combined Arms, pero teniendo en cuenta que normalmente hay el doble de mapas disponibles en lanzamiento, es decepcionante ver tan poco aquí. Por supuesto, me imagino que añadirán más pero si eres un jugador experimentado que viene de Modern Warfare, puede que la falta de variedad sea un gran inconveniente.

Aún así, los mapas disponibles son todos útiles. Uno de mis compañeros de equipo lamenta particularmente el mapa llamado Satellite por sus dunas de arena que ofrecen muchas oportunidades para esos molestos francotiradores. No obstante, hay formas de contrarrestarlos y en general aprecié lo que es uno de los mapas más visualmente impresionantes del montón, utilizando cuevas y grietas furtivas para tener ventaja cuando sea posible. Armada es otro que no me quedan dudas de que podría llegar a ser amado u odiado por los usuarios del juego. Dos cruceros a los que se puede acceder desde líneas de tirolesa adyacentes o tomando una lancha rápida a través del agua (o, simplemente, nadando) crean mucha verticalidad y opciones para diferentes estilos de juego. Algunos mapas, sin embargo, parecen demasiado grandes para el bucle de combate estándar de 6v6. Miami en particular, aunque luce precioso con sus señalizaciones de neón, batallas en la playa y habitaciones vacías de hotel, es demasiado grande para un número tan reducido de jugadores. Con Domination y Hardpoint transportando a los jugadores a zonas específicas está bien, fuera de ello a veces pueden pasar 30 segundos a un minuto entre asesinatos, sólo corriendo por ahí tratando de encontrar a alguien a quien disparar.

Al final del día, esto no es un gran salto adelante para el multijugador de la franquicia, y en muchos sentidos, se siente como un enfoque más “de vuelta a lo básico”, que aún satisface absolutamente esa solución multijugador que sólo COD puede proporcionar. Ojalá hubiera más mapas, pero me gustan los otros nuevos modos multijugador, que parecen haber tomado algunas notas de Warzone y añadido algo diferente a la mecánica. Pero ellos, como Warzone, juegan mejor cuando tienes un equipo completo de cuatro amigos que pueden coordinarse y comunicarse. Con más adiciones y equilibrios, es un comienzo modesto, pero aún así entretenido.

Por último, pero no por ello menos importante, esos malditos nazis han realizado todo tipo de horribles experimentos, lo que ha llevado a incluir de nuevo a los zombis en Call of Duty: Black Ops Cold War. Dentro del modo, jugadores de versiones anteriores podrían decepcionarse al saber que solo hay un mapa disponible al momento del lanzamiento (a diferencia de los cuatro que estaban presentes en Black Ops 4). Sin embargo, se trata de una recreación del mapa del modo Zombies original de 2008, y lo bueno de esto (aparte de la nostalgia por aquellos que lo recuerdan) es que el mapa en sí mismo tiene muchas partes móviles diferentes que mantienen la sensación de frescura y emoción.

Es un espacio enorme, que comienza en la superficie y, a medida que avanzas, te lleva a un búnker que está lleno de sus propios desafíos, incluyendo portales a otras dimensiones que aumentan aún más el caos. También hay un montón de diferentes mejoras por descubrir, y el mapa en sí mismo está bien diseñado en la forma en que gira y se reconecta. El hecho de que tenga tantos elementos de los que ser consciente significa que la sensación de lo repetitivo pasa a un segundo plano, y eliminar hordas de no-muertos, junto a tus compañeros, es tan satisfactorio como siempre. Esto, y la promesa de más contenido gratuito y actualizaciones para Zombies en el transcurso de la vida del juego, hace que el futuro luzca prometedor. Pero, por lo pronto, no estamos ahí.

Algo interesante es que el loadout que elijas usar en el modo multijugador normal también se utiliza en Zombies, lo que significa que puedes seguir trabajando en la nivelación y mejora de tu arma y las ventajas relacionadas con ella en ambos modos de juego. Esto elimina parte de la necesidad de gastar en armas en el modo Zombies, ya que es probable que ya tengas un arma decente equipada.

Si bien algo que sí ha sido una molestia fueron los problemas de conectividad. Durante la primera semana de juego, problemas con los servidores de Activision hacía que intentar ingresar en partidas, junto a un grupo ya pre establecido, fueran realmente frustrantes. Por un lado, ingresar al modo zombies, con una escuadra de 4 personas, hacía que el tiempo para encontrar una sala se hiciera interminable. Como muchos saben las escuadras en modo zombies son máximo de cuatro personas, por lo cual nunca llegué a entender el porqué de esos tiempos tan prologandos de búsqueda. Por un lado, nuestra escuadra se componía de gente jugando en PlayStation, Xbox y PC, así que es probable que el componente crossplay haya estado sufriendo algunas complicaciones. Si bien este es un problema que sabemos se arreglará a futuro, sí que resultó ser bastante molesto.

A manera de conclusión, me quedo con la idea de que Call of Duty: Black Ops Cold War es una vez más una entrega sólida y completa para los fans de la franquicia. Esta vez, no sólo satisface con sus ofertas multijugador y zombies, sino que también incluye una campaña que es una de las más fuertes que la serie ha visto en los últimos años. Las misiones se sienten diferentes, la capa añadida de espionaje es agradable, y aún así se las arregla para ser rimbombante de la única manera en que COD sabe cómo.

El multijugador por el que muchos comprarán este juego se siente tan fuerte como siempre, pero es modesto en algunos aspectos con su pequeña cantidad de mapas y problemas de conectividad. Se podría argumentar que estas dificultades son un tema que se impregna también en el muy querido modo Zombies, con su único mapa gigantesco. Aún así, como paquete total, Call of Duty sigue entregando un juego bastante sólido, con mucho potencial para seguir creciendo en los próximos meses.

Esta reseña fue escrita luego de jugar una copia digital de Call of Duty: Black Ops Cold War para PlayStation 5, brindada por Activision.

Good

  • La campaña es bastante entretenida, con elementos de sigilo y hermosos visuales para la nueva generación.

Bad

  • Problemas de conectividad y falta de un mayor númerro de mapas.

Summary

Call of Duty: Black Ops Cold War sigue la buena tendencia de la franquicia en proporcionarnos contenido sólido.
8

Muy Bueno

Lost Password