fbpx

Burnout Paradise Remastered (Nintendo Switch) Review

Videojuegos
8.5

Muy Bueno

Ok, vamos a tratar de una vez con el elefante en la habitación, Burnout Paradise Remastered en Nintendo Switch es caro. Demasiado caro. Incluso si tomas en cuenta el impuesto usual con los juegos y aceptas que, aunque es un título con 12 años de antigüedad, acaba de llegar a Switch y es portátil por primera vez, pedir $50 por él es, bueno, exagerado. Aún así, si puedes superar el exorbitante costo, la buena noticia es que, 12 años después, Burnout Paradise sigue siendo un clásico absoluto, y a pesar de un puñado de concesiones relativamente menores para hacerlo funcionar en Switch, es un port inequívocamente fantástico que, aunque invariablemente se queda corto respecto a la versión remasterizada en PS4 y Xbox One, sigue siendo absolutamente fantástico por derecho propio.

Volver a juegos más antiguos puede ser a menudo decepcionante, y hay que entender también que Burnout Paradise puede que no sea el juego más antiguo portado a las consolas actuales, pero la velocidad a la que se mueve la industria y la constante iteración sobre plantillas de éxito, asegura que volver a los juegos que te gustan puede ser a menudo una experiencia decepcionantemente discordante; ya sea por los gráficos, la mecánica o incluso algo tan simple como la interfaz de usuario. En ese sentido, como jugadores, nos acostumbramos rápidamente a lo que funciona, a lo nuevo, y volver atrás no siempre es tan divertido como debería ser.

Por suerte, después de Burnout Paradise, bueno, no hubo más Burnout. Todavía parece una locura escribir eso, pero después del éxito crítico y comercial de una franquicia que había dominado la escena de las carreras durante la década anterior, EA decidió dar por terminado el proyecto. Eso dolió y fue un error, por supuesto, pero también significa que Burnout Paradise sigue siendo (discutiblemente) la cúspide de la serie, y en su mayor parte, se siente tan bien hoy en día como lo hizo en el 2008.

Sinceramente, siempre he preferido el enfoque más basado en las pistas y centrado en los elementos arcade de Burnout y no puedo ver más allá de la casi perfección de Burnout 3: Takedown (uno de los mejores juegos de carreras de todos los tiempos), pero independientemente de la opinión personal sobre qué Burnout es mejor, no te equivoques, Burnout Paradise es objetivamente fantástico; con un mundo abierto bastante diferente a cualquier otro, uno en el que todas sus partes individuales se unen con éxito para crear un todo casi perfecto. Ya sea por los (todavía) grandes elementos visuales, el mundo abierto sin fisuras, el fantástico modelo de manejo, o, sí, la banda sonora, Burnout Paradise sigue siendo una unión casi perfecta de mecánica y diseño.

Ok. No hay Crash Mode, pero a pesar de lo que te digan los detractores, siempre se habría sentido hasta forzado en el mundo abierto de Burnout Paradise, un juego de movimiento constante, progresión constante y, sobre todo, una sensación de libertad sin igual. Entonces, detener todo eso, por un prefabricado Crash Mode, nunca se habría sentido bien.

La libertad, eso es lo que asegura que, incluso después de todos estos años, se sienta tanta frescura y emoción en Burnout Paradise. Claro, hay sugerencias de dónde ir y qué hacer, pero al igual que en Zelda: Breath of the Wild, esas son poco más que sugerencias. Incluso las pistas mismas son poco más que sugerencias. Comienza aquí, termina allí y rellena el resto. Recuerdo haber encontrado esa libertad un tanto desalentadora en 2008, sobre todo por sus predecesores puramente basados en pistas, pero ahora es sorprendente lo liberador que es el diseño y que, 12 años después, nadie se haya acercado a igualarlo.

Han habido algunos otros grandes título de carreras de mundo abierto desde entonces, pero ninguno que dejara el freno de mano de la misma manera; ya sea la capacidad de crear tus propios eventos, hacer tus propios atajos, o simplemente explorar la ciudad, Burnout Paradise tiene algo sólido en casi todos los niveles.

Una vez más, hay muchos juegos que te permiten hacer todas esas cosas, pero ninguno que las haga tan bien como lo hizo Criterion aquí. Esto nunca es más evidente que cuando estás conduciendo por la ciudad, ya sea por la enorme Paradise City o el fantástica DLC, Surf Island (todos los DLC lanzadas anteriormente están incluidos aquí), sólo conducir por ahí, chocar contra otros coches, destrozar vallas publicitarias y escuchar la fantástica música, sigue siendo una alegría que es difícil de mejorar en los años transcurridos desde su lanzamiento.

Algunos de los recién llegados a la franquicia podrían encontrar la falta de viajes rápidos un problema, e incluso podrían encontrar algunas de las opciones de diseño un tanto anticuadas, pero para la mayoría, todo se sentirá maravillosamente aerodinámico, ¿por qué en nombre de Dios querrías viajar rápido en un mundo que ha sido diseñado para ser atravesado siempre?

A pesar de sus años de avance, este no es uno de esos juegos “retro” en los que un poco de nostalgia te ayudará a lidiar con sus bordes más ásperos, este es un juego que se siente tan bien hoy como cuando fue lanzado originalmente, uno que, en muchos aspectos, todavía se siente a la vanguardia de sus contrapartes de diseño más rígido de hoy en día. Puede que se quede corto en cuanto a fidelidad visual con respecto a las versiones de Xbox One y PS4 recientemente lanzadas, pero a 60 fps en los modos acoplado y desacoplado, este port en Switch funciona de maravilla, y en lo que respecta a los títulos de carrera portátiles, se siente como un gran logro técnico.

Por fantástico que sea, el alto precio de admisión sigue siendo un problema, pero eso no debe eclipsar lo que es uno de los mejores ports en Nintendo Switch hasta la fecha, y el exitoso regreso de uno de los mejores juegos de la última generación.

Esta reseña fue escrita luego de jugar una copia digital de Burnout Paradise Remastered para Nintendo Switch brindada por la editorial.

Good

  • Excelente trabajo al portar el juego a Switch
  • Toneladas de contenido, incluyendo el DLC
  • Las carreras son rápidas, fluidas y dejan mucho espacio para la creatividad
  • Amplia variedad de eventos

Bad

  • Precio demasiado alto

Summary

Por muy fantástico que sea, el alto precio de entrada sigue siendo un problema, pero eso no debe eclipsar lo que es uno de los mejores ports en Nintendo switch hasta la fecha, además de significar el exitoso regreso de uno de los mejores juegos de la última generación.
8.5

Muy Bueno

Lost Password