fbpx

Bright Memory: Infinite Review

Videojuegos
7.5

Bueno

bright memory: infinite review

Bright Memory: Infinite es la versión definitiva del dinámico FPS (shooter en primera persona) publicado inicialmente en Marzo del 2020 como una prueba de concepto experimental creada por una sola persona: Zeng Xiancheng. El talentoso desarrollador chino buscaba ganar la atención del público con la esperanza de conseguir los fondos necesarios para completar su juego y al mismo tiempo hacer uso de sus conocimientos del famoso motor Unreal Engine 4.

Aunque la historia tendría un eventual final feliz, también tuvo su buena dosis de controversia ya que este programador solitario utilizó inicialmente varios recursos gráficos que no le pertenecían, detalle que le costó bastantes críticas pero también le ganó la atención que buscaba. Afortunadamente, Bright Memory: Episode 1, era un producto lleno de méritos propios que iban más allá de sus assets de “dudosa procedencia” y, luego de retirarlos de su proyecto, Zeng consiguió el apoyo que necesitaba para continuar con su objetivo, en gran parte gracias a una asociación con la compañía Nvidia.

Más de un año después, el equipo FYQD-Studio ahora cuenta con más de un solo miembro y lo que originalmente sería el “Episodio 2” de su lanzamiento debut fue recreado con una nueva trama y diseños de personajes; pero manteniendo la misma base llena de acción a alta velocidad que lo hicieron tan popular.

La forma final de la obra llega de la mano de la publicadora PLAYISM para viejos y nuevos fans de la serie; todos listos para experimentar por cuenta propia lo que este prometedor desarrollador puede crear ¿Valió la pena tanto esfuerzo? Pues, si bien tiene una duración algo corta, Bright Memory: Infinite es una experiencia que muchos fans de los shooters de alta velocidad podrán disfrutar, aunque seguramente te dejará con hambre de más.

Es el año 2036 y un extraño fenómeno meteorológico ha cubierto los cielos alrededor de todo el mundo. Un gran hoyo negro puede apreciarse entre las nubes y la SRO (Organización de Investigación de Ciencia Sobrenatural) envia a sus mejores agentes a investigar lo que está pasando en diferentes regiones del globo. Entre estos agentes se encuentra Shelia Tan.

Nuestra protagonista es una joven experta en el uso de armas de fuego, así como de tecnología de combate de última generación que incluyen una espada que puede lanzar rayos de energía y un guantelete exo que le permite usar telekinesis para lanzar a sus rivales por los aires. Armada con un potente rifle automático y las mencionadas herramientas, Sheila se dirige a los alrededores de un antiguo templo ubicado peligrósamente cerca al núcleo de los acontecimientos.

Sin más explicaciones, Bright Memory: Infinite te lanza a la acción en un terreno donde tú serás la única persona capaz de detener una nueva amenaza global mientras enfrentas a un peligroso ejército de soldados futuristas, así como monstruos y guerreros ancestrales, que harán todo por eliminarte antes de completar tu misión. La trama no sea exactamente compleja, pero sirve para crear la extraña premisa donde el armamento moderno y tus poderes telekinéticos se medirán frente a frente con mágicos guerreros del pasado y letales criaturas mitológicas.

RELACIONADO: BRIGHT MEMORY: INFINITE REVELA SU FECHA DE SALIDA

El juego parece poco interesado en seguir algún tipo de narrativa. La casi nula exposición que tienen sus personajes y la mínima explicación de lo que está pasando en pantalla hacen que el argumento te importe poco o nada. Esto choca en especial cuando ves lo decidida que es Shelia o cuando los villanos tratan de mostrarse amenazantes sin decir que es lo quieren.

Mentiría si digo que es una gran pérdida pues el punto fuerte de la obra está en el gameplay y puedes ignorar sin problemas sus curiosos intentos de contarte algo durante la corta campaña de 2 horas; pero creo que hubiera sido una aventura más atractiva si desarrollase al menos un poco el mundo de la SRO, a Shelia y a sus rivales.

bright memory: infinite rev001

Y ya que menciono el gameplay, es claro que fue una prioridad mucho mayor para el creador original y el pequeño equipo que lo apoyó posteriormente. Las peleas, que combinan pistolas y rifles con habilidades especiales y viscerales cortes con espada, son veloces, precisas, llenas de adrenalina y sobretodo muy divertidas.

Shelia comienza su misión con una sola arma: Una pesada ametralladora con dos tipos de disparo, uno de rápidas balas regulares y otro de mini-misiles ligeramente más lentos. Pero a pesar de lo potente que es esta opción inicial, son las herramientas secundarias las que separan el estilo de combate de aquel de otros shooters más regulares: El Exo Arm y la Light Blade, ambos productos de la más avanzada tecnología y también el centro de la acción.

El Exo Arm es un guantelete cibernético que Shelia usa sobre su brazo izquierdo y le brinda acceso a telekinesis. Ya sea tocando una vez o manteniendo presionado el mismo botón, ella puede empujar a sus enemigos sin tocarlos o jalarlos hacia ella para congelarlos en el aire dejándolos indefensos y listos para recibir una gran cantidad de daño. Posteriormente puedes desbloquear mejoras (usando “reliquías” que encuentras en tu camino) para causar terremotos al golpear el piso o activar la función de “Puñetazo Cohete”, uno de los ataques que más daño puede generar.

Por otro lado, la Light Blade parece una espada común y corriente a primera vista, y es tu principal opción de corto alcance o “melee”, pero como toda buena creación sci-fi cuenta con capacidades especiales. Esta cuchilla no solo te sirve para cortar a tus rivales sino que también puede devolverles sus flechas y misiles y lanzar rayos de energía propios cuando desbloqueas dicha habilidad.

bright memory: infinite rev002

Por si lo anterior fuera poco, la mencionada ametralladora no es la única arma de fuego y durante la breve campaña encuentras 3 más que te serán muy útiles para vencer a los enemigos más duros. La primera es una escopeta de disparos lentos de gran daño y más alcance de lo usual además de un disparo secundario que lanza pequeñas granadas. La siguiente es una pistola de mano, engañosamente pequeña que es también una de las más versátiles y letales. Su modo inicial lanza proyectiles que generan rayos eléctricos que saltan entre enemigos y su modo secundario tiene los proyectiles más poderosos causando enormes explosiones que hacen retumbar toda la pantalla, perfectos para los últimos jefes. Por último tienes un rifle de francotirador (sniper) que si bien no usas mucho en las peleas más frenéticas, te será muy útil para eliminar a aquellos molestos soldados que tratan de liquidarte desde los techos o zonas alejadas. Su disparo secundario lanza bombas adhesivas que aumentan el área de daño de cada bala. Cada arma es muy útil, efectiva y cómoda de usar, además tienes que aprender a cambiar entre ellas cuando se acabe tu munición para no quedar vulnerable a la mitad de una recarga salvo que sea absolutamente necesario.

La combinación del Exo Arm y Light Blade con tus armas de fuego y la gran velocidad de Sheila, quien puede usar rápidas evasiones tipo “dash” al presionar el botón de correr hacia los lados o atrás, hacen a cada batalla una experiencia muy dinámica donde raras veces podrás quedarte quieto disparando de un solo lugar. Usualmente serás emboscado por múltiples oponentes de distintos tipos por varias direcciones, forzándote a pensar rápido y usar cada una de tus opciones de combate mientras corres y saltas para no quedar indefenso en ningún momento.

Es muy poco común encontrar un juego en primera persona que combina tan bien las típicas mecánicas de disparos con elementos que parecen salidos de las más ágiles entregas del género hack n’ slash; pero es justamente esto lo que hace destacar a este “humilde” indie. Bright Memory: Infinite logra traer la velocidad y la acción de algo como Devil May Cry a un terreno dominado por la táctica y la puntería.

Combos en el cielo, rápidos cortes con espadas y enemigos volando por los aires están a la orden del día. Puede que te tome un tiempo dominar los variados controles, que tus dedos se confundan a veces y que no siempre te veas en la necesidad de usar todas tus habilidades, pero si logras alcanzar la suficiente destreza, cada enfrentamiento se vuelve muy satisfactorio.

bright memory: infinite rev006

Y es en dichos enfrentamientos donde entran a tallar los enemigos. Tal como dije en la sección de historia, Shelia tiene que hacer frente a rivales de dos eras distintas producto de las alteraciones causadas por los extraños fenómenos que puedes notar siempre en el cielo. Entre estos rivales encuentras soldados equipados con trajes futuristas y armas modernas que no suelen ser una gran amenaza, así como arqueros de la antigua China que, si bien pueden ser algo molestos, no serán rivales dignos por sí solos.

Pero estos oponentes básicos son solo la introducción para guerreros especiales, como aquellos armados con grandes escudos, que no podrás afectar con tu telekinesis o unidades únicas para cada uno de los dos grupos. Los enemigos del presente cuentan con veloces agentes que te persiguen rápidamente con sus propias espadas, así como vehículos de combate en un par de escenarios. Por otro lado, los rivales del pasado cuentan con enormes peleadores casi inmunes a las balas y equipados con gigantescos mazos, así como criaturas mágicas como estatuas de leones chinos que cobran vida de la nada.

Gracias a la breve duración de la campaña de Bright Memory: Infinite (2 horas) la variedad de enemigos se siente suficiente. Incluso sigue presentando nuevos rivales a tan solo unos 15 minutos del final; pero creo que si la campaña durara más, dicha variedad se hubiera sentido limitada. Sin embargo, debo decir que los jefes de turno sí llegan a sentirse monótonos, pues son muy pocos e incluso peleas con ellos en más de una ocasión durante tu corta misión.

Para empezar, todos los jefes vienen del bando “ancestral” y, con la excepción de un veloz emperador a quien enfrentas dos veces, los demás son gigantescas y lentas criaturas con mazos o espadas a quienes superas manteniendo la distancia con tu gran velocidad y disparando (o cortando) desde lejos. Con esto dicho, no dejan de ser un increíble espectáculo visual con looks imponentes y ataques que hacen temblar el terreno, pero a nivel jugable son poco más que esponjas de daño.

En general, Bright Memory: Infinite cuenta con un gran gameplay que combina muy bien los disparos con la acción visceral de otros géneros basados en superpoderes o espadas y da como resultado una experiencia atrapante y divertida que te llevará por una montaña rusa de adrenalina. Lamentablemente, como la mayoría de montañas rusas, esta dura muy poco y, cuando la diversión acaba, te deja con ganas de más sin alcanzar todo su potencial.

bright memory: infinite rev003

Y ya que mencioné el “look” de los enemigos, es hora de hablar del apartado gráfico que fue nominado al final del año pasado a un premio por “Destacado Acabado Visual” en Steam y creo que lo tiene más que bien merecido gracias a sus impresionantes imágenes, uso de efectos avanzados como Ray Tracing y escenarios llenos de detalles que complementan muy bien las peleas.

Empezando por los personajes, si bien Shelia puede verse como la heroina “típica” de las obras 3D realistas de países como China y Corea del Sur, con proporciones bastante curvilíneas y un rostro casi salido de un anime, creo que esto funciona sorpresivamente a su favor. Es típico ver soldados veteranos, con looks agresivos, llenos de cicatrices y detallados hasta los poros en el género FPS; pero no chicas como Shelia. Es por ello que siento que ella rompe el molde de una manera curiosamente fresca y la hace más carismática que el protagonista de otros shooters. Quizás algunos de sus “skins” desbloqueables pueden no ser del gusto de los más conservadores, pero en general creo que se ve muy bien, aun cuando pasas la mayor parte del tiempo viendo solo sus manos.

RELACIONADO: BRIGHT MEMORY: INFINITE SE LUCE EN INSIDE XBOX

Junto a ella están los enemigos, que si bien no son tantos cuentan con un buen acabado lleno de detalles y texturas que reflejan los distintos materiales de sus trajes. Ya sean los uniformes tácticos del ejército rival o las armaduras con bordes dorados y máscaras tradicionales chinas de los rivales del pasado antiguo, se puede notar una enorme cantidad de detalles y esfuerzo puesto en cada uno. El producto final está muy por encima de aquel proyecto indie que tomó modelos “prestados” de otros lados.

Finalmente tenemos los escenarios que, como ya dije, están muy bien detallados. Los pequeños pueblos por donde luchas, así como los antiguos templos que visitas tienen todos un acabado rústico de edificios típicos de zonas rurales armados con roca y madera, contrastando de una forma interesante con las batallas entre soldados futuristas que libras. Con esto dicho, creo que la verdadera estrella de los niveles es el clima y la iluminación natural y artificial que bañan cada lugar representando el caos meteorológico que aumenta mientras más te acercas al hoyo negro en el cielo.

Pasando a hablar del audio, en mi opinión es cumplidor y, aunque no es extraordinario, tiene sus méritos. La música aumenta el ritmo cuando estás en combate y sirve para avisarte cuando has logrado eliminar a todos los oponentes en una zona o cuando un enfrentamiento ha empezado creando así una buena ambientación. Aunque mentiría si digo que recuerdo alguna canción en particular, la banda sonora hace un buen trabajo al mezclar sonidos orquestrales y antiguos instrumentos orientales para generar su propio estilo. Para cerrar, la actuación de voz no es nada excepcional, pero su presencia al menos le da esa cualidad “AAA” que trata de alcanzar al narrar todas sus líneas.

bright memory: infinite rev005

En conclusión, Bright Memory: Infinite es un gran lanzamiento limitado por la naturaleza de su propia creación. Su creador veía al original (Bright Memory Episode 1) como un ensayo, un experimento para medir el interés del público en su obra con la cual se encontraba poniendo a prueba su pericia en el uso de Unreal Engine 4. Puede que en el proceso haya encontrado éxito y el apoyo necesario para tener un pequeño equipo, pero en el fondo ésta sigue siendo la creación de una sola persona con ganas de hacer algo entretenido y trae consigo ciertas limitaciones en su alcance.

La premisa del gameplay es muy buena y cumple exitosamente con combinar la acción veloz y desenfrenada con la precisión usual de los FPS. Esto es algo que, aunque no es totalmente original, raras veces se observa en el género de los disparos. Sheila es una protagonista ágil que se desliza por cada campo de batalla como si se tratara de una suerte de ninja armada con no solo sus varias pistolas y metralletas, sino también herramientas muy atractivas como su espada y Exo Arm. Esto convierte a los duelos en una experiencia divertida de movimiento constante, donde te dedicas a evadir ataques con tu velocidad en lugar de buscar cubiertas donde esconderte.

Desafortunadamente, aunque la jugabilidad brilla por mérito propio, las limitaciones arriba mencionadas afectan otros apartados. La campaña es súmamente corta y sin necesidad de apurarte o querer hacer algún tipo de “speed-run” puedes acabarla en dos horas y un par de minutos. Ya que los niveles están creados con un enfoque en las batallas no hay mucho que explorar y tu mayor incentivo para jugar nuevamente puede ser mejorar tus habilidades o desbloquear nuevos skins para Shelia. Este detalle trae como consecuencia una cantidad muy limitada de contenido tanto en variedad de enemigos como jefes y escenarios. Por suerte el reducido precio de S./37 soles en Steam (alrededor de 10$ dólares) va de la mano con lo que te ofrece.

Si lo que buscas es un juego de disparos en primera persona con elementos originales y una gran cantidad de acción, pero que no te va a tomar mucho tiempo (ni dinero) en verdad te recomiendo que le des una mirada; en especial si tu PC cuenta con el hardware necesario para lucir al máximo sus increíbles gráficos y efectos como el Ray Tracing. Con esto dicho, no esperes salir del todo satisfecho, Bright Memory: Infinite está muy lejos de ser “infinito”, pero su gran potencial me ha dejado esperando con ansias lo próximo que llegue de manos de FYQD-Studio.

bright memory: infinite rev004

Esta reseña fue escrita luego de jugar una copia digital de Bright Memory: Infinite para PC (a través de Steam) brindada por PLAYSM. También está disponible en Xbox Series X|S.

Good

  • La combinación de telekinesis, una versátil espada y efectivas armas de fuego, junto con la velocidad de la protagonista, hacen de cada combate una experiencia llena de acción sin parar y bastante diversión. Los gráficos son absolutamente hermosos, así como llenos de detalle y efectos. El precio es bastante reducido.

Bad

  • La campaña demora alrededor de 2 horas en terminarse y no tienes mucho incentivo para repetirla. Los enemigos tampoco son tan variados y los pocos jefes presentes se sienten casi iguales. La trama no tiene ni pies ni cabeza.

Summary

Bright Memory: Infinite es la versión completa de lo que en su momento fue uno de los indies más atractivos del año 2020: Bright Memory Episode 1. Luego de más de un año de desarrollo y controversias superadas, el equipo de FYQD-Studio, y su líder Zeng Xiancheng, dan forma final a este nuevo FPS que combina mecánicas propias de los títulos de disparos con la acción frenética de los hack n' slash dando como resultado una experiencia de combate dinámica y muy divertida, con gráficos impresionantes, pero limitada por un paquete de poco alcance y variedad que te dejará esperando más al terminar su brevísima campaña.
7.5

Bueno

Lost Password