fbpx

Bleeding Edge Review

Videojuegos
7

Bueno

Planear un lanzamiento entre títulos tan importantes como Doom Eternal, Animal Crossing: New Horizons, Resident Evil 3 y Final Fantasy VII Remake es una completa locura, pero ¿que ese lanzamiento sea un juego de lucha multijugador sólo en línea en ese marco de tiempo? Eso sí que una locura al cuadrado. Pero aquí estamos, celebrando la primera incursión de Ninja Theory bajo el estandarte de Microsoft con su extraño proyecto conocido como Bleeding Edge. Afrontémoslo, el título tiene problemas en más o menos todos los aspectos de su diseño, pero posee algo que me invita a querer jugar de nuevo.

La historia de Bleeding Edge es tan inexistente como el criterio de algunos líderes de estado al momento de enfrentar el coronavirus. Una breve apertura cinematográfica parece sugerir que alguien robó alguna tecnología y ahora la gente se está equipando con mejoras y luchando entre sí en las arenas del mundo. Eso es todo. Los personajes tienen biografías que se pueden leer, pero nada de esto encaja o da a los personajes algún elemento de importancia. Varias de esas “mejoras” parecen extremadamente invasivas y dolorosas, y el por qué alguien voluntariamente elegiría verse como un cadáver con una serpiente por brazo está más allá de mi entendimiento. Pero no estamos aquí por la historia o para explicar por qué alguien se sometería a esos cambios tan extraños, estamos aquí para luchar.

La lista de once miembros de Bleeding Edge es un asunto de clase cómodamente familiar, dividido entre atacantes, apoyo y tanques. Hay una tendencia a la batalla cuerpo a cuerpo, pero también hay algunas opciones de rango. En términos de diseño visual, los personajes son extremadamente bizarros, e instantáneamente reconocibles. Esto es muy útil cuando estás en medio de una batalla, y tratas de priorizar entre la dama con las piernas de pollo robot o el guitarrista noruego de death metal que respira fuego. El ritmo de los movimientos y la acción en general se siente bastante lentos, e incluso sacando tu aeropatineta, para una locomoción más rápida, se sigue sintiendo como si te deslizaras a través de melaza. Lleva un tiempo acostumbrarse a ello, pero la velocidad más lenta funciona bastante bien al final, y es fundamental utilizar eficazmente las habilidades de velocidad de algunos personajes y racionar tu evasión (que se basa en una reserva limitada de resistencia).

Cada personaje tiene un movimiento bastante básico, con un ataque normal, unas cuantas habilidades con cooldowns y un final algo más poderoso. Bleeding Edge definitivamente no está sacudiendo la fórmula de los brawlers en base a clase, y se respalda en el lado de la simplicidad y la accesibilidad. Creo que es una de sus mayores fortalezas, ya que no trata de ser demasiado complejo, sino que se dirige más a una fanática casual.

Los especiales se pueden usar para mantenerte vivo, interrumpir y aturdir un asalto enemigo o bloquear un flanco por un corto tiempo. El mecanismo de fijado (lock-on) hace que la mayoría de estos potentes especiales sean cómicamente fáciles de conectar. Por ejemplo, El Bastardo (sí, así se llama): su salto puede ser apuntado manualmente con la palanca de control adecuada, pero debido a que todo el mundo corre como desquiciados, es mucho más eficiente fijar a tu víctima y desplegar la habilidad de esa manera. Es menos probable que falle, y no se requiere ninguna habilidad real.

Debido a que estas habilidades especiales están en fase de cooldown, no puedes spamear constantemente y esperar salir victorioso. Bleeding Edge: está tan comprometido con el juego en equipo que si una sola persona cae, el equipo se va a hundir. No hay ninguna forma viable de que una sola persona haga una jugada en solitario que convierta una probable pérdida en una victoria. Esta dedicación al trabajo en equipo a menudo significa que las partidas son completamente unilaterales. Si te enfrentas a un equipo que permanece acurrucado mientras deambula por el mapa, vas a perder, fin de la discusión.

No obstante, es poco probable que haya suficiente profundidad o variedad para mantener la atención de los jugadores hardcore durante mucho tiempo, o que algún tipo de meta emerja eventualmente, ya que, después de todo, Bleeding Edge es una simple oportunidad de tomar el control de un bicho raro y tratar de eliminar a otro montón de bichos raros.

Bleeding Edge tiene dos modos muy básicos, que implican ya sea controlar los puntos del mapa que aparecen temporalmente, o capturar los núcleos de energía y luego llevarlos a los puntos del mapa que se abren. Ambos modos son muy útiles y el hecho de hacer cola para ambos al mismo tiempo, sin poder elegir, es probablemente una buena idea para no dividir la base de jugadores. Algunos modos adicionales no funcionan, y el juego está pidiendo a gritos un mejor apoyo a los lobbys. Tal y como está, después de cada partida se te devuelve al menú principal, para luego tener que volver a hacer cola.

Tu disfrute del juego probablemente será proporcional a lo bueno que seas, y una vez que rompas la sensación inicial de esterilidad, y falta de dinamismo en los mapas y modos, y encuentres un par de personajes que te gusten, Bleeding Edge se convertirá en algo en lo que realmente puedas entretenerte. El trabajo en equipo es clave, y merodear por el mapa en busca de víctimas, con un grupo de bichos raros, es cautivante. Por supuesto que te pondrán en equipos en los que la gente no tiene ganas de agruparse y trabajar, pero en su mayoría la gente parece entender que los personajes, en conjunto, son fuertes.

Pasé algún tiempo con todos los personajes antes de decidirme por mis dos favoritos, y aprendí que no se debe juzgar un libro por su portada. El hecho de que mi personaje principal se convirtiera en una mujer con obesidad mórbida montada en una motocicleta, llamada Buttercup, fue al principio algo confuso, pero con el paso de las horas que hemos pasado juntos, nos hemos convertido en inseparables. Kulev es también otro gran personaje de apoyo ofensivo a distancia que usa buffs y maldiciones, y me percato que divido mi tiempo equitativamente entre los dos, dependiendo de lo que mi equipo necesite.

Con un enfoque tan fuerte en el diseño visual de los personajes, me percato que la progresión y las opciones cosméticas no están a la altura. A medida que juegas ganas dinero que puedes usar para comprar nuevos trajes, aerodeslizadores y emotes, pero todos estos son tan caros como limitados. Los skins son retoques de color glorificados, y con sólo tres por luchador no hay nada por lo que esforzarse. Los emotes son igualmente malos, pero los aerodeslizadores son un poco más atractivos en términos de variación.

Los juegos como Overwatch tienen opciones cosméticas brillantes (incluso si algunas de ellas son a través de horribles cajas de botín). La falta de variedad en el departamento de cosméticos es criminal, y necesita una rectificación inmediata. Dada la simplicidad del juego, hay que hacer que todos sus elementos sean lo suficientemente vistosos, pero por el momento no hay razones para mantenerse enganchado.

Cabe señalar que, al momento de escribir la review, Bleeding Edge tiene algunos problemas bastante persistentes con la conectividad en línea, y los juegos a menudo sufren de momentos de lag. Esperemos que estos problemas se puedan arreglar, pero por mientras espera ver a gente “teletransportarse” al menos una vez por partida.

Es increíblemente fácil criticar a Bleeding Edge. Es un poco torpe y lento, no tan dinámico o ágil como juegos como Overwatch (o incluso Battleborn), tiene terribles opciones cosméticas y un código de red de mala calidad. Así que es un poco confuso considerar que, aún con todo eso en contra, el título tiene personalidad.

Para sobrevivir tiene algo de trabajo por hacer, pero definitivamente puede llenar un hueco en las peleas competitivas a pequeña escala que tienen un sabor un poco más casual. Puede que le falte cierta profundidad, pero es divertido y accesible de muchas maneras.

Esta reseña fue escrita luego de jugar una copia digital de Bleeding Edge para Xbox One brindada por Microsoft.

Good

  • El gameplay es divertido y accesible
  • La lista de personajes es diversa
  • El diseño visual tiene mucha personalidad
  • Interesante atención al trabajo en equipo

Bad

  • Los elementos cosméticos son extremadamente limitados y el sentido de progresión es débil
  • Puede sentirse un poco lento
  • El Netcode necesita mucho trabajo

Summary

La atención a los detalles, la gran banda sonora y los personajes, en gran parte bien diseñados, muestran un juego que es claramente amado por aquellos que trabajaron en él, pero la paralizante falta de profundidad en cada área de Bleeding Edge ha hecho que lo que debería haber sido un excelente juego, no llegue ni a la mitad de su potencial.
7

Bueno

Lost Password