fbpx

Biomutant Review

Videojuegos
7

Bueno

Biomutant fue anunciado en 2017 por un desarrollador llamado Experiment 101, un equipo formado por antiguos empleados de Avalanche Studios que habían trabajado en la querida serie Just Cause. Mientras que esa franquicia estaba basada en personajes humanos, Biomutant parece un soplo de aire fresco en comparación. En esta ocasión controlaremos a una criatura parecida a un gato mutado y diseñada según tu propia estética, con un escenario exuberante y bastante colorido.

Descrito como un RPG de fábula de mundo abierto, el título nos presenta extrañas criaturas con las que luchar, varias tribus con las que aliarse (o contra las que luchar), y el Árbol de la Vida pendiendo de un hilo, amenazado por cuatro devoradores de mundos a los que hay que detener.

La progresión al estilo RPG, un sistema de combate variado y un montón de botines que descubrir, hacen que Biomutant esté preparado para el éxito en casi todos los sentidos. Después de todo, el producto final está absolutamente repleto de ideas y creatividad. No obstante, la naturaleza encantadora de la experiencia sólo te lleva hasta cierto punto antes de que su lista genérica de mundo abierto se imponga y muestre sus falencias.

Biomutant tiene una historia llena de elecciones que pueden afectar al camino narrativo que tomas, mientras navegas haciendo alianzas con tribus que tienen sus propias ideas sobre cómo debería ser el mundo actual. En teoría, esto podría dar lugar a una historia atractiva, en la que decidir lo que está bien o mal, esté completamente supeditado a nuestras decisiones. No obstante, no sentí ninguna conexión particular con la tribu con la que acabé trabajando, aparte del hecho de que fue la que elegí al principio. Aun así, sigues con tu búsqueda, intentando apoderarte (o convencer) a las otras tribus para que trabajen contigo. Aquí es donde los clichés del mundo abierto empiezan a encajar, ya que el mapa del mundo se ilumina con los puestos de avanzada que hay que completar a medida que se toman las regiones de una en una.

Detenme si ha oído esto antes; los puntos de paso pueden activarse y utilizarse para viajar rápidamente, además que te encontrarás con misiones secundarias que completar y que vienen con recompensas y mejoras. Del mismo modo, podrás descubrir nuevas ubicaciones opcionales para explorar, lo que significa la posibilidad de descubrir botines raros, lo que siempre me ha parecido algo satisfactorio.

Afortunadamente, Biomutant no te hace perder el tiempo con estas secciones, permitiéndote saber exactamente cuántas piezas de equipo increíble puedes encontrar. En general, se basa mucho en los tropos de los juegos de mundo abierto, pero esto no es necesariamente algo malo, sino algo que impide que la experiencia sea del siguiente nivel, con sólo algunas pocas ideas creativas que lo separan del resto.

Después de tomar unos cuantos puestos de avanzada, y sabiendo que había más por venir, Biomutant me ofreció la posibilidad de omitir los puestos adicionales, sin requerir el esfuerzo extra. Llegados a este punto, con varios puestos de avanzada bajo mi control, y lo que supuse que eran unos cuantos más, parecía que incluso el propio juego decía “no tienes que hacer esto si no quieres”. Los mundos abiertos deberían estar llenos de cosas emocionantes e intrigantes por hacer, y el juego debería invitarte siempre a perderte en sus mundos. Bueno, después de unas 15 horas en el mundo de Biomutant, sentí que probablemente ya había visto suficiente.

En cuanto a la ambientación, se hace mucha referencia al “viejo mundo”, donde los humanos vivían y tenían todos sus artilugios, algo que se recuerda de forma cómica e irreverente, y ese es un toque que sí me gustó. Biomutant no es, desde luego, el primer juego con una ambientación postapocalíptica que se utiliza para teorizar sobre el uso que nosotros, los humanos raros, hacíamos de cosas como la televisión o el microondas, pero tiene cierto encanto descubrir qué “artilugio del viejo mundo” te encontrarás, antes de hackearlo para obtener algún tipo de recompensa. El hackeo en sí mismo me pareció agradable al principio, pero no tiene mucha variedad, y fallar un hackeo no te brinda ninguna penalidad, lo que le quita algo de emoción al asunto.

Dicho esto, el mundo de Biomutant me gustó al princpio. Me pareció entretenido descubrir zonas únicas y recorrerlas meticulosamente en busca de recursos. Encontrar un reloj de sol que señala a un punto misterioso en el mapa fue un buen cambio de ritmo respecto a la destrucción de puestos de avanzada. Los flashbacks sobre el pasado de mi personaje me permitieron conocer mejor el mundo y me hicieron sentirme un poco más conectado con la historia. Con ello, es importante señalar que en Biomutant hay algunos temas e ideas interesantes.

Hay muchas conversaciones con los personajes que te encuentras en Biomutant, con preguntas que puedes hacer y que tienen un impacto basado en tu carisma. Por desgracia, estos personajes no poseen el mismo nivel de matiz que podrías ver en, por ejemplo, un RPG de Bioware. Además, estas interacciones equivalen a escuchar sonidos incoherentes, mientras el narrador traduce. Tiene sentido que las criaturas no hablen necesariamente en inglés, pero que cada criatura sea traducida por la misma voz en off puede resultar un poco repetitivo. Al principio me pareció encantador, como si estuviera viendo un documental sobre la naturaleza, pero al cabo de un par de horas me harté completamente de él y opté por reducir sus comentarios en voz baja durante mis sesiones de juego. El narrador también puede hacer que sea bastante difícil calibrar las personalidades de los personajes con los que te cruzas. Es una pena, pero hizo que me importaran menos en general.

Tu personaje puede mejorarse de muchas maneras diferentes, hasta el punto de que todo puede resultar un poco abrumador al principio. Hay puntos de mejora (que se obtienen al subir de nivel), biopuntos (que se recogen en el mundo) y puntos Psi (que se obtienen en los santuarios y al tomar ciertas decisiones de diálogo). Los puntos de mejora se utilizan para obtener nuevas habilidades de combate mediante el “Wung Fu”, y también se utilizan para obtener ventajas. Las mutaciones son tus habilidades adicionales de tipo mutante, como una infección que hace que los enemigos se ataquen entre sí, o la colocación de hongos en el suelo que luego pueden utilizarse como plataformas de lanzamiento. Estos puntos también pueden ayudar a tu resistencia al calor, al frío, a la radiación y al riesgo biológico, ya que ciertas partes del mapa son prácticamente inaccesibles sin algún tipo de resistencia o sin completar misiones secundarias opcionales.

Los poderes psíquicos son otro conjunto de habilidades, con poderes geniales como dejar un camino de llamas tras de ti cuando corres o ser capaz de teletransportarte para obtener una ventaja táctica. Incluso hay un componente de luz contra oscuridad que afecta a los tipos de habilidades a los que tienes acceso, añadiendo otra capa a las construcciones de personajes en las que podrías centrarte. Es mucho lo que hay que tener en cuenta, y considerando que sólo se pueden asignar cuatro habilidades a la vez, mi atención se dividió siempre entre las distintas opciones (algunas de las cuales requerían muchos puntos para ser recogidas y encontradas). Aunque algunas de las habilidades más caras son interesantes, la mayoría de las veces me di cuenta de que algunas de las primeras que adquirí me sirvieron lo suficiente a lo largo de toda la experiencia, por lo que buscar más y más de estos puntos, sólo para aumentar las opciones que tenía, no me pareció necesario.

También hay un sistema de crafting con el que puedes experimentar, y un montón de equipo que puedes recoger y mejorar. El kilometraje variará en esto también; de hecho, descubrí que no me detuve a fabricar o mejorar más que un puñado de veces durante toda mi partida, ya que el equipo que encontraba era siempre ligeramente mejor que el que tenía. El sistema de menús tampoco es muy intuitivo, así que la mayoría de las veces era un dolor de cabeza en lugar de una sensación de fluidez. ¿Quizás e crafting y las mejoras están ahí simplemente para aquellos que no quieren dedicar tiempo a buscar un botín excelente? A veces da la sensación de que los desarrolladores han tirado un montón de ideas a la pared para ver qué quedaba mejor.

El combate es una mezcla de las habilidades mencionadas anteriormente, ya que puedes hacer malabarismos entre el combate Wung-Fu, las habilidades de mutación, las habilidades Psi y, además, puedes usar armas a distancia para disparar a tus enemigos. Los desarrolladores ya han hablado del reto que supone combinar tantos elementos de combate diferentes de forma que tengan sentido, y yo diría que han hecho un buen trabajo. Es muy divertido mezclar las distintas habilidades, aunque la parte de combate cuerpo a cuerpo puede resultar en un montón de pulsaciones de botones. Si recibes demasiado daño, distanciarte de tus enemigos mientras te curas y seguir disparando a distancia también es una estrategia decente. Sin embargo, el combate nunca me ha parecido especialmente desafiante; a veces, con los molestos minijefes centrados en el combate cuerpo a cuerpo, quedarse lo más atrás posible, esquivar sus lanzamientos, y limitarse a dispararles hasta que caigan, es menos divertido, pero sigue siendo muy efectivo sin ningún incentivo real para cambiarlo.

Con el tiempo, Biomutant evoluciona hasta el punto de que puedes acceder a máquinas especiales para ayudarte. Mekton es una de las primeras que podrás manejar, en la que juegas en un mech que puede chupar aceite para despejar tu camino y pisotear a tus enemigos con facilidad. Más adelante, desbloquearás una lancha rápida y, finalmente, la mano gigante que probablemente hayas visto en los tráilers. Estas diferentes máquinas cambian las cosas, pero normalmente se introducen para acabar con un jefe específico, y no son necesarias después (aunque sigue siendo divertido tener acceso a ellas).

Como ideas finales, a pesar de estos detalles visuales positivos, el juego parece decididamente de pasada generación, con caídas de la velocidad de fotogramas, interferencias y texturas que no siempre se cargan correctamente, lo que enturbia lo que, por otra parte, es un título visualmente impresionante. Mientras que el vasto mundo abierto fue un placer de explorar, el juego también tiene la costumbre de transportarte a mazmorras y alcantarillas subterráneas que son lúgubres y aburridas. Habría estado bien ver algo más de creatividad con esas partes del mapa, ya que defrauda un poco la experiencia.

Biomutant está lleno de ideas creativas y pensamientos únicos que, cuando se combinan con un entorno tan hermoso y atractivo para explorar, podrían haber dado lugar a una experiencia de primer nivel que es fácil de recomendar. Sin embargo, el hecho de que se les haya sido posible licuar un aluvión de ideas, y un mundo abierto que puede parecer muy rutinario, hacen de Biomutant un juego que falla casi tanto como da en el clavo.

La historia puede ser sólida en algunos momentos, pero se ve defraudada por el molesto narrador. El combate es profundo y complejo sobre el papel, pero se siente simple y un poco repetitivo en la práctica. Te dice constantemente que las decisiones que tomas son importantes, pero no parece que lo sean. Toda la experiencia tiene cierto encanto que me mantuvo enganchado hasta que acabaron los créditos, y hay mucho capricho en la construcción del mundo, a pesar de que a veces es un poco tosco. Para los fans de las aventuras de mundo abierto hay mucho que disfrutar aquí, pero con un poco más de refinamiento, Biomutant podría haber sido algo mucho más especial.

Esta reseña fue escrita luego de jugar una copia digital de Biomutant para PS5, brindada por Sony.

Good

  • Un gran mundo abierto para explorar con muchas distracciones divertidas; a veces es visualmente precioso y convincente; un montón de ideas únicas, combates mixtos y varios sistemas con los que jugar

Bad

  • Los tropos del mundo abierto son un poco difíciles de ignorar; las caídas de velocidad de los fotogramas y el pop-in hacen que se sienta de pasada generación; da la sensación de tener demasiados sistemas que intenta manejar a la vez

Summary

Biomutant es un título interesante, que intenta brindar una arriesgada cantidad de sistemas de juego que, lamentablemente, no todas funcionan igual.
7

Bueno

Lost Password