fbpx

Alex Kidd In Miracle World DX Review

Videojuegos
7

Bueno

No sé hasta qué punto es común este dato, pero Sonic no fue el primer intento de SEGA de tener una mascota. Para su primera consola, la Mega Drive, acudieron a un niño llamado Alex Kidd que debía enfrentarse al malvado Janken con la intención de salvar su hogar en Alex Kidd in Miracle World. El título fue lanzado originalmente en 1986 y bueno, de alguna manera, aquí estamos ante una remasterización del mismo juego pero ahora con el nombre de Alex Kidd in Miracle World DX. Imagínate.

Lo que empezó como un remake para fans, del desarrollador independiente Jankenteam, se convirtió en algo más cuando llegó la luz verde de SEGA y una asociación con Merge Games, que lo convirtió en un lanzamiento completo. Los inicios de Miracle World DX como un ambicioso proyecto, fueron evidentes desde el principio, ya que sus creadores reconstruyeron el juego original desde cero en Unity como base para el “remake”.

El resultado final es una revisión visual muy atractiva que reinterpreta con éxito el aspecto comparativamente primitivo del juego original en una estética pixel art más moderna y exuberante, repleta de detalles y vida. Lo mejor de todo es que es posible cambiar entre el aspecto nuevo y el antiguo con sólo pulsar un botón, lo que permite ver en cualquier momento la gran diferencia que existe y echar un vistazo a cómo el estudio se inspiró en aquellas formas primitivas para elaborar su versión del juego.

Como ya mencionamos, esta nueva versión de Alex Kidd se ha recreado de nuevo, en lugar de basarse en el código fuente original. Por un lado, Jankenteam ha podido revisar muchos de los combates contra los jefes del juego para que sean más dinámicos y menos frustrantes, así como añadir niveles y elementos de historia completamente nuevos para dar cuerpo a la narrativa (que sigue siendo escasa).

Afortunadamente, no se ha eliminado casi ninguno de los conceptos extraños del original, pero este hecho también pone de manifiesto el mayor problema de este remake: si no llegaste a jugar nunca Miracle World, te vas a encontrar un poco confundido en algunos momentos. Por muy adelantado a su tiempo que fuera este juego en 1986, con tiendas, vehículos y enormes entornos multipantalla, también es algo enrevesado y oblicuo.

Felizmente, a diferencia del juego en su forma original, Miracle World DX no devuelve a los jugadores a la pantalla de título en un game over. De por sí no hay que dejar de considerar que este es un juego bastante exigente, de hecho siempre lo ha sido, con Alex ascendiendo como un ángel a los cielos al más mínimo contacto con un enemigo o debido al peligro ambiental. Esta vez, cuando se acaben tus tres vidas, se te enviará de vuelta al principio del nivel actual.

Definitivamente es un cambio casi esencial para que un título como éste se juegue en un entorno moderno, pero también viene con una advertencia. Cuando se acaba el juego y el nivel se reinicia, también lo hace el inventario de objetos y dinero de Alex, empezando de nuevo sin nada. Esto puede desequilibrar seriamente los niveles posteriores, ya que si antes los jugadores se enfrentaban a ellos con dinero en mano para comprar vehículos y potenciadores, ahora tienen que superar estos obstáculos sin ninguna ayuda. Claro, al principio el reto era llegar a las últimas fases, pero al menos cuando lo hacías tenías las herramientas adecuadas para el trabajo. Cabe señalar que existe un modo opcional de Vidas Infinitas que puede ayudar a mitigar estos problemas, pero, de forma típicamente condescendiente, desactiva los trofeos y los logros.

Aun así, se trata de una oportunidad para que todo aquel que tenga afición por el juego original pueda volver a experimentarlo en casi cualquier plataforma y de una forma bellamente rediseñada. Ahora es un poco más fácil perdonar el punitivo formato del juego y la física de salto ligeramente resbaladiza, cuando recordamos que estamos jugando una reinterpretación ingeniosa de un recuerdo entrañable. Sería negligente de mi parte no hacer una mención especial a la banda sonora, que está llena de maravillosas reimaginaciones de algunos de los temas más reconocibles del Master System. Las guitarras suaves y desenfadadas ruedan por encima de las melodías clásicas y todo parece estar en su sitio, incluso cuando se sale de lo previsto.

Alex Kidd in Miracle World DX es una bonita remasterización de un juego que sin duda ocupará un lugar especial en el corazón de algunas personas. Para esas personas, es una oportunidad de volver a ver a un clásico con un nuevo aspecto y suficientes giros nuevos para mantener las cosas interesantes. Para todos los demás, este juego de plataformas poco convencional, implacable y a menudo desconcertante, puede parecer que debería haberse quedado en los años 80. Sin embargo, está claro que Jankenteam siente amor por el título, y por poco más de 25 dólares es un valor seguro para cualquiera que haya tenido y amado una Master System en su día.

Esta reseña fue escrita luego de jugar una copia digital de Alex Kidd in Miracle World DX para PlayStation, brindada por Merge Games.

Good

  • La revisión visual es fantástica y el cambio de un lado a otro es novedoso; la nueva banda sonora es entretenida; sigue siendo el mismo extraño juego de plataformas; los nuevos niveles y los combates contra jefes encajan bastante bien

Bad

  • Faltan los antiguos secretos y trucos; los elementos visuales modernos a veces estorban;

Summary

Alex Kidd in Miracle World DX es una remasterización bastante buena si tienes buenos recuerdos del original. Se ve y suena muy bien, pero tropieza en su adaptación y probablemente hará más por frustrar a los recién llegados que por convencerles de que el clásico de Master System era bueno.
7

Bueno

Lost Password