fbpx

Análisis de The Walking Dead: The Final Season Episodio 1

Cuando se trata de apocalipsis zombi en los videojuegos, la adaptación de Telltale de The Walking Dead ha sido indudablemente una de las más exitosas. La primera temporada se convirtió inmediatamente en un clásico, contando una historia cautivadora y trágica que ha perdurado en nuestra memoria. Su segunda temporada hizo lo mismo, poniendo al jugador en control de la joven Clementine y su misión de sobrevivir al mundo.

Desafortunadamente, no todos los proyectos de Telltale han contado con la misma gloria, incluidos algunos de los otros títulos de Walking Dead. Para algunos jugadores, sus historias se volvieron demasiado formulistas, además que el motor gráfico comenzó a oxidarse un poco. Con todo, definitivamente era necesario un cambio para garantizar que la franquicia se despida por todo lo grande.

RELACIONADO: MIRA EL TRAILER DE LANZAMIENTO DEL JUEGO

Si bien aún es bastante temprano para tener un veredicto, The Walking Dead: The Final Season, afortunadamente tiene un inicio bastante sólido. Esto nos sugiere que la despedida final de Clementine será algo bastante adecuado a lo que todos estamos esperando, después de todo, ya han pasado varios años invirtiendo y apostando por la entrañable protagonista.

No es sorpresa mencionar que no muchos terminaron satisfechos con la tercera temporada. A New Frontier no solo cambió el foco hacia un nuevo protagonista, sino que de alguna manera puso en segundo plano todo el recorrido que vinimos haciendo durante dos largas y memorables temporadas. Es como si de alguna manera, Telttale estaba seguro de que un cambio era necesario, pero que hacia el final la ejecución no fue la mejor.

Tanto así que es incluso un poco sorprendente que los eventos de A New Frontier sean totalmente obviados en el primer episodio de The Final Season. Como si esta fuera una oportunidad de borrar un poco los errores cometidos. En todo caso, como mencioné anteriormente, aún es muy pronto para sacar conclusiones, pero es inevitable quedarme con ese sentir.

RELACIONADO: SI NO JUGASTE LOS ANTERIORES TE RECOMIENDO EL STORY BUILDER

El primer episodio de esta nueva temporada, “Done Running”, cambia el tono de su predecesor. La trama aún mantiene el enfoque central entre la lealtad al grupo y la supervivencia en solitario, elementos con los que The Walking Dead suele jugar bastante, pero esta vez tenemos una figura de Clementine que intenta ser protectora y, al mismo tiempo, maestra de un mucho menor experimentado A.J.

The Walking Dead: The Final Season comienza de manera apropiada con un opening tenso y claustrofóbico, Clementine y A.J. se verán en una situación desesperada de la que parece escasa la posibilidad de escapar. No obstante, lo logran. Clementine es conducida a una situación que a estas alturas nos resulta demasiado familiar, conocer a un nuevo grupo de sobrevivientes. Sin embargo, al igual que en juegos anteriores, pronto notaremos la sensación de que no todo está bien, con muchas tensiones burbujeando entre los diferentes personajes que habitan este nuevo recinto.

Una vez más, la escritura y construcción e la trama son clave. En ese sentido, la historia que empiezan a contarnos aquí regresa de nuevo al estándar de lo esperado. “Done Running” hace un buen trabajo con las escenas insertando a diferentes personajes lleno de matices. Y que cada uno de sus involucramientos se den de una manera orgánica si sentir ninguna especie de sobre esfuerzo.

Una vez dicho esto, el cómo se configura todo el contexto llega a ser un poco similar a lo que hemos visto en temporadas anteriores. Como mencioné anteriormente, una vez más la política entre grupos será central en la trama. Afortunadamente, Telltale tiene un toque hábil, y su uso cuidadoso de los personajes todavía aporta a que todo se mantenga novedoso. Incluso más al considerar que esta vez el grupo está conformado por menores de edad, lo que brinda una nueva dinámica a la fórmula.

RELACIONADO: ELLOS SON LOS NUEVOS PERSONAJES

Cabe notar que Telltale también logra cambiar algunos elementos de otras maneras. Sin entrar en detalles, hay momentos de tensión que surgen de la nada, e incluso alude a algunos de los elementos más oscuros que la franquicia ha presentado hasta la fecha. Con todo ello, este episodio le brinda a The Final Season un punto de partida impresionante, con ciertos toques de inocencia e ingenuidad que vemos en pantalla.

Al principio, nos encontramos con este grupo de niños confiados y leales que, al parecer, apuntan hacia un potencial futuro que creíamos sería imposible de alcanzar. Evidentemente, no pasa mucho tiempo antes de que las cosas den un giro mucho más desagradable y, ciertamente, más interesante.

En resumen, es un cambio intrigante, que lleva al jugador en una dirección que a primera vista es inesperada. The Walking Dead siempre ha enseñado a los jugadores a mantener una guardia emocional en todo momento, pero durante un breve instante nos sentimos tentados a engañarnos y apostar por aquel entorno seguro. Eso demuestra ser un error, y en la manera tradicional de Telltale, el episodio nos estampa con un golpe directo a la realidad.

Si bien todo suena de maravilla, “Done Running” no es perfecto. En particular, los que esperan que los eventos de temporadas anteriores se vinculen de manera similar a lo bien que Telltale diseñó la temporada 2 podrían llevarse un fiasco, particularmente con la falta de importantes respuestas a A New Frontier. Por otra parte, vale la pena tener en cuenta que este es solo el primer episodio, por lo que hay mucho tiempo para cambiar esto si Telltale así lo decide.

RELACIONADO: MIRA EL ANÁLISIS DE LA TEMPORADA 3

Otra área con la que algunos pueden estar en desacuerdo es un ligero cambio en la mecánica de combate. Arriesgarse al actualizar este juego básico fue una decisión audaz pero necesaria de Telltale, y la inclusión de más secuencias de acción abiertas es refrescante. Sin embargo, se siente un poco más torpe, aunque para algunos la recompensa es tener más libertad para elegir rutas y romper un poco las ataduras de los títulos pasados.

Para concluir, al considerar todo,  siento que “Done Running” es un buen punto de partida. Telltale tiene la tarea de ofrecer resultados en los cuatro últimos episodios que tiene por delante. Pero bien, no me caben dudas que este primero está a la altura de las elevadas expectativas establecidas por sus predecesores, al tiempo que evoluciona una fórmula que se había vuelto obsoleta últimamente. Volver nuevamente a Clementine recupera todo el peso emocional de las temporadas anteriores y eso me deja una sensación agridulce. Contento por regresar a este mundo, pero muy preocupado por imaginar cuál será el epílogo que nos espera.

Director Editorial. Psicólogo clínico. Gamer, geek, músico amateur, mind reader y amante de las películas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Lost Password