fbpx

The Society Review: La serie presenta temas muy interesantes pero que exigen mucho del espectador

Análisis Artículos Cine y tv Noticias
The Society Review: La serie presenta temas muy interesantes pero que exigen mucho del espectador

La primera idea que me generó después de ver la serie, es que desde los primeros minutos de su emisión, The Society pide mucho inversión a sus espectadores. Cuando un grupo de estudiantes, de una ciudad de Connecticut, se ven obligados a regresar de una excursión escolar debido a las malas condiciones climáticas y a carreteras intransitables, los adolescentes encontrarán sus casas y escuelas totalmente abandonadas.

No padres, no profesores. Nadie. Incluso las personas que conducían los autobuses se han evaporado. La idea de la soledad y el aprisionamiento se ven intensificadas cuando los menores descubren que todos los caminos que salen de su pequeña ciudad se conectan con un, aparentemente interminable, bosque. El cual está lleno de depredadores mortales, como lo descubre una intrépida pero desafortunada estudiante.

A pesar de no poder llamar a nadie ni usar Internet, es bastante extraño que sus teléfonos aún funcionen, pero solo para conectarse entre ellos. El misterio crece cuando descubren que la ciudad aún cuenta con electricidad y agua a su disposición. Además que todas las tiendas del pueblo están llenas de comida y recursos, al menos por el momento.

En efecto, este es un contexto bastante enorme para un escenario tan particular. La serie, desde el primer capítulo, requiere que el usuario haga bastante trabajo mental para no solo explicar la extraña situación de los adolescentes, sino también para conocerlos. El centro de la historia, en su mayor parte, se enfoca sobre las hermanas Casandra (Rachel Keller) y Allie (Kathryn Netwon).

Casandra, como la estudiante más responsable del grupo, no solo calma los temores de todos, sino que también proporciona cierta sensación de estabilidad y orden donde no la hay. Allie inicialmente sigue ese mismo sendero que su hermana, pero los celos y las luchas de poder eventualmente amenazan con descarrilar la poca normalidad que se ha establecido en el joven grupo.

Gran parte de esta lucha gira en torno a Campbell (Toby Wallace) y Harry (Alex Fitzalan), dos adolescentes cuyos roles funcionan como los elementos masculinos alfa. Y mientras ambos se encuentran en el centro de muchos de los males que acosan a la sociedad, la serie no pone más esfuerzo con respecto al resto de sus personajes.

Hay algunos destacados, sí, pero The Society intenta crear ciertos arcos sobre ellos o instaurarles características que vayan más allá de ser tan solo un conjunto de estereotipos. El programa presenta a Will (Jacques Colimon), Sam (Sean Brady), que es gay y tiene problemas de audición, y su mejor amiga, Becca (Gideon Adlon), que se enfrenta a un embarazo no deseado. De la misma manera, The Society no tiene mucha suerte con Kelly (Kristine Froseth) o Helena (Natasha Liu Bordizzo), que básicamente llenan los roles de la chica de la que todo el mundo está enamorado y la chica religiosa.

Donde The Society se mete en problemas es desde el principio es con la rapidez con la que se deshace de cualquier indagación sobre el misterio de lo que realmente está sucediendo, qué les sucedió a los padres y qué se puede hacer, si es que hay algo, para hacer que todo regrese a la normalidad. Aquellos que inviertan en la serie con la esperanza de que profundice en el misterio con cada hora que pasa, quedarán algo decepcionados.

Keyser y su sala de escritores están claramente más interesados ​​en examinar los temas de poder a través de las líneas de género, la moralidad en ausencia de autoridad y el autoritarismo versus el socialismo, entre otros temas. Y, en efecto, esas son avenidas que valen la pena explorar y The Society es inteligente en cuanto a cómo las ubica en el contexto de su historia y su sensibilidad moderna.

Pero la serie no siempre sigue sus diversas ideas tan exhaustivamente como se esperaría dado que son solo 10 episodios, la mayoría de los cuales tienen una duración aproximada de una hora completa.

Si bien The Society frustrará a aquellos que esperan más del desarrollo enfocado en la intriga, por otro lado atraerá a los fanáticos de las ficciones centradas en adolescentes. Además de a aquellos que están familiarizados con el Señor de las Moscas y a las muchas historias que inspiró desde su publicación.

Aunque a veces se le dificulta conectar de manera lógica con todos sus diversos hilos, la serie está más interesada en abordar temas más grandes y hacer preguntas más elevadas que podrían encontrar o no satisfactorias respuestas.

Director Editorial | Analista de la industria de los videojuegos y el entretenimiento | Psicólogo Clínico | Músico amateur, geek, cinéfilo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Lost Password