Tekken 7 Análisis

Videojuegos
8

Muy Bueno

Mi primer acercamiento con la serie de Tekken fue durante su tercera encarnación para la recordada PSone y desde el primer momento me percaté que no me encontraba ante cualquier juego de pelea. A diferencia de aquella época en la que venía de jugar títulos como Street Fighter, Mortal Kombat y King of Fighters, Tekken llegó para brindar un estilo que se diferenciaba bastante de sus competidores. Es decir, en esencia el título contenía las bases de todo juego de pelea en cuanto a los comandos de ataque, la diferencia se encontraba en lo complicado que era dominar sus extensos combos. Y eso es algo que le ha brindado mucho prestigio a la marca y que se ha mantenido hasta la actualidad,

Con un roster bastante emblemático de personajes, Tekken siempre se ha preocupado de otorgar una personalidad muy especial a cada uno de ellos. Y con eso en mente la idea es que cada uno de los usuarios escojan a sus favoritos para dominarlos y aprender cada uno de sus complejos combos.

Ahora, Tekken 7 aparte de poseer todo el carisma de las versiones anteriores, el título también se caracteriza por brindar nuevas mecánicas a una fórmula que de por sí ya era bastante completa. En ese sentido este es un título que respeta y hará que los veteranos de la franquicia se sientan en casa, pero que al mismo tiempo funciona también para los nuevos usuarios.

El modo historia es, probablemente, uno de los mayores incentivos de todos los jugadores para adquirir inmediatamente este juego, ya que el conocido productor de la saga dio a entender que este título finalizaría el arco del Clan Mishima. Cosa que se ha cumplido a cabalidad. En efecto Tekken 7 posee un modo historia que se divide en varios capítulos en el cual la idea es poder brindarnos mayores detalles de lo ocurrido en la vida de la popular familia. Y aunque la historia cumple con lograrte contar todo de una manera bastante ágil y entretenida me habría gustado mucho más que se efectúen los nexos con los otros personajes de la franquicia. Entiendo que esto se trate del fin de la historia entre Heihashi y Kazuya Mishima, pero de alguna manera esto también hizo que se limite mucho la atención y, en ese sentido, tendremos batallas repetidas casi siempre con los mismos personajes y contra los mismos adversarios. Cosa que luego de un par de horas puede tornarse algo aburrido y monótono.

Aún así, el apartado de historia cuenta con otro segmento que intenta brindarle mayores luces a los otros personajes del roster. En esta sección podremos disfrutar de unas muy cortas batallas que pintan un poco el contexto de los otros peleadores y como, de alguna manera, guardan cierto vínculo con el torneo del Rey del Puño de Hierro. Esta sección es bastante ágil y divertida, y logra captar la variedad que el modo de historia principal necesitaba, solo que habría sido mucho mejor intentar buscar la manera de integrar ambas para que no se sientan tan distanciadas.

Algo que me llamó mucho la atención es que durante el modo historia se simplificó mucho el trabajo para los usuarios entregándonos una opción de “ataque rápido”. Con esta opción tenemos a nuestra disposición los ataques más fuertes de los personajes a un solo botón de distancia. Asumo que la idea de integrarlos ha sido para brindar algo más de drama y emoción al modo historia, ya que para mi la incorporación me parece desde innecesaria hasta una forma de hacerle la vida más sencilla al jugador. No obstante, estos botones de asistencia no significan nada si lo que estás haciendo es enfrentarte al juego en su modo más difícil.

En esta ocasión tendremos un full cast de 38 personajes con muchos de ellos repitiendo el plato desde la primera entrega pero no sin ello contar con un respetable número de novedosos contendientes al torneo del Rey del Puño de Hierro. Entre los nuevos encontramos a Katarina Alves, de nacionalidad brasileña, quien utilizaba las técnicas del Savate. Claudia Serafino, nuevo personaje italiano que tendrá un rol interesante en el modo historia. Lucky Chloe, otaku con un estilo de pelea “Freestyle dance”. Shaheen, personaje árabe quien con la intención de vengar a su amigo decide infiltrarse en la Corporación G. Josie Rizal, experta en Kickboxing, Josie deberá balancear su entrenamiento como su trabajo como modelo para solventar a su familia. Gigas, un experimento de la Corporación G, este humanoide de piel roja parece guardar cierta relación con Katarina, cosa que deberá responderse en el futuro de la franquicia.

Jack 7 es el nuevo modelo de la serie de Jack’s producido en los juegos anteriores, junto a Gigas compite por ser la mejor creación de la corporación. Kazumi Mishima, la desaparecida esposa de Heihashi y madre de Kazuya, su aparición en el juego de alguna manera responderá muchos de los misterios propuestos por la serie. Akuma es otra de las grandes adquisiciones de este nuevo título, el personaje prestado de la franquicia de Street Fighter, al igual que Kazumi, tendrá un rol muy significativo en el modo historia y ayudará a brindarnos la esperada conclusión al arco del clan Mishima.

Considerando que el roster de nuevos personajes es bastante amplio, es interesante que Bandai Namco haya considerado integrar a por lo menos 3 (Lucky Chloe, Katarina y Shaheen) cuyos combos y ataques no sean tan complicados para los nuevos allegados a la franquicia. De esta manera se ayuda a crear un balance con los más experimentados y propone una amplia ventana para que todos puedan disfrutar de este juego. De todos los nuevos, Lucky Chloe es quien de alguna manera se siente como la más novedosa, ya que su estilo de pelea se difiere mucho de los otros y siendo un personaje relativamente ágil, el número de combos a conectar con ella se hace algo más sencillos.

Siguiendo la linea de los personajes me atrevo a hablar acerca del apartado técnico. En cuanto a los gráficos que sin ser tan espectaculares como de otros juegos más recientes de la actual generación, cumplen su cometido a cabalidad. Probablemente este sea visualmente el mejor Tekken de toda la franquicia por brindarnos gráficos más detallados sutiles en conjunto a los escenarios. Del mismo modo, las actuaciones de voz son bastante competentes y, es más, a diferencia de títulos pasados donde el juego era doblado en su totalidad dependiendo del país de lanzamiento, esta vez se ha preferido que cada personaje conserve su dialecto natal. En ese sentido prepárate a escuchar alemán, italiano, español, etc., obviamente con sus respectivos subtítulos. Debo decir que esta movida me parece más que genial ya que de alguna manera incentivo a promover la diversidad culturas que existe en el mundo y otorgarle el lugar que merece.

Una de las mecánicas que regresa de la versión anterior es la del Rage, solo que en esta ocasión se le conoce como Rage Arts. En Tekken 7 una vez activado el Rage Arts tu personaje podrá conectar un especial que infringirá un daño masivo sobre su rival. Al igual que en la versión pasada solo podrás activar este modo una vez que tu salud se encuentre bastante reducida. De igual manera, otra opción a activar es el Rage Drive con la cual podrás conectar un número de combos que infringirán bastante daño sin verte limitado por el ataque de tus rivales. La idea de estas nuevas técnicas que se suman a una fórmula de combate de por sí bastante completas es algo a tomar con cuidado. Por una parte es interesante ya que le brinda nuevos aires a una fórmula que de por sí ya era lo bastante completa, y del mismo modo provee un elemento de estrategia ante la idea que tu rival llega a ser lo más peligroso posible cuando su vida se encuentre cerca a cero. Pero lamentablemente, también se siente como una estrategia relativamente sencilla para darle la vuelta a la pelea.  Lo que sí es bastante importante es que la desarrolladora ha intentado balancear esta idea confiriendo distintos comandos para las técnicas especiales con la idea de no brindar algo tan sencillo a los jugadores. En ese sentido, la mayoría de los personajes tendrá un comando distinto para activar su Rage, con lo que tendremos batallas más equilibradas.

En cuanto al contenido, te dará bastante gusto saber que Tekken 7 no podría estar mejor equipado, ya que al igual que en sus anteriores versiones, este nuevo título nos brinda bastante variedad. En primer lugar tenemos la sección Arcade, la que te permitirá luchar en consecutivas batallas hasta llegar al último contrincante. No obstante, asombra mucho comprobar que el modo Arcade puede ser bastante corto con un número muy reducido de contrincantes, puedo entender que esto se deba al nivel de dificultad puesto. En esta ocasión siento que el nivel más difícil puede llegar ser un verdadero dolor de cabeza y frustración, en ese sentido contar con rondas más pequeñas es de alguna manera brindarle cierto balance.

Del mismo modo, considerar que existe un nivel de dificultad bastante amplio me hace pensar que es otro de los grandes añadidos para los nuevos a la franquicia o para jugadores más casuales. Es decir, el rango de dificultad está dividido entre las opciones vergonzosamente fácil hasta una dificultad que coquetea con lo imposible. Esto de alguna manera ayuda para aclimatarse a los distintos retos que este juego de peleas te propondrá, y al mismo tiempo te dejará jugar con aquellos que no comparten tus mismas habilidades en el juego. Ahora, esto va de la mano con el ya conocido modo Práctica, el cual te permitirá mejorar tu técnica de combos desde lo más básico hasta conectar una serie de golpes que sobrepase los 10-hit combo. Pero no solo eso, ya que tu deber también será la de mejorar tu técnica de defensa, y es que en Tekken las peleas se ganan por precisión y timing para saber cuando atacar o defenderte. Recuerda que si te cogen con la guardia baja sin darte cuenta podrías estar volando por los aires a medida que recibes una fulminante serie de combos.

El modo Treasure Battle es nuevo para la serie, aquí te verás obligado a combatir en una serie bastante extensa de peleas con la finalidad de ir recolectando diferentes ítems para la personalización de tus personajes. Del mismo modo, estas batallas te ayudarán a escalar niveles de rango cada vez mejores ya que empezarás como “principiante” y la idea es poder conseguir un grado bastante alto para que tus habilidades queden plasmadas en el medio. Ahora, el sistema de ítems tienen, más que todo, una  finalidad cosmética pero que también poseen sus propios niveles representados en estrellas. La idea, por sobretodo, es poder brindar un mayor nivel de personalización al juego. Estos aditamentos incluyen vestimentas nuevas como pantalones, camisas, gorros, accesorios, etc., y ya dependerá de ti el cómo hacer a tu personaje más atemorizante visualmente, o incluso llevarlo a la ridiculez. Ahora, este modo puede ser interesante si lo que deseas es ahorrar el dinero que consigues dentro del juego para otras cosas ya que cada uno de esos ítems no son nada baratos. Pero fuera de eso, no le encuentro mayor sentido.

El jukebox o la caja musical es otra opción que brinda Tekken 7 para inyectar variedad al contenido. Acá la idea e jugar con un poco de nostalgia ya que podremos armar nuestras listas musicales favoritas en base al soundtrack de todos los títulos de la franquicia lanzados hasta el momento. Del mismo modo tendremos chance a una galería que nos mostrará las distintas cinemáticas de todos los juegos pasados. Todos estos elementos poseen un precio fijo y es aquí cuando de algún modo nos percatamos que ahorrar en los ítems cosméticos es la mejor opción. A pesar de no brindarle algo sustancial al título, definitivamente este agregado es algo positivo ya que de alguna manera nos posibilita poseer bastante material de la historia y de los personajes de la saga. Con eso en mano no hay necesidad de preocuparse  de que algunos alejados a la franquicia teman adquirir el nuevo título por miedo a sentirse perdidos.

Al igual que otros títulos, en lo que respecta a PS4, Tekken 7 también hace lo suyo por brindar contenido para la Realidad Virtual. Y si bien a veces estos cometidos han tenido éxito, este plato no se repite para el título de Bandai Namco. El modo VR no provee algún agregado significativo al juego, más allá que te permite ser expectador de distintas batallas. Solo eso.

En lo que va del análisis, los servidores para probar el apartado online siguen desactivados por lo cual no hemos podido probar el desempeño del juego a través de la Internet, así como su estabilidad y tiempo en encontrar salas disponibles para empezar las batallas. Pero en efecto se comprueba, que al igual que en el título pasado, contaremos con modos de batalla rank y casuales, lo que definitivamente es un punto a favor para los más habilidosos y acérrimos fanáticos de la franquicia.

Para finalizar, Tekken 7 sigue siendo ese juego de pelea construido en base a una mecánica de batalla bastante buena, con algunos agregados para intentar condimentar mejor las estrategias adaptadas por los usuarios, eso nunca está de más. Y considerando que estamos en una época en la que el juego competirá contra muchos otros títulos de pelea, me quedo satisfecho con saber que Tekken sigue brillando sin perder su esencia. Sin lugar a dudas este es uno de los mejores Tekken que he visto en años y que de alguna manera simboliza el final de una era, pero que del mismo modo se siente como el comienzo de otra.

Good

  • Gran roster de personajes
  • Buen balance entre nuevas mecánicas
  • Modo historia y desenlace
  • Bastante contenido extra
  • Grandes opciones de personalización

Bad

  • Arcade algo corto
  • Oportunidad desaprovechada con la VR

Summary

Tekken 7 no te decepcionará en lo absoluto, con nuevos personajes y mecánicas, este juego de peleas sigue demostrando toda su calidad. ¡Compra asegurada!
8

Muy Bueno

Lost Password