fbpx

Sayonara Wild Hearts Review

Videojuegos
9

Sobresaliente

Llega un momento en que un género necesita un renacimiento. Uno de esos géneros eran los runners del tipo arcade, juegos que te hacen ir del punto A al punto B sin parar en absoluto. Desafortunadamente, han habido varios juegos como estos en el espacio de los juegos móviles que han carecido de cualquier tipo de esencia y alma. Incluso podrían muy bien ser vistos como un desesperado intento de efectivo dadas sus obtusas prácticas enfocadas en las microtransacciones, por ejemplo, pagar 4,99 dólares por 5 reintentos.

Debido a esto, he evitado volver a jugar este tipo de género desde hace mucho tiempo, hasta que finalmente me topé con uno diferente a cualquier otra cosa que había jugado en el pasado. Es decir, en primer lugar no me obligó a vaciar mis bolsillos para seguir jugando, y segundo, es una experiencia altamente divertida y gratificante. Me refiero al nuevo título arcade de Simogo con infusión de elementos electro-pop, conocido como Sayonara Wild Hearts.

Desde el principio, Sayonara Wild Hearts prepara el escenario para la vívida aventura por la que tendrás que pasar. Jugarás como una mujer que ha experimentado tristemente la angustia y sufre de depresión. Sin embargo, durante un fatídico sueño, una mariposa de diamantes la lleva a un misterioso y místico universo de cartas del tarot que experimentan graves problemas de equilibrio. Con el desequilibrio causado por malvadas pandillas cada una representada en las cartas del tarot, dependerá de ti traer armonía al universo a través de 23 niveles llenos de memorables vistas y sonidos.

Cuando me enteré de la premisa de Sayonara Wild Hearts, al principio no sabía qué pensar, pero luego me di cuenta de que se trataba básicamente de una especie de Sailor Moon/Escaflowne y sabes qué, esa ideal es brillante. Independientemente de si crees que los horóscopos no son más que mitos, o si encuentras que las lecturas del tarot son como un juego extraño en la forma de lo que tu futuro te depara, la astrología se presenta en Sayonara Wild Hearts de una manera que no te distrae del camino principal y, en cambio, hace todo aún más interesante. Aunque no hay exactamente ningún diálogo en el juego, per se, todo cae de manera orgánica permitiendo un interesante desarrollo de la historia.

Al principio, Sayonara Wild Hearts parece bastante sencillo; consiste en la típica fórmula del género en la que se recorren múltiples caminos para recoger objetos y conseguir puntos que se añaden a una puntuación más alta. En el gran esquema de las cosas, sí, eso es exactamente lo que es el juego, sin embargo, hay mucho más que eso. Para empezar, el título puede hacer que sufras una sobrecarga sensorial, con niveles de luz de neón que piden la atención de tus ojos, música realmente fascinante que exija la atención de tus oídos, y niveles de diseño de múltiples capas que necesiten de tu concentración permanente. En ese sentido, Sayonara Wild Hearts es un viaje hipnótico que te tiene totalmente comprometido de principio a fin.

En nuchos de los niveles tu personaje se movilizará sobre rieles, haciendo uso de vehículos como motocicletas o incluso un longboard, en velocidades insensatas con el fin de recolectar corazones y fragmentos. Esta acción no te permite la opción de acelerar o frenar. En pocas palabras, ir rápido y ser ágil mentalmente, es la única forma para acumular puntos y obtener así algunos ranks del tipo plata u oro. De lo contrario te quedarás estancado en el bronce.

Mientras que el primer par de niveles podría hacerte pensar que Sayonara Wild Hearts será una experiencia sencilla, déjame decirte que eso está muy lejos de la verdad. En varias secuencias terminé muy mal parado, ya sea yendo directamente contra una roca o siendo golpeado por un lobo furioso que corría hacia mí. Tener un timing preciso, una buena coordinación ojo-mano, y ser capaz de seguir el flujo de cada nivel es esencial y hace que todos los demás sean adictivos, desafiantes, y abrumadoramente divertidos.

Para mantener las cosas siempre frescas y evitar la continua sensación de lo repetitivo con la que luchan todos los juegos, el desarrollador lanzó una mezcla de otros elementos de juego a lo largo de cada nivel. En un momento dado, puedes estar montando en tu moto, como de costumbre, y luego, de repente, se producen quick time events con el fin de esquivar los ataques entrantes, para luego entrar en secuencias de disparo. Con todo ello, me pongo a pensar que llamar a Sayonara Wild Heart un simple juego del tipo runner es válido, pero en realidad, también puede ser un juego de plataformas, un shooter y hasta un juego rítmico basado en música.

La única duda que tengo con algunos de los niveles es que podrían tener una cierta inclinación a ser una prueba de memoria en lugar de una verdadera habilidad, y el diseño de los niveles por momentos puede ser demasiado complicado en términos de profundidad y percepción de las cosas. Independientemente de estos problemas, jugar Sayonara Wild Hearts es una aventura emocionante, aunque corta, ya que sólo tardarás unas 2 horas en completarla. Dicho esto, me imagino que cualquiera de ustedes, como yo, querrá volver a cada uno de los niveles con el fin de obtener clasificaciones nivel oro o plata.

Sería un crimen no mencionar la electrizante y fascinante banda sonora de Sayonara Wild Hearts. En serio, cada una de las canciones es un éxito absoluto, y el soundtrack podría ser mi álbum electro-pop favorito de este año. Algunos tendrán muchas opiniones, pero para mí la mezcla musical contiene elementos de Porter Robinson y, curiosamente, hasta de New Order, pero el de la vieja escuela. Todo el elemento musical está maravillosamente construido, ya que combina a la perfección las alegres vibraciones del pop y los ritmos electrónicos del trance que no puedes evitar amar. No sólo eso, sino que también da vida a los múltiples y cautivadores mundos de neón llenos de imágenes, que afortunadamente no sufren de ningún tipo de problemas de lentitud en el encuadre. Sayonara Wild Hearts es literalmente un concierto que no desees que termine.

Para concluir, me quedo con la idea de que aunque el viaje es un poco corto, su premisa, una jugabilidad enviciante, y una increíble banda sonora que van de la mano con gráficas realmente geniales, Sayonara Wild Hearts es una de las mejores experiencias en su género y definitivamente algo realmente único que ansiaba probar desde hace muchos años atrás.

Esta una hermosa obra de arte que necesita no sólo ser tocada sino también escuchada y recordada durante años. Espero que Simogo no le diga “sayonara” a esta gloriosa IP, el mundo necesita una secuela o incluso pagaría feliz por un mayor complemento DLC.

Esta reseña fue escrita luego de jugar una copia digital de Sayonara Wild Hearts para Nintendo Switch brindada por Nintendo.

Good

  • Una banda sonora pulsante crean un placer sinestésico
  • Gráficos realmente impactantes.
  • Perseguir las puntuaciones más altas es satisfactorio y la música evita que la rutina se vuelva rancia
  • Una narrativa que une muy bien la frenética presentación del juego

Bad

  • La duración del juego es realmente corta

Summary

Mientras escribo lo único que deseo hacer es regresar y seguir jugando Sayonara Wild Hearts y quedarme enganchado en su increíble música, arte y desafío. Totalmente recomendado.
9

Sobresaliente

Lost Password