fbpx

Wifi Ralph: Rompiendo la maldición de las secuelas

Análisis Artículos Cine y tv Noticias
Wifi Ralph: Rompiendo la maldición de las secuelas

Seis años después de Wreck it Ralph, nos llega su secuela, Wifi Ralph, cuyos trailers han logrado lo que el título prometía, llegando a las 4.5 millones de vistas en menos de un día. Definitivamente la película ha sido muy esperada, pero la pregunta es: ¿logra mejorar al primer capítulo de la franquicia?

Como recordamos, la primera película logró ser una animación bastante decente y nos introdujo al universo de personajes de un arcade. Muy al estilo Toy Story, los personajes “trabajan” en los videojuegos de día y se divierten de noche, paseándose entre videojuegos. Así mismo, conocimos a Ralph y Vanellope, quienes entablan una gran amistad al final de la primera pelicula.

En Wifi Ralph retomamos la historia de estos personajes 6 años después del desenlace de la anterior. La historia inicia con la vida cotidiana que han llevado los personajes de videojuegos del Arcade del señor Litwack y una nueva conexión a los enchufes de la sala: El  Wi-Fi.

Como premisa tenemos, a un Ralph bastante complacido por la rutina del día a día al lado de su mejor amiga, y el aburrimiento de Vanellope por esa misma rutina, lo cual los lleva a meterse en problemas que requieren que ellos viajen a la Internet. La premisa es simple y rápida, nos lleva al viaje que esperamos desde que vimos los trailers y solo nos ayuda a retomar a los personajes que conocimos anteriormente.

Ya dentro de la Internet, la película sube un escalón y mucho de esto es gracias a las referencias. Las bromas se basan en las mismas, y en el desconocimiento de Ralph sobre lo moderno. En sí, la descripción gráfica de lo que entendemos como Internet es quizás el punto más divertido de la película. Tiene sentido, como mundo imaginario, y nos podemos relacionar con él.

Acá también es importante decir, que el humor mejora con respecto a la primera. Wifi Ralph hace guiños a muchas referencias del Internet como lo ve un adulto y suma al atractivo de la película para este público, pero a su vez resta para los más pequeños. Las analogías con las redes sociales, spams, antivirus, motores de búsqueda y demás, son graciosas para quienes la viven día a día.

En lo visual, el diseño y arte son son excelentes. Será necesario pausarla para poder identificar todas las referencias a la web que se hacen en la película. El diseño futurista del mundo de Internet, Buzztube, la competencia de Youtube, y el sitio de Disney son las locaciones más resaltantes de la película. Mención a parte de los cameos que ciertamente son divertidísimos, ¡mucho ojo aquí!

Regresando a la trama, es en la Internet donde la mayoría de la película se desarrolla, y si, se deja muy de lado a los personajes de la original, salvo el dúo protagónico, en pos de expandir el universo. Esto último de ninguna manera resta a la película y es algo muy bien llevado. Personajes como Felix Jr. y la Sargento Cahoun reciben el tiempo suficiente, pero tenemos más tiempo con los nuevos.

Shank, un personaje de videojuego a lo GTA con énfasis en la carreras, Yesss el algoritmo de Buzztube que indica la tendencia actual en los videos y J.P. Spamley, quien como lo dice su nombre, ofrece spam y otros servicios truculentos de Internet. Vale mencionar a las princesas de Disney, cuya participación en la película va más allá de lo que vemos en tráiler y es una de las notas altas de la película.

A medida que la película va llegando a su punto climático, el problema original va variando hacia la relación entre Ralph y Vanellope. Lo cual se vuelve el vórtice de la película ya casi al final.

Acá dos puntos importantes a mencionar. Las escenas emotivas entre los dos están muy bien logradas. Clásico de Disney, logran impactar con el uso de las palabras adecuadas y buena animación. Por otro lado, la “amenaza” final no impacta. De cierta manera, se espera que esta sea más agresiva pero llega incluso ser solo un “plot-device” para reforzar la relación de los protagonistas. En este lado la película pierde ritmo y el espectador simplemente espera que pase para ver el desenlace y continuar con lo entretenido.

Punto aparte a la representación de los comentarios en Internet, que sí bien sirven de inflexión para las motivaciones de Ralph, podrían haberse vuelto un punto más importante en la trama y dejarnos con un mensaje distinto.

La película termina con un mensaje a la amistad saludable y una sensación de que esta no será la última entrega del demoledor. Importante no perderse las DOS escenas post créditos que ciertamente son un buen “punch-line” para la película y su sutil manera de romper la cuarta dimensión.

No creemos equivocarnos al decir que Wifi Ralph supera por mucho a su antecesora. No solamente por el uso y abuso (bien hecho) de las referencias, sino por contar con un humor más moderno y una trama menos acartonada. El mundo del internet es mucho más versátil que el arcade, y el cruce de mundos agrega un valor a futuro muy alto para esta franquicia.

Wifi Ralph no solo rompe el internet, sino también la maldición de la secuela. Solo depende de la primera a modo de premisa, pero no tiene el vacío de ser una película puente, y el universo que construye es bastante sólido.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Lost Password