fbpx

Rage 2 Review

Videojuegos
7.5

Bueno

Cuando Bethesda anunció que Avalanche Studios trabajaría junto a id Software para Rage 2, definitivamente muchos pudimos vislumbrar algo realmente prometedor. Con Avalanche teniendo una amplia experiencia en el género de mundo abierto, e id conocido por sus exquisitos shooters, parecía que una secuela de Rage del 2011 contendría todos los mejores elementos para presentarnos una experiencia de mundo abierto cargado con sistemas de disparos respaldados en la adrenalina y el desenfreno.

Con el juego finalmente en nuestras manos y después de haber visto los créditos finales, el resultado de Rage 2 es un producto algo mixto ya que en parte la promesa se ha cumplido, pero por otro lado se compone también de elementos que no han sido suficientes. Rage 2 es, en última instancia, un juego que se ve decepcionado por sus sistemas de progresión y un mundo abierto realmente plano, lo que se contrasta bastante con su increíble jugabilidad y los divertidos estilos presentes para llenar de terror y pánico a nuestros enemigos.

En Rage 2 juegas como el último Ranger, llamado Walker. Los Rangers son un equipo de mercenarios en el mundo post apocalíptico que presenta Rage 2, estos rangers están encargados de proteger la Tierra contra un ejército de mutantes conocido como la Autoridad y su líder, el General Cross. Tu objetivo final aquí es encontrar, confrontar y matar a Cross formando un equipo con tres personajes. Básicamente, todo se reduce a que intentarás de subir de nivel estas tres facciones hasta el punto en que te encuentres en la capacidad para atacar la base principal de la Autoridad.

Llegado a este punto, hay muchas cosas que me quedan claras. Si buscas una narrativa profunda sobre lo que ocurrió entre el final de Rage y el comienzo de Rage 2, no lo encontrarás aquí. De hecho, la secuela es bastante ligera en cuanto a historia se trata. Por más que intentes encontrar información, la verdad es que no hay mucho aquí por dónde cogerse para conseguir una narrativa más robusta.

Rage 2 es un juego de mundo abierto. Lo que significa que vas a tener un mapa lleno de actividades que atender. Estos van desde conducir y competir en eventos hasta limpiar campamentos de bandidos y atacar convoyes blindados. El juego es probablemente un 70% shooter y un 30% de combate y exploración vehicular.

Sin embargo, en donde podemos ver una gran fortaleza de contenido es en todo el sistema de disparos presente en Rage 2. Este aspecto del juego es el más atractivo y puedes sentir constantemente los lazos con id Software aquí. Si te gustó DOOM del 2016 y quieres experiencia ligera de mundo abierto, entonces Rage 2 sí que puede ser muy divertido con una gran variedad de armas y potenciadores que se suman al caos.

Probablemente no me cansaré de reiterar que el sistema de disparos en Rage 2 es increíblemente agradable y satisfactorio. Por mucho que no me gusten algunos aspectos de este juego, hay una gran sensación de retroalimentación cuando luchamos contra múltiples enemigos, lo que se respalda en excelentes secuencias de audio y elementos visuales que hacen que la experiencia a través de un campamento de bandidos sea una absoluta diversión.

La combinación de diferentes armas y habilidades te permite enfrentar cualquier combate de manera distinta. Me queda claro que el núcleo del gameplay principal aquí es similar a otros shooters de id, es decir, mata a tus enemigos en secuencias rápidas y frenéticas mientras buscas municiones y salud para proseguir con el ataque. Para agregar mayor condimento, las mejoras y las habilidades brindan variedad a un sistema bastante variopinto con el fin de encontrar diferentes maneras de cómo saciar tu sed por eliminar a todos los enemigos que aparecen en pantalla.

El mundo abierto de Rage 2 es esencialmente un campo lleno de actividades y puestos para atacar, así como Arks para encontrar, en donde se encuentran las preciadas mejoras y habilidades para tu personaje, además de nuevas y potentes armas. Cada una de las actividades que rodean el mapa están vinculadas a uno de los tres personajes de historia. El juego es bastante sencillo al dejarte en claro todo lo que deberás hacer desde el principio.

Al inicio tendrás que conocer a tres personajes centrales que son clave para la progresión del “Proyecto Dagger”, el cual te permitirá enfrentarte al líder de la Autoridad. Ahí está John Marshall, cuyas actividades se centran en el combate. Encontrarás también a Loosum Hagar, cuyas actividades se centran en la ingeniería. Finalmente está el Dr. Kvasir, cuyos proyectos se centran en las nanotritas.

El mapa estará salpicado de actividades de color púrpura, naranja y verde, cada una de las cuales corresponde a uno de los personajes descritos anteriormente. Las actividades en sí mismas se basan casi en su totalidad en el shooting, lo cual ya es un punto a favor en base a lo bien implementado que está el sistema. Con diferentes tipos de enemigos que te atacan a la vez, y con algunos efectos visuales increíbles relacionados con la diversidad de los ataques, cada lucha se siente bastante tensa y puede ofrecer un desafío a los jugadores.

Si bien la estructura de progresión no es algo nuevo, podría ser el aspecto más débil de Rage 2. Hace que el juego se sienta increíblemente lineal, mostrándote la línea de meta tan cerca del inicio del juego. Esa línea de meta es también muy poco robusta en términos de cuánto tiempo se tarda en llegar allí. Podrías terminar Rage 2 en pocas sesiones si realmente lo deseas, ya que básicamente necesitarás completar entre 3 o 4 misiones para cada personaje antes de que el final del juego se abra para ti.

Lo que es peor, es que el título nunca te empuja a hacer nada fuera del camino principal. Si bien sabes que hay muchas cosas por hacer y encontrar en el mundo, nada de ellas significará un distanciamiento importante de la rama principal de actividades. Mi primera partida de Rage 2 terminó en aproximadamente 12 horas, recolectando muchas de las armas en el mundo, habilidades de combate e intentando limpiar muchos de los eventos dentro de mapa. Pero, con todo ello, nunca sentí que existiera un obstáculo para jugar, y todo sucedió tan rápido que realmente me sorprendió que el juego llegara a su fin de una manera tan anticlimática.

Si bien, el título fue claramente diseñado para ser jugado de distintas maneras, no hubo nada que nos obligara a intentar tomar caminos diferentes. No hubieron obstáculos ni picos de dificultad que nos hicieron sentir la necesidad de encontrar mejores armas, habilidades o vehículos. Dicho esto, diferentes jugadores obtendrán diferentes cosas de Rage 2. Algunos explorarán el mundo un poco más o de repente un poco menos, encontrar nuevas armas es básico para disfrutar de lo mucho que el juego tiene por ofrecer, pero eso es todo, porque nada estará supeditado para llegar al final del juego.

Eso sí, hay skins para desbloquear y comprar, códigos de trucos que pueden alterar el juego de maneras divertidas, y eventos de TV Mutant Bash al estilo de la arena para participar, que proveen de variedad al mundo del juego. Rage 2 definitivamente será una propuesta bastante divertida para los jugadores que decidan escarban en ella.

Desafortunadamente, si no haces esto en el camino, la diversión en Rage 2 puede terminar bastante rápido. Hay un gran elemento shooter en Rage 2, con algunas armas y habilidades únicas para encontrar. También hay una gran cantidad de sistemas y mejoras para administrar, pero ninguno de ellos es forzado al punto de que jugador se involucre por completo. Por lo tanto, a menos que te dediques a buscar cada uno de los segmentos de este juego, es posible que nunca lo veas.

En cuanto a la presentación, Rage 2 es un juego hermoso. Más allá de los colores púrpura y rosa neón, es un mundo vasto y variado. Desde pantanos y bosques hasta carreteras desérticas, Rage 2 es un juego muy bonito. También puede ser bastante retorcido con una increíble atención al detalle con el desmembramiento violento de tus enemigos.

El juego no establece una nueva vaya alta para los shooters en términos visuales, pero ciertamente está entre los mejores. Dejando de lado la fidelidad visual, el mundo de Rage 2 nunca alcanza su máximo potencial. No tiene esa calidad de “inmersión” que muchos juegos de este tipo se esfuerzan por lograr. Las interacciones de los NPC son increíblemente limitadas y el sabor general del mundo es francamente insípido. Es como si no hay suficiente en el mundo abierto o en las áreas del centro de la ciudad para que cobren vida.

Si bien hay algunos personajes interesantes presentados a lo largo de la corta campaña que te brindan una idea de la naturaleza increíblemente terrible del mundo en el que residen, simplemente no hay suficiente para sumergirte o hacer que te importe la misión en la que te encuentres. No hay ningún encuentro aleatorio real en Rage 2, como con otros juegos de mundo abierto.

Conducir o caminar alrededor del mundo hará que encuentres que no hay mucho por ahí para agregar mucho color al mundo. Conocerás a los NPC en los centros de la región, y tendrán misiones secundarias que abordar, pero realmente no ofrecen el tipo de construcción mundial necesaria. En efecto, encontrarás transportes blindados por atacar, batallas aleatorias al costado de la carretera y algunas ubicaciones ocultas fuera del camino, pero en realidad nunca se suman a algo significativo.

En última instancia, Rage 2 se siente bastante superficial, solo por el hecho de venderse como un mundo abierto. La profundidad y la inmersión de los juegos de mundo abierto se han incrementado significativamente en los últimos años y otros desarrolladores han establecido una barra increíblemente alta en términos de construir un mundo y luego permitir que los jugadores lo conviertan en su propio patio de juegos.

Muchas de mis quejas con Rage 2 provienen en última instancia de las decisiones de diseño en el camino principal y la incapacidad de empujarte hacia la interacción con los muchos sistemas que se han implementado en el juego. Rage 2 es un increíble shooter, con un interesante sistema de combate que te ruega por probar cosas nuevas. Incluso después de que terminaran los créditos, me encontré buscando nuevos desafíos solo para obtener más de este aspecto del juego.

Al final del día, se supone que Rage 2 es un juego con una temática bastante particular que empuja el absurdo a niveles increíbles con violencia exagerada y divertida. Ciertamente tiene éxito en este sentido, pero también hubiera sido bueno ver lo que id y Avalanche podrían hacer si construyeran este demente mundo con más recursos argumentales para conseguir una historia más sólida o con mayores razones para explorar todo lo que el mapa ofrece al usuario.

Como un shooter, Rage 2 es increíble. Todo lo que rodea a ese sistema central es lo que hace que el juego se caiga. La falta de decisiones narrativas, de construcción del mundo y de diseño en términos de progresión, hace que la experiencia se sienta muy plana.

Esta reseña fue escrita luego de jugar una copia digital de Rage 2 para PlayStation 4 brindada por Bethesda.

Good

  • El sistema de disparos es el plato fuerte del juego inyectando adrenalina y excelente ritmo a todas las batallas
  • Las habilidades y mejoras le da un buen condimento a la diversidad de ataques que puedas realizar
  • La conducción se siente bastante bien
  • A nivel visual el juego es impresionante, brindando una dirección de arte bastante fiel a la temática del juego

Bad

  • Mundo abierto ligeramente poco profundo
  • La historia es bastante plana y no invita a mayor reflexión
  • El diseño de las misiones no apoya la exploración de un mapa que está lleno de elementos por descubrir

Summary

Rage 2 se ha respaldado bastante bien de id Software para que podamos experimentar un sistema shooter realmente bueno y gratificante, pero lamentablemente la historia y el diseño de misiones impide que este juego llegue a la grandeza que merece.
7.5

Bueno

Lost Password