Pro Evolution Soccer 2018 Análisis

Videojuegos
9

Sobresaliente

Han pasado casi dos décadas desde que las dos franquicias más importantes de fútbol han estado lo suficientemente cerca para perfeccionar sus mecánicas de juego. Me refiero tanto al Pro Evolution Soccer de Konami, como al FIFA de EA. Pero en ese sentido, el juego rompe sus límites con la realidad y comparte las mismas dificultades de intentar sobrellevar los logros y las caídas para intentar llegar a la meta. Es decir, como siempre suele suceder en el fútbol.

Lo curioso aquí, es que de acuerdo a las decisiones realizadas con el pasar de los años, tanto PES como FIFA han terminado estando en el lugar del otro. Hace 10 años, donde disfrutábamos con un PES 7 y un FIFA 07 lanzados en el 2006, EA conservaba un enfoque centralizado en la de solo disfrutar el juego sin tomarle mayor importancia a las obligaciones y criterios que el deporte exige. En contraste, el PES 6 de Konami era mucho más realista.

Desde ese momento, haciendo un salto al futuro hasta nuestros días, es FIFA quien ahora posee la bandera del realismo, mientras que Konami ha optado por abrazar un juego más fluido, así como la belleza del fútbol de un toque, lo cual resulta en una experiencia más vistosa. En ese sentido, PES 2018 es un paso más en esa dirección, ojo que eso no significa que deja de lado el rubro del realismo. Hay muchas mejoras en la versión del 2018 en ese aspecto, tanto en el dribbling, el movimiento corporal, las físicas del balón y en las animaciones.

Del mismo modo, PES 2018 es importante para los fanáticos de la franquicia que lo siguen en PC, quienes de alguna manera se ha visto negados en los últimos años. Esta vez Konami ha optado por incluir una versión en PC en conjunto a las consolas. Con eso en mente el juego sí que le “saca el jugo” a la potencia gráfica que la PC permite.

Pero a pesar de esas mejoras, la meta de PES es la de pasarla bien, es la de crear un lugar en donde puedas conectar pases largos de balón que terminen en goles maravillosos, todo en función a un solo toque de balón. El juego está construido de tal manera que existe un alto grado de porcentaje que las jugadas terminen en gol.

Y evidentemente, eso es a lo que está apuntando Konami en cuanto a su nuevo PES. Mientras que EA Sports de alguna manera ha respaldado su FIFA en el realismo táctico cada año, lo cual resulta en partidos mucho más reñidos sin muchos goles y con una Inteligencia Artificial que es mucho mejor defendiendo que atacando, PES está más feliz en mostrar contiendas llenas de goles. La IA en PES 2018, al igual que su predecesor, se inclina ligeramente hacia el ataque como le sea posible.

Todo esto contribuye en hacer un juego bastante emocionante y divertido, uno que se enfoca siempre en los goles aún después de haber puesto la dificultad más elevada. No obstante, esa configuración también trae consigo sus propios problemas. Dado lo sencillo que es derribar defensas con pases de balón, la velocidad del juego y la velocidad del ataque con la pelota, hace difícil ser táctico al defender cuando todo se reduce a segundos. A diferencia de FIFA, PES aún carece de una mecánica de defensa, con los defensores corriendo tras el balón como si fueran misiles. Pero debido a que su persecución se limita hacia donde estuvo la pelota momentos antes, el pique de velocidad realizado usualmente no llega a la dirección deseada, lo que permite a los atacantes pasar sin muchos problemas.

Una de las mejores adiciones a PES 2018 es su modo co-op dedicado, lo cual te permite jugar 2v2 y 3v3 en una gran variedad de formatos: exhibición, myClub y PES League. Puedes jugar hasta con dos usuarios más en la misma consola lo cual lo hace perfecto para invitar a amigos los fines de semana y enfrentarse con la inteligencia artificial de la computadora, o sino ideal para buscar contrincantes a través de la Internet.

Para ser justos, la opción co-op técnicamente ha estado disponible desde siempre, dado que siempre has podido contar con dos o hasta cuatro controles para el mismo equipo. Pero con el nuevo sistema co-op, Konami ahora podrá rastrear el cómo cada control se desarrolla en el juego con lo cual podrá proveer unas estadísticas más detalladas al final de cada tiempo. La idea de esto es que puedas observar en qué aspecto sobresales y cuáles son las áreas que podrías mejorar para perfeccionar tu juego.

En cuanto a las conexiones a Internet, durante los primeros días el matchmaking fue un poco frustrante. En mi experiencia tomó bastate tiempo el poder encontrar una partida en los modos Quick Match y Online Co-op. Eso en cuanto a la versión en consolas, los usuarios de PC tuvieron problemas incluso al momento de intentar loggearse a la red. Aún así se entiende que estos pequeños conflictos respondan a los primeros días de lanzamientos ya que luego de eso no he tenido mayores inconvenientes. Las partidas online son lo bastante fluidas para brindarme un juego bastante correcto.

Otro de las grandes sorpresas de este año es el retorno del Random Selection Match. Presentado originalmente en el 2006 con PES 6, esta característica nos permite elegir cuatro clubes o naciones, de los cuales la computadora elegirá de manera aleatoria un grupo. En mayor medida, el Random Selection Match funciona de manera bastante similar a como era antes, eliges a un equipo de base el cual contribuirá con el nombre y el logo. A continuación elegirás cuatro categorías que definan la selección de tu equipo, y es aquí en donde viene el cambio, ya que entre las opciones también tendremos clubes, naciones, liga o región. De no querer tomarte la molestia de elegir, también podrás ir al ruedo de manera completamente aleatoria, sin elegir ninguno de los criterios. Una vez concluido con aquello PES 2018 elegirá un grupo completo tomando en cuenta la formación del equipo base.

Más allá de eso, PES 2018 presenta varias pequeñas mejoras para lo que es la Master League, incluyendo cambios al comportamiento de los “scouts”, objetivos del manager, torneos pre-temporada, entrevista previas al partido, e incluso breves escenas en los vestuarios.

En cuanto a algún modo campaña, PES sigue apostando por la usual career mode, en el cual no encuentro algún cambio importante. En ese sentido sigue siendo bastante competente. Al parecer, por lo pronto Konami no está interesado en incluir algo del tipo FIFA’s The Journey, ya que se enfoca más en la misma experiencia de juego. Aparte, para ser honestos, The Journey no fue del todo bueno, y en ese sentido no nos estaríamos perdiendo de mucho.

Con todo y todo, PES continúa siendo un hermoso videojuego de fútbol, es realmente un disfrute visual observar las partidas y las jugadas que se realizan. La jugabilidad que ofrece es una experiencia bastante excepcional y auténtica. Creo que queda bastante claro que no es un gigantesco salto hacia delante en términos de innovación, pero los cambios y nuevos aditamentos de este año hacen un buen trabajo para mejorar los elementos del año pasado.

Good

  • Visualmente bueno
  • Bastante sencillo de jugar
  • Excelente sistema de jugabilidad
  • Gran modo co-op

Bad

  • Mayor necesidad de innovar

Summary

Pro Evolution Soccer es lo suficientemente competente para darle una oportunidad en su nueva versión. Si te gustan el juego elegante y las jugadas vividas y bonitas del fútbol, entonces PES 2018 es para ti.
9

Sobresaliente

Lost Password