fbpx

Ori and the Will of the Wisps Review

Videojuegos
9

Sobresaliente

El lanzamiento de Ori and the Blind Forest en Xbox One en el 2015 hizo que Moon Studios realmente sorprendiera a los fans de los juegos de plataformas, puesto que Ori había sido construido como un plataformero en 2D que supo muy bien como sobresalir. Una combinación de jugabilidad al estilo Metroidvania, un hermoso mundo pintado a mano, una maravillosa banda sonora y estricto combate, fueron los elementos que engalanaron el primer gran esfuerzo de Moon Studios. Ahora, con el lanzamiento de Ori and the Will of the Wisps, Moon Studios está de vuelta, para bien o para mal, con más de lo mismo. En ese sentido, tenemos más de ese mismo hermoso arte, música y gameplay, mientras nos exponemos a la continuación de la historia que nos cautivó hace 5 años atrás.

Como recordarán, el principal antagonista del primer juego fue un búho gigante llamado Koru, alguien muy, pero muy protector de su cría. Ahora, Ori and the Will of the Wisps nos presenta a esa pequeña cría, con el nombre de Ku, solo que esta vez será Ori quien desempeño ese rol protector. Con algunas caras conocidas como Naru y Gumo, Ori trabajará con otros para proteger al pequeño búho.

Algo que debemos señalar desde el principio, es que si bien tocamos ligeramente los ritmos narrativos de Ori and the Will of the Wisps, no nos adentremos de hondo en ellos, puesto que no son realmente el punto más fuerte del juego. Pero no me mal interpretes, la narrativa del juego definitivamente es un punto bastante resaltante, solo que juega un papel secundario con respecto a los otros aspectos mucho más sobresalientes del juego.

Entrando de lleno con la review, me queda claro que Ori and the Will of the Wisps se encuentra con los problemas que enfrentan muchas secuelas. Es decir, se estrujan en la línea entre ofrecer más de lo mismo y algo nuevo. Ori and the Will of the Wisps se inclina más hacia mantener a los fans felices con más de lo mismo, en lugar de intentar algo nuevo. Con esta secuela se te podría complicar mucho intentar señalar realmente las diferencias que tiene con el primer juego, pero están ahí. Se podría decir que las mejoras han sido graduales para evitar que los fans de The Blind Forest se sientan estafados al sentir que es más de lo mismo.

De la misma manera, hay que recordar aquí que el título original tuvo un recibimiento bastante sobre cogedor. No hay que pasar por alto que Moon Studios ganó el premio a mejor debut en los Game Developers Choice Awards. Para llevar a cabo su sueño, se asociaron con Microsoft y el producto lanzado hace 5 años atrás quedó como punto de referencia de la calidad y el gran desempeño del estudio. En ese sentido, ¿era necesario alterar la fórmula que tenían?¿Una secuela necesitaba mucho más?

Si jugaste a Ori and the Blind Forest, y ahora te encuentras saltando y corriendo a través de Ori and the Will of the Whisps, recordarás inmediatamente las razones por las que te enamoraste de la primera aventura. El impresionante trabajo artístico y el mundo 2D que se ha creado aquí es impresionante. Los grandes elementos en los controles y el estilo de salto flotante de Ori, que te permite saltar e interactuar con este mundo a través de saltos dobles y triples y la escalada de paredes, hacen que la navegación por este mundo sea un ejercicio divertido.

El constante atractivo de los objetos ocultos, los coleccionables y la progresión están bien encaminados ya que siempre sientes que estás encontrando algo nuevo. Ya sea en nuevas habilidades que te permiten llegar a nuevas zonas del mundo o en objetos que te permiten progresar más o comprar mejoras para el protagonista.

Es así que también te toparás con muchos más personajes en tu travesía. Algunos están simplemente allí para funcionar como vendedores que te permiten comprar las mejoras mencionadas, mientras que otros sirven como catalizadores de la historia principal o para darte algunas misiones secundarias. A lo largo del camino estarás constantemente construyendo a Ori y llenándolo de nuevas habilidades. Algo que sí debo denotar aquí, es que en cuanto a criterio de realidad, no hay ninguna razón de por qué Ori perdió estos poderes (ganados durante el primer juego), pero esa es la naturaleza de muchos juegos.

Todavía es probablemente el aspecto más débil de este juego como lo fue en Ori and the Blind Forest, pero el combate en Will of the Wisps definitivamente se ha ampliado. Hay numerosas habilidades que puedes equipar en Ori que te permiten atacar a los enemigos de diferentes maneras. Will of the Wisps tiene una buena variedad de tipos de enemigos que tendrás que aprender a contrarrestar. Cada uno de ellos tiene ataques y debilidades únicas y diferentes formas de enfrentarlos. Pero incluso cuando llegas a un nivel de maestría con tus habilidades, parece que los enemigos suelen recibir golpes gratuitos y sus muertes son relativamente rápida.

Siguiendo con el combate, lo que yo creo es que la mecánica pierde un poco cuando te percatas de la escala del combate. Ori es relativamente pequeño en la pantalla, sobretodo si lo comparas con el resto del mundo. También lo son los enemigos, y puede ser difícil ver exactamente lo que necesitas hacer en medio del desorden. Ori no lo consigue esta vez en términos de ser un juego lo suficientemente bueno como para mantenerse por sí mismo en este sentido, pero hay numerosas opciones de dificultad si el combate es lo que te disuade de disfrutar del juego.

Si bien ya mencionamos que Ori tiene gran éxito en su presentación, también es preciso señalar que eso se extiende a lo divertido que es cruzar y saltar a través de las plataformas gracias a lo sólido de sus controles. En ese sentido, hay numerosas mejoras que puedes encontrar aquí. Algunas son imperdibles y necesarias para la progresión. Otras son opcionales que mejoran las habilidades del protagónico, pero que definitivamente son muy divertidas de usar en su conjunto. Saltando de superficie a superficie, usando una combinación de saltos de pared, saltos dobles y triples, y habilidades que te permiten agarrar, impulsar y correr, hay muchas maneras de moverse por este mundo. A veces puede ser un poco abrumador, ya que casi cada botón que pulsas hace algo, así que dominar las habilidades de movimiento de Ori puede ser un poco difícil. Las habilidades de movimiento de Ori no son ciertamente simples, pero realmente ofrecen una sensación de logro cuando las llegas a dominar y a conseguir las metas propuestas.

Toda esa maestría acumulada puede ser llevada a otra nueva característica añadida al juego, las Spirit Trials. Los jugadores pueden usar todas las habilidades a su disposición para abrirse camino a través de conjuntos de desafíos que funcionan como una especie de prueba de tiempo. Este modo se puntua a través de una tabla de clasificación, así que si este aspecto del juego es algo que te gusta,  podrás poner a prueba tus capacidades mientras juegas. El objetivo es llegar a la meta de la manera más rápida posible. Si se tiene en cuenta la cantidad de formas diferentes en las que se pueden abordar estas pruebas, es de seguro señalar que the Will of the Wisps ofrece algún valor de rejugabilidad.

Poniendo todo en conjunto, Ori and the Will of the Wisps es otra gran victoria para Moon Studios. Aunque nuestra review del juego se vio empañada por algunos problemas de rendimiento que cuestionaban lo que había pasado entre el primer y el segundo juego, al final muchos de estos problemas no cortaban el flujo de la grata experiencia. Aparte de eso, no pudimos encontrar nada o ninguna razón que te impidiera jugar y disfrutar de Ori and the Will of Wisps.

Esta secuela es más de lo que hizo a Ori and the Blind Forest algo fascinante  y una experiencia realmente memorable. Además que es un juego de plataformas bastante sólido con una gran presentación. Si bien aún existen algunas cuestiones en cuando a lo débil de sus sistema de combate, todo lo malo palidece ante las grandes mejoras en la construcción de un mundo hermoso, lleno de misiones secundarias y un montón de nuevos personajes.

Y si bien, aún podría ser algo frustrante repetir diferentes secciones una y otra vez para hacer las cosas bien, el contar con nuevas habilidades siempre hace todo mucho más llevadero. Entonces, teniendo en cuenta sus puntos positivos, como los negativos, me queda claro que Ori and the Will of Wisps es una digna secuela y un título imprescindible para los fans del primer juego.

Esta reseña fue escrita luego de jugar una copia digital de Ori and the Will of the Wisps para Xbox One brindada por Microsoft.

Good

  • Increíble presentación, con fantásticos visuales y genial banda sonora.
  • La enorme gama de habilidades te permite jugarlo como quieras
  • La inclusión de misiones secundarias propone más contenido y profundidad al juego
  • La historia tiene una narración correcta

Bad

  • Poca novedad e innovación
  • El parche Day One no ha eliminado todos los problemas de rendimiento

Summary

Moon Studios no abre necesariamente nuevos caminos con Ori and the Will of the Wisps y eso está bien. Las adiciones que se han hecho mejoran la experiencia, aunque es difícil estar tan impresionado como lo estuvimos la primera vez.
9

Sobresaliente

Lost Password