fbpx

Nioh 2 Review

Videojuegos
8.5

Muy Bueno

Jugué el Nioh original cuando se lanzó por primera vez en 2017. Lo disfruté bastante, pero recuerdo que deseaba que fuera un poco más difícil. Muchos de los jefes eran humanos, y no tengo nada contra mi propia especie, pero aceptémoslo, los jefes humanos no representan tanto reto como los inmensos jefes Yokai. Nioh 2 ciertamente arregla ese detalle, pero presenta algunos más en el proceso. La facilidad ahora se ha convertido en tedio en algunos momentos.

La forma más sencilla de definir Nioh 2 creo que sería señalándolo como un Dark Souls – looter. Me encanta recolectar diferentes conjuntos de armaduras y ver cómo puedo maximizar mi potencial basado en mi estilo de juego. ¿Quiero ir con la armadura que me cura después de un asesinato, a pesar de que me haga más lento? ¿O de repente será mejor darle más prioridad al atacar con el fin de consumir menos Ki? En ese sentido, es fácil personalizar tus armaduras para que se ajusten a tu estilo de juego.

Hablando de personalizar, esta vez el juego sí te da la chance de personalizar tu propio personaje. El creador es bastante profundo, permitiéndote darle un gran grado de características a tu forma humana y la Yokai. Me he divertido probando todas las opciones, y también aprecio que no sea algo permanente, puesto que puedes cambiar tu apariencia cuando quieras visitando tu cabaña.

Un elemento que persiste desde el primer juego son los santuarios, los cuales cumplen una función de forma muy parecida a las hogueras de la franquicia Souls. Siempre podrás y encontrar un refugio en los santuarios, pero a costa de que todos los enemigos eliminados vuelvan a aparecer (bueno, casi todos). a te has hecho una idea. Puedes subir de nivel, pedir ayuda y ofrecer objetos a los Kodama que encontrarás en los mapas. Sí, me refiero a esos pequeños ‘geckos’ verdes que empiezan a poblar el santuario después de recibir ayuda. Es con ellos con quienes podrás comprar muchos elementos comestibles que te ayudarán a que la travesía no sea tan desgastante. Creo que he sido bastante claro al mencionar los puntos similares que Nioh 2 comparte con las franquicias del muy respetado estudio FromSoftware.

Una vez que tengas tu personaje listo, es hora de decidir cómo quieres jugar. Podrás elegir dos armas y un espíritu animal, cada uno con un ligero aumento en estadísticas. Me decidí por el odachi y las espadas dobles porque quería concentrarme en la rapidez y la resistencia. Ahora, es preciso que no te encariñes mucho con las armas con las que empiezas, ya que encontrarás bastantes en tu travesía y será más que probable que encuentres alguna nueva que se acomode mejor a tus gustos. En ese sentido, las espadas dobles me acompañaron durante todo mi recorrido, sólo cambiándolas por otras del mismo tipo que podían venir con mejores estadísticas o con mayores niveles. Caso contrario, me vi rotando mi arma secundaria constantemente, ya que siempre encontraba alguna otra que me ‘jalara mas el ojo’.

Imposible no compararlos, Nioh 2 sigue ofreciendo una visión distinta de la fórmula Souls. Este es un juego que vio lo que FromSoftware implementaba en sus títulos y, en lugar de intentar escupir la misma fórmula, optó por formar una propia. Nioh 2 es más rápido y mucho más visceral que cualquier otro título Souls, incluyendo Bloodborne. También tiene una historia lineal, un tutorial bastante profundo, y está basado en niveles en lugar de tener un solo mundo abierto.

Otro aspecto interesante del juego, y que regresa del título anterior, son las Tumbas Benévolas y Sangrientas. Las Benévolas ofrece a los socios asistencia por parte de personajes controlados por la IA, mientras que las Tumbas Sangrientas son oponentes con los que puedes luchar por equipo y copas Ochoco que pueden ser usadas para invocar a otros jugadores. Ahora bien, desde mi punto de vista, realmente no recomiendo mucho usar las Tumbas Benévolas. ¿Por qué?, bueno, la inteligencia artificial no es del todo buena. Ojo, si necesitas ayuda para pasar alguno de los desafiantes niveles, estás en todo tu derecho de pedir asistencia, solo que la verdad es que no te ofrecerán mucha. La IA es bastante torpe, muriendo casi inmediatamente cuando luchan contra enemigos que usan veneno o al quedarse parados dentro de una hoguera.

Podría ser más factible el hacer uso de las tumbas durante las primeras horas de juego, a medida que te vas acostumbrando a los distintos desafíos que el juego propone. En ese sentido, el tener ese acompañamiento extra podría ayudarte a subir más rápido de nivel y aprendiendo a hacer un buen uso de todas las herramientas que te brinda el juego, ya que son bastantes (pero entraremos de fondo en este temas más adelante). Cuando encuentres tu ritmo de juego ideal, te percatarás que la ayuda ya no será necesaria y estarás más que listo para enfrentarte a nuevos y más grandes enemigos.

A nivel de historia, creo que Nioh 2 propone una narrativa bastante correcta. Debo ser totalmente honesto, nunca me sentí completamente atrapado por los eventos que intentaba contarme el juego, pero fueron lo suficientemente interesantes para que desee conocer el desenlace. En Nioh 2 jugarás como un samurái silencioso que es parte de Yokai (probablemente la mayor diferencia con el título anterior). La historia, aunque se cuenta a través de cutscenes muy bien animadas. Normalmente se obtiene una antes y/o después de una misión, para luego darte carta libre y empezar a filetear a todo lo que se encuentre a tu paso. Con eso quiero decir que si bien el elemento narrativo puede llegar a ser interesante, pasa a un segundo plano en favor del gameplay.

Debo señalar que aprecio este método porque permite que la historia se cuente sin interrumpir el flujo del juego. También aprecio que todo sea mucho menos vago y más digerido a comparación de lo que nos suelen dar en los títulos de FromSoftware. Cuando buscas cadáveres, puedes escuchar los últimos pensamientos de los muertos, y Team Ninja hace un gran trabajo al usar esto para dar un mayor cuerpo a la historia y condimentar algunos aspectos que ayudan a rellenar ciertos vacíos o interrogantes. Lo ingenioso es cómo pueden usar esto en favor de la experiencia jugable. Por ejemplo, en uno de los niveles encontraremos ríos de veneno, pero al explorar y escuchar las voces de los muertos, te percatas que al destruir unas estatuas de serpiente, el veneno se drena por completo. Debo señalar que esa es una forma bastante sutil de dar pistas sin interrumpir el juego.

También aprecio que Nioh 2 entienda que no hay nada de malo en proveer una curva de aprendizaje. Si te encuentras con dificultades, tienes la opción de volver al tutorial cada vez que mueras. Esto es genial si te encuentras atascado en algo o se te olvida cómo hacer cierto movimiento. Como jugador, tienes muchas habilidades diferentes a tu disposición y es realmente fácil perderse en ellas. Tienes un counter que contrarresta las poderosas habilidades del enemigo, tienes dos habilidades Yokai que puedes activar recogiendo las almas de otros Yokai derrotados, tienes tres posturas de combate diferentes entre las que cambiar, además de una plétora de objetos y habilidades. En ese sentido, hay mucho que compone el sistema de combate y de progresión en Nioh 2 y es bueno poder refrescarte la información si lo necesitas.

De todo lo descrito, lo más importante es que domines el counter y las tres posiciones diferentes. Cada vez que un enemigo recibe un brillo rojo sobre ellos, significa que va a atacar con alguna de sus habilidades especiales. Pero no solo eso, sino que también es la señal precisa para que puedas realizar un counter. Bueno, también podrías esquivar el ataque, pero no te beneficiarías de todo el daño que un contra ataque puede infligir en el enemigo. De hecho, toda la dificultad en Nioh 2 se verá realmente disminuida cuando puedas dominar esta técnica, la cual es bastante ventajosa contra los imponentes yokai.

¿Qué es el Ki? Si bien esa es una palabra que podemos haber oído a menudo en diferentes productos pensados para el entretenimiento, en Nioh 2 es básicamente lo que usas para atacar y defenderte. En términos más mundanos, el Ki se refiere a tu estamina. Si logras agotar el Ki de tu oponente, podrás hacer un ataque crítico para obtener un daño masivo. Esto también es importante para las tres posiciones de combate. La postura alta agota bastante de tu Ki, la baja hace menos daño y es mejor para la defensa, mientras que la media es una mezcla de las otras dos. Usualmente utilizo la posición baja, ya que a pesar de que hace menos daño, la rapidez es una gran ventaja, además que se consume menos Ki. Cuando me enfrento a un jefe puedo cambiar por una postura media, con el fin de equilibrar un poco más el daño. Casi nunca uso la alta ya que me hace sentir mis ataques muy pesados y lentos, lo cual no va con mi estilo.

Creo que ya había mencionado que todo el sistema de pelea es bastante robusto, por lo que siempre podrás contar con un as bajo tu manga. En ese sentido, el ninjutsu y la magia también juegan un papel. El ninjutsu pone objeto, como el shuriken o las bombas, a tu disposición. La magia, por otro lado, puede mejorar tus armas o permitir que poderosos hechizos te ayuden en el combate. Estos hechizos y el ninjutsu se reponen en los santuarios, por lo que son una parte habitual de tu arsenal. Sugiero que consigas el hechizo de curación para que siempre tengas un medio de curarte a ti mismo.

El Pulso Ki es otra de las características que hace que el regreso de Nioh me siga pareciendo genial. Este pulso se usa después de atacar con el fin de recuperar tu Ki gastado. Este es otro atributo que recompensa un estilo de juego agresivo y mantiene un ritmo ágil en las batallas. Sin embargo, esto hace que algunas de las peleas sean demasiado fáciles.

Si bien todo suena bastante bien, mi mayor queja con Nioh 2 es que no está muy bien equilibrado. Los enemigos humanos son casi siempre bastante sencillos. Los fileteo tan fácilmente usando el Pulso Ki que a menudo no pueden ni siquiera golpearme. los Yokai, por otro lado, tiene demasiada salud y tardan demasiado en morir. No es que sean súper difíciles, solo que tengo que evitar tantos ataques y contrarrestarlos perfectamente tantas veces que estoy casi obligado a cometer un error en algún momento. Esto no es un gran problema en los niveles en sí, pero hace que los encuentros contra jefes se compliquen por momentos.

Como dije al inicio de la review, creo que arreglaron mi principal queja con el primer juego y eliminaron a la mayoría de jefes humanos del primer juego, pero ahora todos tardan demasiado tiempo. Nioh 2, con sus combos y habilidades, está construido para una acción rápida. Y eso no se traduce tan bien cuando luchas contra jefes gigantes. De por sí aturdirlos puede ser complicado, y a pesar de proferir una gran cantidad de golpe, casi no reciben daño de los ataques. Incluso en tu forma más poderosa, cuando eres capaz de cambiar temporalmente a una forma Yokai, no infliges mucho daño. Esto hace que los jefes pasen de ser una divertida prueba de habilidad a una carrera de resistencia. Este detalle hace que morir en una pelea de jefes sea mucho más frustrante que en cualquier título Souls, ya que se tarda el triple de tiempo en eliminar a uno de estos imponentes jefes. Incluso un ataque crítico, que no es fácil de conseguir ya que recuperan su resistencia al pasar a un reino oscuro, no causa tanto daño.

Lo que sí debo señalar y dejar bien en claro es que todos los diseños son espectaculares, desde el primer Yokai que encuentras, hasta el último de ellos, puedes ver muchos rasgos de la cultura oriental que se aprovechan de manera excepcional. Siempre me sentí muy atraído por encontrarme con el siguiente gran rival y planear como contrarrestarlo o aprenderme sus ataques. Nioh 2 es una experiencia bastante divertida y eso nunca se detiene, a pesar de lo tedioso que puedan ser algunas batallas.

Los niveles en sí son todos geniales, me encanta la manera en que han sido construidos y he descubierto que explorar toda la arquitectura japonesa es una de mis grandes pasiones. Cada nivel está lleno de cosas para coleccionar, como equipos, Kodamas, y hasta un gato Yokai que puede hincharse como un pez globo. Explorar estos niveles para encontrar detalles es algo que siempre podrás aceptar gustosamente

Cierro la review con la idea de que Nioh 2 se basa de forma significativa en todo lo que Team Ninja estableció en el primer juego. Muchos dicen que, “si no estaba roto, ¿para qué arreglarlo?”, y eso está bien y se cumple por parte en esta secuela, ya que la adición de los elementos Yokai es un gran toque que agrega mucho elemento táctico a las batallas.

La secuela llega con un conjunto más robusto de mecánica de acción RPG, más matices para que los domines, y una mayor variedad de enemigos para enseñarte lecciones mientras te esfuerzas por liberar a Japón de la guerra. Y aunque Team Ninja eleva gran parte del juego, unas pocas frustraciones en el diseño (sobretodo con los jefes) impiden que el juego sea la experiencia de juego perfecta.

Pero, hacia el final de todo, Nioh 2 es un juego realmente divertido y que pueda llegar a ser bastante retador. No me quedan dudas que si te gustó el primer juego de la franquicia, encontrarás que hay mucho que amar en esta nueva entrega de Team Ninja.

Esta reseña fue escrita luego de jugar una copia digital de Nioh 2 para PlayStation 4 brindada por Sony PlayStation.

Good

  • Diseño de niveles bastante creativos
  • Un conjunto ampliado de armamento
  • Un bastante robusto sistema de pelea
  • El diseño de monstruos y escenarios es bellísimo

Bad

  • La IA puede ser bastante torpe
  • Los encuentros contra jefes son más un tema de resistencia que de habilidad

Summary

Nioh 2 es un gran juego y arregla muchos de los problemas del primero. Sin embargo, al igual que el primero, es una experiencia que siempre puede mejorar. Aún así es increíblemente agradable y ciertamente vale la pena jugarlo.
8.5

Muy Bueno

Lost Password