fbpx

Ni no Kuni: Wrath of the White Witch Remastered Review

Videojuegos
8.5

Muy Bueno

Hay algunas aventuras que todos los aficionados a los videojuegos deberían experimentar por lo menos una vez en la vida. Es usual que veas estos títulos en las listas de “Clásicos” o “Lo mejor de” o simplemente escuches hablar de ellos. Sin embargo, con la falta de la retro compatibilidad en las consolas de la generación actual y los nuevos jugadores que nacen cada día, algunos de estos títulos simplemente no son accesibles. Afortunadamente, Bandai Namco está llevando una de estas aventuras a nuevas plataformas con el lanzamiento de Ni no Kuni: Wrath of the White Witch Remastered.

En papel, Ni no Kuni: Wrath of the White Witch es una especie de lista de deseos para todo aquel que ame los JRPG. En ese sentido, me pongo a pensar, ¿quiero un juego de los creadores de Dark Cloud y Professor Layton? Sí, por favor. ¿Quiero mecánicas de captura y evolución al estilo Pokémon? ¡Por supuesto! ¿Escenas de animación y música de las mejores mentes del Studio Ghibli? ¡No se diga más!

El título cumplió bastante bien con esa promesa cuando llegó en el 2011 a Japón y en el 2013 a occidente. Claro, hubieron algunas problemas con ciertos detalles y otras preocupaciones menores, pero a nadie le quedan dudas de que al final fue una aventura fantástica que ha acumulado un cariño bastante sincero desde su aparición. Y lo mejor es que ahora está mucho mejor que nunca y totalmente disponible con Ni no Kuni: Wrath of the White Witch Remastered para PS4 y PC.

La historia de Ni no Kuni: Wrath of the White Witch se siente como una película de Studio Ghibli, haciendo bastante hincapié en todos los elementos que hacen de sis películas experiencias enriquecedoras. Aquí vemos la historia de Oliver, un niño bastante normal que, luego de desobedecer a su mamá una noche, termina en un accidente que conlleva a que su madre fallezca. Todo esto lo lleva a ser forzado a lidiar con emociones como la culpa, la frustración y la pérdida. Sin embargo, pronto te percatarás que Oliver posee magia, la cual le brinda vida a un ser conocido como Drippy que le informa a Oliver que la esperanza no está perdida. El mundo de Drippy está bajo el control de una poderosa bruja y se ha predicho que Oliver podría ser el que la detenga.

Shadar, un mago malvado es contratado para detener a Oliver. Este primer enemigo es conocido por robar los corazones de cualquiera que lo desafíe. Afortunadamente para Oliver, el joven protagonista tiene la magia que puede reemplazar los corazones y devolver a la gente a la normalidad. Este es un tema recurrente a lo largo de todo el juego y será algo a lo que regresaremos a menudo.

El enfoque en las emociones en Ni no Kuni: Wrath of the White Witch Remastered es fácil de captar. Cada uno de estos personajes se enfrenta a su propio conjunto de problemas. Sin embargo, con el tiempo verás crecer al elenco y empezarás a confiar en tus compañeros, a quienes verás cambiar y progresar durante las últimas partes del juego. Sin embargo, el mayor y más importante desarrollo proviene del propio Oliver, quien poco a poco irá tomando una postura mucho más madura y que se sentirá bastante orgánica debido a una gran estructura narrativa con la que cuenta el juego.

El sistema de batalla del juego está basado en la acción, pero el tiempo se detiene al elegir las acciones. Al encontrarse con un enemigo, los usuarios decidirán con quién desean entrar en batalla. Cada miembro del grupo humano tiene un ataque y la capacidad de equipar hasta a tres familiars. Durante las batallas, los jugadores pueden capturar criaturas y, si se utilizan en las luchas, ganarán niveles y nuevas habilidades. Lo más interesante de estas criaturas es que cada una de ellas posee una habilidad especial. Aparte de los elementos mágicos y los golpes poderosos, los familiars son capaces de hacer cosas como defenderse y evadir ataques. La combinación de todo esto es capaz de crear ciertos elementos tácticos que serán de gran ayuda en combate.

Además, a los familiars se les puede brindar golosinas para potenciar ciertas estadísticas, así como para mejorar su relación con su propietario. Y si bien eso ayuda a mejorar las estadísticas, la mejor manera de aprovechar su verdadero poder es nivelarlos y convertirlos en familiars cada vez más fuertes. Sí, esto se parece mucho a Pokémon como dije anteriormente, pero las evoluciones también tienen un camino de ramificación que te permite elegir qué habilidades quieres que tus familiares aprendan, dependiendo de tu estilo de juego.

El combate no es lo más fácil en Ni no Kuni. La tasa de encuentro en el juego es extremadamente alta en el campo y en las mazmorras. Los enemigos te persiguen para empezar una pelea, eventualmente ta harás mucho más poderoso y huirán de ti. A pesar de todo, las peleas son excepcionalmente desafiantes, especialmente si no estás utilizando las debilidades del enemigo. El modo fácil del juego hace que estas batallas sean menos complicadas, pero no esperes tampoco que todo sea tan sencillo, ya que tendrá sus propios retos, pero elementos como la nivelación no serán del todo necesario.

Explorar en Ni no Kuni es quizás la mejor parte del juego gracias al nivel de diseño y detalle con el que se creó este mundo. Cada ciudad es única y tiene esta atención asombrosa a la arquitectura y a la disposición que hacen que sea divertido deambular y tratar de encontrar cosas nuevas. El mapa del mundo y las mazmorras son igual de brillantes para explorar, pero mientras que es posible intentar salir de los caminos pautados, el juego es bastante lineal hasta cierto momento en que encontraremos algo más de libertad.

A lo largo de la aventura, Oliver recogerá nuevas habilidades mágicas que podrá utilizar. Un símbolo representa estas habilidades, con las que podrás transportarte entre mundos, abrir cerraduras e incluso hablar con fantasmas. En todo tu trayecto hay muchos hechizos por descubrir y aunque algunos de ellos sólo se utilizan una o dos veces, es una gran manera de mostrar el progreso que Oliver está haciendo en su viaje.

Cada ciudad tiene misiones secundarias que el jugador puede aceptar por más objetos y dinero. Estas misiones suelen incluir la sustitución del corazón de alguien, la lucha contra un monstruo, o la entrega de elementos. Son opcionales, pero por lo general dejan algunas bonitas recompensas para los jugadores cuando llenan sus tarjetas de mérito después de cada misión completada.

Ahora, cabe señalar que mis quejas sobre el juego son las mismas que tuve la primera vez que lo jugué. Es casi imposible mantener a tus compañeros IA con vida durante las batallas contra jefes. Esto se debe principalmente a que el sistema de batalla es demasiado dependiente de la sincronización cuando se trata de esquivar o bloquear grandes ataques. El título espera que no sólo cronometres tu Evación a la perfección, sino que también ordenes a tus aliados hacia el modo defensa. Todo esto se hace en una ventana de 3 a 5 segundos que, en verdad, me brinda mayor tensión que disfrute.

Gráficamente Ni no Kuni: Wrath of the White Witch Remastered parece como si hubiera salido de esta generación. Incluso en PS3 Ni no Kuni se veía increíble. El juego en tiempo real se veía realmente colorido y vibrante gracias a las técnicas cel-shading con las que contaba, con modelos de personajes y diseños del entorno que nos brindaban un mundo bastante único e interesante. Esto se debe principalmente al trabajo de Studio Ghibli, creador de clásicos del anime como My Neighbor Totoro, Sprited Away y Princess Mononoke. Su marcado estilo puede verse brotar de cada momento en Ni no Kuni: Wrath of the White Witch, haciéndonos olvidar por momentos que estamos frente a un videojuego y no un anime. El juego es tan hermoso como siempre y el mundo invita a la exploración, además que pasé mucho tiempo leyendo el libro de Oliver y admirando la cantidad de detalles que se emplearon en su creación.

Es aquí también donde esta versión Remasterizada mejora las cosas, subiendo el juego a 1440p/60fps o 4K/30fps. Ambas opciones son una gran mejora sobre el título original en PS3, a pesar de que el juego siempre ha sido uno de los más atractivos gracias a su fantástico estilo de arte Ghibli. Aún así, lo que se ofrece aquí toma lo que de por si era visualmente un juego hermoso y lo hace ver aún mejor, especialmente con la opción de mayor velocidad de fotogramas. Los 60 fps sólo hace que Ni no Kuni: Wrath of the White Witch Remastered se vea realmente nítido y ágil.

Para concluir, me quedo con la idea de que Ni no Kuni: Wrath of the White Witch Remastered es básicamente el mismo juego del 2013, pero que acaba de actualizarse para las plataformas modernas. Cualquier problema con el original, como los elementos del JRPG siguen ahí. Pero junto con ellos vienen todas sus mejoras.

Si tuviera que describirNi no Kuni: Wrath of the White Witch Remastered en una palabra, sería “mágico”. El juego realmente lleva al usuario a un nuevo mundo de exploración y descubrimiento al experimentarlo a través de los ojos de un niño decidido a luchar por los que ama. Este es un viaje que utiliza las emociones como su tema principal, que es algo que todos experimentamos sin importar la edad que tengamos. Es por eso que este título puede fácilmente aprovechar la imaginación del jugador sin límites impuestos.

Ni no Kuni: Wrath of the White Witch era un gran juego cuando se lanzó y es un gran juego ahora. Y si bien podría haber mejorado algunas cosas, nada quita a esta aventura sus proezas y su estatus de juego atemporal. No pensé que este juego podría ser más bonito, pero después de repetir su versión remasterizada, estoy aún más emocionado de ver a nuevos jugadores experimentarlo.

Esta reseña fue escrita luego de jugar una copia digital de Ni no Kuni: Wrath of the White Witch Remastered para PS4 brindada por Bandai Namco.

Good

  • Los temas que componen la historia del juego siguen siendo brillantes y atemporales
  • Visualmente el juego luce una mejoría palpable con su contraparte del 2013
  • Las opciones de poder jugar con una mayor taza de fps le brinda mayor agilidad a las gráficas
  • Todo los sistemas siguen intactos, haciendo que su mezcla de mecánicas de juego se convierta en una de sus mejores características

Bad

  • Hubiera sido interesante agregar algunos elementos más, como libros de arte digital y demás
  • La administración de distintos personajes en batalla sigue siendo algo frustrante

Summary

Ni no Kuni: Wrath of the White Witch Remastered no reinventa el original, pero eso no era realmente necesario. Lo que obtienes aquí es un port visualmente mejorado de lo que ya era un increíble JRPG lleno de encanto, ingenio y estupendos personajes. Estoy seguro que los fans, o los recién llegados, no encontrarán mucho de que quejarse una vez que se sumerjan en una de las mejores aventuras de la era PS3.
8.5

Muy Bueno

Lost Password