Más allá del cómic

Mujer Maravilla: Un nuevo amanecer

Mujer Maravilla: Un nuevo amanecer

A estas alturas hay muchos comentarios, reseñas y críticas sobre la película (Disparejo como siempre). Tengo que admitir que no sabía que esperar, yo quería que fuera la mejor película del DCU simplemente por dar la contra. También tengo que admitir que cuando vi BVS no fui gran fan de Gal Gadot como la mujer Maravilla, pero ahora, después de ver su película, creo que fue la película más que el personaje.

No busco hacer una crítica a la película sino resaltar algunos puntos que me entusiasmaron. Habrá algunos leves spoilers así que si no quieres ningún tipo de contaminación guarda esta lectura para después.

  • Robin Wright: de Princess Buttercup a Amazona

La princesa Buttercup es la típica damisela en apuros. Tanto en la película, como en el libro, la historia trata de rescatarla y que se reúna con su amor verdadero. Amo The Princess Bride pero es innegable que la princesa no tiene mayor protagonismo salvo un par de momentos gloriosos de autonomía. Ahora Robin Wright es asociada con la serie House of Cards y se comenta no sólo que tiene un papel protagónico sino que es un personaje femenino imponente.

Siempre es bacán ver a antiguos íconos encontrar nuevos roles, pero era necesario que regrese al mundo de la fantasía y que fuese glorioso. Antíope fue eso mismo. Verla en armadura de amazona peleando fue crecer. Fue pasar de la dulzura uni-dimensional de Buttercup a la gran guerrera amazona (¿Si es hermana de la reina eso la hace princesa Antíope?).

 

  • Steve Trevor y la angustia masculina

Steve Trevor encarnó la angustia que un hombre puede sentir frente a la mujer. Angustia que todo hombre experimenta pero que tramita de manera distinta. Él mostró la mejor manera de tramitar esa angustia. En varios momentos de sus interacciones se puede notar como ambos no se entienden, las exigencias que se hacen y las explicaciones que se dan son respondidas con caras de incertidumbre.

Cada momento tiene sus particularidades pero al que me quiero referir es cuando ella le pregunta si es un espécimen representativo de los hombres. Una pregunta que pone en cuestión su masculinidad, ¿Es representativo? Lo duda y responde satisfaciendo su inseguridad y es en un segundo momento que decide cambiar su respuesta. Este es, creo yo, un ejemplo de la angustia masculina, nuestra propia fantasía de que algo se pone en duda. Es por eso que el control, y en extremos la violencia, es un intento de buscar una respuesta final.

Desde el psicoanálisis hay maneras de entender esto, y desde otras disciplinas también, pero creo que en todas se llega a la sensación de que es intolerable, para quienes tienen una situación de poder, que alguien los cuestione. La angustia que la duda conlleva no es bien recibida porque implica siempre que hay algo que no podemos hacer, entender, controlar, experimentar.

 

  • El bien y el mal

Sabemos que la línea no es clara en muchos casos. Incluso hay casos en donde nos cuesta fijar una línea porque sabemos, a la vez, que esa línea no puede ser muy rígida. Todo esto lo sabemos y el peligro de lo difuso de nuestro saber es que tiende a llevarnos a la relatividad, al depende (que no es lo mismo que a un entendimiento contextual). Una de las temáticas que Diana plantea es la necesidad de trazar esa línea. Ella la tiene clara, tanto en la reunión de los altos mandos como en las líneas de batalla. Como hay momentos en que cada quien tiene que ubicarse para poder hacer algo y, a la vez, que a pesar de que todos hablen de la paz no significa que la busquen.

  • El idealismo y la guerra

Una de las cosas que más impacta es la sencillez con la que Diana intenta entender la guerra: Ares es quien esta causando que los humanos se peleen entre sí. Una fuerza externa que causa que los involucrados salgan de sí. La primera guerra mundial fue un gran quiebre en la concepción y explicación del ser humano (Hay cartas entre Einstein y Freud intentando darle sentido a la guerra). Podemos decir que había, y hay, un fuerza (¿Odio? ¿Codicia? ¿Poder?) que puede llevar a deshumanizar. Ella representa esa mirada previa a la primera guerra mundial, mirada que incluso nosotros hemos perdido. Para mí fueron momentos un poco desconcertantes porque no sabía si estaba frente a un idealismo o a una inocencia (¿Iron Fist de Netflix estaría más en la segunda?). Creo que es importante no confundir ambas.

  • Sí. Sí se puede hacer películas de acción con otro tipo de personajes.

Cuando veía la película no podía de dejar de pensar en Captain America: First Avenger: las dos son películas de guerra. La gran diferencia es que esta película estaba protagonizada por un personaje femenino, con los personajes masculinos como secundarios y los que necesitaban ser salvados, y dirigida por una directora mujer. Muchas cosas diferentes. Incluso las escenas de acción eran diferentes. Es verdad que parte del atractivo de la película era que iba a ser diferente, muchas personas creían que tenía que serlo, y lo fue. Es algo que no se puede dejar de señalar, pero es algo que se ha señalado un montón.

 

  • Sí se pueden hacer cosas nuevas y a la vez repitiendo el pasado

Agrego este punto casi dos semanas después. No se puede negar la emoción que esta película ha causado pero tampoco se puede ignorar ciertos bemoles que la película mantiene. Hay muchos posts sobre reacciones espectaculares de niñas y de impactos positivos que está teniendo la película, pero hubo un par de posts que me hicieron dar cuenta que hay cosas que se nos hacen difíciles de ver a algunas.

El primero fue sobre la falta de personajes de amazonas afro, señalando que aquellas que aparecían tenían roles de cuidadoras. El otro fue sobre la incongruencia de lo que representa la Mujer Maravilla y quien es Gal Godot. Siento que el primero es incuestionable y que algunxs podrían decir que el segundo es debatible, pero siento que no lo es.

Toda representación implica presupuestos culturales e ideológicos que corren por nuestras venas (inconscientes). Toda representación busca encarnarse en algo concreto y, en este caso, se encarnó en una persona que para un grupo de personas es incongruente con la Mujer Maravilla. Tal vez no sea ni el lugar ni mi lugar desarrollar esto pero sí de señalarlo. La Mujer Maravilla puede ser pensada como un paso adelante pero la pregunta es para quién sí y para quiénes no. La industria cultural siempre demuestra, por omisión, a quienes no toman en cuenta, en esta ocasión la regla se mantiene.

*Estos posts los he leído en ingles lo cual me deja otra pregunta: ¿Hay en castellano reflexiones críticas sobre la película? Sí alguien tiene por favor compartirlas.

 

Comentarios

Comentario(s)

Sebastián Aragón Castellanos estudió filosofía. Se está formando como psicoterapeuta psicoanalítico. Lector de cómics, empedernido desde que se subscribió a Marvel Unlimited. Intenta ser menos apocalíptico y más integrado.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Lost Password