fbpx

Moving Out Review

Videojuegos
7.5

Bueno

Existe un género o subgénero particular en juegos que ha ido constantemente ganando terreno en los últimos años. Es uno que he tenido el gusto de llamar “simulador cooperativo del caos”, y ha visto un aumento en la popularidad de juegos gracias a Overcooked. Estos son títulos diseñados para incitar a los argumentos y fomentar el trabajo en equipo, mientras se incluyen en la mezcla distintos elementos parodiados de la vida real con mecánicas de alta presión en base a físicas tontas. Evidentemente todo esto puede sonar frustrante, pero lo divertido es que el caos que produce llega a ser un verdadero deleite.

Aunque han habido muchos intentos recientes de ese concepto, la mayoría de las cuales se apilan sobre el ridículo, con la esperanza de lograr la máxima exposición, un nuevo desafío del propio estudio australiano SMG busca llevar las cosas en la dirección opuesta y proporcionar un simulador de trabajo cooperativo más relajado y accesible.

Por mucho que me gustaría evitar hacer la comparación con Overcooked, Moving Out lleva sus influencias por todos lados. La estilizada representación de arriba hacia abajo, de un trabajo que de otra manera sería mundano, realizado por personajes pintorescos con poca consideración por la salud y la seguridad, no es una idea nueva. Sin embargo, esta es la última comparación que haré, porque si bien es fácil emparejarlos, Moving Out es, sin duda, un título con un ángulo bastante único, que merece ser considerado por su propio mérito.

Para empezar, no es el tipo de juego caótico cooperativo que hace que quieras hacer un rage quit o enojarte con tus compañeros de equipo. Moving Out es una experiencia decididamente más sutil, cambiando la presión del fracaso por la aspiración del éxito.

Cada uno de los 30 niveles de Moving Out presenta un desafío que va subiendo gradualmente, seguro, pero el mínimo es el punto de referencia y todo lo que esté por encima y más allá es el condimento. El objetivo es siempre el mismo, tu equipo de uno a cuatro técnicos, entra en una propiedad con el objetivo de transportar un surtido de objetos elegidos al camión de mudanza, en el menor tiempo posible.

El desafío proviene en su mayoría de los mismos lugares que en una mudanza real; ¿cómo puedo llevar todas estas cajas en el menor número de viajes? ¿Cómo puedo pasar este mueble en forma de L a través de la puerta? Las soluciones, sin embargo, son cualquier cosa menos típicas. Nadie se va a quejar si golpeas ese sofá contra cada pared de la casa cuando salgas.

¿Tienes un montón de cajas en el segundo piso? ¡Tíralas por la ventana! Puntos de bonificación si aterrizan directamente en el camión. La búsqueda de atajos inteligentes, y terriblemente poco profesionales, es donde reside la mayor parte de la diversión en Moving Out. Nunca lograrás esos tiempos dorados tan evasivos haciendo las cosas de la manera apropiada, así que la satisfacción viene de desarrollar mejores y más eficientes métodos para mover cosas de A a B, a menudo en detrimento de cualquier pobre cliente que haya decidido contratar a Smooth Moves.

Probablemente no hace falta decirlo, pero Moving Out es una experiencia infinitamente mejor cuando se juega con otros. Si actualmente estás encerrado solo y no tienes a nadie con quien jugar, bueno, siempre habrá otra oportunidad. Si tienes compañeros de casa que quieren jugar de manera casual, estás de suerte.

Y lo que es más importante, si quieres jugar con la familia o con niños más pequeños, Moving Out viene cargado de un fantástico conjunto de opciones de accesibilidad que ayudan a adaptar la experiencia a una amplia gama de habilidades. Comienza con cosas sencillas, como poder ajustar el tamaño de los elementos de la interfaz de usuario y cambiar las fuentes por algo más adecuado para los disléxicos, y todo se amplía incluso a un conjunto más profundo de opciones bajo el estandarte del modo de asistencia.

El modo asistencia (Assist Mode), una forma totalmente opcional de experimentar el juego, permite a los jugadores modificarlo para que sea más complaciente, con opciones como aumentar los límites de tiempo de los niveles, hacer que los objetos levantados por dos personas sean lo suficientemente ligeros como para ser transportados en solitario, y la posibilidad de saltar los niveles al fallarlos.

Lo más encomiable del Assist Mode, además de facilitar a los jugadores menos capaces el disfrute del juego, es que no hay penalizaciones por usarlo. Cada nivel y desafío de bonificación, cada trofeo y logro, todo ello está tan disponible para alguien que juega con cada asistencia encendida como para alguien que juega sin ella. Podría disfrutar del desafío con mi igualmente hábil esposa y luego bajar la dificultad para algún niño de la casa, y aún así progresar. La accesibilidad y la inclusión están (con razón) a la vanguardia de la innovación en el espacio de los juegos y por eso es bueno ver un ejemplo donde es menos una concesión o una forma barata de jugar y más de un aspecto pensado en el diseño.

Sin embargo, si buscas desafío, encontrarás que Moving Out posee una plétora de objetivos de bonificación y niveles extra que llevan tanto al pensamiento crítico como a la habilidad bruta más allá de los objetivos estándar.

Los objetivos de bonificación suelen pedir a los jugadores que completen los niveles bajo condiciones más estrictas, como no romper ninguna ventana o usar sólo ciertas puertas, pero también pueden desviarse hacia un territorio más oscuro y con un mayor grado de resolución de puzzles como “Dale un baño a un pájaro”.

Al terminar estos niveles se ganan monedas que desbloquean los niveles Arcade, que tienen lugar en un espacio parecido a la realidad virtual. Aquí encontraremos niveles que se desbloquean marcando tiempos de oro en los niveles principales y que son incluso más experimentales que los de Arcade. Estas, a menudo, encargan a los jugadores un objetivo lleno de ideas conceptuales que nunca llegaron al juego propiamente dicho. Son una mirada extraña pero interesante a los tipos de contenidos que a menudo se recortan de los juegos y que me gusta que estén aquí.

Con tantas formas de jugar y tanto potencial para los elementos cooperativos casuales, la mayor queja que puedo hacer en Moving Out es que al final del día es quizás poco… ¿variada? Aunque esto va en contra de muchos de los elogios que he estado cantando hasta ahora, definitivamente hay una ventaja presente en juegos similares que me perdí mientras jugaba este. En gran parte se debe al hecho de que los niveles y sus objetivos son siempre los mismos, lo que significa que no hay ningún elemento de sorpresa al rejugarlos, aparte del desafío siempre mimado de apilar correctamente el camión.

Esa sensación de rejugabilidad tampoco se ve favorecida por la música, que es apropiadamente ochentera, pero está lejos de ser memorable y no es ni mucho menos tan efectiva como los diálogos que impregnan el resto del juego. Por mucho que me guste el ritmo más relajado y la actitud amistosa, la contrapartida es que me siento menos inclinado a seguir volviendo por más.

Para cerrar la idea, siento que Moving Out es un complemento convincente para la biblioteca de juegos de cualquier persona que le gusta de juegos cooperativos locales y que quiera pasar un buen tiempo en casa sin la necesidad de salir. Se que es extraño decir eso considerando los locos tiempos en los que vivimos actualmente.

Moving Out es una invitación, inclusiva e hilarante del caótico enfoque cooperativo que hizo tan bien Overcooked. No obstante, una falta de sensación de rejugabilidad es permanente y sí podría dañar la experiencia. Además, la falta de elementos multijugador en línea, tampoco ayudan a eso. Aún así, es un juego perfecto para jugar durante un fin de semana con amigos o familiares.

Esta reseña fue escrita luego de jugar una copia digital de Moving Out para PlayStation 4 brindada por Team17.

Good

  • Una visión más accesible de este tipo de juegos cooperativos caóticos
  • Conseguir los Gold Times siempre es algo satisfactorio
  • Una decente personalización de los personajes del juego
  • Divertidos y cursis diálogos

Bad

  • Los niveles no inspiran la rejugabilidad
  • No hay multijugador en línea

Summary

Moving Out es una experiencia sólida y definitivamente con mucho potencial para atraer a una audiencia bastante grande. Si bien cuenta con algunos errores, como el mantener la rejugabilidad, creo que la experiencia vale la pena.
7.5

Bueno

Lost Password