fbpx

Monster Boy and the Cursed Kingdom Review

Videojuegos
8.5

Muy Bueno

¿Con qué frecuencia juegas un título que rompe por completo tus expectativas? En mi caso, Monster Boy and the Cursed Kingdom fue una completa sorpresa. Esperando encontrarme con una jugabilidad más que simple y con visuales bonitos, el título terminó siendo una emocionante aventura de acción que se presenta en todos los frentes.

Del mismo modo, cabe aclarar que no es solo un juego de plataformas, sino que cuenta con algunos elementos RPG como administrar equipos, usar elementos y con una pizca de Metroidvania que hace que la exploración sea mucho más emocionante. La presentación de la historia también es excelente, ya que los personajes se toman el tiempo para no solo explicar los eventos, sino de brindarse un tiempo para explicar muchos detalles del contexto en el que nos encontramos.

Monster Boy and the Cursed Kingdom es un trabajo realizado en base a mucho amor y dedicación. Las imágenes visuales son estelares y se despliegan en cualquier pantalla, ya sea que estés jugando en tu televisor 4K en una PS4 o incluso en el modo portátil de Nintendo Switch. El juego mantiene una resolución nativa bloqueada a 60 FPS que hace que la jugabilidad sea bastante fluida, además que el estilo visual único hace que Monster Boy parezca una caricatura que ha cobrado vida.  Todo esto fue posible mediante el uso de animación dibujada a mano y es simplemente hermoso poder verlo en movimiento.

En Monster Boy, el personaje principal controlado por el jugador es Jin. La historia comienza un día cuando el “tío Nabu”, que parece tener alguna relación con Jin, se vuelve loco y comienza a transformar a casi todos con su varita mágica. Jin también se convierte en víctima de su magia y se transforma en un cerdo. Para salvar el reino de las travesuras malvadas del tío Nabu, emprende una búsqueda que le exige reunir cinco orbes místicos.

Monster Boy and The Cursed Kingdom no es un juego fácil si lo tomas a la ligera. Hay picos repentinos de dificultad durante ciertos momentos de la historia y las batallas contra los jefes pueden ser brutales si no prestas mucha atención. Creo que la sensación de dificultad es la correcta para un juego de este calibre, y nunca tendrás un muy mal rato por el reto que algunas plataformas podrían representar.

El título se experimenta principalmente como un juego de plataformas de desplazamiento lateral. Jin comienza como un humano que puede equipar armas y escudos, pero una vez dejado eso de lado te verás convertido en distintas bestias, lo que significa que debes confiar en los recursos intrínsecos de cada uno de ellos para descubrir secretos y utilizar el combate cuerpo a cuerpo. Hay seis formas diferentes de transformación y cada una ofrece su propia ventaja única tanto en combate como en exploración, lo que te permitirá descubrir nuevos secretos ocultos.

La experiencia continúa manteniendo bastante fresca al permitirte desbloquear nuevas habilidades, magia y gadgets que podrás usar para eliminar enemigos con mayor facilidad. No obstante, es importante que recuerdes que todos ofrecen un número limitado de usos, obligándote así a ser un poco más táctico y definir en qué momentos será más importante de que utilices los recursos a tu disposición.

Monster Boy and the Cursed Kingdom tiene un excelente ritmo, si bien el combate no es tan preciso y perfecto como podría esperarse de un juego de plataformas de desplazamiento lateral, ofrece diversidad al proporcionarte muchas habilidades. Las peleas de jefes son un magnífico espectáculo visual y avivan la anticipación a lo que descubrirás a continuación mientras te abres camino en nuevas áreas.

Por supuesto, el juego no estaría completo si no hubieran puzzles en todo su recorrido. Sí, puedes encontrar estos enigmas durante la exploración, si bien no son difíciles de resolver, podrías necesitar un tipo especial de habilidad. Recuerda además que siempre puedes regresar a estos lugares e intentar solucionarlos una vez más con tus nuevos poderes.

Para concluir, me quedo con la idea de que Monster Boy es un juego clásico de acción y aventura de plataformas, pero con un estilo y diseño que supera a muchos ejemplos recientes del género. Hay una curva de dificultad de ritmo realmente brillante, con nuevos poderes, personajes y elementos distribuidos en los momentos correctos. El combate es estándar, pero el uso inteligente de los aspectos antes mencionados significa que nunca se vuelve aburrido o frustrante. Además de eso, ayuda mucho a la experiencia que el juego se vea y suene sensacional. Es realmente un título sorpresa del año.

Esta reseña fue escrita luego de jugar una copia digital de Monster Boy and the Cursed Kingdom para PlayStation 4 brindada por FDG Entertainment.

Summary

Fácilmente uno de las mejores plataformas lanzada esta generación con visuales sorprendentes y un gran diseño de juego. Monster Boy and The Cursed Kingdom es una delicia absoluta desde el principio hasta el final.
8.5

Muy Bueno

Lost Password