fbpx

Había una vez en… Hollywood: Te explicamos la controversia alrededor de Sharon Tate

Artículos Cine y tv Noticias
Había una vez en… Hollywood: Te explicamos la controversia alrededor de Sharon Tate

Esta nota contine SPOILERS de Había una vez en… Hollywood

¿Cuál es la razón de la controversia de Había una vez en… Hollywood relacionado a Sharon Tate? Dirigida por Quentin Tarantino, la historia de Había una vez en… Hollywood es paralela a los asesinatos de la familia Manson en 1969. Tate y otros cuatro fueron asesinados en Cielo Drive en Hollywood Hills, Los Angeles, en agosto de ese año.

Aunque Había una vez en… Hollywood fue descrita originalmente como una película de Sharon Tate, que luego se transformó en una película sobre los asesinatos de los Manson (exacerbada por el hecho de que la película estaba programada inicialmente para ser estrenada en el 50 aniversario de los asesinatos de Tate, antes de ser adelantada unas pocas semanas), Tarantino siempre afirmó que su novena película era en realidad sobre otra cosa.

A sus ojos, Había una vez en… Hollywood nunca iba a ser sobre Tate y Manson, sino más bien una historia original ambientada en esa época. Y eso es exactamente lo que terminó pasando.

Pero como Había una vez en… Hollywood aleja la cámara de Sharon Tate, de Margot Robbie, y la dirige hacia Rick Dalton, de Leonardo DiCaprio, y Cliff Booth, de Brad Pitt, los espectadores no estuvieron precisamente satisfechos con la elección. Así que una vez más, Tarantino polarizó a los cinéfilos con su última película, y he aquí por qué hay una controversia en torno a Había una vez en… Hollywood y su representación de Tate.

Los críticos aplaudieron la película cuando se estrenó en el Festival de Cine de Cannes en mayo del 2019. Pero muchas personas también señalaron la notable falta de tiempo frente a pantalla de Robbie, que es la fuente de la controversia de la película. Durante una conferencia de prensa en Cannes, Tarantino empeoró las cosas al rechazar los comentarios de los críticos.

Específicamente, le dijo a un reportero que rechazaba la hipótesis sobre las líneas limitadas de Robbie. Dada la historia de Tarantino de provocar al público con violencia estilizada y calumnias raciales, parecía estar a la altura de sus viejos trucos al dar prioridad a las perspectivas masculinas en Había una vez en… Hollywood

Tarantino finalmente aumentó el tiempo de Robbie en dos minutos en el corte final de la película. Pero según el propio director, hay una buena razón para reducir el papel de Robbie. Tarantino quería centrarse en lo básico de la vida de Tate como actriz, más que en el trágico suceso por el que tantos la recuerdan:

“Pensé que sería conmovedor y placentero y también triste y melancólico pasar un poco de tiempo con ella, simplemente verla existir. No se me ocurrió una gran historia y le pedí que trabajara con ello, así que ahora tiene que hablar con otros personajes y seguir adelante.”

“Fue sólo un día en la vida. Es un día en la vida de los tres, ese sábado de febrero. Un día en la vida, conduciendo, haciendo recados, haciendo esto, haciendo lo otro y simplemente estando con ella. Pensé que eso podría ser especial y significativo. Quería que vieras mucho a Sharon, que vieras su vida. No seguir una historia, sólo verla vivir, ver su ser.”

Ahora que se ha estrenado Había una vez en… Hollywood, algunas personas se han quejado de la percepción misógina y la historia de Tarantino de hacer películas dirigidas a los llamados aficionados al cine. En línea, numerosos escritores han señalado que es irresponsable insinuar que sólo los hombres pueden apreciar plenamente las películas de Tarantino.

En cuanto a la representación de Tarantino de Tate en Había una vez en… Hollywood, se trata en última instancia de una cuestión de construcción de historias y de cómo los personajes ficticios se utilizan para resaltar la esencia de una mujer real que ha sido definida en su mayoría por la historia como víctima de un asesinato; una mujer cuyo nombre aparece inmediatamente con cualquier mención del famoso Charles Manson.

 

Las escenas de Tate son fantásticas

Con Había una vez en… Hollywood, Tarantino limita las líneas de Robbie como Tate, pero al mismo tiempo se centra en las cualidades personales que la hicieron tan atractiva. Cuando Tate aparece por primera vez en Cielo Drive, Rick está enamorado de su presencia. Poco después, Steve McQueen (Damian Lewis) comenta de manera similar sobre el carisma de Tate en una fiesta en la piscina de la Mansión Playboy.

Estas primeras escenas no idealizan a la difunta actriz, sino que se basan en hechos que tanta gente pasa por alto. En 1969, Tate era una estrella en ascenso, de hecho, había recibido una nominación al Globo de Oro dos años antes por la película Most Promising Newcomer, gracias a su actuación en Valley of the Dolls. En general, Tarantino capta la vitalidad de Tate y su exuberancia como actriz de Hollywood.

Tarantino también señala la personalidad de Tate en Hollywood durante el verano del 69. En una escena reveladora, Tate asiste a la proyección en Westwood de su película The Wrecking Crew, en la que protagoniza junto a la icónica Dean Martin y la actriz alemana Elke Sommer. La secuencia subraya el hecho de que Tate era lo suficientemente famosa como para que su nombre resultara familiar, pero también que no necesariamente era lo suficientemente famosa como para ser reconocida en la calle.

En Había una vez en… Hollywood, el optimismo y la emoción de Tate contrastan con la angustia y el escepticismo interno de Rick y Cliff. Hay una cualidad rítmica en las escenas de Robbie como Tate; está perdida en el pensamiento pero totalmente consciente del presente.

Como actriz, Robbie captura emociones específicas en Había una vez en… Hollywood. No tiene muchas líneas porque esta versión de Tate no fue construida para ser un personaje típico de Tarantino como Rick y Cliff, dos personas ficticias que encarnan numerosas figuras de la vida real. Tarantino adoptó sabiamente un enfoque moderado con su retrato de Tate, entendiendo plenamente que menos diálogo sería efectivo.

Hubiera sido irrespetuoso darle a Robbie un monólogo exagerado, o darle una versión fantástica de lo que ella experimentó. Y eso es lo que hace que el acto final de Había una vez en… Hollywood sea tan conmovedor.

Director Editorial | Analista de la industria de los videojuegos y el entretenimiento | Psicólogo Clínico | Músico amateur, geek, cinéfilo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Lost Password