fbpx

God of War Análisis – God of War

Videojuegos
9

Sobresaliente

Hay una fórmula muy particular que la franquicia God of War ha seguido desde su lanzamiento original en el 2005. Lo que estuvimos acostumbrados a ver fue acción acelerada del tipo hack and slash con una buena dosis de batallas con jefes realmente colosales, eventos de tiempo rápidos y combates sangrientos y brutales.

Esa historia se centró en Kratos buscando venganza por la muerte de su esposa y su hija. Meta que llegó a su final una vez destrozados todos los dioses del Olimpo. Mientras que muchos pensaban que la franquicia había llegado a su climax con God of War: Ascension, lanzada con mucha menos fanfarria que los juegos anteriores, no estaba claro a dónde podría ir Sony Santa Monica después.

Lo que estaba claro era que no podían seguir volviendo a lo mismo. El equipo ya había contado una historia en su totalidad, con principio, conflicto y un final realmente satisfactorio. En ese sentido, ¿a dónde vas después de haber matado a todos los dioses? Bueno, comienzas de nuevo.

Si bien sigue siendo Kratos en el papel central del juego, se nota el cambio y el pasar del tiempo. Más viejo y más sabio, aparentemente dejando atrás su pasado, o al menos intentándolo.

Desafortunadamente, la tragedia nunca se queda atrás. Mientras que el nuevo God of War nunca te da un vistazo de lo que pasa entre God of War 3 y el presente, el juego comienza con Kratos en luto por el fallecimiento de su esposa. Él y su hijo Atreus se preparan para un viaje con el fin de llevar las cenizas de su esposa al punto más alto de las tierras nórdicas.

El problema al que se enfrentan es que los dioses de este nuevo reino no aceptan amablemente a otro Dios que invade su territorio y harán todo lo posible para evitar que el padre y el hijo lleguen a su destino. Por supuesto, esta es una historia con muchos giros, personajes interesantes y grandes momentos que simplemente se podrán experimentar con el mando en la mano.

En términos más generales, God of War es un producto en el que Sony Santa Monica explora el personaje de Kratos en un nivel más profundo del que se ha tocado en juegos anteriores. Él es diferente en el nuevo God of War, es un padre, un maestro y un modelo a seguir. Es una historia sombría, con el objetivo principal de cumplir el último deseo de su esposa. Todo lo demás parece orbitar alrededor de esto. Y aunque eso pueda sonar como una descripción algo aburrida, la aventura es todo lo contrario.

God of War tiene increíbles picos de momentos llenos de acción y períodos más calmados y más reflexivos, con suficiente resolución para brindarnos satisfacción hasta el último momento. Lo que se ha hecho aquí en el aspecto narrativo es que God of War se sienta infinitamente más maduro y brindando así un panorama más amplio para los fans, contando una historia que los seguidores de God of War puedan apreciar y con la que otros pueden identificarse.

Mientras que los juegos anteriores se centraron en la fantasía de poder y la ira de Kratos, la incorporación de Atreus en el juego altera el tono narrativo de manera abismal, pero también con algunas implicaciones en el juego. God of War siempre ha sido sobre el combate, con Kratos unificado junto a sus armas y usando eventos de tiempo rápidos para lo que parecían grandes momentos cinematográficos en cada batalla.

Mucho ha cambiado aquí en el nuevo God of War. Hay menos eventos de tiempo rápidos. El combate tiene un ritmo más deliberado y hay mucha más exploración y resolución de acertijos. En casi todos los aspectos, el nuevo God of War ha sido retocado y modernizado, sin desviarse demasiado de los juegos anteriores para hacerlo irreconocible, pero no obstante, con cambios muy marcados en nuevas direcciones.

En el sistema de combate, Kratos ha cambiado sus espadas por un arma llamada Leviathan Axe. Lo usará en combinación con su escudo, puños y poderes de furia. Del mismo modo, también tiene a Atreus como apoyo, que es un compañero muy bien implementado por la IA al momento de pelear. Atreus se mueve alrededor del mundo, controlado por la computadora, pero es el jugador quien le dará las instrucciones para el ataque.

Poniendo todos esos elementos en conjunto, el resultado es un sistema de combate que se siente completamente diferente a los juegos anteriores. Desde el cambio en la cámara hay una distancia bastante grande en la apariencia y perspectiva del combate. Las batallas son más cercanas y personales, con Kratos necesitando estar bastante atento para saber cuando esquivar o bloquear a medida que se presentan las opciones. Todo ello en simultáneo al apoyo de Atreus para generar táctica y ventaja sobre el enemigo.

El Leviathan Axe es algo completamente diferente de otras armas que Kratos ha usado y realmente cambia el flujo del combate. Kratos puede manejar el hacha como arma cuerpo a cuerpo, o usar su función de proyectil. Puedes azotar el hacha contra los enemigos y luego recuperarla de nuevo. Es una mecánica innegablemente genial que otorga variedad en ataque.

Es sencillo de acostumbrarse y tiene la suficiente profundidad para adaptar cambios que te permitan ser más poderoso a lo largo del juego. Ya que al inicio no sientes mucho eso, ya que el combate también es algo que va madurando al transcurrir de tu aventura. Estas mismas armas que utilizan Kratos y Atreus para derribar a sus enemigos, las utilizan para navegar por el mundo, completar acertijos y obtener recompensas. El Leviathan Axe es ciertamente divertida para el ataque pero también se usa en muchos acertijos ambientales en el juego a través de su habilidad de congelación.

Del mismo modo, a medida que Atreus se fortalezca, también lo harán sus habilidades con el arco y la flecha. Aprenderá muchas que le permitirán ir a lugares que antes no eran accesibles. En ese sentido, el juego ya no es lineal, brindando elementos que fomentan la exploración.

No obstante, a pesar de lo divertido y desafiante del nuevo sistema de combate. Donde este juego se queda corto es en las batallas contra jefes. Claro, este nuevo God of War tiene un montón de grandes momentos, pero se sienten un poco menos impactantes que en los juegos anteriores. Lo que hemos llegado a esperar de la franquicia God of War es pelear contra jefes y enemigos masivos, y Sony Santa Monica hace algo de reciclaje aquí.

Esto puede deberse, en parte, a la introducción a este nuevo mundo, los dioses y los nuevos elementos que residen aquí. Ya que es preciso notar que este es una reintroducción y un primer capítulo de toda una saga que se ubicará en este mismo contexto. No obstante, los mini-jefes se sienten demasiado usados ​​y los encontrarás muchas veces durante todo el recorrido. Si bien tienen ataques, características y nombres únicos, todos se parecen un poco entre sí.

Aparte de los diversos ataques elementales, estas batallas terminan más o menos de la misma manera, con Kratos golpeando una losa de roca gigante sobre ellos para el golpe final. Con eventos de tiempo rápidos que son mucho menos frecuentes que los juegos anteriores. Con ello en mente, hubiera sido agradable ver un poco más de variedad entre ellos.

Lo bastante positivo aquí es que estos enemigos no son de una sola talla, tienen niveles y debilidades asociados a ellos, por lo que luchar con un solo enemigo de alto nivel puede ser toda una experiencia en que deberemos usar todo lo aprendido y los recursos que Kratos tiene a mano.

Es ahí en donde nos presentan el árbol de habilidades para mejorar el repertorio de Kratos y Atreus. Por un lado, Kratos puede nivelar sus armas, ataques de ira y ataques de escudo. Mientras que Atreus puede nivelar sus habilidades de ataque como un todo. Estos niveles están algo controlados por el sistema de botín del juego, en el que debes encontrar objetos que te permitirán nivelar tus armas.

En términos de exploración este juego de God of War nos brinda algo de una magnitud que no hemos visto en títulos anteriores. Constantemente buscarás tesoros que incluyen cosas como gemas que brindarán bonificaciones especiales a tus armas o armadura.

Cada área del juego tiene numerosos tesoros para cazar o rompecabezas ambientales que resolver, pero ya dependerá de ti cuánto o qué tan poco quieras salir de la ruta principal. Aún así, la exploración es una gran parte del juego, ya que conduce a recompensas que realmente llegamos a aprovechar.

Dos de los muchos personajes importantes en el juego que conocerás al principio son un par de hermanos Herreros que te crearán poderosas armaduras en varias categorías diferentes, Armadura de pecho, de muñeca, de cintura, Pommels y Talismanes. También podrás actualizar tu armadura existente o comprar nuevas piezas directamente.

Este es un sistema bastante profundo en comparación con los juegos anteriores de la franquicia y creo que se adaptan de manera perfecta ya que hace que quieras salir y explorar el mundo para encontrar nuevos equipos, gemas y otros elementos.

Esta profundización de los sistemas de equipamiento va de la mano con los elementos de un mundo semi-abierto. En God of War hay un centro llamado Lago de los Nueve que sirve como punto de partida para la mayoría de las aventuras, ya que es un lugar que tiene numerosos afluentes que se pueden explorar.

Durante el transcurso de la historia conocerás muchas de estas locaciones, pero hay muchas otras que no descubrirás a menos que explores un poco. La historia podría presentarte algunas de estas áreas, pero dado que las misiones son principalmente lineales, querrás regresar a estos diferentes reinos para descubrir algunos tesoros a los que no podías acceder antes.

Si esto no suena como el God of War que recuerdas, es porque realmente no lo es. Este es un nuevo God of War que presenta muchos elementos de juegos más modernos. Y esto no acaba aquí, ya que una vez terminado los créditos tienes la oportunidad de regresar una vez más para seguir desbloqueando objetos y encontrados secretos.

Donde God of War se siente bastante familiar es en su presentación. Este juego es una belleza absoluta en la PlayStation 4. El juego tiene un magnífico estilo artístico y presenta algunos de los mejores efectos visuales que aún no habíamos visto en la PlayStation 4.

God of War siempre ha tenido la virtud de representar momentos que nos dejan sin aliento. Al menos desde mi punto de vista. Este juego no tiene el mismo ritmo que los juegos anteriores, pero los grandes momentos aún están muy presentes. Y cuando lo son, son tan increíbles como siempre.

En su mayor parte, Sony Santa Monica ha tenido éxito. La dirección artística del juego es absolutamente brillante, y si bien hasta ahora han habido muchos juegos fantásticos en la PlayStation 4, esto es definitivamente lo mejor que tiene para ofrecer.

Para finalizar, creo que puedo asegurar que sería muy difícil imaginar que un fanático de God of War no pueda disfrutar de esta nueva propuesta. A pesar de que se han hecho cambios considerables, casi todos se sienten que fueron para mejor.

Este un juego mucho más grande y de mejor apariencia que cualquiera de los otros. El tono es un cambio bienvenido que nos muestra un lado de Kratos que no se había visto antes, en simultáneo que nos presenta en un mundo completamente nuevo. Kratos está de regreso y lo ha hecho de la mejor manera posible.

Good

  • Luce brillante
  • Excelente cambio en la narrativa
  • Sistema de combate
  • Sistema de mejoras
  • Personajes realmente memorables

Bad

  • Falta de variedad de enemigos, incluídos los jefes

Summary

Total y completamente recomendado. Si tienes una PS4 entonces esta es la mejor inversión que podrías hacer.
9

Sobresaliente

Lost Password