fbpx

Ghostbusters: The Video Game Remastered Review

Videojuegos
7.5

Bueno

El año en que se estrenó Ghostbusters (1984) yo recién había nacido por lo que, por obvias razones, no llegué a ver la película en el cine. Pasaron muchos años después para que finalmente pudiera verla a través de una copia en VHS. Lo que experimenté fue una mezcla de emociones de humor, emoción y efectos especiales, y para un niño de mi edad, un poco de temor también. Más tarde, como adulto, la película no ha perdido su encanto. Puedo apreciar cosas muy diferentes ahora que lo que hacía en tan temprana edad, pero aún así, cada vez que veo la película, me genera una emoción muy positiva.

También soy una de esas extrañas personas a las que les gustó el reboot femenino que se hizo de la película en el 2016, jamás lo vi como una blasfemia a la franquicia. Si bien no creo que sea perfecta, lejos de serla, pienso que todo el hate que se lanzó fue muy innecesario. Si hubo algo malo en la película, es que debió haber contado con mucho más de Kate McKinnon. ¡La actriz es encantadora! Una vez dicho todo esto, vayamos de lleno con la review de Ghostbusters: The Video Game Remastered.

La versión original del juego, desarrollada por la ahora desaparecida Terminal Reality, fue lanzada hace diez años con un éxito moderado. Se vendió bien y obtuvo buenas críticas. ¿Y por qué no? Se basó principalmente en un guión no utilizado para una tercera película de la franquicia y fue escrita por los propios creadores y actores Dan Aykroyd y Harold Ramis, con la participación de todos los actores originales (sin contar con Sigourney Weaver y Rick Moranis) que volvieron a dar voz a sus icónicos roles. Con todo lo incluido, el juego de lejos fue considerado un verdadero Ghostbusters 3. Sin embargo, diez años es mucho tiempo en la evolución de los videojuegos. ¿Cómo un juego desenfadado sobre la captura de fantasmas, sin violencia física, puede hacer frente a un mundo en el que los cínicos y sangrientos disparos son el marco más utilizado para el ‘entretenimiento’?

Ghostbusters: The Video Game Remastered tiene lugar en 1991, dos años después de los acontecimientos de la segunda película. Al equipo le está yendo bien y están planeando expandir su negocio. Ahí es donde tú, el jugador, entra en escena al asumir el papel de un interno que intentará probarse a sí mismo ante tremendas leyendas. Después de un corto recorrido por lo básico en el sótano del cuartel general, una llamada los advertirá de que algo extraño está sucediendo en el hotel Sedgewick (otra vez).

Una cadena de eventos paranormales se pone en marcha cuando el equipo entra en acción y siguen las pistas a través de la ciudad de Nueva York. El juego es un verdadero regreso y evocación a las primeras películas, ya que toma personajes, fantasmas y eventos anteriores de manera bastante inteligente, además que profundiza en la historia detrás de ellos. Ray y Egon, como es lo usual, intercambian de menera entusiasta teorías sobre el fenómeno paranormal, mientras Venkman se enamora de una bella damisela que parece estar, sospechosamente, en el centro de la astuta trama.

El juego se desarrolla desde una perspectiva en tercera persona, mientras tú, el quinto Cazafantasmas, sigue de cerca al grupo por las ciudad neoyorquina y las dimensiones paralelas por igual, con un equipo de Protones en tu espalda listo para encender diferentes rayos para atrapar y succionar a diferentes fantasmas hostiles. El equipo de protones tiene cuatro funciones principales. Un clásico chorro de rayos tambalean a los fantasmas y te permiten capturarlos cuando logras cansarlos. Un haz de estasis de color azul y explosiones pueden desintegrar fantasmas que no pueden ser capturados en absoluto.

El colisionador de mesones de color amarillo y el acelerador de pulso son usados para los enemigos más grandes, pero la herramienta de juego más emocionante es el ‘Slime Blower’. La mayoría de los equipos pueden ser mejorados con el dinero que ganes con el éxito de tu lucha contra los fantasmas. Y luego está el famoso medidor PKE, utilizado para escanear el entorno en busca de artefactos ocultos y divertidos, además que ayuda a inspeccionar a los enemigos y exponer sus debilidades.

Ray, Egon, Peter y Winston te acompañarán la mayor parte del tiempo, pero a veces, la historia te empareja con sólo uno de ellos o te hace enfrentarte a los peligros tú solo. Un compañero caído debe ser revivido en poco tiempo y deberás esperar que ellos hagan lo mismo cuando te ves imposibilitado ante la amenaza fantasma. Cuando resplandores de efectos especiales ilumina el cielo mientras los rayos zigzaguean por todas partes y varios enemigos se ciernen sobre el lugar, el juego puede estropearse un poco. Sin embargo, capta perfectamente lo divertido y caótico que debe ser atrapar fantasmas como se ve en las películas. En ese sentido, creo que el título logra capturar muy bien todos esos detalles.

Es posible que el diseño de los niveles no siempre cumpla con los requisitos actuales de realismo y, a menudo, es bastante lineal en su naturaleza. Algo interesante es que los entornos sucumben ante tu arsenal, ya que las diferentes rayos pueden realizar varios destrozos, dejando a su paso elementos destruidos. Cabe señalar que hay una cierta molestia que se remonta a la versión original. El juego no indica de ninguna manera cuando un punto de control es guardado, lo que es particularmente desconcertante cuando estás pasando un mal rato durante algunas de la secuencias más trabajosas del juego. Hablando de ellas, el último nivel tiene un par de momentos en las que la suerte tiene un papel mucho más relevante que la habilidad.

Ghostbusters: The Video Game Remastered no es tanto un remaster, sino que más pareciese un port HD, pero debo señalar que eso es suficiente. Una resolución más alta en comparación con la versión original ayuda a resaltar todos los meticulosos y deliciosos detalles del escenario que no se podía ver hace diez años atrás en Xbox 360 y PS3. Algunas de las escenas están curiosamente colocadas nuevamente sin cambio alguno, mientras que otras se desarrollan en tiempo real, y si bien aportan un poco de desnivel a la narración, al final no distraen demasiado.

El guión es divertido, el reparto da actuaciones sublimes (incluso Bill Murray) y se convierten en versiones ligeramente caricaturizadas de sí mismos en lugar de una imagen estricta. Esto le otorga al juego una apariencia agradable y atemporal. Este remaster omite la función multijugador de la versión original, pero a mí personalmente me da igual. Yo juego este tipo de títulos para una experiencia de un solo jugador de todos modos.

Ghostbusters: The Video Game Remastered aboga por una cierta inocencia que se pierde en el clima de los juegos actuales. Con demasiada frecuencia, los juegos actuales tratan mucho con tonos sombríos y carentes completamente de alegría. Si te gustan los Cazafantasmas, definitivamente te encantará el juego. Si no, no lo juegues, tan simple como eso.

Tuve un gran momento enfrentándome a lo paranormal, el cual una vez más amenazaba a la buena gente de Nueva York. Para mí y para mi generación, el tema de los Cazafantasmas representa respetuosamente un vuelo de regreso a la niñez. Pero aquí está la trampa. No es un boleto de nostalgia de ida al mundo pasado, sino a un juego divertido que se sostiene bien hoy en día con su entretenida jugabilidad, sus brillantes y característicos visuales y su divertida narrativa.

Esta reseña fue escrita luego de jugar una copia digital de Ghostbusters: The Video Game Remastered para PlayStation 4 brindado por Saber Interactive.

Good

  • El juego es realmente divertido y se sostiene bastante bien a pesar de haber pasado casi 10 años desde el juego original
  • La historia presenta una narrativa muy bien construida realizada por los escritores originales de las películas
  • La esencia de la franquicia se encuentra presente con mucho humor y personalidad que se respalda de los visuales y de las actuaciones de voz
  • La mecánica de disparos es sólida y bastante interesante cuando mezclas a fantasmas que necesitan distintos tipos de ataque

Bad

  • El juego es bastante corto
  • Creo que podrían haberse adaptado algunos cambios para mejorar la calidad de vida del juego
  • Si bien los elementos de disparo son buenos, creo que hay algunos elementos que demuestran la vejez del juego

Summary

Realmente nostálgico, Ghostbusters: The Video Game Remastered es una experiencia que fue increíble hace 10 años y aún puede dar la lucha para mantenerse vigente. Aunque algunos cambios hubieran sido precisos para que siga siendo una opción sólida.
7.5

Bueno

Lost Password