fbpx

¿Fue Resident Evil 4 el último gran título de la franquicia?

Artículos Noticias
¿Fue Resident Evil 4 el último gran título de la franquicia?

Resident Evil es una de las sagas que nos ha acompañado desde hace mucho tiempo. Lamentablemente su longevidad no es, necesariamente, garantía de la calidad en todos los títulos que la conforman. Como con muchas otras franquicias, la diversidad de juegos que la constituyen demuestran un desgaste tanto en temas de historia y hasta en jugabilidad, llegando a desvirtuarse y alejarse bastante de su concepto original (¿Assassin’s Creed?).

Y sí, Resident Evil tuvo un gran comienzo que llegó a un pico, y luego tuvo ciertas caídas que han dejado en muy mala forma a la saga de Capcom. Lo interesante de esto es que la compañía aún no ha buscado el reboot, decisión con la que yo estoy de acuerdo ya que la saga está compuesta por muchos personajes tan interesantes que aún hay muchas historias por contar.

Con un remake de por medio, otro en planeación, títulos spin-offs que han probado ser más sólidos que los últimos juegos principales y algunas vergüenzas ajenas (cof! cof! Operation Raccon City cof! cof!), la franquicia demostró que uno de sus mayores aciertos fueron los cambios en las mecánicas que trajo Resident Evil 4. Cambios que lograron revitalizar la marca y demostraron ser la evolución natural de este (y muchos) juegos de terror.

Es así que en esta ocasión nos toca darle un nuevo vistazo a lo que fue el primer título que decidió dejar atrás a los zombies y enfocarse en un nuevo enemigo que supo explotar muy bien las capacidades de las consolas de su generación.

 

El regreso de Leon

El juego nos transporta a 6 años después de los eventos ocurridos en Raccoon City (Resident Evil 2), lapso en el cual el ex policía novato Leon S. Kennedy pasó a pertenecer a las fuerzas especiales del gobierno de Estados Unidos. Y no solo eso, se le ha asignado adentrarse a una zona europea con la intención de rescatar a la hija del presidente.

Desde ya, con esa sinopsis, uno se percata que Leon no es el mismo personaje que conocimos en RE2. El juego nos vende a una máquina entrenada y especilizada en cumplir misiones de alto riesgo y tan importantes que involucran a la misma hija del presidente. En ese sentido debo asumir que el gobierno tiene bastante fe de las habilidades de nuestro protagonista para enviarlo completamente solo.

resident-evil-4-WALLPAPERS-resident-evil-4-33549706-1600-1200

Prueba de ello serán las distintas mecánicas adaptadas a este título. Haciendo uso de la nueva potencia de las consola de su generación, se implementaron muchos movimientos melee de combate cuerpo a cuerpo, como los puñetes y las patadas acrobáticas que podíamos ejercer sobre los enemigos.

Estos cambios en el personaje no solo contribuyeron con darle una presencia más sólida a Leon, sino que también sirvieron parar darle paso a la re-estructuración que sufrió el juego. Ya que era evidente que estábamos navegando por aguas nuevas y todo lo que sabíamos de Resident Evil, hasta ese momento, no nos serviría de nada para este nuevo juego.

 

¿En verdad esto es Resident Evil?

Esa fue la pregunta que me hice la primera vez que me adentré al mundo de RE4. A pesar de encontrar algunos elementos familiares, el título era algo completamente novedoso. En realidad yo no sabía que esperar, venía de jugar los anteriores cuyas bases se ejercían bajo la misma mecánica y, de repente, todo cambió.

La cámara situada sobre el hombro derecho del personaje principal permitía otorgarnos una nueva perspectiva de juego. Esta nos hacía más partícipes de todo lo que ocurría en pantalla. En ese sentido, facilitaba el observar y experimentar los sucesos del juego casi casi en primera persona. Este cambio fue el responsable de que los elementos terroríficos del juego se sintieran con mayor intensidad ya que ahora podías ver los ataques desde tu perspectiva.

2348649-resident_evil_4_opening_shot

No obstante, esto también permitió que el juego se vuelva más lineal y que se pierda, en alguna medida, la exploración. Por tanto, los puzzles dejaron de ser un plato fuerte en esta entrega, ya que a pesar de contar con algunos cuantos, las soluciones a ellos eran algo casi inmediato.

Se entiende que la linealidad del juego se basó en los nuevos elementos de acción con la que el título trató de sorprender (y sorprendió). Es así que ahora teníamos una modalidad de juego mucho más rápida que permitía adaptar un re-definido sistema de combate con armas.

 

Armas con mira láser

Cualquier fanático de la saga sabe que siempre deberemos esperar de un gran arsenal de armas que incentiven buscar la mayor cantidad de headshots. Y RE4 no se queda atrás, la variedad es uno de los puntos fuertes en el juego, ya que no solo saciaba nuestras ansias por arremeter contra los enemigos, sino que facilitaban la estrategia. Acuérdate que cada arma tenía una función distinta, desde snipers, ametralladoras, pistolas, magnums y otras armas especiales que estaban a tu disposición para que las utilices en la manera más conveniente posible.

Pero el punto innovador llegó con la adaptación de miras láser a todas las armas. Mecánica que facilitó una mayor precisión al momento de disparar y, asimismo, mayor estrategia de ataque. Por tanto, ahora podíamos tomar ventaja de disparar en ciertas zonas del cuerpo del enemigo con la intención de propinar un ataque físico inmediatamente después.

Ahora, el juego añadió un sistema de compra y venta para conseguir más cosas a medida que vayamos avanzando en nuestro recorrido y no solo eso, sino que también propuso un sistema de mejoras a nuestro arsenal bélico.

Yo soy un gran fanático de los upgrades, en distintos juegos he disfrutado de todas las veces en las que he podido llevar mis armas hasta su máximo nivel de poder, alcance y municiones. Ya que, en muchos sentidos, cambia el modo de juego dependiendo del tipo y el nivel del arma que uses. No será lo mismo atacar con una pistola recién obtenida en comparación a la misma pistola habiendo sido mejorada al máximo. El ataque será bastante distinto y hasta mucho más gratificante.

Y eso que este título no escatima con los distintos enemigos que encontraremos en nuestro recorrido.

 

OK, no hay zombies, pero los Ganados son formidables

Recuerdo que la primera vez que vi el trailer de RE4 un amigo comentó “No tiene sentido si ya no existen zombies”. Bueno, en parte puede tener razón, pero también considero que estancarse en lo mismo llega a cansar. La idea no es caer en lo repetitivo de la fórmula, sino darle chance a evolucionar, PERO, sin dejar de lado la esencia que le dio forma en un inicio.

En ese sentido creo que RE4 es la amalgama perfecta de esas dos vertientes. Es decir, logra adaptar todo un nuevo sistema, pero sin perder la esencia terrorífica que la hizo tan conocida y con la que se ganó a millones de fanáticos. Este es un título que logra manejar muy bien el balance entre acción, terror y suspenso.

Y podemos agradecerle eso a muchos puntos, entre ellos los formidables enemigos que nos harán frente en la aventura. Siendo el Nintendo Gamecube (primera consola en la que apareció RE4) un sistema bastante potente en comparación a las consolas de la generación anterior, es ilógico no pensar en sacarle el juego a todo lo que nos podía ofrecer. Este nuevo sistema no solo podía presentarnos nuevos enemigos con mejores diseños, sino que les otorgaba cierto nivel de inteligencia artificial para que representen un verdadero reto para nosotros.

ss_a135a701db01338704482c144e0b8d601b489571.1920x1080-(1)

Teniendo en cuenta eso, los Ganados podían ejercer trabajo grupal y en coordinación para ser más letales. Y, por un tema de lógica, estos detalles no podían ser compartidos por los habituales zombies de la generación pasada. El nuevo sistema podía mucho más, entonces nos entregó mucho más y fue genial.

También es importante mencionar la grata cantidad de monstruos que encontraremos. Todos amenazantes y capaces de eliminarte con pocos ataques. Probablemente va a ser algo complicado nombrar a todos, pero de todas maneras mencionaré a muchos de ellos que han quedado perennes en mis recuerdos.

Los Novistador eran estas especies de cucarachas que podían volverse invisibles, las encontrabas en el alcantarillado del castillo de Ramon Salazar. Se les reconocía fácilmente por el ruido que hacían al acercarse, si no tenías cuidado podían cogerte y escupirte ácido que terminaba en segundos con tu vida. Siguiendo en la línea del castillo, el guardaespalda de Salazar fue un sub jefe que me costó bastante eliminar la primera vez. Probablemente lo que más me asustaba de él era su agilidad. Finalmente, el mismo Ramon Salazar terminó mutando en una bestia con un diseño bastante bueno y su lucha es más que entretenida.

1280x720-nUe

En un laboratorio encontrarás a los “Regeneradores” que a pesar de llenarlos de balas continuaban regenerándose una y otra vez. El truco con ellos era destruir los parásitos alojados en distintas zonas de sus cuerpos. Vale recordar la música tenebrosa que acompañaba su aparición. Al entrar en algún cuarto y empezar a escuchar su tema musical sabías lo que te esperaba.

En una de las últimas secciones del juego deberás enfrentarte a dos “El Gigante” que te perseguirán por todo un cuarto cerrado. A mí me costó mucho esta pelea porque le siguió, casi inmediatamente a la pelea en contra del U8. Esta bestia gigante que te perseguirá sobre unas plataformas suspendidas en el aire. Difícil pelea.

El Dr. Salvador aquel que podía decapitarte con su sierra fue otro de los enemigos que podían causar un gran nivel de estrés. No obstante, debo aceptar que las Chainsaw Sister, eran quienes sí podían llegar a asustarme. Estas eran dos hermanas cuyas caras se encontraban vendadas y poseían, cada una, una motosierra. Lo peor de ellas eran sus estrepitosos gritos constantes y sus ataques ya que podías esquivar a una pero la otra ya estaba lista para darte el golpe de gracia. ¡Grandes enemigos!

dr__salvador_by_nomnom09-d4rdbua

Krauser fue otro de los grandes elementos y un gran rival y villano. Lo interesante fue que llegaron a darle una gran contextualización presentándolo como un ex-compañero de Leon. El personaje fue tan bien recibido que luego pudimos ver la precuela de su historia durante Residen Evil: The Darkside Chronicles.

Lamentablemente, RE4 sufre del complejo Wesker. Hasta ahora estoy más que convencido que la franquicia no ha tenido un mejor villano que él. Y su aparición en el título le roba protagonismo a Saddler, el jefe final. Si bien, finalmente la batalla contra Saddler resultó ser bastante entretenida, él queda como uno de los villanos más, sin darle mayor importancia y eso que su nombre lo llegamos a escuchar alrededor de toda la campaña y sus retratos también.

 

Otros elementos terroríficos

Este título de Capcom se respalda mucho de los ambientes lúgubres con los cuales se adornan los escenarios. Desde bosques tenebrosos que te llevan por un sendero hacia villas tétricas y olvidadas por el tiempo. Y todo ello se nota, con pobladores aletargados cumpliendo con sus funciones cotidianas.

Sin dudas el ambiente es triste, pero que luego le da la bienvenida al terror en el momento en que empiezan las persecuciones y el frenesí. Es como si de repente todo cobrara vida y deberemos resguardarnos en estas casas, castillos y otras edificaciones que encontraremos en nuestro andar.

resident_evil4_remake_village_for_4096_1862_by_bowu-d78ks05

A pesar que RE0 ya había impuesto los códigos para los juegos co-operativos, RE4 también lo hace pero a su manera. En lugar de tener a alguien apoyándome, deberemos cumplir con el rol de guardianes de Ashley Graham, la hija del presidente. Ella nos seguirá por muchas de las secciones del juego y será nuestro deber también preocuparnos por ella. Es decir, no solo deberemos estar atentos a no morir, sino también resguardar la vida de Ashley.

Puede sonar frustrante, sí, pero definitivamente hace que el riesgo aumente en el juego. Asimismo, no existe opción de autoguardado, algo que se ha hecho muy común ahora. Por tanto, si no grabaste antes de morir tendrás que decirle adiós a todo lo avanzado hasta ese momento. Y ese es uno de los mayores temores y fuente de ansiedad en cualquier juego.

 

Una gran cantidad de extras sin costo alguno

Probablemente muchas personas de las actuales generaciones no lo sepan, pero antes no se pagaba por contenidos adicionales al juego. Un gran ejemplo de ello es RE4. Luego de acabada la campaña principal podíamos iniciar otra con Ada Wong “Separate Ways” y revivir todo el juego, pero desde la perspectiva de la conocida espía. Lo cual era bastante interesante puesto que ayudaba a cerrar algunos puntos que habían quedado algo confusos durante la partida principal.

En “Assigment Ada” volvíamos a utilizar a Ada Wong pero con la finalidad de recuperar distintas muestras del virus “Las Plagas” en la isla. Y por si eso fuera poco el regreso de “Los Mercenarios” junto a Hunk y su “neck braker” fue la cereza final. Ah, y no olvidar que el juego te proporcionaba distintos skins y armas especiales si conseguías ciertos requerimientos en todos los juegos extras.

2202142-hunk

Es increíble pensar como todos estos elementos ayudan a construir la fantasía de un gran juego lleno de sorpresas que premiaba tu esfuerzo con muchas cosas, en lugar de cobrarte como se hace ahora.

 

Ideas finales

Sin lugar a dudas Resident Evil 4 es un gran juego, no por nada, junto a RE2 son mis favoritos de la saga. Y no podría estar más de acuerdo con los cambios realizados a la franquicia para mantenerla joven y fresca. Asimismo, aprovechar de todas las ventajas que podía otorgar la tecnología de aquel entonces fue, sin dudas, la decisión correcta.

Lastimosamente, RE4 fue tanto que eclipsó a lo que vendría después. En mi opinión RE5 es un calco tal cual de su predecesor, con una guía de secuencias muy similares y enemigos con el mismo sistema de ataque. Es practicamente el mismo juego pero en HD. Hasta ahora me pregunto si esa decisión fue por miedo de lanzarse a intentar algo más o es que pensaron que la fórmula les había funcionado tan bien que quisieron repetirla tal cual.

Luego RE6 pensó que había aprendido de sus errores pero terminó siendo mucho peor. Con un juego centrado netamente en la acción que se llegó a desvirtuar y perdió todo elemento de balance que presentó RE4.

No obstante, es bueno ver que títulos como los de la saga Revelations sí intentan amistarse con los elementos que hicieron famosa a la franquicia. Y presentarnos juegos más mesurados y balanceados. En ese sentido, no me cabe duda que hay aún hay mucha esperanza para la saga, que si bien se ha tropezado, no creo ni siento que haya caído del todo.

Pronto tendremos un remake de Resident Evil 2, sin contar los rumores de la próxima RE7. Solo esperemos que, ahora sí, Capcom haya aprendido.

 

También te podría interesar:

Director Editorial | Analista de la industria de los videojuegos y el entretenimiento | Psicólogo Clínico | Músico amateur, geek, cinéfilo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Lost Password