fbpx

El Depredador: Te explicamos el final de la película

Artículos Cine y tv Noticias
El Depredador: Te explicamos el final de la película

El siguiente artículo podría contener spoilers de la película.

Después del final de El Depredador, parece que el cazador está a punto de convertirse en el cazado. Durante más de tres décadas, los mortales cazadores (conocidos como Yautja) han estado en la búsqueda de algunos de los guerreros más poderosos de la Tierra, cazándolos en junglas, ciudades y transportándolos a reservas espaciales. Ahora, sin embargo, llevaremos la lucha a ellos gracias a la presentación del Predator Killer.

La película, El Depredador, nos presenta a un grupo de soldados dados de baja y mentalmente inestables llamados los Looneys, quienes cruzaran camino con un clásico Depresador y más tarde con el Depredador Definitivo, un híbrido que los perseguirá durante todo el metraje fílmico.

En el transcurso de la película, Quinn McKenna (Boyd Holbrook) y sus nuevos camaradas descubren que los Depredadores definitivos planean tomar nuestro planeta, pero para poder defendernos de ellos, uno de los Depredadores clásicos llega a la Tierra con el fin de entregarnos un obsequio con el que podremos defendernos. Trabajando en conjunto, y con la ayuda del hijo de Quinn, Rory (Jacob Tremblay), los Loonies son capaces de vencer al Depredador Definitivo.

A lo largo de El Depredador, el misterio permanente es conocer acerca del “regalo para la humanidad”. Esto se convertirá en algo que todas las partes, los Loonies, el Depredador, el gobierno y el Depredador Definitivo están buscando, incluso si no saben muy bien qué es. Algo que finalmente se revela en la escena final. Pero primero, ¿qué está pasando exactamente con los depredadores en guerra?

Al principio, parecía que la mayor contribución de El Depredador a la mitología iba a ser la idea de la hibridación. Los depredadores habían buscado mejorarse gracias al ADN humano, dando como resultado al Depredador Supremo.

Sin embargo, toda la hibridación es solo un punto de entrada a lo que realmente está sucediendo. Más tarde se revela que los depredadores no son solo cazadores deportivos, como Casey alega, sino que están tratando de mejorarse con cada cacería. El arrancar la espina dorsal de una presa derribada no se trata solo de los cráneos (aunque los trofeos son parte de la cultura) sino de obtener ADN a través del fluido espinal para ayudarse a sí mismos.

Cazar con éxito una especie le otorga al Depredador las habilidades de esa especie. Parece que las cosas se han acelerado en los últimos años, con una selección genética artificial que llevo a la aparición del Depredador Definitivo.

Y a medida que el cambio climático calienta la Tierra y amenaza con exterminar a la humanidad, los depredadores están cazando más a menudo en un intento de obtener la mayor cantidad de ADN posible de los sobrevivientes antes de que nos extingamos, con el plan a largo plazo de reclamar el planeta para sí mismos. Esencialmente, la caza es parte de una gran trama de invasión alienígena.

Sin embargo, no todos los Depredadores están de acuerdo con esto, lo que lleva a las múltiples facciones que se ven en la película, y al esperado Predator Killer.

En la escena final de El Depredador, Quinn y Rory son llevados a una base secreta donde van a ayudar a descubrir más verdades sobre los invasores. Se les muestra “el regalo” el que al abrirse Rory traduce como el “Predator Killer”. Se revela que es una especie de brazalete similar a los que parecen usados ​​por los Depredadores.

Sin embargo, este no está diseñado para los alienígenas sino para los humanos. Al ponérselo se forma una armadura similar a los de los Depredadores pero del tamaño de un humano. Algo muy similar a la armadura nanotecnológica de Iron Man en Avengers: Infinity War.

Esta armadura es de un elegante color plateado con penetrantes ojos rojos, y una construcción considerablemente más esbelta que la del Depredador estándar. En términos de armas y habilidades, vemos que el Predator Killer tiene el clásico camuflage y, desde los múltiples puntos de rastreo, hasta varios cánones de plasma.

En definitiva, una secuela suena desde ya muy interesante.

 

Director Editorial. Psicólogo clínico. Gamer, geek, músico amateur, mind reader y amante de las películas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Lost Password